Sabiduría de Dios Equipando al pueblo de Dios con entendimiento

Declaración de Creencia

D

Después de leer esta Declaración de Creencia lentamente, luego continúe leyendo los estudios bíblicos en este sitio web, ya que elaboran cada una de las declaraciones hechas aquí proporcionando escrituras y explicaciones.

La Toráh de Moisés, que es la Ley de Dios, no ha sido abolida, por lo tanto “no piensen que he venido a abolir la Toráh”. La “Toráh” son los primeros 5 libros de la Biblia. Que son Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Casi todos en el mundo tienen una copia de ella en sus Biblias. Es una ley con muchos mandamientos que definen el bien y el mal. La palabra hebrea para “mandamiento” es “mitzvah”, y la palabra plural es “mitzvot”. Esos mandamientos vinieron de Dios, según lo que Moisés escuchó dicho por Dios en el Monte Sinaí. Por eso también es llamado la “Ley de Dios”. Porque esta ley verdaderamente vino de Dios. Son las palabras y mandamientos del Dios vivo y verdadero, dados a través de Moisés, para Israel, y también para el mundo entero. Como está escrito, “ahora bien, sabemos que cuanto dice la Toráh, lo dice a los que están bajo la Toráh, para que toda boca se calle y todo el mundo sea hecho responsable ante Dios”. El mundo entero ha sido engañado en creer una gran mentira de que la Toráh de Moisés ya ha sido completamente cumplida y que ya no hay que obedecerla. Esto es “falta de Toráh”, que también es llamado “iniquidad”. La falta de Toráh es peor que la incredulidad, porque alguien que mata y dice, “yo creo en Yeshua”, es peor que un hombre que no mata, pero simplemente es incrédulo y no cree en Yeshua. La falta de Toráh descarta todos los mandamientos de Dios, y será castigada con más severidad que la mera incredulidad. Es por eso que más ira ha sido designado para las naciones gentiles sin Toráh en la segunda venida de Yeshua, que para los judíos incrédulos en la tierra de Israel que al menos tienen la Toráh. Porque las naciones gentiles sin Toráh sufrirán las 7 plagas del Apocalipsis, mientras que los judíos incrédulos en la tierra de Israel simplemente serán pisoteados en Tishri 10, 5 días antes de que el mundo se vea azotado por las plagas en Tishri 15. Sin embargo, el resultado final de la falta de Toráh y la incredulidad es lo mismo, que es el lago de lava. Yeshua HaMashiaj comenzó a cumplir la Toráh de Dios en su primera venida, que incluía cumplir sus tiempos designados, no solo cumplir mandamientos como “no matarás” y “no robarás”. Los tiempos designados de la Toráh de la primavera se relacionan con su primera venida. Y los tiempos designados del otoño se relacionan con su segunda venida. Yeshua cumplió la Pascua de la Toráh al convertirse en el sacrificio literal que tenía que ser matado en Nisan 14. Él cumplió los primeros frutos de la cebada de la Toráh con su resurrección 3 días y 3 noches después. Lo cual es cuando se convirtió en los primeros frutos de los muertos para recibir el nuevo cuerpo inmortal. Él cumplió el Pentecostés de la Toráh enviando su unción a sus discípulos 50 días después de su resurrección. En su segunda venida, primero cumplirá el tiempo designado de las trompetas de la Toráh en Tishri 1, qué son las 7 trompetas del Apocalipsis. Luego cumplirá el Día de Expiación de la Toráh en Tishri 10, qué es la reunión del pueblo de Dios. Que comúnmente es llamado el “rapto”. Luego él cumplirá el Banquete de los Tabernáculos de la Toráh en Tishri 15, qué son los 7 tazones de ira del Apocalipsis, que son 7 plagas. Luego, el último tiempo designado de la Toráh que Yeshua HaMashiaj cumplirá es el shabbath del séptimo día de la Toráh, que es el shabbath milenario de esta tierra. Lo cual es su reinado de 1.000 años en esta tierra. Porque son los últimos 1.000 años del total de 7.000 años designados para la existencia de esta tierra. Después de que termine el shabbath milenario, que es cuando este cielo y esta tierra dejarán de existir, entonces toda la Toráh será cumplida por Yeshua. Por eso dijo, “hasta que el cielo y la tierra pasen, ni una jota ni una tilde pasará de la Toráh, hasta que todo se cumpla”. La Toráh de Moisés también será la ley que Yeshua usará para reinar la tierra, por eso está escrito, “del Monte Sión saldrá la Toráh”. Y es por eso que la Toráh de Moisés no ha sido abolida, ni ha sido cumplida por completo, todavía. Y la Toráh también revela todo lo que es pecado, a través de sus mandamientos. Y esa es también la razón porque una Toráh que revela todo lo que es pecado todavía es necesaria, porque el pecado todavía existe actualmente en la tierra en gran cantidad. Y continuará existiendo en menor cantidad bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, hasta que esta tierra finalmente pase. Y luego el pecado también dejará de existir. Y una vez que esta tierra desaparezca, la Toráh del pecado también pasará, porque una Toráh del pecado y la muerte ya no será necesaria en un cielo nuevo y una tierra nueva donde el pecado y la muerte ya no existirán. Y debido a todo esto es por qué Pablo llama a la Toráh “la expresión misma del conocimiento y la verdad”, porque la Toráh es de hecho la fundación del conocimiento de Dios y la fundación de la verdad y el conocimiento de nuestros orígenes y el “conocimiento del pecado” y la fundación del Nuevo Testamento y el conocimiento del calendario de Dios y el conocimiento de los tiempos designados de esta tierra. Sin el conocimiento y el entendimiento de la Toráh de Moisés, un hombre simplemente está ciego y en oscuridad. “Sin Toráh”. Mateo 5:17, Mateo 5:19, Romanos 7:7, Romanos 3:20, Romanos 2:18-20, Salmo 19:7, Nehemías 9:13, Salmo 103:6-7, Romanos 3:19, Eclesiastés 12:13-14, Deuteronomio 6:25, Mateo 5:18, Lucas 16:17, Salmo 119: 1, Salmo 1:1-2, Salmo 18: 22-25, Isaías 26: 8-12, 2 Crónicas 35:12, 2 Crónicas 34:14, Deuteronomio 29:21, 2 Crónicas 34:30, Lucas 2:23, Romanos 7:22, Mateo 22:36, Éxodo 12:49, Lucas 24:44.

La obligación de toda la humanidad es la obediencia a los mandamientos de Dios. Que se encuentran en la Toráh de Moisés. Es por eso que el autor de Eclesiastés concluyó con esta verdad muy básica e importante, “el final del asunto, escucha, teme a Dios y guarda sus mandamientos, porque este es el deber de la humanidad”. Y es precisamente por la desobediencia al mandamiento original de Dios dado a la humanidad, “no comerás del árbol del conocimiento del bien y del mal”, que el mundo entero ha sido azotado con enfermedades, llantos, dolor y muerte. Los problemas de toda la humanidad comenzaron con la desobediencia al mandamiento de Dios. Y es por eso que la vida o la muerte verdaderamente dependen de dos cosas, la obediencia o la desobediencia, a los mandamientos de Dios. Y es por eso que según la Toráh, cualquiera que desobedezca un mandamiento de Dios merece morir. Como está escrito, “el alma que peque morirá”. Verdaderamente “el hombre no vivirá solo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de Dios”. Lo cual es la razón porque todos tenemos que bajarnos y empezar a obedecer los mandamientos de Dios y buscar la misericordia y el perdón de Dios, para no darnos la muerte que merecemos, porque todos hemos desobedecido los mandamientos de Dios. Y si seguimos desobedeciendo, solo cosecharemos la segunda y absoluta muerte en el juicio final. Que es la destrucción total del cuerpo y el alma. Lo cual es la verdadera muerte, el cesamiento de existencia permanentemente. Si un hombre valora su propia existencia y vida, tiene que obedecer los mandamientos de Dios. Por eso “un hombre sabio recibe mandamientos, pero un tonto hablador llega a su ruina”. Porque todo en la creación, incluso nuestros propios cuerpos, pertenecen a Dios, porque él es el creador. Por lo tanto, tiene todo el derecho de ordenarnos a hacer o no hacer cualquier cosa, porque esta es su creación. Él es el Amo. Él es Dios. Él es el creador. Y nosotros somos la creación. Por eso tenemos que obedecer a Dios, como un siervo obedece a su amo, o como un niño obedece a su padre. Tenemos que entender nuestra posición menor que Dios, y nuestra necesidad de obedecerlo, porque nuestras vidas también dependen de él. Y así como nos creó, también puede destruirnos. Es por eso que también tenemos que tenerle miedo, como un hombre le tendría miedo a un león, que fácilmente puede devorarlo. Y Dios es mayor y mucho más poderoso que un león, porque cada célula de nuestro cuerpo fue hecho por él. Él ha medido cada grano de arena en la tierra. Y ha creado cada estrella en los cielos cuyo número no conocemos. Es un Dios grande y poderoso, digno de ser admirado, respetado, temido, honrado, y obedecido por nosotros. Y todo lo que Dios ordena es bueno y justo. Y él quiere que seamos felices y que disfrutemos todo lo que ha creado y que tengamos placer, pero dentro de los parámetros que ha establecido con sus mandamientos, que traen orden, armonía y equilibrio a su creación. Y por eso buscar la misericordia y el perdón de Dios sin obedecer sus mandamientos es tan inútil como un ladrón que pide perdón con lágrimas, pero sigue robando una y otra vez, continuamente trayendo desorden y desarmonía en la creación de Dios. Porque Dios quiere obediencia a sus mandamientos, que ha emitido a su creación para el orden, la armonía y el equilibrio de su propia creación. Para ser perdonado, primero tenemos que obedecer, y dejar de desobedecer. En el juicio final de Dios no terminará bien para ese ladrón que nunca dejó de robar. Y fue debido a la desobediencia a los mandamientos de Dios que el mundo fue destruido anteriormente por una gran inundación. Y será a causa de la desobediencia a los mandamientos de Dios que el mundo será nuevamente destruido en la segunda venida de Yeshua. Es por eso que está escrito, “el Amo destruirá la tierra y la devastará, porque han pasado por alto la Toráh, por lo tanto, una maldición consume la tierra, y su gente debe asumir su culpa, y los habitantes de la tierra serán quemados, y quedarán muy pocos”. Y también, “escucha, oh tierra, he aquí, estoy trayendo un mal sobre este pueblo, porque no han escuchado mis palabras y han rechazado mi Toráh”. Y también, “cuando el Amo Yeshua sea revelado desde el cielo con sus poderosos ángeles, infligiendo venganza sobre aquellos que no conocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Amo Yeshua”. Si el mundo simplemente decidiera obedecer antes del regreso de Yeshua, la destrucción asociada con su regreso verdaderamente no sucedería. De la misma manera que Nínive fue soltado de la destrucción que le fue decretada, porque creyeron y se bajaron y obedecieron. Sin embargo, esto no es lo que está predestinado que sucederá con el mundo. Y será debido a la incredulidad y la continua desobediencia y rehusarse a dejar de desobedecer que el mundo será destruido nuevamente. Sin embargo, a pesar de lo simple que es evitar la destrucción, el mundo simplemente no entiende y traerá una destrucción sobre sí mismos. Incluso en sus últimos momentos en las plagas del Apocalipsis, está escrito que blasfemarán y maldecirán a Dios, en lugar de gritar y pedir perdón, si tal vez Dios los suelte y les concede misericordia. Porque aunque Dios es extremadamente severo, haciendo que toda la tierra tiemble ante su ira, también es muy misericordioso. Y le ha dado a la humanidad 6.000 años para entender la necesidad de obedecerle. Y esa es una razón por qué la destrucción por venir será tan severa, peor que el diluvio de Noé. Comparativamente, ellos por lo menos murieron rápido ahogándose. Pero en la segunda venida de Yeshua Dios ha designado que el mundo sufrirá agonía con llagas por hasta 5 meses, en la 1ra plaga. Y “morderán sus lenguas” debido a la agonía, sin la posibilidad de suicidarse para terminar el dolor. Y en la 4ta plaga, quemará a la humanidad con fuego usando el sol. Y en la 7ma plaga causará el mayor terremoto que jamás haya sucedido en la tierra, causando el colapso de todas las ciudades de la tierra, trayendo así a todas las grandes ciudades que el hombre ha construido a arruinarlas frente a sus propios ojos. Y también arrojará granizo que pesará alrededor de 34 kilos en la 7ma plaga para aplastar y causar aún más destrucción en el mundo. Y después de las 7 plagas que caerán sobre el mundo durante 7 días, cada hombre que no haya muerto al llegar ese tiempo será juzgado en el Valle de Josafat, debido a su desobediencia. Dios tendrá la última palabra para cada hombre y cada uno será acusado por el mal que hicieron. E incluso aquellos que murieron antes del juicio simplemente serán resucitados 1.000 años después, para ser juzgados. Nadie se escapará del juicio, ni siquiera en la muerte. Porque Yeshua “juzgará a los vivos y a los muertos”. Porque todos serán resucitados desde Adán hasta el último hombre que murió en la tierra en el shabbath milenario. Y todos aquellos cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida serán obligados a doblar la rodilla para honrar a Dios. Y luego cada hombre designado para la destrucción será condenado a ser quemado vivo sobre la lava en mayor agonía en el Valle de Hinom, que es “Gehena”. Lo cual destruirá cuerpo y alma. Y dejarán de existir. Sus últimos momentos de existencia serán agonía, horror, vergüenza, llanto, gritos y crujir de dientes. Y para aquellos que fueron resucitados y juzgados y condenados al lago de lava, será una segunda muerte. Y luego todas las almas restantes en la creación no designadas para la destrucción entenderán el miedo de Dios, y por qué Dios tiene que ser obedecido, y las consecuencias de la desobediencia. Como está escrito, “cuando tus juicios vengan a la tierra, la gente del mundo aprenderá justicia”. Y bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua se contarán historias sobre las naciones que Dios destruyó en la segunda venida de Yeshua, debido a su maldad y desobediencia, como las historias que contamos sobre Sodoma y otras naciones que Dios destruyó en la antigüedad. El diluvio era preferible. Aún la destrucción de Sodoma era preferible. Y Dios ha designado que la plenitud de su ira contra la humanidad sea tan severa con las plagas y la destrucción sobre lava para que toda una vida de desobediencia y placeres no valga la pena. Incluso para los ángeles que desobedecieron y permanecen vivos durante 7.000 años, su destrucción sobre la lava tampoco hubiera valido la pena de miles de años de desobediencia. Y el mundo realmente se merece lo que viene contra ella, porque el mundo ha sido advertido de antemano por miles de años. Entonces quien quiera ser salvado de la próxima destrucción tiene que comenzar a obedecer los mandamientos de Dios en la Toráh de Moisés. La creencia en Yeshua es inútil sin obediencia a los mandamientos de Dios escritos en la Toráh. Aunque la creencia en Yeshua también es requerida. La creencia y obediencia ambos son requeridos. Y es por eso que muchos de los que se proclaman ser “creyentes” serán destruidos junto con los no creyentes, debido a la falta de Toráh. Porque no obedecieron los mandamientos de Dios escritos en la Toráh de Moisés. Estúpidamente pensaron que su simple creencia los salvaría. Como está escrito, “Muchas me dirán, Amo, Ami, pero yo les diré, nunca te conocí, apártate de mí, trabajadores de la falta de Toráh”. Es por eso que el apóstol Pablo dijo, “¿anulamos la Toráh debido a esta creencia? Claro que no, sino que establecemos la Toráh”. Eclesiastés 12:13, Mateo 7:23, Jeremías 6:19, Isaías 24:1-6.

Antes de la transgresión del hombre en el Jardín del Edén, solo Dios y los hombres del cielo tenían el “conocimiento del bien y del mal”. “Bueno” es la palabra hebrea “towb”. Lo que es “bueno” significa lo que es funcional, en orden, en armonía y en equilibrio. Es por eso que cuando Dios hizo los cielos y la tierra, él describió todo ser “muy bueno”, según la Toráh. Porque la creación era perfectamente funcional, en orden, en armonía y en equilibrio. Si describimos un motor como “bueno”, significa que es funcional y funciona en armonía con el resto de las partes de un automóvil. Sin embargo, “malo” es la palabra hebrea “ra”. Lo que es “malo” significa lo que es disfuncional, en desorden, en desarmonía y en desequilibrio. Si describimos un motor como “malo”, significa que es disfuncional y no funciona en armonía con el resto de las partes del automóvil. Sin embargo, si describimos el motor como “malvado”, esto no tendría sentido en español. Porque la palabra en español “malvado” solo tiene un significado “moral” relacionado con las acciones de una persona, por eso no tiene sentido en el contexto de un motor. Mientras que la palabra hebrea “ra” tiene un significado mayor que la moralidad humana. Es por eso que las escrituras declaran, “oye, oh tierra, ciertamente estoy trayendo un mal a este pueblo”. La palabra hebrea “ra” en esta escritura no significa que Dios está trayendo un mal moral para castigar a las personas, sino que está trayendo algo “malo” para castigar a las personas. Y ese castigo fue un desastre. Porque un desastre trae desorden y desarmonía y dolor y destrucción. Es “malo”. “Malo” también puede estar relacionado con la moralidad humana. Porque si alguien asesina a otra persona, entonces la muerte ha sido traída a un cuerpo vivo. Esto es “malvado” y “malo”. La palabra hebrea “ra”. O si una mujer comete adulterio, contrario a la promesa del matrimonio de que su esposo será el único hombre con el que ella tendrá sexo, entonces ella ha roto su promosa a su esposo. Esto es “malvado” y “malo”. La palabra hebrea “ra”. O si un hombre le roba a otro hombre, está tomando algo que no le pertenece y le pertenece a otra persona. Esto es “malvado” y “malo”. La palabra hebrea “ra”. Estos son ejemplos del “mal” en el contexto de la moral humana, que traen desorden y desarmonía en una sociedad. Porque así como un automóvil tiene muchas partes que deben funcionar en armonía entre sí para que un automóvil pueda conducir, de la misma manera todos somos miembros del uno al otro y debemos funcionar en armonía entre nosotros para que nuestra sociedad terrenal prospere. Si un miembro le hace el mal a otro miembro, todos sufrimos como una sociedad, aparte del miembro que fue perjudicado. Y es por eso que la Toráh prohíbe estos actos “malvados” y “malos”. “no matarás”. “No cometerás adulterio”. “No robarás”. Y de la misma manera, “bueno” también puede estar relacionado con la moralidad humana. Si alguien le da comida a alguien que tiene hambre, entonces le está dando a esa persona hambrienta algo que su cuerpo necesita para seguir viviendo. Esto es “bueno”. Si alguien le da a alguien que no tiene hogar un lugar para vivir, entonces le está dando a esa persona sin hogar un lugar cálido y cómodo para quedarse, al contrario de las condiciones incómodas del exterior. Esto es “bueno”. Si alguien ayuda a un anciano a levantar sus bolsas de mercado, entonces está ayudando a alguien más débil a levantar una pesada carga. Esto es “bueno”. Y es por eso que la Toráh ordena estos “buenos” actos. “Si hay un hombre pobre entre tus hermanos, abrirás tu mano libremente y le prestarás lo que necesite”. “Si tu pobre hermano se vuelve indigente, entonces lo ayudarás como un inmigrante o extranjero, y él vivirá contigo”. “Honrarás la presencia de un anciano”. Y todos estos mandamientos en la Toráh revelan “bien” y “mal”. Entonces, la Toráh es, por lo tanto, el “conocimiento del bien y del mal”. Y porque fuimos creados en la representación de Dios es una de las razones por qué Dios en su Toráh identifica el “bien” y nos ordena ser y hacer el “bien”, para ser como Dios que es y hace el “bien”. Hacer el “bien” no es opcional, como muchas personas piensan erróneamente. Es ordenado. Es requerido. Por eso, “todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego”, porque no hacer el bien es desobediencia a lo que Dios ha ordenado en su Toráh. Y negarse a hacer el “bien” es en sí mismo el “mal”. Porque el que ignora las necesidades de los pobres, las personas sin hogar y los ancianos ha cometido el “mal”. Ya que una sociedad que ignora a sus miembros más débiles, es como un cuerpo que se niega a circular sangre a las partes menos importantes del cuerpo, como los dedos de los pies y las manos. Y eventualmente, los dedos de los pies y las manos comienzan a morir, lo cual hace que todo el cuerpo comience a sufrir, como resultado del “mal”. Y así es en una sociedad donde sus habitantes se niegan a hacer el bien. El rehusamiento a ayudar a otros y compartir las necesidades más básicas con quienes no la tienen es desorden y desarmonía. Es “malvado”. Y ser y hacer el “mal” nos hace “no alcanzar el objetivo” de lo que fuimos hechos para ser, “la imagen de Dios”. Porque ya no somos “buenos” como Dios es “bueno”. Y la palabra hebrea “chata” significa “no alcanzar el objetivo”. Que se traduce al español como “pecado”. Entonces, al hacer “malos” actos, también “pecamos”, porque ya no alcanzamos ser la gloria de Dios, qué es ser su representación y semejanza. Ser “bueno” como él es “bueno”. Y es por eso que Pablo también llama a la Toráh el “conocimiento del pecado”. Y cuando hacemos el mal, como asesinar, cometer adulterio o robar, nos hacemos menos de lo que fuimos creados a ser, porque ya no representamos a Dios. Nos convertimos en personas “malvadas” y en “pecadores”. En desorden y desarmonía en la creación y en una sociedad, y en un estado menor de lo que fuimos creados para ser. Y es por eso que el mal y el pecado están relacionados. Y de hecho el mal es pecado. Así como el pecado es la falta de Toráh, porque la Toráh revela el pecado y el mal. La Toráh prohíbe las cosas que traen desorden y desarmonía en una sociedad, la “maldad”. Sin embargo, ordena cosas que traen orden y armonía en una sociedad, el “bien”. Y cuando todos en una sociedad hacen el bien y no hacen el mal, entonces logran una cosa, la “paz”. Porque todos están en perfecto orden y armonía unos con los otros, como un cuerpo vivo en perfecta salud metabólica. Cada célula del cuerpo tiene un rol que ejercer para el bien común del cuerpo, y toma, y da. Sin embargo, si un miembro del cuerpo se enferma, todo el cuerpo sufre. O si un miembro del cuerpo solo toma y no da, entonces todo el cuerpo también sufre. Y así ocurre con cualquier maldad en una sociedad. Y es por eso que una Toráh es necesaria, “harás” y “no harás”, para no solo gobernar nuestros propios cuerpos individuales en orden y armonía, sino también para gobernar una sociedad de personas en orden y armonía unos con los otros. Es por eso que las naciones de la tierra tienen leyes, para gobernar a sus propios ciudadanos, para lograr la paz, el orden y la armonía para la sociedad enteramente. Y es por eso que la Toráh fue dada no solo a una persona, sino a toda una nación, a través de una persona. A la nación de Israel, a través de Moisés. Para servir de ejemplo al mundo entero de cómo debe funcionar una sociedad, según los muchos mandamientos escritos en la Toráh que identifican lo que es “bueno” y lo que es “malo” para una sociedad. Entonces, la Toráh de Moisés no solo fue dada para Israel, sino también a todo el mundo. Porque “no matarás” no es solo para Israel, sino para todos los que existen. Y la Toráh de Moisés de hecho será la ley por la que se gobernará toda la tierra, bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua. Como está escrito, “del Monte Sión saldrá la Toráh”. Y es por eso que todo el mundo, sea judío o no, será juzgado por las palabras escritas en la Toráh. Porque la Toráh escrita simplemente revela el “bien” y el “mal”. Y es por eso que descartar la Toráh será castigada con la destrucción, ya que es descartar los mandamientos de Dios que revelan el “bien” y el “mal”. Como está escrito, “nunca te conocí, apártate de mí, trabajadores de la falta de Toráh”. Y ya que Dios nos creó, él sabe lo que es bueno para nosotros, y también sabe lo que es malo para nosotros. Al igual que un fabricante sabe lo que es bueno o malo para el automóvil que fabricó. Si un fabricante dice, “no agregue agua al motor”, lo dice porque sabe que es malo para el motor. Y de la misma manera cuando Dios ordena, “un hombre no tendrá sexo con un animal”, ha revelado un acto que es malo para el cuerpo, porque la carne de un animal no fue hecha para ser sexual con la carne del hombre. Es “malvado” y “malo”. Este acto prohibido “no alcanza el objetivo” de la compatibilidad sexual que Dios estableció entre la carne de un hombre y la carne de una mujer. Y es por eso que este mal acto es también un pecado contra el propio cuerpo de un hombre. Lo cual en muchos casos también causa enfermedades. Y es por eso que cosas como la embriaguez o la gula también son pecados contra el propio cuerpo de un hombre. Porque son excesos que hacen que el cuerpo “no alcance el objetivo” del equilibrio. Y ese desequilibrio en el cuerpo causa daño al cuerpo, ya que el cuerpo es un mecanismo de equilibrio metabólico. El exceso de glotonería causa obesidad, que luego causa infartos y derrames cerebrales. El exceso de embriaguez causa cirrosis y pérdida de conciencia. Y la embriaguez también puede causar daño fuera del cuerpo contra otras personas. Y esto es una razón porque las naciones, que ni siquiera conocen la Toráh, prohíben tomar alcohol y conducir un carro. Porque es obvio a todos que esto es “malo”. Y todos estos son actos “malvados” y “malos” y “pecaminosos”, ya que traen desorden y desarmonía y disfunción en la sociedad y en la creación y en nuestros cuerpos. Y es por eso que la ciudad celestial es llamada “Jerusalén”, que significa “ciudad de paz”. Porque es una ciudad donde sus habitantes son buenos, en perfecto orden y armonía entre sí, lo cual por lo tanto causa paz en la sociedad celestial. Mientras que en la tierra no hay paz, sino conflictos, guerras, tristeza, dolor y enfermedades, porque hay maldad y pecado. Y Adán recibió conocimiento del bien y del mal cuando comió del árbol del conocimiento del bien y del mal. En un momento sus ojos fueron abiertos, y llegó a conocer todos estos diferentes actos de “bien” y “mal” que se pueden cometer en la creación, que antes eran desconocidos para él. Porque él estaba en la ignorancia, como un niño. No sabía sobre asesinatos, adulterios, robos ni bestialidades hasta que comió. Y él tampoco sabía sobre “bien”, como lo revela la Toráh, como dar a los pobres, alojar a las personas sin hogar y ayudar a los ancianos. En un momento, Adán recibió conocimiento de todos estos posibles actos que un hombre puede cometer, el “bien” y el “mal”. Esta fue una nueva revelación para Adán y Eva. Y Adán transmitió este conocimiento que recibió a sus descendientes en forma oral. Hasta Moisés. Quien luego transcribió el conocimiento del bien y el mal en una forma escrita, junto con las nuevas instrucciones que Dios le dio. Lo cual llamamos la “Toráh de Moisés”. Y la palabra hebrea “toráh” significa “instrucción” en inglés. Y la palabra plural en hebreo es “torot”, que significa “instrucciones”. Y la Toráh de Moisés también es llamada la “Ley de Dios”, porque Moisés escribió según lo que escuchó de Dios. Y es por eso que según Pablo, la Toráh de Moisés es “la expresión misma del conocimiento y la verdad”. Porque la Toráh de Moisés es la ley de nuestro creador. Diciéndonos qué es bueno para nuestros cuerpos y para la sociedad. Y lo que es malo para nuestros cuerpos y para nuestra sociedad. Y por lo tanto, la Toráh de Moisés describe cómo debe funcionar una sociedad para lograr la verdadera paz en la tierra. Y esa verdadera paz en una sociedad depende de los dos mandamientos más importantes de la Toráh de Moisés, “ama a Dios con todo tu corazón” y “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Y es por eso que la falta de Toráh no solo resulta en el caos en una sociedad, con todos haciendo lo que quieran, en anarquía absoluta, sino también con el “amor enfriándose”. Porque la Toráh de Moisés también nos enseña como amar. Porque si amamos a nuestro prójimo no le robaremos. Y si amamos a nuestro prójimo, le daremos comida cuando tenga hambre. Entonces, el amor es realmente bueno para nosotros y para nuestra sociedad, y también necesario para nosotros y nuestra sociedad, lo cual por eso resume todos los mandamientos de la Toráh. Y es por eso que Dios nos ha mandado a amar, y hacer el bien y no hacer el mal, por nuestro amor a Dios y a los demás. Y antes de que Adán recibiera este conocimiento del bien y del mal, era como un niño, sin conocer estos actos específicos de “bien” y “mal” que revela la Toráh. Un niño no entiende el bien y el mal. Sin embargo, al conocer y entender los mandamientos de la Toráh de Moisés, dejamos de ser niños y comenzamos a convertirnos en adultos en entendimiento, discerniendo el bien y el mal. Y es por eso que Pablo dice, “pero la comida sólida es para los maduros, quienes mediante el uso constante han entrenado sus sentidos para discernir el bien del mal”. Sin el conocimiento y el entendimiento de la Toráh de Moisés, es imposible agradar a Dios. Porque la ignorancia resulta en desobediencia a los mandamientos de Dios. Por eso está escrito, “mi pueblo es destruida por falta de conocimiento”. Y es por eso que Eva fue fácilmente engañada para transgredir un mandamiento de Dios, porque ella era ignorante, como un niño. Génesis 1:31, Jeremías 6:19, Deuteronomio 15:8-9, Levítico 25:35, Levítico 19:32, Hebreos 5:14, Romanos 3:23, 1 Corintios 11:7, Génesis 1:27, Génesis 2:17, Éxodo 20:13, Éxodo 20:14, Éxodo 20:15, Jueces 20:16, 1 Juan 3:4, Deuteronomio 6:5, Levítico 19:18, Oseas 4:6, Mateo 7:23.

La Toráh de Moisés nos ordena ser “puestos-apartes”. “Serás puesto-aparte, porque yo soy puesto-aparte”. Lo cual es la palabra hebrea “qadosh” y la palabra griega “hagios”, que están mal traducidas en español como “santo”. Ser “puesto-aparte” significa ser distinto, escaso y valioso. Si nueve lápices son negros y un lápiz es blanco, entonces de los diez lápices, el blanco es “puesto-aparte” de los demás. Es por eso que lo contrario de puesto-aparte es ordinario. Como está escrito, “hacer una distinción entre lo puesto-aparte y lo ordinario”. Y la palabra hebrea “qadash” y la palabra griega “hagiazó”, que están mal traducidas en español como “santificar”, significan tomar algo que es común y ordinario y hacer que sea distinto, escaso y valioso. Si hay 10 bombillos que están apagados, y luego una de ellos es encendido, entonces ese bombillo ha sido puesto aparte de las otras nueve. Ahora es puesto-aparte. La obediencia a los mandamientos de la Toráh es lo que nos pone aparte de todas las demás personas ordinarias en la tierra. Como está escrito, “guardarás mi Torot y los harás, porque yo soy el Amo, que te pone aparte”. Y “recordarás y obedecerás todos mis mandamientos, y serás puesto-aparte a tu Dios”. Es por eso que no todos los mandamientos de la Toráh se relacionan intrínsecamente con el “bien” o el “mal”, como los mandamientos relacionados con el uso del tzitzit o poner mezuzah en los postes de las puertas. Porque son mandamientos relacionados con el apartamiento. Lo cual pone aparte al pueblo de Dios de todos los demás pueblos ordinarios de la tierra, de distintas maneras ordenadas por Dios. Lo cual termina siendo “bueno”, porque hay un buen propósito del por qué Dios ha mandado estas cosas. Y es requerido obedecer estos mandamientos de la Toráh como cualquier otro mandamiento de la Toráh relacionado con hacer el bien o no hacer el mal. Levítico 20:8, Números 15:40, Levítico 19:2, Levítico 20:26, Levítico 20:7, Romanos 6:19.

El “conocimiento de Dios” es el conocimiento de la Toráh. También es el conocimiento de los escritos de los profetas, lo cual se llama el “Tanaj” y “Neviim”, que son el “Antiguo Testamento”. Y también es el conocimiento de los escritos de los apóstoles, que es el “Nuevo Testamento”, que incluye el libro del Apocalipsis, que Yeshua le dio a la humanidad. Todos estos escritos puestos-apartes son la “palabra de Dios”. Sin el conocimiento y el entendimiento de todas estas palabras de Dios, un hombre no puede heredar el reino de Dios. Porque todas estas palabras son también la verdad de todo lo que fue, es y será. Entonces, sin el conocimiento y el entendimiento de todas estas palabras de Dios, un hombre es simplemente ciego, porque la palabra de Dios es nuestra luz. Por eso, por ejemplo, leer, conocer y entender el libro del Apocalipsis viene con una bendición escrita en el libro mismo, porque es la verdad de lo que es y lo que será, “bendito es el que lee en voz alta las palabras de esta profecía, y benditos los que escuchan y guardan lo que está escrito en ella, porque se acerca el tiempo”. Por eso también está escrito, “mi gente es destruida por falta de conocimiento”. Y también, “tu palabra es verdad”. Y también, “tu palabra es una lámpara para mis pies, una luz en mi camino”. Y también, “la Toráh de Yehovah es perfecta, que devuelve el alma. El testimonio de Yehovah es seguro, que hace sabio al sencillo”. Y también, “porque el mandamiento es una lámpara y la enseñanza una luz”. Y también, “la exposición de tus palabras da luz, y hace entender a los simples”. Y también, “teniendo el entendimiento oscurecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón”. Y también, “los labios de los justos alimentan a muchos, pero los tontos mueren por falta de entendimiento”. Y también, “cuando alguien escucha el mensaje sobre el reino y no lo entiende, el maligno viene y arrebata lo que se sembró en su corazón. Esta es la semilla sembrada en el camino”. Y también, “entonces las personas sin entendimiento están arruinadas”. Y también, “asimismo en todas sus cartas habla en ellas de esto, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los ignorantes e inestables tuercen, como también tuercen el resto de las escrituras, para su propia destrucción”. Y también, “que el alma esté sin conocimiento no es bueno”. Y también, “¿por cuánto tiempo ustedes que son simples amaran son caminos simples? ¿Hasta cuándo los burladores se deleitarán con las burlas y los tontos odiarán el conocimiento?” Y también, “entonces me llamarán pero no responderé, me buscarán pero no me encontrarán, ya que odiaron el conocimiento y no eligieron temer al Amo”. Como tal, la fundación del “conocimiento de Dios” es la Toráh, porque la Toráh es el conocimiento del pecado a través de sus mandamientos, como está escrito, “ya que a través de la Toráh viene el conocimiento del pecado”. Y también, “si no hubiera sido por la Toráh, no hubiera conocido el pecado. Porque no hubiera sabido lo que es codiciar si la Toráh no hubiera dicho, no codiciarás”. Y esta es la razón porque la palabra de Dios es como el agua, que nos lava, porque al llegar al conocimiento de los mandamientos de Dios, entonces comenzamos a eliminar el pecado en nuestras vidas, al obedecer los mandamientos de Dios en su Toráh. Como está escrito, “ya estás limpio por la palabra que te he hablado”. Y también, “limpiándola con agua a través de la palabra”. Y la Toráh es también el conocimiento de los tiempos designados de esta tierra, a través de sus tiempos designados y calendario lunar. Los tiempos designados de la primavera establecen el tiempo de los eventos de la primera venida de Yeshua, que ya han sido cumplidos. Y los tiempos designados del otoño establecen el tiempo de los eventos de la segunda venida de Yeshua, que pronto serán cumplidos. Y la Toráh revela el plan de Dios de 7.000 años para esta tierra, con los últimos 1.000 años puestos apartes como el shabbath milenario, con el regreso de Yeshua en el año 6.000 desde la creación para comenzar ese shabbath milenario. Y por todo esto, la Toráh es la “expresión misma del conocimiento y de la verdad”. La Toráh y los escritos puestos-apartes realmente son nuestra luz para todo. Como está escrito, “y conoces su voluntad, que apruebas las cosas que son superiores, siendo instruido por la Toráh, y te confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas, instructor de los tontos, maestro de los faltos de madurez, ya que tienes en la Toráh la expresión misma del conocimiento y de la verdad”. Después de que un hombre cree en Yeshua, tiene que crecer en el conocimiento y el entendimiento de la Toráh y la palabra de Dios, hasta que alcance la madurez completa en el entendimiento, y también haya eliminado todo pecado. Como está escrito, “así ya no seremos niños, zarandeados por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de enseñanza”. Y también, “deseen como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcan para salvación”. Y también, “con respecto a esto hay mucho discurso de nuestra parte, y difícil de interpretar, ya que se han hecho lentos en escuchar. Porque incluso en este tiempo deberían ser maestros, pero necesitan uno para enseñarles nuevamente el principio de los principios de los oráculos de Dios. Y ustedes se han convertido en aquellos que necesitan leche y no alimentos sólidos. Porque todos los que participan de la leche no son calificados en la palabra de justicia, porque él es un infante. Pero la comida sólida es para los maduros, los que por el uso constante han entrenado los sentidos para distinguir tanto el bien como el mal”. Romanos 2:18-20, Hebreos 5:11-14, 1 Corintios 2:4-6, Hebreos 6:1-2, 1 Pedro 2:2, Efesios 4:14-15, Lucas 8: 12-15, Salmo 119: 104, Salmo 19: 7, Proverbios 10:8, Salmo 19:8-9, Deuteronomio 4:5-6, Proverbios 4:7, Proverbios 23:23, Proverbios 3:13-18, II Timoteo 3:15-17, Santiago 1:21, Lucas 8:11, Hebreos 11:3, Efesios 5:17, Proverbios 4:1, Salmo 119:34, Salmo 119: 125, Proverbios 2: 2-5, Salmo 14:2, Nehemías 8:8, Nehemías 8:12, 2 Timoteo 3:7, 2 Timoteo 2:25, Colosenses 1:9, 1 Timoteo 2:4, Tito 1:1, Romanos 10:2, Colosenses 2:2, Colosenses 3:10, Hebreos 10:26, Filipenses 1:9, 2 Pedro 1:3, 2 Pedro 2:20, 1 Pedro 1:22, Efesios 4:13, 2 Pedro 3:16-18, Oseas 4:14, Apocalipsis 2:14, Apocalipsis 2:20, 2 Timoteo 4:3-4, Tito 1:14, 2 Pedro 2:2-3, Proverbios 10:21, Efesios 4:18, Jeremías 5:4, Isaías 44:18, Isaías 1:3, Isaías 27:11, Proverbios 19:28, Proverbios 19:2, Oseas 4:6, Isaías 5:13, Proverbios 1:22, Proverbios 1: 27-29, Proverbios 18:15, Proverbios 15:14.

Cada pacto que Dios ha establecido tiene una “señal” del pacto y una promesa. Cuando Dios estableció un pacto entre él y la tierra, después del diluvio de Noé, prometió no volver a inundar la tierra. La “señal” de ese pacto era el arcoiris. Como está escrito, “yo establezco mi pacto con ustedes, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. Y dijo Dios, esta es la señal del pacto que hago entre yo y ustedes y toda alma viviente que está con ustedes, por todas las generaciones, pongo mi arcoiris en las nubes y será por señal del pacto entre yo y la tierra”. Cuando Dios estableció un pacto entre él y Abraham, prometió multiplicarlo enormemente y darle la tierra de Canaán como posesión eonica. La “señal” de ese pacto era la circuncisión de la carne. Como está escrito, “camina delante de mí, y sé perfecto, para que pueda hacer mi pacto entre tú y yo, y pueda multiplicarte enormemente. Y te daré a ti y a tu descendencia después de ti la tierra de tus peregrinajes, todo la tierra de Canaán, por posesión eonica, y yo seré su Dios. Este es mi pacto, que guardarás, entre tú y tu descendencia después de ti, cada varón entre ustedes será circuncidado. Serán circuncidados en la carne de sus prepucios, y esto será la señal de mi pacto con ustedes”. Y cuando Dios estableció un pacto entre él y los hijos de Israel, basado en la misma promesa dada a Abraham, les dio una nueva “señal” de ese pacto. Lo cual fue descansar en el 7mo día de la semana. Como está escrito, “sobre todo, guardarás mis shabbaths, porque esta es una señal entre tú y yo a lo largo de tus generaciones”. Y cuando Dios estableció un nuevo pacto entre él y todos los que simplemente creen en Yeshua, basado en la misma promesa dada a Abraham y también a Israel, nos dio una nueva “señal” de este nuevo pacto. Lo cual es la circuncisión del corazón. Como está escrito, “pero un judío es uno interiormente, y la circuncisión es un asunto del corazón, por el airesoplo, no por la letra. Su alabanza no es del hombre sino de Dios”. Lo cual es la “señal” menos visible de todos los pactos de Dios, porque la circuncisión del corazón se refleja solo en las acciones de un hombre. Por eso “por su fruto los conocerás”. Génesis 9:11-13, Génesis 17:1-14, Éxodo 31:13, Romanos 2:29, Mateo 7:16.

Aunque todo mandamiento de la Toráh de Moisés tiene que ser obedecido, ya que es la Ley de Dios, la Toráh ha cambiado bajo el nuevo pacto de Yeshua. Tal como está escrito, “cuando hay un cambio en el sacerdocio también tiene que haber un cambio en la Toráh”. Lo cual ahora es llamado la “Toráh de Yeshua”. Que es basado en la Toráh de Moisés. Todo en la Toráh de Moisés relacionado con tiempos designados, banquetes, lunas nuevas, shabbaths, comidas, bebidas, sacrificios, ofrendas, diezmos y la circuncisión de la carne ya no se tienen que guardar bajo el nuevo pacto de Yeshua. Todas estas cosas fueron simplemente prefiguraciones de realidades que se encuentran en Yeshua HaMashiaj. Es por eso que el apóstol Pablo escribió, “por lo tanto, que nadie te juzgue en cuestiones de comida, bebida, banquete, luna nueva o shabbaths, porque estas son una sombra de lo que está por venir, la realidad, sin embargo, se encuentra en el Mashiaj”. Y también, “porque ni la circuncisión cuenta para nada ni la incircuncisión, sino guardar los mandamientos de Dios”. Yeshua es nuestro verdadero cordero pascual que fue sacrificado una vez, por eso ya no estamos obligados a matar corderos pascuales cada año. El shabbath milenario es el verdadero shabbath que dura 1.000 años, por eso ya no estamos obligados a guardar el shabbath semanal que dura solo 1 día. Estos son ejemplos de “prefiguraciones” de realidades mayores que se encuentran en nuestro Amo Yeshua HaMashiaj. Las realidades encontradas en Yeshua cumplen las prefiguraciones de la Toráh de Moisés, entonces ningún mandamiento de la Toráh de Moisés es jamás descartada, sino cumplido diferentemente bajo un nuevo pacto. Y bajo el nuevo pacto de Yeshua, la Toráh de Moisés es cumplida de una manera mayor con las realidades prefiguradas por los mandamientos que vinieron bajo el antiguo pacto de Moisés. Hebreos 10:1, Colosenses 2:16-17, Éxodo 12:15-17, 1 Corintios 5:8, Levítico 23:9, 1 Corintios 15:23, Deuteronomio 16:9-12, Hechos 2:1-4, Números 29:1, 1 Tesalonicenses 4:16, Apocalipsis 8:6, Éxodo 12:3-11, 1 Corintios 5:7, Juan 19:36, Éxodo 12:46, 1 Pedro 1:19, 1 Pedro 2:22 , Mateo 27:46-50, Levítico 23:27-30, Levítico 25:9-11, Mateo 24:30-31, 1 Tesalonicenses 4:16-17, I Corintios 15:51-54, Levítico 23:39-42, Apocalipsis 20:9, Éxodo 35:2-3, 2 Pedro 3:8, Apocalipsis 20:6, Hebreos 4:8-10, Mateo 12:1-5, Isaías 1:13-14, Mateo 5:19, Gálatas 6:2.

Bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, la Toráh cambiará nuevamente. Porque se establecerá un nuevo pacto después de su segunda venida, un pacto milenario. Y cualquier cosa en la Toráh de Moisés relacionado con tiempos designados, banquetes, lunas nuevas, shabbaths, comidas, bebidas, sacrificios, ofrendas, diezmos y la circuncisión de la carne tendrán que ser guardados nuevamente. Ya que más será requerido de esas generaciones bajo el reinado justo de Yeshua. Lo cual se relaciona con la 2da generación de los hijos de Israel que estaban en el desierto, porque a diferencia de la 1ra generación que fueron circuncidados, la 2da generación no fue circuncidada. Debido a que estaban bajo un pacto diferente, el pacto mosaico, cuya señal era descansar en cada 7mo día de la semana, el shabbath semanal. Mientras que la señal del pacto abrahámico era la circuncisión de la carne, bajo la cual se encontraba la 1ra generación de los hijos de Israel. Sin embargo, cuando la 2da generación de los hijos de Israel entraron en Canaán, luego fueron circuncidados en la carne, según lo que Dios ordenó. Y así, de la misma manera, aquellos bajo el pacto de Yeshua pueden permanecer incircuncisos en la carne en el tiempo actual, sin embargo, bajo el futuro pacto milenario la circuncisión de la carne será nuevamente requerido. Y también las prefiguraciones de la Toráh serán requeridos nuevamente. Sin embargo, el requisito de la circuncisión de la carne no será para aquellos que heredarán nuevos cuerpos inmortales, sino para aquellos que permanecerán en cuerpos mortales entre las naciones, bajo el reinado de Yeshua. Ezequiel 37:26, Ezequiel 43:1-27, Josué 5:2-8, Zacarías 14: 16-17.

La duración original de un año solar cuando Dios creó los cielos y la tierra fue 360 ​​días. Y ya que los años solares fueron más cortos que hoy, que ahora son 365 y 1/4 días, la órbita sidereal de la luna alrededor de la tierra, de luna nueva a luna nueva, fue inversamente un poco más larga. Lo cual antes era precisamente 30 días. Y es por eso que todos los calendarios de las civilizaciones antiguas eran calendarios lunares de 360 ​​días. Como los calendarios antiguos de los persas, mayas, incas, chinos, hindúes, asirios, egipcios, griegos e incluso los romanos. Como escribió un académico judío llamado Dr. Immanuel Velikovsky, “se conservan numerosas evidencias que prueban que antes del año de 365 y 1/4 días, el año tenía solo 360 días”. Y también, “en todo el mundo encontramos que en algún tiempo hubo el mismo calendario de 360 días, y que en una fecha posterior, alrededor del siglo 7 antes de la era actual, se agregaron 5 días al final del año, como ‘días sobre el año’ o ‘días de nada’. Los académicos que investigaron los calendarios de los incas del Perú y los mayas del Yucatán se preguntaron sobre el calendario de 360 días; también los académicos que estudiaron los calendarios de los egipcios, persas, hindúes, caldeos, asirios, hebreos, chinos, griegos o romanos. La mayoría de ellos, mientras debatían el problema en su propio campo, no sospechaban que el mismo problema aparecía en el calendario de todas las naciones de la antigüedad”. Y también, “en todo el mundo, los años siguientes, 687 vieron actividades dirigidas a reformar el calendario. Entre 747 y 687, el calendario estaba en un estado caótico, la duración del año y del mes. Antes del siglo 8 había un período de tiempo relativamente largo cuando el año tenía 360 días y el mes lunar consistía en casi exactamente 30 días”. Y también, “los antiguos romanos también contaban 360 días al año. Plutarco escribió en su Vida de Numa que en la época de Rómulo, en el siglo 8, los romanos solo tenían un año de 360 días. Varios autores latinos dicen que el mes antiguo estaba compuesto por 30 días. A finales del siglo 8 o principios del siglo 7 antes de la era actual, el pueblo de Roma introdujo una reforma del calendario”. Y los meses del año fueron basados en ciclos lunares perfectos de 30 días que existían previamente. Y 12 meses lunares de 30 días fueron precisamente un año solar de 360 ​​días. Y un hombre solo necesitaba observar la fase actual de la luna para determinar el día del mes que era. Y un hombre también podría determinar en qué mes del año estuvo sabiendo cuántas lunas nuevas habían pasado. La antigua “luna nueva” es nuestra luna creciente, donde solo se ve un poquito de luz a la derecha de la luna. Que en hebreo es llamado “rosh jodesh”. Lo cual significó un nuevo mes. Que era el día 1 del mes. Y la luna llena era el día 15 del mes. Y es por eso que el antiguo calendario de la Toráh era un calendario lunar de 360 ​​días, ya que el año solar original era de 360 ​​días, y los meses lunares eran previamente de 30 días. Y también por qué, según la Toráh, los 150 días que prevalecieron las aguas sobre la tierra del diluvio fueron desde la Luna Nueva 2 Día 17 hasta la Luna Nueva 7 Día 17. Porque fueron precisamente 5 ciclos lunares de 30 días cada uno. Sin embargo, bajo el reinado de Ezequías, alrededor del siglo 8 AC, Dios causó un cambio en la duración del año solar con el milagro de la sombra realizado a través del profeta Isaías. Dios hizo que la rotación de la tierra se retrocediera, para luego causar que el sol se retrocediera, para luego causar que la sombra se retrocediera. Y al hacer esto, Dios también cambió la duración del año solar a 365 y 1/4 días. Y ya que la órbita de la tierra alrededor del sol se desaceleró, también afectó la órbita sidereal de la luna alrededor de la tierra, inversamente cambiándola a 29 y 1/2 días. Sin embargo, la órbita sinódica de la luna permaneció igual que antes, en su sincronización perfecta original, por eso siempre vemos el mismo lado de la luna. Porque la rotación de la luna sobre su propio eje todavía está perfectamente sincronizada con su órbita alrededor de la tierra. Y esta es la razón por qué todas las civilizaciones comenzaron a cambiar sus calendarios casi al mismo tiempo, en los siglos 8 y 7 AC, al agregar más días a sus calendarios de 360 ​​días, para reflejar el cambio en la duración del año solar. Y también agregaron o eliminaron días en sus meses, para reflejar el cambio en los meses lunares. Y en algunos casos, se agregaba un mes 13 adicional cada pocos años para arreglar la desincronización de los años solares con los meses lunares. Y entre los nuevos calendarios que surgieron estaba el calendario babilónico, que fue adoptado por los hijos de Israel en su exilio en Babilonia. Que se convirtió en el calendario “judío” utilizado hoy. Por eso los nombres de los meses del calendario judío son babilónicos. Y también surgió el nuevo calendario romano, que se convirtió en el calendario gregoriano. Lo cual es el calendario utilizado hoy por muchas naciones, incluyendo los EUA. El calendario gregoriano es totalmente solar, ya que sus meses ya no se correlacionan con la luna. Sin embargo, el calendario judío es lunisolar y basa sus años en el sol y sus meses en la luna. Es el calendario que es más cercano al calendario lunar original de 360 ​​días de la Toráh. Y también es un calendario preciso para determinar cuándo los tiempos designados de la Toráh tienen que suceder verdaderamente en nuestra duración actual de años. Porque el primer tiempo designado de la Toráh en Nisan 14 en el calendario judío, que es la Pascua, siempre ocurre después del equilux de la primavera de Jerusalén, tal como sucedió en el calendario original de la Toráh. Por lo tanto, Nisan en el calendario judío es verdaderamente Luna Nueva 1 del antiguo calendario de la Toráh. Lo cual antes se llamaba Aviv en la antigüedad. Que es un nombre hebreo. Y ya que que la primera y segunda venida de Yeshua son basados en los tiempos designados de la Toráh, lo cual son basadas en las estaciones solares y los meses lunares, entonces en el tiempo actual un hombre de Dios tiene que saber los tiempos designados de la Toráh y el calendario judío para saber el tiempo de la segunda venida de Yeshua, y los eventos relacionados con su descenso sobre la tierra. Ya que Yeshua descenderá sobre la tierra en el otoño según los tiempos designados del otoño de la Toráh. Tal como su primera venida se relaciona con los tiempos designados de la primavera de la Toráh. Y luego, después de su descenso, en Tishri 1 será el tiempo designados de las trompetas de la Toráh, qué son las 7 trompetas del Apocalipsis. Se sonará una trompeta por día durante 7 días. El mes de Tishri en el calendario judío es la Luna Nueva 7 del calendario original de la Toráh, que es alrededor de septiembre u octubre en el calendario gregoriano. Luego, en Tishri 10 es el Día de Expiación de la Toráh. Que es cuando se suena el gran shofar. Lo cual será la recolección del pueblo de Dios. Que comúnmente es llamado el “rapto”. Es por eso que está escrito, “y ustedes, Israel, serán reunidos uno por uno, en ese día se sonará el gran shofar”. Y luego en Tishri 15 es el Banquete de los Tabernáculos de la Toráh. Lo cual son los 7 tazones de ira del Apocalipsis. Que son 7 plagas que serán derramados sobre la tierra durante 7 días, una plaga al día. Los meses del calendario judío son Nisan, que es alrededor de marzo o abril. Luego Iyar, que es alrededor de abril o mayo. Luego Sivan, que es alrededor de mayo o junio. Luego Tammuz, que es alrededor de junio o julio. Luego Av, que es alrededor de julio o agosto. Luego Elul, que es alrededor de agosto o septiembre. Luego Tishri, que es alrededor de septiembre u octubre. Luego Cheshvan, que es alrededor de octubre o noviembre. Luego Kislev, que es alrededor de noviembre o diciembre. Luego Tevet, que es alrededor de diciembre o enero. Luego Shevat, que es alrededor de enero o febrero. Luego Adar, que es alrededor de febrero o marzo. Y a veces Adar 2 en años bisiestos, que es alrededor de marzo o abril. Los tiempos designados de la Toráh en la primavera comienzan en Nisan en el calendario judío, que es equivalente a la Luna Nueva 1 del antiguo calendario lunar de 360 días de la Toráh. Y los tiempos designados de la Toráh en el otoño comienzan en Tishri en el calendario judío, que es equivalente a la Luna Nueva 7 del antiguo calendario lunar de 360 días de la Toráh. Y un día en la Toráh comienza en la noche, por eso está escrito, “y hubo tarde y mañana, día uno”. Un “día” en la Toráh es una noche completa, luego un día completo. A diferencia de los días romanos, que son mitad noche comenzando a la medianoche, luego un día completo, luego mitad noche terminando a la medianoche. 1 Samuel 20:27, Éxodo 19:1, Isaías 47:13, Números 28:11-14, Números 10:10, Salmo 81:3, Colosenses 2:16, 1 Reyes 6:1, 1 Reyes 6:37, 1 Reyes 8:2, 1 Reyes 6:38, Éxodo 13:4, 2 Reyes 20:8-11, Isaías 38:1-8, 2 Reyes 20:12, 2 Crónicas 32:31, 2 Crónicas 32:22-23, Génesis 7:24, Génesis 7:11, Génesis 8:4, Génesis 1:16, Génesis 1:14, Salmo 104:19, Éxodo 12:5-6, Levítico 23:5, Números 29:1, Levítico 23:24, Mateo 24:30-31, Apocalipsis 8:7-12, Apocalipsis 9:1-11, Apocalipsis 9:13-15, Apocalipsis 11:15, Levítico 23:27-28, Números 29:7, Levítico 16:6-34, Levítico 25:9-11, 1 Corintios 15:51-54, 1 Tesalonicenses 4:16-17, Mateo 24:30-31, Isaías 27:12-13, Isaías 11:12, Deuteronomio 16:13, Éxodo 23:16, Levítico 23:39-43, Éxodo 25:29, Números 15:10, Números 28:7, Números 29:12-34, Apocalipsis 14:10, Apocalipsis 15:5, Apocalipsis 15:7-8, Apocalipsis 16:2-21.

Este cielo y este tierra están designados para existir 7.000 años. Y los últimos 1.000 años son el shabbath milenario de esta tierra. Lo cual es el reinado de 1.000 años de Yeshua mencionado en el libro del Apocalipsis. Y el reinado de 1.000 años de Yeshua comenzará en el año 6.000 desde la creación. Por lo tanto, la segunda venida de Yeshua será en el año 6.000 desde la creación. Es por eso que Dios creó el cielo y la tierra en 6 días, y puso aparte el 7mo día al descansar en él, para prefigurar el tiempo total que designó para la existencia de este cielo y esta tierra, 7.000 años en total, con los últimos 1.000 años también puestos apartes como un descanso. El “shabbath milenario”. Es por eso que un salmo declara, “1.000 años ante tus ojos son como 1 día”. Y también por qué en el contexto del regreso de Yeshua, el apóstol Pedro declaró, “1 día delante del Amo es como 1.000 años y 1.000 años son como 1 día”. Esta profunda verdad también es mencionado en textos antiguos como la Epístola de Bernabé y el Midrash, que plenamente revelan el plan de Dios de 7.000 años. Y que los últimos 1.000 años son un shabbath milenario. Y que Yeshua regresa en el año 6.000 desde la creación. Un texto dice, “del shabbath habló al comienzo de la creación. Y Dios hizo las obras de sus manos en 6 días, y terminó el 7mo día, y descansó en él, y lo puso aparte. Presten atención, hijitos, a lo que esto significa; Terminó en 6 días. Él quiere decir esto, que en 6.000 años el Amo pondrá fin a todas las cosas, ya que 1 día con él significa 1.000 años. Y con esto, él mismo me da testimonio, diciendo, he aquí, el día del Amo será como 1.000 años. Por lo tanto, hijitos, en 6 días, es decir en 6.000 años, todo llegará a su fin. Y descansó el 7mo día. Con esto quiere decir que cuando venga su hijo, y abolirá el tiempo del que descarta la Toráh, y juzgará a los impíos, entonces verdaderamente descansará en el 7mo día”. Y el otro texto dice, “el puesto-aparte, bendito sea, creó 7 eones, y de todos ellos eligió solo el 7mo eón. Los 6 eones son para entrar y salir, para la guerra y la paz. El 7mo eón es completamente shabbath y descanso en la vida eonica. El puesto-aparte, bendito sea, creó 7 días, y de todos ellos eligió solo el 7mo día, como se dice, y Dios bendijo el 7mo día, y lo puso aparte”. El plan de Dios de 7.000 años es bastante obvio para aquellos que saben y entienden los tiempos designados de Dios en la Toráh. Es por eso que muchos judíos ya saben esta verdad. Mientras que muchos creyentes gentiles no lo saben ni lo entienden, porque no conocen la Toráh ni sus tiempos designados. Están en falta de Toráh, lo cual los hace ciegos. Por lo tanto, conocer el año del regreso de Yeshua es simplemente una cuestión de matemáticas. Lo cual es contar las genealogías y líneas de tiempo de las escrituras para determinar el año en que estamos desde la creación, para luego determinar cuántos años quedan hasta el año 6.000 desde la creación. Y aunque la duración del año solar cambió, de 360 días a 365 y 1/4 años, el tiempo para el regreso de Yeshua seguirá siendo 6.000 años. Porque un “año” sigue siendo una órbita completa de la tierra alrededor del sol, independientemente de cuántos días se demoró. Entonces Yeshua regresará cuando la tierra haya realizado 6.000 órbitas completas alrededor del sol. Y por la falta de Toráh del mundo, el mundo será tomado por sorpresa por la segunda venida de Yeshua, tal como el mundo fue tomado por sorpresa por el diluvio de Noé. Porque no entendieron que los tiempos designados de la Toráh y su calendario revelan el tiempo de los eventos de la segunda venida de Yeshua. Sin embargo, para aquellos que conocen y entienden y obedecen la Toráh, el regreso de Yeshua no será una sorpresa, será esperado. Del mismo modo que incluso los sabios ya estaban esperando la primera venida del Mashíaj, porque conocían la línea de tiempo de Daniel que revelaba que aparecería dentro de 490 años a partir del decreto para reconstruir Jerusalén después del cautiverio babilónico. Y esta es la razón porque, según Daniel, en los últimos días ninguno de los malvados entenderán, pero los sabios entenderán. Como está escrito, “y ninguno de los impíos entenderán, pero los sabios entenderán”. Habacuc 2:14, Isaías 11:9, Isaías 65:25, Isaías 65:20, Salmo 46:9, Isaías 14:5-8, Salmo 95:10-11, Hebreos 4:8-9, Hebreos 4:4 , Génesis 2:2, 2 Pedro 3:8, Apocalipsis 20:11, Mateo 24:35, Marcos 13:31, Hebreos 4:10. Apocalipsis 14:13, Colosenses 2:16-17, Salmo 90:4.

En 2020 DC en el calendario gregoriano estamos en 5994 YB en Tishri 10. “YB” significa “Year From the Beginning”, que significa “Año Desde el Principio” en inglés. Desde 2020 DC faltan 6 años para llegar a 6000 YB en 2026 DC. Lo cual será el verdadero tiempo de la segunda venida de Yeshua y el comienzo del shabbath milenario de esta tierra. El año oficial actual en el calendario judío no es el año verdadero desde el principio de la creación, que dice incorrectamente que estamos en 5781 AM en Tishri 1 en 2020 DC. “AM” significa “Anno Mundi”, que significa “año del mundo” en latín. Los años AM están 213 años detrás del verdadero año de la creación. Y académicos judíos saben que faltan años en el año AM. Desde Adán hasta Abraham fueron 2.010 años, que fue 2010 YB. Desde Abraham hasta la unción de Yeshua fueron 1.990 años, que fue precisamente 4000 YB, en el 26 DC. Y desde la unción de Yeshua hasta 2020 DC fueron 1.994 años, que es 5994 YB. Es por eso que según el profeta Oseas, Yeshua regresará después de 2 días, lo cual significa 2.000 años. Porque Yeshua regresa exactamente 2.000 años en 6000 YB en 2026 DC después de su unción en 4000 YB en 26 DC. Los registros genealógicos y líneas de tiempo que se encuentran en las escrituras comprueban estos cálculos y el año actual en que estamos desde la creación. Esto es contrario a la absurda mentira de que la tierra se creó a sí misma de la nada hace millones de años. Lo cual es una mentira que ha engañado a muchos. Incluso los métodos utilizados por los científicos para tratar de medir la edad de la tierra, como la datación por radiocarbono, han demostrado dar resultados falsos incluso en organismos vivos que murieron recientemente. Y también en otras muestras cuyo año de muerte fue conocido. Sin embargo, muchos ignoran estas falacias obvias y deciden deliberadamente seguir creyendo la mentira, porque quieren que la mentira sea la verdad y que la verdad sea la mentira. No quieren creer la verdad de que Dios creó los cielos y la tierra, y que la edad de la tierra se puede determinar fácilmente contando las genealogías y líneas de tiempo de las escrituras. Porque la Biblia es de hecho también un verdadero libro histórico, no un libro de fantasías, como lo son las explicaciones de los científicos sobre los orígenes de la tierra. Y se creen a sí mismos ser inteligentes por proponer nuevas fantasías y teorías que son admiradas y aceptadas por muchos, pero todo lo que han hecho es hacerse más estúpidos, por rechazar la verdad obvia que está escrita bajo sus propias narices en las escrituras. Y esta será una de las muchas sabidurías de los “sabios de este mundo” que Dios ridiculizará al regreso de Yeshua. Como tal, muchos creyentes gentiles también piensan erróneamente que debido a que Yeshua dijo “nadie sabe el día ni la hora”, que es imposible saber el tiempo del regreso de Yeshua. Los creyentes hace casi 2.000 años no sabían si Yeshua regresaría 100 años después de su primera venida, o 200 años, o 500 años, o 1.000 años. Es como un amo que le dice a sus siervos, “regreso en la noche”. Los siervos no saben si el amo regresará a las 9 PM, o las 12 AM, o las 3 AM, pero si ahora ya son las 5 AM, ahora los siervos saben que es la hora final para el regreso del amo. Y así estamos nosotros acercándonos al año 6.000 desde la creación. Estamos en la hora final y es bastante obvio que Yeshua está a punto de aparecer, para comenzar el shabbath milenario de esta tierra, como fue predestinado desde el principio de esta tierra. Y es por eso que a diferencia de los creyentes hace casi 2.000 años, nosotros, los que estamos en la última hora, y conocemos la Toráh y sus tiempos designados, sabemos el tiempo del regreso de Yeshua, que será en 2026 DC, en el año 6.000 desde la creación. Oseas 5:14-6:3.

El tiempo designado de Dios más puesto-aparte es el shabbath milenario de esta tierra. Porque solo ocurre una vez en el séptimo milenio, y dura 1.000 años. Entonces, no solo es menos común que cualquiera de los tiempos designados de la Toráh, sino que también es el más largo en tiempo. Ya que todos los demás tiempos designados de la Toráh o suceden una vez por semana, o una vez al año, o una vez cada 7 años o una vez cada 50 años. Y duran o un día, o unos pocos días, o un año entero. Aparte del shabbath milenario, el año de Yovel es el siguiente tiempo designado de Dios más puesto-aparte, lo cual usualmente es llamado el año del “Jubileo” en español. Porque solo ocurre una vez cada 50 años, según la Toráh. Como está escrito, “entonces sonarás fuertemente el shofar el día 10 de la 7ma luna nueva, en el día de la expiación sonarás el shofar por toda la tierra, y pondrás aparte el año 50 y proclamarás libertad en la tierra para todos sus habitantes, y será yovel para ustedes”. Dentro de cada conjunto de Yovel, hay 7 años de shabbath septienales. Entonces, cada 7 años es un año de shabbath. Y el año 49 es el último año de shabbath antes del año 50, que es el año de Yovel. Y es por eso que los años de shabbath están dentro de conjuntos de 50 de años de Yovel, ya que el conteo de años de shabbath se resetea en el año 50, y luego comienza nuevamente después del año 50. Es por eso que está escrito, “contarás 7 años de shabbath, 7 por 7 años, de modo que ocurran 7 años de shabbath en un período de 49 años, y luego pondrás aparte el año 50”. Se ordenó que las deudas fueran canceladas en los años de shabbath, y se ordenó que los siervos fueran liberados en los años de Yovel. Los años de Yovel son siempre múltiplos de 50 en el año desde el principio, “YB”. Porque así como los ciclos semanales de shabbath comenzaron en el primer día de la creación, de la misma manera los ciclos semicenteniales del año de yovel comenzaron en el primer año de la creación. Entonces 50 YB era el primer año de Yovel en 3925 AC en el año romano, luego 100 YB, luego 150, YB, y así sucesivamente. Y 7 YB fue el primer año de shabbath, en 3968 AC. Y 49 YB en 3926 AC fue el último año de shabbath de Yovel 1. Y luego 99 YB en 3876 AC fue el último año de shabbath de Yovel 2 en 100 YB en 3875 AC. Y es por eso que el regreso de Yeshua en el año 6000 YB también será un año de Yovel, ya que 6.000 es un múltiplo de 50. Y el año de su unción fue otro año de Yovel. Es por eso que poco después de que Yeshua fue ungido, leyó el pasaje en Isaías, “el airesoplo del Amo está sobre mí, porque me ha ungido para traer buenas nuevas a los afligidos, y me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, y para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros, y para proclamar el año de favor del Amo”. El “año de favor” de Dios cuando “se proclama la libertad” es el año de Yovel. Y el año de su unción fue precisamente 4000 YB, un múltiplo de 50. Es por eso que el período de tiempo desde su unción hasta su regreso tiene que ser un múltiplo de 50, ya que ambos eventos son años de Yovel, y cada uno tiene que alinearse perfectamente con los ciclos de años de Yovel. Y desde su unción en 4000 YB hasta su regreso en 6000 YB, son perfectamente 2.000 años, que es un período de tiempo que es de hecho un múltiplo de 50. Yeshua fue ungido en Yovel 80, que fue 26 DC. Y regresará en Yovel 120, que será 2026 DC. Los años de Yovel comienzan y terminan en el Día de Expiación de la Toráh, que es en Tishri 10 en el calendario babilónico judío. Esto es así porque Luna Nueva 7 Día 10 del antiguo calendario de la Toráh es verdaderamente el primer día de la creación. Que es cuando comenzaron todos estos ciclos de tiempos designados, ya sean los shabbaths semanales, o los shabbaths anuales, o los tiempos designados anuales, o los años de shabbath septienales, o los años de yovel semicentenarios, o el tiempo hasta el uno y único shabbath milenio. Como tal, después de que los hijos de Israel salieron de Egipto, entraron a la tierra de Canaán 40 años después en 2550 YB, que fue un año de Yovel. Era Yovel 51, que era 1425 AC. Y desde el tiempo de su entrada en la tierra de Canaán, contaron 7 años de shabbath, que fueron 49 años, y luego vino el siguiente año de Yovel en el año 50. El tiempo de Dios es perfecto. Levítico 25:9-10, Lucas 4:18-21, Isaías 61:1-2.

El año actual desde la creación se puede derivar con los siguientes registros genealógicos y líneas de tiempo de las escrituras. Adán fue el año 1 YB, que fue alrededor de 3974 AC. Set alrededor del año 131 YB, que fue alrededor de 3844 AC. Enós alrededor del año 236 YB, que fue alrededor de 3739 AC. Cainán alrededor del año 326 YB, que fue alrededor de 3649 AC. Mahalaleel alrededor del año 396 YB, que fue alrededor de 3579 AC. Jared alrededor del año 461 YB, que fue alrededor de 3514 AC. Enoc alrededor del año 623 YB, que fue alrededor de 3352 AC. Matusalén alrededor del año 688 YB, que fue alrededor de 3287 AC. Lamec alrededor del año 875 YB, que fue alrededor de 3100 AC. Noé alrededor del año 1057 YB, que fue alrededor de 2918 AC. Sem alrededor del año 1560 YB, que fue alrededor de 2415 AC. Ya que él nació cuando Noé tenía 503 años, porque tenía 97 años cuando sucedió el diluvio y tenía 100 años 2 años después del diluvio, que ocurrió por 1 año, que fue cuando Noé tenía 600 años, que fue el año 1657 YB, que fue alrededor de 2318 AC. Flavio Josefo también confirma el año del diluvio, que 1.656 años pasaron después de Adán hasta el diluvio, “ahora dice que este diluvio comenzó el decimoséptimo día del mes mencionado, y esto fue mil seiscientos cincuenta y seis años a partir de Adán, el primer hombre. Y el tiempo está escrito en nuestros libros sagrados, y los que en ese entonces vivieron anotaron, con gran precisión, tanto los nacimientos como las muertes de hombres ilustres”. Y como no hay un 0 YB, porque 1 YB es cuando comienzan los años YB, entonces el año del diluvio fue 1657 YB. Luego Arfaxad alrededor del año 1660 YB, que fue alrededor de 2315 AC. Sala alrededor del año 1695 YB, que fue alrededor de 2280 AC. Heber alrededor del año 1725 YB, que fue alrededor de 2250 AC. Peleg alrededor del año 1759 YB, que fue alrededor de 2216 AC. Reu alrededor del año 1789 YB, que fue alrededor de 2186 AC. Serug alrededor del año 1821 YB, que fue alrededor de 2154 AC. Nacor alrededor del año 1851 YB, que fue alrededor de 2124 AC. Luego Taré alrededor del año 1880 YB, que fue alrededor de 2095 AC. Abraham alrededor del año 2010 YB, que fue alrededor de 1965 AC. Porque él nació cuando Taré tenía 130 años, no cuando Taré tenía 70 años. Porque aunque Abraham aparece listado primero cuando Taré comenzó a tener hijos, “Abram, Nacor y Harán”, así como Sem aparece listado primero cuando Noé comenzó a tener hijos, “Sem, Cam y Jafet”, Abram no fue el primogénito de Taré, tal como Sem no fue el primogénito de Noé. Porque cuando Dios llamó a Abram cuando vivía en Ur de los caldeos, que era la tierra natal de Abram, Abram comenzó su viaje a Canaán, pero no fue a Canaán de inmediato. Sino que fue a Haran, porque su padre Taré vino con él y vivieron allí hasta que murió Taré, lo cual sucedió cuando Taré tenía 205 años. Y fue entonces cuando Abram partió a Canaán, después de la muerte de su padre. Que era cuando Abram tenía 75 años, para cumplir así, “vete de la casa de tu padre”. Lo cual implica que Taré no tenía 70 años cuando Abram nació, ya que Abram tenía 75 años cuando su padre Taré murió a los 205 años. Lo cual implica que Taré tenía 130 años cuando Abram nació. Luego Isaac alrededor del año 2110 YB, que fue alrededor de 1865 AC. Jacob alrededor del año 2170 YB, que fue alrededor de 1805 AC. Luego la entrada de Jacob y su familia a Egipto alrededor del año 2300 YB, que fue alrededor de 1675 AC. Luego el éxodo de Israel de Egipto alrededor del año 2510 YB, que fue alrededor de 1465 AC. Que fue 210 años más tarde después de que Jacob y su familia entró a Egipto, porque Israel no fue esclavizado a Egipto 400 años. Ni tampoco Israel fue esclavizado a Egipto por 430 años. Ya que la cuenta regresiva de 430 años comenzó cuando Abram recibió la promesa por primera vez, que sucedió en Ur de los caldeos. Porque ambas cuentas regresivas no solo representan el tiempo en la que el pueblo de Israel fue esclavizado a Egipto, sino también el tiempo de su extranjería en Canaán, una tierra que no les pertenecía. Y ese tiempo de extranjería comenzó con quien fue el primero en recibir la promesa, que fue Abram. Quien al recibir la promesa abandonó su tierra natal en ese mismo año, en ruta a Canaán, convirtiéndose así en el primer extranjero entre los hijos de la promesa. Que fue Abram y los hijos de Israel que vinieron a través de él. Y ya que ambas cuentas regresivas terminan en el mismo tiempo, que es en el éxodo del pueblo de Israel de Egipto, entonces la cuenta regresiva de 430 años desde cuando Abram recibió la promesa por primera vez fue cuando tenía 70 años, 5 años antes de su salida de Haran. Ya que después de que Abram recibió la promesa, salió de Ur de los caldeos con su padre Taré, y vivió en Haran durante 5 años, hasta que murió su padre. Y luego salió de Haran a los 75 años. Y luego, 30 años después de recibir la promesa, la cuenta regresiva de 400 años comenzó cuando Abraham tenía 100 años, que es cuando comenzó el tiempo de la extranjería de los descendientes de Abraham. Ya que es cuando nació el primer extranjero de los descendientes de Abraham, el hijo que le fue prometido a través de la cual vendrían sus descendientes, que fue Isaac. Flavio Josefo también confirma esto, porque Isaac murió en 2290 YB, y luego 220 años después de su muerte fue el éxodo de los hijos de Israel en 2510 YB. Como él escribió, “que contiene el intervalo de doscientos veinte años, desde la muerte de Isaac hasta el éxodo fuera de Egipto”. Luego la entrada de Israel a la tierra de Canaán alrededor del año 2550 YB, que fue alrededor de 1425 AC. Que fue el año de Yovel número 51. Que fue 40 años después de su éxodo de Egipto en 2510 YB, que fue alrededor de 1465 AC. Luego el comienzo de la construcción del primer templo alrededor del año 2990 YB, que fue alrededor 985 AC. El final del reinado del Rey Salomón sobre la casa de Judá alrededor del año 3026 YB, que fue alrededor del año 949 AC. El final del reinado del Rey Roboam sobre la casa de Judá alrededor del año 3043 YB, que fue alrededor del 932 AC. El final del reinado del Rey Abiam sobre Judá alrededor del año 3046 YB, que fue alrededor del año 929 AC. El final del reinado del Rey Asa sobre Judá alrededor del año 3086 YB, que fue alrededor del 889 AC. El final del reinado del Rey Josafat sobre Judá alrededor del año 3110 YB, que fue alrededor del 865 AC. Y fue corregente con su hijo Joram durante 4 años. El final del reinado del Rey Joram sobre Judá alrededor del año 3114 YB, que fue alrededor del 861 AC. Y fue corregente con su padre Josafat durante 4 años. El final del reinado del Rey Ocozías sobre Judá alrededor del año 3115 YB, que fue alrededor del 860 AC. Y solo reinó 1 año y fue corregente con su madre Atalía durante 1 año. El final del reinado de la Reina Atalía sobre Judá alrededor del año 3120 YB, que fue alrededor del 855 AC. Y fue corregente con su hijo Ocozías durante 1 año. El final del reinado de Rey Joás sobre Judá alrededor del año 3159 YB, que fue alrededor del 816 AC. Y fue corregente con su hijo Amasías durante 3 años. El final del reinado de Rey Amasías sobre Judá alrededor del año 3185 YB, que fue alrededor del 790 AC. Y fue corregente con su padre Joás durante 3 años, y luego fue corregente con su hijo Uzías durante 23 años. El final del reinado de Rey Uzías sobre Judá alrededor del año 3214 YB, que fue alrededor del 761 AC. Y se convirtió en único rey en el año 27 del rey Jeroboam II sobre Israel durante 29 años, pero fue corregente con su padre Amasías durante 23 años. El final del reinado de Rey Jotam sobre Judá alrededor del año 3230 YB, que fue alrededor del 745 AC. Y fue corregente con su hijo Acaz durante 8 años. El final del reinado de Rey Acaz sobre Judá alrededor del año 3238 YB, que fue alrededor del 737 AC. Y se convirtió en único rey en el año 17 de Pekah durante 8 años, pero antes de eso fue corregente con su padre Jotam durante 8 años, y también fue corregente con su hijo Ezequías durante 3 años. El final del reinado de Rey Ezequías sobre Judá alrededor del año 3264 YB, que fue alrededor del 711 AC. Y fue corregente con su padre Acaz durante 3 años. El final del reinado de Rey Manasés sobre Judá alrededor del año 3319 YB, que fue alrededor del 656 AC. El final del reinado de Rey Amón sobre Judá alrededor del año 3321 YB, que fue alrededor del 654 AC. El final del reinado de Rey Josías sobre Judá alrededor del año 3352 YB, que fue alrededor del 623 AC. El final del reinado de Rey Joacaz sobre Judá alrededor del año 3353 YB, que fue alrededor del 622 AC. Y él reinó 3 meses. El final del reinado de Rey Joacim sobre Judá alrededor del año 3363 YB, que fue alrededor del 612 AC. El final del reinado de Rey Joaquín sobre Judá alrededor del año 3364 YB, que fue alrededor del 611 AC. Que es cuando ocurrió la primera deportación de la casa de Judá a Babilonia. Que es cuando comenzó la línea de tiempo del exilio de 70 años. El fin del reinado del rey Sedequías sobre Judá alrededor del año 3374 YB, que fue alrededor del 601 AC. Que fue cuando el primer templo fue destruido. Que es también cuando los sacrificios cesaron por primera vez. Que fue también el comienzo de los 1.290 años de Daniel. Donde cada día profético fue un año literal, comenzando en 3375 YB y 600 AC. Y luego el decreto del rey Ciro para reconstruir el templo al final del exilio de 70 años alrededor de 3434 YB, que fue alrededor del 541 AC. Y luego el decreto para reconstruir la muralla de Jerusalén alrededor de 83 años después por el rey Artajerjes. Y aunque el rey Ciro fue el primero en emitir el decreto de reconstruir el templo de Dios, a través del decreto anterior del rey Ciro, fue el rey Artajerjes quien emitió el decreto para reconstruir Jerusalén y su muralla específicamente. Según la profecía de las 70 semanas, “a partir de la salida de el decreto para restaurar y construir Jerusalén, y la calle volverá a ser construída, y la muralla”. Que fue un decreto emitido alrededor del año 3517 YB, que fue alrededor del 458 AC. Que fueron las primeras 7 semanas proféticas de las 70 semanas proféticas de Daniel, o 49 años literales, que fue el tiempo de la reconstrucción. Y luego fue la unción del Mashiaj 483 años después. Que ocurrió después de las 7 semanas proféticas de reconstrucción y después de 62 semanas proféticas. Por lo tanto, después de 69 semanas proféticas después del mandamiento de reconstruir Jerusalén. Que fue después de los 49 años literales de reconstrucción y después de 434 años literales. Que por lo tanto fue el año 4000 YB, que fue el 26 DC. El año de su bautismo. El año de su unción. Un año de Yovel. En el Día de la Expiación. En el otoño. Y luego en el 691 DC fue la finalización de la Cúpula de la Roca, cumpliendo así la abominación que profanaría el lugar donde estaban los dos templos de Dios, que era el Monte Moriah. Que sucedió 1.290 años después de 600 AC, cuando se detuvieron los sacrificios en el primer templo in 601 BC con Sedequías. Que es también fue el comienzo de los 1.335 años de Daniel, donde nuevamente cada día profético es un año literal. Y así, en 2020 DC, han pasado alrededor de 1.994 años desde la unción del Mashiaj en 4000 YB. Que fue el 26 DC. Por eso 3974 YB a 4000 YB son 26 años y por eso 3974 AC a un 4000 AC que en realidad nunca existió son 26 años. Por que 3974 AC es conversamente el verdadero año de la creación y 26 DC es conversamente el verdadero año de la unción del Mashiaj. Y desde el comienzo de 1 YB hasta el final de 4000 YB son 4.0000 años completos. Y desde y incluyendo 3974 AC hasta y incluyendo 26 DC son 4.000 años completos. Y por lo tanto al saber estas calculaciones exactas en 2020 DC estamos en el año 5994 YB, con alrededor de 6 años restantes hasta el año 6000 YB. Que sería el 2026 DC. Que por lo tanto sería el año de la segunda venida del Mashiaj. Qué es exactamente 2.000 años desde su unción. Y también 1.335 años desde la finalización de la Cúpula de la Roca en el año 691 DC. Génesis 5:3-32, Génesis 7:6, Génesis 11:10-25, Génesis 11:26, Génesis 5:32, Génesis 12:1-3, Génesis 15:7, Nehemías 9:7, Génesis 11:31-32, Génesis 12:4, Hechos 7:2-5, Génesis 12:1-6, Génesis 21:5, Génesis 25:26, Génesis 47:28, Hechos 7:6, Gálatas 3:16-17, Éxodo 12:40, Génesis 15:3-4, Génesis 15:13-14, Génesis 17:15-19, Génesis 21:7-8, Hebreos 6:13-15, Números 32:13, 1 Reyes 6:1, 1 Reyes 11:42, 1 Reyes 14:21, 2 Crónicas 12:13, 1 Reyes 15:1-2, 2 Crónicas 13:1-2, 1 Reyes 15:9-10, 2 Crónicas 16:13, 1 Reyes 22:41-42, 2 Crónicas 20:31, 2 Crónicas 21:5, 2 Reyes 8:16-17, 2 Crónicas 22:2, 2 Reyes 8:26, 2 Reyes 11:3-16, 2 Crónicas 24:1, 2 Reyes 12:1, 2 Crónicas 25:1, 2 Reyes 14:1-2, 2 Reyes 14:17, 2 Reyes 15:1-2, 2 Crónicas 26:3, 2 Reyes 15:32-33, 2 Crónicas 27:1, 2 Reyes 16:1-2, 2 Crónicas 28:1, 2 Reyes 18:1-2, 2 Crónicas 29:1, 2 Reyes 21:1, 2 Crónicas 33:1, 2 Crónicas 33:21, 2 Crónicas 34:1, 2 Crónicas 36:2, 2 Reyes 23:31, 2 Crónicas 36:5, 2 Crónicas 36:9, 2 Crónicas 36:11-19, Daniel 12:11, Esdras 1:1-4, Daniel 9:25, Nehemías 2:1-9, Esdras 7:11-26, Esdras 9:9, Lucas 4:18-21, Isaías 61:1-2, Levítico 25:9-10, Mateo 4:23, Juan 9:6-7, Marcos 1:29-32, Mateo 6:12, Lucas 11:4, Deuteronomio 15:1, Deuteronomio 31:10, Levítico 25:8, Daniel 9:24, Daniel 9:26, Daniel 9:27, 1 Corintios 5:7, Romanos 3:25, Hebreos 7:27, Hebreos 10:10-12, Jeremías 31:31 , Mateo 26:28, Daniel 12:11, 2 Crónicas 3:1, Esdras 5:15-16, Daniel 12:12.

La muerte de Yeshua ocurrió en Nisan 14, 4003 YB, que fue en la primavera del 30 DC en el año romano. Murió en el día y la hora en que el cordero de la Pascua tuvo que ser sacrificado. Y sus huesos no fueron rotos para cumplir con uno de los requisitos del cordero de la Pascua. Murió un miércoles por la tarde para cumplir así “3 días y 3 noches” que permanecería muerto. Fue resucitado en algún momento de la noche después del atardecer del sábado. Que era el día de la ofrenda de primeros frutos de la cebada. Su muerte fue antes del gran shabbath del 1er día del Banquete de los Panes sin Levadura, que comenzó la noche después de su muerte. Porque la Toráh ordenó “no trabajarás” en el 1er día de los Panes Sin Levadura. Por lo tanto, era un “gran shabbath”, porque era menos común que el shabbath semanal. Según Juan, “porque ese shabbath fue un día alto”. “Shabbath” significa “descanso”. Es por eso que, según Marcos, las mujeres compraron especias después del shabbath, pero según Lucas, las mujeres compraron especias antes del shabbath. Esto no fue una contradicción. Esto fue así porque las mujeres compraron especias después del gran shabbath que terminó el atardecer del jueves y antes del shabbath semanal que comenzó el atardecer del viernes. Entonces, después de que Yeshua fue sepultado rápidamente antes de la puesta del sol del miércoles, descansaron en el gran shabbath hasta la puesta del sol del jueves. Luego compraron las especias el viernes durante el día. Luego descansaron el shabbath semanal hasta la puesta del sol del sábado. Luego temprano el domingo por la mañana cuando llegaron a la tumba, Yeshua ya se había ido. Porque el día de la ofrenda de los primeros frutos de la cebada comenzó esa noche antes del domingo por la mañana. Porque un día en la Toráh comienza en la noche. Así que Yeshua no murió un viernes antes del shabbath semanal ordinario del sábado, como muchos creen falsamente. Murió un miércoles antes de un gran shabbath. El miércoles de Nisan 14 en 30 DC se acercaba a la luna llena, lo cual confirma que 30 DC es el verdadero año de su muerte. Y la luna si es un verdadero testigo del año de su muerte, porque murió en la Pascua de la Toráh, que la Toráh ordenó que fuera el día 14 de la 1ra luna nueva, que era Nisan 14, que era el día antes de la luna llena en Nisan 15. Por lo tanto, el año donde la primera luna llena después del equilux de Jerusalén es después de la puesta del sol de un miércoles es el verdadero año de su muerte, porque los tiempos designados de la Toráh están basados en la luna. Lo cual era 30 DC. Y 3 años y 1/2 antes de su muerte fue su unción en Tishri 10, 4000 YB, que fue el Día de Expiación, que fue en el otoño de 26 DC. En ese día específico, la Toráh ordenó que el Sumo Sacerdote fuera lavado con agua, para ingresar al lugar más puesto-aparte del templo. Lo cual Yeshua cumplió al ser bautizado en agua, antes de entrar al lugar celestial más puesto-aparte. Lo cual es sentarse a la mano derecha de Dios, como Sumo Sacerdote en el orden de Melquisedec, en forma glorificada. Es por eso que su bautismo en agua fue necesario para “cumplir toda justicia” requerida por la Toráh. Éxodo 12:5-6, Levítico 23:5, 1 Pedro 1:19, 2 Corintios 5:21, Éxodo 12:46, Juan 19:36, Salmo 34:20, Colosenses 1:15, Marcos 15:34-37 , 1 Corintios 5:7, Éxodo 12:8, Levítico 23:6, Éxodo 12:18, 1 Corintios 5:6-8, Éxodo 12:16, Marcos 15:42, Lucas 23:54, Juan 19:31– 42, Juan 13:1-29, Mateo 26:17, Marcos 14:12, Lucas 22:7-16, Marcos 16:1-6, Mateo 28:1-6, Lucas 24:1-5, Juan 20:1-2, Mateo 12:40, Marcos 16:1.

Yeshua regresará a esta tierra, y vivirá en ella y reinará sobre ella por 1.000 años. Su pueblo será resucitado de entre los muertos en su regreso y también serán transformados en nuevos cuerpos inmortales. Su pueblo vivirá con él en esta tierra y también se les darán autoridad para reinar esta tierra con él. Su pueblo reinará sobre las naciones. Y las naciones servirán al pueblo de Dios. Las naciones permanecerán en cuerpos mortales, pero recibirán nuevos cuerpos inmortales en los nuevos cielos y la nueva tierra 1.000 años después del árbol de la vida. El Mashíaj reinará desde el Monte Sión durante su reinado de 1.000 años. Que será una montaña que se formará y se alzará en su segunda venida. Que estará alrededor de las montañas de Hebrón y será la montaña más alta de la tierra. Justo al sur de esa montaña se construirá una gran ciudad. Que es donde vivirán aquellos que heredarán el reino de Dios, durante 1.000 años, lo cual se llamará la “ciudad de Dios” y “Sión”. Será un tiempo diferente a todo lo que este mundo jamás haya visto, porque el Mashíaj reinará el mundo con justicia y con vara de hierro según la Toráh de Moisés. Y el mundo será justo y lleno del conocimiento de Dios. Los animales ya no atacarán al hombre ni se atacarán entre sí, porque el león comerá junto con el buey y el lobo con el cordero. Los niños jugarán cerca de las guaridas de víboras y no serán lastimados. La tierra entera hablará un idioma, porque así como Dios hizo que la humanidad hablara diferentes idiomas para dividir el mundo, él hará que la humanidad hable un solo idioma para unificar el mundo bajo el Mashíaj. Ya no habrá más guerras entre los hombres, y habrá paz en la tierra. No habrá más hambre ni sed. El Monte Sión fluirá con un río de agua hacia el oriente hasta el Mar Muerto, y hará que el Mar Muerto se haga fresco y lleno de peces. Y crecerán árboles a los lados de este río, cuyas hojas serán para la sanación de enfermedades de las naciones. El Monte Sión también fluirá con un río de lava hacia el norte, y se formará en un lago de lava en el lado sur de Jerusalén, en el Valle de Hinom, también llamado “Gehenna”. Lo cual será el lugar donde se llevará a cabo el castigo final de los que viven sin toráh y los desobedientes. Un hombre a los 100 años será considerado joven. Habrá familias numerosas como lo fue en la antigüedad. Familias de 10, 15, 20 o más hijos e hijas. Y la tierra será lo más poblada que jamás haya sido. Es por eso que la gran multitud del Apocalipsis que viene de la gran tribulación en la segunda venida de Yeshua no puede ser numerada. El sol brillará 7 veces más brillante y la luna tan brillante como el sol. Las naciones construirán grandes ciudades y las ciudades antiguas serán reconstruidas. Habrá un avance aún mayor en tecnología y conocimiento. Este es el shabbath milenario de esta tierra, los últimos 1.000 años del total de 7.000 años designados para la existencia de esta tierra. Será la altura de la civilización de esta tierra. Y así como Israel alcanzó su altura de gloria durante el reinado justo de Salomón, de la misma manera esta tierra alcanzará su altura de gloria durante el reinado justo del Mashíaj, pero de una manera mucho mayor. Se le mostrará al mundo cómo Dios quería que fuera una nación, según su Toráh. Porque en los últimos 6.000 años antes del shabbath milenario, cada reino en la tierra se hizo malvado y eventualmente terminó, incluyendo el reino de Israel. Sin embargo, el reino de Yeshua nunca terminará, porque será un reinado justo. Mateo 24:30-31, 1 Tesalonicenses 4:16-17, 1 Corintios 15:51-54, Apocalipsis 20:6, Ezequiel 40:2, Isaías 2:2-3, Miqueas 4:1, Zacarías 8:3, Isaías 31:9, Marcos 9:47-48, Isaías 66:24, Ezequiel 20:46-48, Isaías 62:1-12, Salmo 132:11-18, Isaías 25:6-10, Hebreos 12:22, Salmo 149:7-9, Isaías 24:21-22, Salmo 21:9, Miqueas 4:6-7, Isaías 24:1-6, Apocalipsis 7:9, Apocalipsis 2:27, Mateo 5:22, Isaías 65:19-20, Habacuc 2:14, Isaías 11:9, Isaías 2:3, Mateo 5:19, Isaías 30:26, Isaías 65:25, Isaías 11:6-9, Ezequiel 34:25, Oseas 2:18, Salmo 46:9, Isaías 2:4, Isaías 14:5-8, Sofonías 3:9, Ezequiel 47:1-12, Zacarías 14:16-18, Isaías 61:4, 2 Corintios 3:7-10 , Romanos 8:18-19, Isaías 49:10, Apocalipsis 7:16, Isaías 60:1-14, Salmo 48:1-13.

El dinero de papel y dinero fiduciario son la verdadera marca de la bestia del Apocalipsis. Que se ha emitido a todos en el mundo para comprar y vender, alrededor de los últimos 100 años en esta última generación antes de la segunda venida de Yeshua, según el Apocalipsis. Porque todos en el mundo, ricos y pobres, grandes y pequeños, usan dinero de papel y dinero fiduciario para comprar y vender, exactamente como la profecía dijo que sucedería. Y el dinero de papel y dinero fiduciario ahora también es la única forma legal de comprar y vender según las leyes de curso legal del mundo. El dinero de papel y dinero fiduciario son una forma prohibida de dinero que rompe el mandamiento de la Toráh, “tendrás pesos y balanzas justas”. Porque el dinero verdadero según la Toráh es oro y plata, cuyo valor es basado en su peso. Es por eso que la Toráh ordena a todos tener pesos y balanzas justas, para pesar con precisión el oro, para comprar y vender justamente. Porque el oro es dinero verdadero según la Ley de Dios. Y ya que el valor del oro es basado en un peso estándar, es por eso que no puede ser devaluado, porque 1 onza de oro hoy es la misma 1 onza de oro mañana. Es por eso que el oro se usó como dinero durante miles de años, porque es dinero valioso, cuyo valor es basado en su peso. Y de tal manera el valor del dinero de oro es estable y verdadero. Y es por eso que los nombres de los dineros fiduciarios de hoy eran anteriormente nombres de pesos, como “dólares”, “pesos” o “libras”, que se utilizaron para derivar el valor del oro basado en el nombre de un peso en cada nación. Sin embargo, cuando el dinero de papel y dinero fiduciario fue emitido al mundo, la gente ya no compraba ni vendía según el nombre de un peso, ni el número de un peso, ni siquiera el oro, sino simples nombres y números. Entonces estos nombres anteriores de pesos y números de pesos eventualmente se convirtieron en pesos falsos y números falsos de pesos. Lo cual es la marca de la bestia en sus dos formas, “el nombre de la bestia” y el “número de su nombre”. Y es por eso que 666 se refiere a “666 talentos de oro” en el Tanaj, porque “talento” es el nombre de un peso en Israel, y 666 es el número del peso. Como si la gente comenzara a comprar y vender con el mero nombre de “talento”, o el mero número de un peso “666”, sin tener nada que ver con el peso ni con un número de peso ni con oro. Y ahora hoy en día, muchas compras ya se realizan sin dinero de papel, sino con meros números, a través de los bancos modernos. Meros números son deducidos de una cuenta bancaria y son agregados a otra cuenta bancaria. Que ahora es comprando y vendiendo con el mero “número de su nombre”. Y de tal manera el dinero de papel y dinero fiduciario es un peso falso y un número falso de un peso, cuyo valor es solo un número imaginario percibido. La única forma de eliminar la marca de la bestia es deshaciéndose de todo dinero de papel y dinero fiduciario. Una verdadera prueba de creencia y obediencia a los mandamientos de Dios, porque el dinero es una necesidad, aún para comprar comida. Y la comida es una necesidad para vivir. El dinero de papel y dinero fiduciario también es lo que empobrece al mundo. Porque quienes lo emiten lo continúan devaluando, lo cual causa que los salarios e ingresos se retrasen detrás de la devaluación. Lo cual luego causa la inflación de los precios. Lo cual luego causa la deuda, que no se da grátis, sino con interés. Y aquellos que emiten esta forma de dinero lentamente se convierten en dueños de todo, a través de la deuda. Es el mayor esquema de robo que el mundo jamás haya visto. Y es por eso que lo que alguien gana en salario mínimo en Egipto en un día es suficiente para comprar comida por un solo día en los EUA. Y también por qué muchos venezolanos comen de sus basuras. Todo por la devaluación del dinero fiduciario. El dinero de papel y dinero fiduciario son la raíz de todo mal. Y es por eso que los padres fundadores de los EUA también estaban completamente en contra del dinero de papel, como George Washington y Andrew Jackson y Daniel Webster. Como escribieron respectivamente, “el dinero de papel ha tenido el efecto que tendrá en su estado de arruinar el comercio, oprimir a los honestos y abrir la puerta a toda especie de fraude e injusticia”. Y también, “la Constitución de los Estados Unidos sin duda tenía la intención de asegurar al pueblo un medio circulante de oro y plata. Pero el establecimiento de un banco nacional por el Congreso, con el privilegio de emitir dinero de papel recibido en el pago de las cuotas públicas, y el desafortunado curso de legislación en varios Estados sobre el mismo tema, expulsó de la circulación general la moneda constitucional y sustituyó uno de papel en su lugar”. Y también, “estamos en peligro de ser abrumados con papel irredimible, simple papel, que no representa oro ni plata; no señor, que representa nada más que promesas incumplidas, mala fe, corporaciones en bancarrota, acreedores engañados y un pueblo arruinado” y “de todos los artilugios para engañar a las clases trabajadoras de la humanidad, ninguno ha sido más efectivo que el que los engaña con dinero de papel”. E incluso la constitución de los EUA solo permite que el oro y la plata sean dinero, “curso legal”. Como está escrito en la constitución, “ningún estado hará otra cosa que monedas de oro y plata como curso legal en pago de deudas”. Porque el oro es dinero verdadero, porque es valioso, y su valor es basado en su peso, según la Toráh. Es por eso que no puede ser devaluado, lo cual mantiene los precios consistentes en una sociedad, lo cual es bueno. A diferencia de los precios siempre subiendo en una sociedad debido a la devaluación de una forma de dinero que no tiene verdadero valor, que es maldad. Como tal, recibir la marca de la bestia en la mano derecha simboliza poseer esta forma de dinero, porque la mano derecha es un símbolo de autoridad. Y quien posee esta forma de dinero tiene autoridad para comprar y vender. Y recibir la marca de la bestia en la frente simboliza la deuda para comprar y vender. Porque tener un nombre impreso en la frente simboliza tener ese nombre como dueño, lo cual sucede a través de la deuda, ya que un prestatario es un esclavo de su prestamista. Que hoy viene en forma de hipotecas y préstamos para automóviles y varias otras deudas de dinero fiduciario, lo cual todos son maneras de comprar y vender, usando la deuda. La razón porque la mayoría no puede identificar el dinero de papel y dinero fiduciario como la marca de la bestia es porque no conocen la Toráh ni lo que ordena respecto al dinero. Tampoco entienden que el libro del Apocalipsis es un libro de símbolos, que habla de una forma de dinero que sería utilizada por todos en el mundo que es contra la Toráh de Dios. No que todos en el mundo usarían implantes literales o tatuajes literales en la frente y la mano derecha para comprar y vender. Entonces son ignorantes y engañados y tontos. Y en un camino hacia la destrucción, porque quien tenga la marca de la bestia y no cumple con “sal de ella mi pueblo” al deshacerse de esta forma malvada de dinero, será destruido en el lago de lava. Dios ha hecho que el dinero mismo sea una piedra de tropiezo al mundo entero. Sin embargo, el dinero en sí no es lo que es malvado, porque el oro y la plata son dinero bueno y justo. Y el oro y la plata serán el dinero que se usará nuevamente bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua. Porque eso es lo que la Toráh revela es dinero. Es la forma de dinero que existe hoy en día que es malvada. Que es dinero de papel y dinero fiduciario. Apocalipsis 13:16, Apocalipsis 13:17, Ezequiel 18:13, Ezequiel 18:8, Deuteronomio 23:19, 2 Corintios 6:14, Apocalipsis 13:18, 1 Reyes 10:14, 2 Crónicas 9:13, Nehemías 5:7-10.

La 1ra bestia del Apocalipsis con 7 cabezas simboliza 7 grandes reinos que han reinado sobre la tierra de Israel y el pueblo de Dios. Porque las “bestias” en profecía simbolizan reinos. Y cada cabeza simboliza 1 reino específico. Entonces, las 7 cabezas son 7 reinos específicos, que son agrupados en uno solo, porque todos tienen una cosa en común. Todos reinaron sobre la tierra de Israel y el pueblo de Dios. Y debido a que las profecías de las escrituras están en el contexto de Israel y el pueblo de Dios, es por eso que estos 7 reinos son de gran importancia, aunque otros grandes reinos también han existido en la tierra. Y el lapso de tiempo de estos 7 grandes reinos comenzó después del diluvio de Noé, que es cuando los reinos comenzaron a surgir en la tierra nuevamente. Ya que todos los reinos anteriores de la tierra fueron destruidos por el diluvio. Y el lapso de tiempo termina con la segunda venida de Yeshua, que es cuando todos los reinos de la tierra serán destruidos nuevamente. Es por eso que la 8va cabeza de la 1ra bestia del Apocalipsis es “arrojada al fuego”, porque ya cuando aparezca, la destrucción de la segunda venida de Yeshua ya ha llegado. Por eso no es contada entre las 7 cabezas. Y esta es también la razón porque la 1ra bestia del Apocalipsis asciende del “mar”, lo cual simboliza a muchos pueblos y naciones, porque en su gran lapso de tiempo la 1ra bestia del Apocalipsis realmente simboliza a muchos pueblos y naciones. Las grandes ciudades de cada uno de estos 7 grandes reinos también son lugares específicos desde los cuales Satanás reinó la tierra, que de hecho es la cabeza de todos los reinos de la tierra. Y es por eso que en un tiempo Satanás fue entronado en Pérgamo, según el libro del Apocalipsis. Y Pérgamo fue la gran ciudad del reino de Grecia. Lo cual se relaciona con una de las cabezas de la 1ra bestia del Apocalipsis. Y es por eso que el dragón “da su autoridad” a la 1ra bestia del Apocalipsis, porque Satanás reinó a través de estos reinos. Y, Satanás recibió la admiración que desea a través de estos reinos que estaban bajo su reinado. Y 4 de estos 7 reinos de la 1ra bestia del Apocalipsis son las 4 bestias de Daniel. Es por eso que la 1ra bestia del Apocalipsis tiene partes de un león, oso, leopardo y 10 cuernos. Lo que se relaciona con las 4 bestias de Daniel. La 1ra bestia de Daniel, que es el león, es Babilonia. Porque Daniel estaba en exilio en Babilonia. Por lo tanto, el contexto de sus profecías comienza con Babilonia. Y cuando se le dieron las visiones a Juan, quién escribió el libro del Apocalipsis, 5 reinos de los 7 ya habían caído. Y el 6to estaba reinando en ese tiempo. Que era Roma. Como tal, la 1ra cabeza y el 1er reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Egipto. Ellos esclavizaron al pueblo de Dios. Luego la 2da cabeza y el 2do reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Asiria. Tomaron a la casa de Israel al exilio. Luego la 3ra cabeza y el 3er reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Babilonia. Tomaron la casa de Judá al exilio. Son la 1ra bestia de Daniel. Lo cual es el león, que corresponde a la boca de un león de la 1ra bestia del Apocalipsis. Luego la 4ta cabeza y el 4to reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Medo-Persia. Reinaron sobre la tierra de Israel. Lo cual es la 2da bestia de Daniel. Lo cual es el oso, que corresponde a los pies de un oso de la 1ra bestia del Apocalipsis. Luego la 5ta cabeza y el 5to reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Grecia. Reinaron sobre la tierra de Israel. Lo cual es la 3ra bestia de Daniel. Lo cual es el leopardo, que corresponde a la apariencia de un leopardo de la 1ra bestia del Apocalipsis. Luego la 6ta cabeza y el 6to reino para reinar sobre el pueblo de Dios fue Roma. Lo cual es la 4ta bestia de Daniel. Que tiene 10 cuernos, que corresponde a los 10 cuernos de la 1ra bestia del Apocalipsis. Luego la 7ma cabeza y el 7mo reino que reinó sobre el pueblo de Dios fue Arabia. Quienes también se llaman “musulmanes” y “árabes”. Reinaron sobre la tierra de Israel y construyeron la Cúpula de la Roca en el Monte Moriah, que es donde se encontraban los templos anteriores. Luego la 8va cabeza y el 8vo reino son los “Estados Unidos de Europa” que ahora se están formando. A la cual se le dará autoridad por 10 naciones. Que es lo que simbolizan los 10 cuernos. Los “EUE” es Roma nuevamente. Porque está siendo formado por la voluntad de la Ciudad del Vaticano, en Roma. Porque la Ciudad del Vaticano reina sobre toda la tierra a través de los bancos centrales de cada nación, incluso sobre la nación de Israel, por eso es llamada una “prostituta” que tiene “sexo con los reyes de la tierra”. Ya que el “sexo” simboliza una unión, que en el contexto de la Ciudad del Vaticano y los reyes de la tierra esta unión se realiza a través de los bancos centrales. Ya que todos los bancos centrales de la tierra se rastrean a un solo banco, el Banco del Vaticano, en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Y al igual que una prostituta, la Ciudad del Vaticano recauda dinero a través de sus bancos centrales, el dinero del oro. Y sus bancos centrales emiten dinero de papel y dinero fiduciario a todo el mundo para comprar y vender. Lo cual es la marca de la bestia del Apocalipsis. Y es por eso que la “prostituta” está montada sobre la 1ra bestia del Apocalipsis en una visión posterior en el libro del Apocalipsis, porque ella es la que “reina sobre los reyes de la tierra” a través del dinero y sus bancos centrales. Y las 7 cabezas en las que está sentada también simbolizan 7 montañas, qué son las 7 montañas de Roma, que es donde está la Ciudad del Vaticano. Y esta es también la razón por qué, según el libro de Daniel, el 4to reino, que es Roma, termina “devorando toda la tierra” al llegar la segunda venida de Yeshua. Lo cual la Ciudad del Vaticano, en Roma, ha hecho a través del dinero y sus bancos centrales. Es un sistema financiero que ha devorado toda la tierra. Clandestinamente. Lo cual muy pocos entienden, debido al engaño. Y esa es también la razón porque la prostituta es llamada “de Babilonia”, porque los bancos originaron en Babilonia. Y esta es también la razón por qué la cual el 4to reino de Daniel, que es Roma, es verdaderamente el último gran reino de la tierra. Porque aunque disminuyó, continuó existiendo a través de los papas romanos, luego se convirtió en el sistema financiero global que es hoy, todo centrado en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Y es por eso que está escrito sobre la 8va cabeza, “fue, y no es, y será la octava”, porque fue Roma como la 6ta cabeza, luego no era en la 7ma cabeza, luego regresa como la 8va cabeza, como los “EUE”, formado por la Ciudad del Vaticano, en Roma. Es el imperio romano nuevamente. Y esa es también la razón por qué una de las cabezas de la 1ra bestia del Apocalipsis fue herida de muerte, pero luego fue sanada. Porque Roma casi murió, pero luego regresa. Y según el libro del Apocalipsis, la Ciudad del Vaticano será destruida por las 10 naciones que otorgarán su autoridad a los EUE. Y ya que ella es la cabeza del sistema financiero, su destrucción causará el colapso de todo el dinero de papel y dinero fiduciario en toda nación del mundo. Es por eso que los comerciantes de la tierra llorarán por su destrucción, porque “ya nadie compra su mercancía”, porque todos las dineros fiduciarios entrarán en hiperinflación globalmente. Porque el valor del dinero fiduciario es una mera ilusión. Por eso, incluso según las palabras de Voltaire, un escritor francés, “el dinero de papel eventualmente regresa a su valor intrínseco, cero”. Y esto sucederá alrededor de 6 meses antes de la segunda venida de Yeshua. Y entonces habrá llanto y hambruna alrededor de 6 meses antes de la segunda venida de Yeshua. Y luego Yeshua traerá plagas y destrucción después de su descenso en la tierra. Daniel 7:23, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:15, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:9-10, Lucas 4: 5-6, 2 Corintios 4:4, Apocalipsis 2:12-13, Apocalipsis 13:1-2, Mateo 4:8-9, Apocalipsis 13:4, Apocalipsis 17:10, Salmo 2:8-9, Éxodo 1:8-11, 2 Reyes 17:5-6, Jonás 3:1-4, 2 Reyes 24:14-16, 2 Crónicas 36:11-19, Daniel 7:3-4, Daniel 7:3-4, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:38, Isaías 14:3-12, Daniel 7:5, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:1-4, Daniel 8:18-20, Ezequiel 28:11-13, Daniel 7:6, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:5-8, Daniel 8:21-22, Apocalipsis 2:12-13, Daniel 7:7, Apocalipsis 13:1, Daniel 2:31-33, Daniel 2:40-43, 1 Juan 2:18, 2 Tesalonicenses 2:8, Mateo 24:5, Daniel 7:8, Daniel 9:26-27, Mateo 24:15-20, Lucas 21:20-24, Lucas 21:5-6, 2 Tesalonicenses 2:4, Daniel 8:9, Daniel 8:21-25, Daniel 8:9-12, Daniel 11:15-31, Daniel 11:36-37, Daniel 7:25, Daniel 7:8, Apocalipsis 13:5-6, Daniel 7:25, Apocalipsis 13:5-7, Daniel 4:16, Daniel 9:24, Daniel 7:23-24, Apocalipsis 17:10, Daniel 12:11, Daniel 12:11, Esdras 5:15-16, Apocalipsis 11:1-2, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:12, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:13, Apocalipsis 13:14, Apocalipsis 13:14-15, Apocalipsis 19:20, Apocalipsis 14:9-10, Romanos 1:32, Éxodo 23:2, 2 Tesalonicenses 2:8-12, Jeremías 6:19, Isaías 24:1, Revelación 17:11, Revelación 17:8, Revelación 13:3, Revelación 13:12, Revelación 13:14, Revelación 11:7, Revelación 17:3, Revelación 17:9-10, Revelación 17:1, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:6, Apocalipsis 18:3, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:18, Daniel 7:23, 1 Corintios 6:16, Apocalipsis 13:16-17, 1 Crónicas 21:25, Jeremías 32:9, Levítico 19:36, Deuteronomio 25:15, Levítico 19:35, Deuteronomio 25:13-14, Proverbios 11:1, Proverbios 20:10, Apocalipsis 14:9-10, Isaías 13:12, Isaías 24:1-6, 2 Tesalonicenses 1:7-10, Mateo 10:15, Miqueas 4:6-7, Apocalipsis 7:9-14, Apocalipsis 18:4, Apocalipsis 14:12, 1 Timoteo 6:10, Amós 8:4-10, Apocalipsis 13:17, Apocalipsis 13:18, 1 Reyes 10:14 , 2 Crónicas 9:13, Apocalipsis 13:18, Apocalipsis 13:16, Apocalipsis 5:6-7, Marcos 16:19, Mateo 28:18, Proverbios 22:7, Apocalipsis 22:4, Apocalipsis 18:3, Levítico 25:17, Deuteronomio 24:14, Éxodo 22:26-27, Deuteronomio 23:19, Levítico 25:35-36, Éxodo 22:25, Nehemías 5:7-10, Ezequiel 18:13, Ezequiel 18:8, Proverbios 28:8, Proverbios 22:16, Proverbios 14:31, Apocalipsis 14:9-10, Mateo 21:12-13, Marcos 11:15-17, Juan 2:14-15, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:12-13, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:3, Daniel 2:42, Apocalipsis 17:11, Gálatas 1:6, 1 Juan 2:18-19, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 18:6, Apocalipsis 14:8, Apocalipsis 18:15, Apocalipsis 17:12, Apocalipsis 18:9-11, Apocalipsis 18:16-17, Apocalipsis 18:19, Apocalipsis 18:8, Daniel 2:34-35, Apocalipsis 16:17-19, Apocalipsis 18:2, Apocalipsis 18:20-21, Deuteronomio 14:21, Éxodo 12:35- 36, Apocalipsis 18:6, Marcos 12:17, Deuteronomio 7:25, 2 Reyes 18:4, 2 Crónicas 31:1, Éxodo 32:20, Hechos 19:19, Deuteronomio 7:26, Josué 7:10-13 , Éxodo 12:15, 1 Corintios 5:7-8.

La 2da bestia del Apocalipsis con 2 cuernos simboliza los Estados Unidos de América. Porque una “bestia” en profecía simboliza una nación. Los EUA es reinado por un Presidente y un Congreso, que es una asamblea de gobernantes de cada estado de los EUA. Sin embargo la cabeza del Congreso es el Presidente del Senado, que es el Vicepresidente de los EUA. Y de esta manera, los EUA son reinados por “2 cuernos”, el Presidente y el Vicepresidente. E incluso la Corte Suprema, que es considerado ser la “tercera rama” del gobierno de los EUA, está realmente bajo la autoridad del Presidente, ya que él es quien elige sus jueces. Como tal, a través de su tecnología, los EUA ha demostrado grandes manifestaciones de poder en el mundo, causando la destrucción de ciudades enteras en un instante con el uso de armas nucleares. Lo cual cumple la profecía de lo que haría la segunda bestia del Apocalipsis, “hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra en presencia de los hombres”. Lo cual causa que el mundo quede sorprendido con los EUA, debido a su poder. Y es por eso que habla como un dragón, porque por su gran poder impone su voluntad sobre los habitantes de la tierra. Sin embargo, tiene la apariencia de un cordero, porque muchos falsamente lo perciben ser una nación justa, como la “tierra de los libres”. La 2da bestia del Apocalipsis también promulga la marca de la bestia en todo el mundo. Lo cual los EUA ha promulgado a todo el mundo. El dinero de papel y dinero fiduciario, que es la marca de la bestia, primero fue emitido a través del Banco de la Reserva Federal en los EUA. Y luego fue adoptado por todas las naciones del mundo imitando a los EUA. En la década de 1930, por orden ejecutiva, todos en los EUA fueron obligados a entregar su oro al Banco de la Reserva Federal, o ser encarcelados. A cambio del oro que todos dieron al banco, todos recibieron certificados de oro, a alrededor de $21 USD por cada 1 ozt. Lo cual las personas podían usar para comprar y vender como si fuera dinero, “dinero de papel”. Todos en ese tiempo sabían que el papel no era lo que era valioso, sino el oro que fue emitido a representar. Es por eso que los viejos billetes de papel de la Reserva Federal fueron imprimidos con texto que decía “redimible en oro”. Sin embargo, un año después es cuando realmente comenzó el robo, y el dinero de papel fue devaluado a alrededor de $35 USD por cada 1 ozt. Y de tal manera los bancos robaron casi la mitad del oro que todos fueron obligados a darles. Y a lo largo de las décadas continuaron devaluando el dinero de papel para robar más. Y luego, en la década de 1970, hicieron algo peor, eliminaron por completo el respaldo de oro del dinero de papel. Que es cuando el dinero de papel también se convirtió en “dinero fiduciario”. Que es dinero que solo tiene un valor imaginario percibido, a diferencia del oro, cuyo valor es basado en su peso. Así que los bancos se quedaron con todo el oro que robaron de todos y dejaron a las personas comprando y vendiendo con simples nombres y números, a través del dinero de papel y dinero fiduciario. Y al llegar ese entonces, ya todas las naciones de la tierra también estaban adoptando esta forma de dinero. Sus viejos billetes también fueron imprimidos inicialmente con el texto “redimible en oro”, para engañarlos también. Y ahora ya toda persona en la tierra ha sido sometida a este malvado sistema financiero, y a todos se les ha emitido dinero de papel y dinero fiduciario para comprar y vender. Como la profecía dijo que sucedería, “también hace que todos, pequeños y grandes, tanto ricos como pobres, tanto libres como esclavos, sean marcados”, y “para que nadie pudiera comprar o vender a menos que tenga la marca”. Esa “marca”, que es simbólico, es la forma de dinero que existe hoy en día, que es dinero de papel y dinero fiduciario. Lo cual es un fenómeno global reciente de alrededor de los últimos 100 años, ya que antes de estos tiempos el oro y la plata eran dinero durante miles de años, que es dinero bueno y valioso y verdadero y justo, según la Toráh de Dios. El mundo entero ha sido engañado y despojado de su dinero, que es oro, a cambio de una forma de dinero sin valor con un número imaginario percibido, cuyo valor ellos pueden controlar a su ventaja. Ya que aquellos que emiten esta forma malvada de dinero, lo devalúan deliberadamente, para luego causar inflación de precios, para luego causar deuda, para luego convertirse en dueños de todo, a través de la deuda. Es el mayor esquema de robo que el mundo jamás haya visto. Hace alrededor de 100 años, 1 ozt de oro fue de alrededor de $21 USD, ahora es de alrededor de $1.817 USD. Y hace alrededor de 100 años, 1 ozt de oro costaba alrededor de $21 COP, ahora cuesta alrededor de $6.497.467 COP. No es que el valor del oro haya aumentado, porque 1 ozt sigue siendo 1 ozt, es que el valor del dinero de papel y dinero fiduciario ha sido reducido astronómicamente, y compra cada vez menos con el tiempo. Y los países más pobres sufren más que los países más ricos por la devaluación. El dinero de papel y dinero fiduciario es lo que empobrece al mundo, por eso es la marca de la bestia del Apocalipsis. Una forma de dinero prohibida, según la Toráh de Dios. Un peso falso y un número falso de un peso. La 2da bestia del Apocalipsis también promulga la “imagen de la bestia” en todo el mundo. Y ya que la manifestación completa de la 1ra bestia del Apocalipsis en nuestro tiempo actual es Roma, entonces la “imagen” de Roma es un gobierno establecido a la imagen de la forma de gobierno romana, que es una “república”. Y los EUA fue establecido como una república a la imagen de Roma. La republica romana, lo cual es una democracia indirecta, porque en una democracia directa solo el pueblo reina sin representación. Y debido al asombro del mundo por el poder de los EUA, el mundo ha sido persuadido a convertirse como los EUA, en sus respectivas formas de gobierno. Y es por eso que cada nación en la tierra se ha convertido en una “república”, a la imagen de los EUA, que fue establecido a la imagen de Roma. Y los EUA ha promulgado formas republicanas de gobiernos en todo el mundo, de manera encubierta y abierta. Los EUA incluso ha derrocado a muchos gobiernos, para establecer gobiernos títeres que son repúblicas independientes. Como está escrito que haría, “engaña a los que moran en la tierra, por razón de las señales que se le dió para hacer ante la bestia, diciéndoles a los que moran en la tierra que hagan una imagen de la bestia, que fue herida por la espada y que aún vivió, y se le permitió dar aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen de la bestia pudiera incluso hablar”. El reino que casi murió, pero vuelve, es Roma. Incluso naciones como China, Corea del Norte y Cuba son repúblicas. Son llamados “República Popular de China”, “República Popular Democrática de Corea” y “República de Cuba”. Todas las naciones han reemplazado sus monarquías con repúblicas, en diferentes formas. Incluso las naciones europeas han establecido repúblicas, pero han conservado remanentes de sus antiguas monarquías, como el Reino Unido. La última monarquía absoluta que existe en la tierra está en la Ciudad del Vaticano, con el papa romano como su rey absoluto. Una república es una nación que basa el bien y el mal no en la Toráh de Dios, sino en el voto popular. Lo cual está prohibido por la Toráh, “no caerás entre los muchos para hacer el mal”. Porque la popularidad no es lo que dicta el bien o el mal, Dios lo hace, a través de su Toráh, que el mundo ignora. Y una nación que es una república también hace que todos aprueben a sus líderes que hacen el mal, a través del voto. Porque votar por cualquier líder es aprobar de todo lo que hacen, bueno y malo. Y votar por alguien que es menos malvado aún sigue siendo votando por el mal. Y, por lo tanto, todos se hacen culpables de todos los males cometidos por su sociedad y sus gobernantes, porque todos han dado su aprobación mediante la votación. Lo cual se relaciona con las palabras de Pablo, “aunque conocen el justo decreto de Dios de que quienes practican tales cosas merecen morir, y no solo aquellos que practican estas cosas sino también los que dan su aprobación a quienes las practican”. Y es por eso que según el libro del Apocalipsis “adorar la imagen de la bestia” hará a alguien digno de destrucción, tal como alguien que recibe la “marca de la bestia”. Porque aprobar el mal es tan abominable como comprar y vender con pesos falsos. Ambos merecen destrucción. Por lo tanto, que todos los verdaderos creyentes no participen en las elecciones de ningún líder de este mundo, que son todos malvados y no reinan según la Toráh de Dios. Y debido a todo el mal que los EUA ha promulgado al mundo entero debido a su poder, es por eso que también es llamado el “falso profeta” en el libro del Apocalipsis. Daniel 7:23, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:15, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:9-10, Lucas 4: 5-6, 2 Corintios 4:4, Apocalipsis 2:12-13, Apocalipsis 13:1-2, Mateo 4:8-9, Apocalipsis 13:4, Apocalipsis 17:10, Salmo 2:8-9, Éxodo 1:8-11, 2 Reyes 17:5-6, Jonás 3:1-4, 2 Reyes 24:14-16, 2 Crónicas 36:11-19, Daniel 7:3-4, Daniel 7:3-4, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:38, Isaías 14:3-12, Daniel 7:5, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:1-4, Daniel 8:18-20, Ezequiel 28:11-13, Daniel 7:6, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:5-8, Daniel 8:21-22, Apocalipsis 2:12-13, Daniel 7:7, Apocalipsis 13:1, Daniel 2:31-33, Daniel 2:40-43, 1 Juan 2:18, 2 Tesalonicenses 2:8, Mateo 24:5, Daniel 7:8, Daniel 9:26-27, Mateo 24:15-20, Lucas 21:20-24, Lucas 21:5-6, 2 Tesalonicenses 2:4, Daniel 8:9, Daniel 8:21-25, Daniel 8:9-12, Daniel 11:15-31, Daniel 11:36-37, Daniel 7:25, Daniel 7:8, Apocalipsis 13:5-6, Daniel 7:25, Apocalipsis 13:5-7, Daniel 4:16, Daniel 9:24, Daniel 7:23-24, Apocalipsis 17:10, Daniel 12:11, Daniel 12:11, Esdras 5:15-16, Apocalipsis 11:1-2, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:12, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:13, Apocalipsis 13:14, Apocalipsis 13:14-15, Apocalipsis 19:20, Apocalipsis 14:9-10, Romanos 1:32, Éxodo 23:2, 2 Tesalonicenses 2:8-12, Jeremías 6:19, Isaías 24:1, Revelación 17:11, Revelación 17:8, Revelación 13:3, Revelación 13:12, Revelación 13:14, Revelación 11:7, Revelación 17:3, Revelación 17:9-10, Revelación 17:1, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:6, Apocalipsis 18:3, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:18, Daniel 7:23, 1 Corintios 6:16, Apocalipsis 13:16-17, 1 Crónicas 21:25, Jeremías 32:9, Levítico 19:36, Deuteronomio 25:15, Levítico 19:35, Deuteronomio 25:13-14, Proverbios 11:1, Proverbios 20:10, Apocalipsis 14:9-10, Isaías 13:12, Isaías 24:1-6, 2 Tesalonicenses 1:7-10, Mateo 10:15, Miqueas 4:6-7, Apocalipsis 7:9-14, Apocalipsis 18:4, Apocalipsis 14:12, 1 Timoteo 6:10, Amós 8:4-10, Apocalipsis 13:17, Apocalipsis 13:18, 1 Reyes 10:14 , 2 Crónicas 9:13, Apocalipsis 13:18, Apocalipsis 13:16, Apocalipsis 5:6-7, Marcos 16:19, Mateo 28:18, Proverbios 22:7, Apocalipsis 22:4, Apocalipsis 18:3, Levítico 25:17, Deuteronomio 24:14, Éxodo 22:26-27, Deuteronomio 23:19, Levítico 25:35-36, Éxodo 22:25, Nehemías 5:7-10, Ezequiel 18:13, Ezequiel 18:8, Proverbios 28:8, Proverbios 22:16, Proverbios 14:31, Apocalipsis 14:9-10, Mateo 21:12-13, Marcos 11:15-17, Juan 2:14-15, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:12-13, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:3, Daniel 2:42, Apocalipsis 17:11, Gálatas 1:6, 1 Juan 2:18-19, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 18:6, Apocalipsis 14:8, Apocalipsis 18:15, Apocalipsis 17:12, Apocalipsis 18:9-11, Apocalipsis 18:16-17, Apocalipsis 18:19, Apocalipsis 18:8, Daniel 2:34-35, Apocalipsis 16:17-19, Apocalipsis 18:2, Apocalipsis 18:20-21, Deuteronomio 14:21, Éxodo 12:35- 36, Apocalipsis 18:6, Marcos 12:17, Deuteronomio 7:25, 2 Reyes 18:4, 2 Crónicas 31:1, Éxodo 32:20, Hechos 19:19, Deuteronomio 7:26, Josué 7:10-13 , Éxodo 12:15, 1 Corintios 5:7-8.

Los papas romanos son el cumplimiento de las profecías del “anticristo” de las escrituras. Porque el “anticristo” fue profetizado venir en el contexto del 4to reino de Daniel, que era Roma. Son el “cuerno pequeño” de la 4ta bestia del Apocalipsis. Y ese “cuerno pequeño” comenzó con emperadores romanos, que luego se convirtieron en papas romanos. Porque la verdadera silla del “anticristo” es una sucesión de hombres en la más alta autoridad en Roma, bajo diferentes títulos y diferentes nombres. Que colectivamente han cumplido las profecías de lo que haría el “anticristo”. Tito, quien más tarde se convirtió en emperador de Roma, se exaltó en el templo y fue adorado allí por sus soldados. Según los escritos de Flavio Josefo. Esto fue en cumplimiento de lo que el apóstol Pablo dijo que el “anticristo” haría en el templo, exaltarse a sí mismo y pretender ser Dios. Incluso una efigie del emperador romano César fue colocada en el ala oriental del templo y fue adorada por los romanos. Lo cual son la abominación de desolación que fue profetizado suceder después de la muerte de Yeshua. Una “abominación de desolación” es una abominación cometida en el templo en un tiempo de su desolación. Y junto con esa abominación de desolación también vino la destrucción de Jerusalén. Es por eso que cuando Yeshua dijo “cuando veas la abominación de desolación” y “Jerusalén rodeada de ejércitos”, huye de Judea, porque su destrucción estaba cerca, por los romanos. Y los papas romanos persiguieron al pueblo de Dios durante 1.260 años literales. Que son 42 meses proféticos. Que fue desde alrededor de 538 DC cuando el Código de Justiniano le otorgó autoridad al papa romano, hasta alrededor de 1798 DC cuando el papa romano fue llevado en cautiverio por los franceses. Lo cual fueron los tiempos más oscuros en la historia de la tierra cuando el mundo fue oprimido por los papas romanos. Y mucha sangre fue derramada, incluyendo la sangre del pueblo de Dios. Es por eso que la prostituta de Babilonia, que es la Ciudad del Vaticano, está borracha con la sangre del pueblo puesto-aparte que derramó anteriormente a través de los papas romanos. La palabra en español “anticristo” significa “falso ungido” en griego, qué es lo que son los papas romanos, falsos ungidos. Lo cual corresponde con las palabras de Yeshua, “muchos vendrán en mi nombre diciendo, soy ungido, y engañarán a muchos”. Los papas romanos son también el “hombre de falta de Toráh”, porque la palabra griega “anomia” significa un hombre que descarta la Ley de Dios, que es la Toráh de Moisés. Los papas romanos literalmente han engañado al mundo entero haciéndoles creer una mentira de que la Toráh de Moisés ha sido descartada y que ya no es necesario obedecerla, y falsamente afirmando ser ungidos. Y junto con descartar la Toráh, han cambiado los tiempos designados de la Toráh, como el shabbath, cambiándolo al domingo, en honor a su dios, el sol. También establecieron un falso sacerdocio, usurpando el sacerdocio dado solo a los levitas, y también a Yeshua, según el orden de Melquisedec. Y los papas romanos han promulgado otras enseñanzas falsas como la trinidad, que María es la Reina del Cielo y la madre de Dios, que los muertos van al cielo y no duermen, que el infierno existe actualmente y los muertos arden allí por toda la eternidad, que los hombres puedan rezarle a María y a los santos, y más mentiras sobre mentiras y blasfemias sobre blasfemias. Es por eso que a través de los papas romanos, la 1ra bestia del Apocalipsis se describe hablar blasfemias. Y también palabras arrogantes. Y los papas romanos también han afirmado ser la autoridad y representación de Dios en la tierra. Que son palabras arrogantes al declararse falsamente ser lo que realmente no son. Y todo lo que enseñan es contrario a la verdad y a la Toráh de Dios. Lo cual, por lo tanto, también los hace ser impostores pretendiendo enseñar la verdad. E incluso son llamados “Santo Padre” por muchos creyentes, que es un título que pertenece solo a Dios. Lo cual incluso Yeshua dijo, “no llames a nadie padre tuyo en la tierra, porque tienes un Padre que está en el cielo”. Y de esta manera los papas romanos son la verdadera y plena manifestación del “anticristo” en la tierra. Y el actual “anticristo” es el Papa Francisco, que es más engañoso que los papas romanos anteriores, porque es amable y amado por muchos, un verdadero lobo vestido de cordero, que engaña al mundo. Y también somete al mundo entero a un sistema financiero maligno, que hace que todos los habitantes de la tierra pequen al simplemente poseer dinero prohibido. Ya que el dinero de papel y dinero fiduciario son pesos falsos. Lo cual son la marca de la bestia del Apocalipsis. Y todos los bancos centrales del mundo que emiten esta malvada forma de dinero se rastrean a un solo banco, el Banco del Vaticano, en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Y es por eso que la prostituta de Babilonia está sentada sobre la 1ra bestia del Apocalipsis, reinando sobre todos los reyes de la tierra, a través del dinero y sus bancos centrales. Daniel 7:23, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:15, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:9-10, Lucas 4: 5-6, 2 Corintios 4:4, Apocalipsis 2:12-13, Apocalipsis 13:1-2, Mateo 4:8-9, Apocalipsis 13:4, Apocalipsis 17:10, Salmo 2:8-9, Éxodo 1:8-11, 2 Reyes 17:5-6, Jonás 3:1-4, 2 Reyes 24:14-16, 2 Crónicas 36:11-19, Daniel 7:3-4, Daniel 7:3-4, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:38, Isaías 14:3-12, Daniel 7:5, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:1-4, Daniel 8:18-20, Ezequiel 28:11-13, Daniel 7:6, Apocalipsis 13:2, Daniel 2:31-32, Daniel 2:39, Daniel 8:5-8, Daniel 8:21-22, Apocalipsis 2:12-13, Daniel 7:7, Apocalipsis 13:1, Daniel 2:31-33, Daniel 2:40-43, 1 Juan 2:18, 2 Tesalonicenses 2:8, Mateo 24:5, Daniel 7:8, Daniel 9:26-27, Mateo 24:15-20, Lucas 21:20-24, Lucas 21:5-6, 2 Tesalonicenses 2:4, Daniel 8:9, Daniel 8:21-25, Daniel 8:9-12, Daniel 11:15-31, Daniel 11:36-37, Daniel 7:25, Daniel 7:8, Apocalipsis 13:5-6, Daniel 7:25, Apocalipsis 13:5-7, Daniel 4:16, Daniel 9:24, Daniel 7:23-24, Apocalipsis 17:10, Daniel 12:11, Daniel 12:11, Esdras 5:15-16, Apocalipsis 11:1-2, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:12, Apocalipsis 13:11, Apocalipsis 13:13, Apocalipsis 13:14, Apocalipsis 13:14-15, Apocalipsis 19:20, Apocalipsis 14:9-10, Romanos 1:32, Éxodo 23:2, 2 Tesalonicenses 2:8-12, Jeremías 6:19, Isaías 24:1, Revelación 17:11, Revelación 17:8, Revelación 13:3, Revelación 13:12, Revelación 13:14, Revelación 11:7, Revelación 17:3, Revelación 17:9-10, Revelación 17:1, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:6, Apocalipsis 18:3, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:18, Daniel 7:23, 1 Corintios 6:16, Apocalipsis 13:16-17, 1 Crónicas 21:25, Jeremías 32:9, Levítico 19:36, Deuteronomio 25:15, Levítico 19:35, Deuteronomio 25:13-14, Proverbios 11:1, Proverbios 20:10, Apocalipsis 14:9-10, Isaías 13:12, Isaías 24:1-6, 2 Tesalonicenses 1:7-10, Mateo 10:15, Miqueas 4:6-7, Apocalipsis 7:9-14, Apocalipsis 18:4, Apocalipsis 14:12, 1 Timoteo 6:10, Amós 8:4-10, Apocalipsis 13:17, Apocalipsis 13:18, 1 Reyes 10:14 , 2 Crónicas 9:13, Apocalipsis 13:18, Apocalipsis 13:16, Apocalipsis 5:6-7, Marcos 16:19, Mateo 28:18, Proverbios 22:7, Apocalipsis 22:4, Apocalipsis 18:3, Levítico 25:17, Deuteronomio 24:14, Éxodo 22:26-27, Deuteronomio 23:19, Levítico 25:35-36, Éxodo 22:25, Nehemías 5:7-10, Ezequiel 18:13, Ezequiel 18:8, Proverbios 28:8, Proverbios 22:16, Proverbios 14:31, Apocalipsis 14:9-10, Mateo 21:12-13, Marcos 11:15-17, Juan 2:14-15, Apocalipsis 17:4, Apocalipsis 17:12-13, Apocalipsis 13:1, Apocalipsis 17:3, Daniel 2:42, Apocalipsis 17:11, Gálatas 1:6, 1 Juan 2:18-19, Apocalipsis 17:2, Apocalipsis 17:5, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 17:16, Apocalipsis 18:6, Apocalipsis 14:8, Apocalipsis 18:15, Apocalipsis 17:12, Apocalipsis 18:9-11, Apocalipsis 18:16-17, Apocalipsis 18:19, Apocalipsis 18:8, Daniel 2:34-35, Apocalipsis 16:17-19, Apocalipsis 18:2, Apocalipsis 18:20-21, Deuteronomio 14:21, Éxodo 12:35- 36, Apocalipsis 18:6, Marcos 12:17, Deuteronomio 7:25, 2 Reyes 18:4, 2 Crónicas 31:1, Éxodo 32:20, Hechos 19:19, Deuteronomio 7:26, Josué 7:10-13 , Éxodo 12:15, 1 Corintios 5:7-8.

La enseñanza de la trinidad es una mentira que los papas romanos le han enseñado al mundo. Por el cual muchos creyentes han sido engañados. Lo cual es una blasfemia que rompe el mandamiento de la Toráh, “no tomarás el nombre de Dios en vano”, que es un pecado digno de muerte. Antes del principio, los idiomas no existían para que existieran los nombres. Por lo tanto, Dios el Padre no tenía nombre. Es por eso que Dios solo puede ser descrito con las siguientes palabras, “YO SOY”. Lo cual es meramente una afirmación de existencia. Sin embargo, cuando su propia representación en la creación vino a la existencia, el nombre de su representación se convirtió en su propio nombre, indirectamente. Es por eso que Yeshua dijo, “guárdalos en tu nombre, el nombre que me has dado”. Porque el nombre de la representación de Dios es el nombre de Dios. Y Yeshua es la representación de Dios. Y es por eso que no hay distinción entre el nombre del Padre y el nombre del hijo, porque el nombre del hijo es el nombre del Padre, que ahora es “Yeshua”. Es por eso que todas las cosas se tienen que hacer solo en el nombre de Yeshua, según muchas escrituras, y no en el nombre de una falsa trinidad. Y las palabras “padre”, “hijo” y “espíritu santo” no son nombres, sino títulos. Los cuales son usados como si fueran nombres, para difundir una mentira sobre una falsa trinidad que no existe. Y la mentira de la trinidad también hace una distinción falsa entre el nombre del Padre y el nombre del hijo, que es en sí una blasfemia que quita la gloria del único nombre que ha sido exaltado por encima de todos los demás nombres, “Yeshua”. Y es por eso que los únicos dos versículos en las escrituras que mencionan la trinidad son forjaciones. Porque el texto original de Mateo 28:19 decía, “en mi nombre”, no en el nombre de una trinidad que luego fue forjada en ese pasaje. Y el texto original de 1 Juan 5:7-8 no mencionaba la trinidad, que luego fue forjada en ese pasaje también. Y aunque estas forjaciónes son muy obvias por la evidencia de mansuscritos que lo comprueban, y la antigua citación externa que menciona el versículo en su forma original, y que las versiones forjadas de estos versículos ni concuerdan con muchos otros versículos de hacer todo sólo en el nombre de Yeshua, muchos creyentes todavía se niegan a rechazar la mentira de la trinidad, debido a su propia falta de entendimiento y terquedad. La mentira de la trinidad distorsiona el entendimiento de la relación entre “padre” e “hijo”, porque un hijo viene a semejanza de un padre, y viene después de un padre en relación con el tiempo. Y es por eso que Yeshua es llamado el primogénito de la creación, porque no solo vino después de la existencia del Padre y es la representación de Dios como un “hijo”, sino que también fue el primero en venir a la existencia como el “primogénito” en el principio de la creación. Y por lo tanto como el “primogénito” su existencia comenzó antes que toda otra alma en la creación vino a la existencia. Y esa es también la razón por qué él es el “único” hijo de Dios, aunque los ángeles también son llamados hijos de Dios, porque Yeshua es el único creado directamente por el Padre, mientras que todas las otras almas en la creación fueron creadas a través de Yeshua. Y es por eso que a Yeshua se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra, porque el hijo primogénito es el heredero designado para recibir la mayor herencia de un padre, que en el contexto de Dios el Padre, es toda la creación. La mentira de la trinidad también distorsiona el entendimiento de lo que es el “espíritu santo”, que en sí mismo es también una mala traducción, ya que la verdadera traducción del “Ruaj HaKodesh” en español es “airesoplo puesto-aparte”. Que es un cuerpo de airesoplo, un cuerpo eólico. Es una forma en la que los ángeles se transforman, como está escrito, “él hace a sus ángeles en airesoplos”. Por lo tanto, “airesoplo puesto-aparte”. Ya que el cuerpo eólico vivo de un ángel es puesto aparte de airesoplos ordinarios que no están vivos. La Toráh también enseña que “Dios es uno”, no tres. Porque solo hay un Dios, el Padre, del cual todos han venido a la existencia, incluyendo a Yeshua, y todos los demás en la creación han venido a la existencia a través de Yeshua. 1 Juan 4:1-2, 1 Juan 5:7-8, Mateo 28:19, Hechos 8:16, Hechos 10:48, Hechos 19:5, Juan 14:13, Colosenses 3:17, Hechos 8:12 , Éxodo 20:7, Deuteronomio 6:4, Juan 14:28, 1 Reyes 8:27, Éxodo 3:14, Salmos 147:5, Génesis 6:2.

La palabra “espíritu” no existe en los manuscritos griegos y hebreos, porque la palabra hebrea “ruaj” y la palabra griega “pneuma” siempre se refieren a “viento” y “aliento”. Porque lo que Dios le dio al hombre no fue “espíritu”, por que la idea moderna de “espíritu” no existe, pero fue “aliento”. Que es aire en movimiento. Tal como está escrito, “sopló en el hombre el airesoplo de vida”. Por lo tanto, la traducción correcta de la palabra hebrea “ruaj” y la palabra griega “pneuma” es “airesoplo”, no “espíritu”, que es una traducción errónea. Que se relaciona con otros pasajes de la escrituras que hablan de este airesoplo. Como por ejemplo, “así como el cuerpo sin el airesoplo está muerto, de igual manera la creencia sin obras está muerta”. Y “en tus manos encomiendo mi airesoplo, y cuando él dijo esto, tomó su último suspiro”. Y “el airesoplo vuelve a Dios quien lo dió”. Como tal, los ángeles pueden transformarse en diferentes formas, como la forma de fuego. Que es la forma en la que se le apareció el ángel que habló con Moisés, “en llamas de fuego en una zarza ardiente”. Que corresponde con una escritura que dice, “hace que sus ministros en llamas de fuego”. Que es un cuerpo pirónico. Que corresponde a cierto tipo de ángel que puede transformarse en esta forma, que son “serafines”. Que es basada en la palabra hebrea “saraf”, que significa “quemar”. Y los ángeles también tienen la habilidad de transformarse en la forma de airesoplo. Lo cual corresponde a la escritura que dice, “hace a sus ángeles en airesoplos”. Que es un cuerpo eólico. Que se traduce incorrectamente como “cuerpo espiritual”. Lo cual luego es llamado “airesoplo puesto-aparte”, porque el cuerpo eólico de un ángel es puesto aparte de airesoplos ordinarios que no están vivos. Lo cual es la razón por qué el airesoplo puesto-aparte es descrito tener emociones, es capaz de hablar, y es capaz de interceder, porque el airesoplo puesto-aparte es un ángel que se ha transformado en la forma de airesoplo. Lo cual es traducido erróneamente como “espíritu santo”. Génesis 2:7, Santiago 2:26, ​​Lucas 23:46, Eclesiastés 12:7, Isaías 6:2, Génesis 11:3, Levítico 10:10, Juan 14:26, Romanos 8:26, Salmo 104:4.

Un “airesoplo de Dios”, también llamado “airesoplo puesto-aparte”, es un ángel de Dios que se transforma en la forma de airesoplo, que es un cuerpo eólico. Lo cual es un cuerpo vivo de airesoplo que es puesto aparte de airesoplos ordinarios que no están vivos, por eso es “puesto-aparte”. Lo cual corresponde a una escritura que dice, “hace a sus ángeles en aireosplos”. Esta es una forma literal en la que los ángeles se pueden transformar. Y en forma de airesoplo, un ángel puede ser invisible y también entrar en el cuerpo de un creyente a través del airesoplo de sus fosas nasales, para guiarlo desde adentro. Es por eso que el airesoplo puesto-aparte se describe tener emociones y una voluntad, porque él es un ángel en forma de airesoplo. Cada profeta que recibe el airesoplo de Dios recibe un ángel que se ha transformado en la forma de airesoplo para entrar y vivir en su cuerpo. Entonces, si hay 5 profetas, entonces hay 5 airesoplos de Dios cada uno dentro de cada profeta. Por eso está escrito, “los airesoplos de los profetas están sujetos a los profetas”. Y es por eso que el ángel mencionado en Isaías fue llamado un “airesoplo puesto-aparte”. Cuando las puestas-apartes escrituras se refieren al “airesoplo puesto-aparte” como un sustantivo singular, se refiere colectivamente a cada airesoplo puesto-aparte, al igual que otros pasajes como “el hombre no vivirá solo de pan” se refiere colectivamente a cada persona usando un sustantivo singular, “hombre”. Es por eso que está escrito, “cada airesoplo que reconoce que Yeshua HaMashiaj ha venido en carne es de Dios”, porque no hay un solo airesoplo de Dios, sino muchos, ya que todos los ángeles de Dios son airesoplos puestos-apartes. Salmo 104:4, Isaías 63:9-10, 1 Corintios 14:31-32, Hebreos 1:14, Éxodo 3:2, 1 Juan 4:1-3, Juan 16:13.

El “bautismo del airesoplo puesto-aparte”, que comúnmente se traduce erróneamente como el “bautismo del espíritu santo”, significa recibir y ser habitado por un ángel de Dios que se transforma en un cuerpo eólico, que es un “airesoplo puesto-aparte”. Porque el cuerpo eólico de un ángel es puesto aparte de airesoplos ordinarios que no están vivos, por lo tanto, “airesoplo puesto-aparte”. Una vez que un hombre cree en Yeshua, y se baja ayunando sin comida ni agua, y se baja reduciéndose a las necesidades, y se baja teniendo la apariencia de un siervo, y obedece todos los mandamientos de la Toráh, incluyendo quitar todo dinero de papel y dinero fiduciario en nuestro tiempo actual, y hace buenas obras dando a los pobres, luego Yeshua envía el airesoplo puesto-aparte a un creyente. Muchos faltan en una o más de estas cosas, ya sea por incredulidad o amor al dinero o amor al pecado o engaños o falta de Toráh o negarse a hacer buenas obras, entonces nunca reciben el airesoplo de Dios. Su obediencia permanece incompleta, incluso si eliminan uno u otro pecado después de creer en Yeshua. Es por eso que el apóstol Pablo reprendió creyentes en las asambleas, porque su obediencia aún no estaba completa. La Toráh identifica muchos pecados, que todos tienen que ser eliminados. Y muchos de ellos también piensan que si rezan más serán escuchados. O si le cantan canciones a Dios y levantan las manos y claman en voz alta que Dios estará complacido con ellos. Esta escritura los describe, “estas personas me honran con sus labios, pero sus corazones están lejos de mí”. Sus corazones están lejos de Dios porque no entienden. Lo que no entienden es que la obediencia a todos los mandamientos de Dios en su Toráh es lo que Dios quiere, de una vez y por todas. Es por eso que Yeshua dijo, “sé perfecto” y “no peques más” y “por qué me llamas Amo, Amo, y no haces lo que te digo” y “no todo el que me diga, Amo, Amo, entrará el reino de los cielos, pero el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. Después de que un hombre llega a una completa obediencia a la Toráh y todo lo que Yeshua dijo, luego Yeshua envía el airesoplo puesto-aparte en una misión, y desciende del cielo, para entrar a un creyente a través de sus fosas nasales, para habitar en el cuerpo del creyente. Su misión es guiar al creyente, consolarlo, interceder por él, enseñarle y también contarle sobre el futuro. Es por eso que está escrito, “la unción que recibiste de él permanece en ti, y no tienes necesidad de que nadie te enseñe. Pero como su unción te enseña sobre todo, y es verdad, y no es mentira, así como te ha enseñado, permanece en él”. Y también, “pero el ayudante, el airesoplo puesto-aparte, a quien el Padre enviará en mi nombre, te enseñará todas las cosas y te recordará todo lo que te he dicho”. Y también, “cuando llegue el airesoplo de la verdad, él te guiará en toda la verdad, porque no hablará bajo su propia autoridad, pero lo que escuche hablará y te declarará lo que está por venir”. No es una posesión, como los demonios y airesoplos inmundos que ingresan al cuerpo y hacen que el cuerpo haga daño y maldad, pero es una guía y ayuda desde adentro. Por lo tanto, un creyente que tiene el airesoplo puesto-aparte nunca está solo, aunque el airesoplo que habita dentro del creyente no es visto por todas las personas que rodean al creyente. Lo cual se relaciona con lo que dijo Yeshua, “le pediré al Padre, y él te dará otra ayuda, para que te acompañe al eón, el airesoplo de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque ni lo ven ni lo conocen. Tú lo conoces, porque contigo permanecerá y dentro de ti estará. No te dejaré como huérfanos”. La falsa enseñanza de la trinidad, junto con muchos otros engaños, oscurece esta verdad sobre qué y quién es verdaderamente el airesoplo puesto-aparte. Lo cual ha cegado al mundo entero. Y en su falta de entendimiento piensan que el airesoplo puesto-aparte es una “tercera” persona mística que es “espiritual” y no físico, que reciben figurativamente simplemente por creer en Yeshua, sin entender que el airesoplo puesto-aparte es el cuerpo eólico de un ángel, que es un cuerpo de airesoplo, que de hecho si es un cuerpo físico. Porque un cuerpo de airesoplo es materia como la carne y los huesos es materia, pero no se puede ver con los ojos, ya que el aire no se puede ver. El aire tiene diferentes propiedades de materia que la carne y los huesos, y tiene una composición atómica, con peso, volumen y masa. Y lo mismo ocurre con el airesoplo puesto-aparte, aunque es una forma que simplemente no podemos entender, porque ¿quién ha analizado un cuerpo eólico bajo un microscopio? Solo podemos creer lo que las escrituras declaran que es verdad, “él hace a sus ángeles en airesoplos”. Y nada es imposible con Dios. Entonces los cuerpos eólicos no son “espirituales”, ya que en realidad son físicos, pero son invisibles tal como el aire ordinario es invisible. Y un cuerpo eólico puede ver, pensar, escuchar y hablar. Y el propósito de esta forma es para que los ángeles puedan ser invisibles en la tierra y no ser vistos por los habitantes de la tierra, para observarnos. Y también para que puedan ingresar dentro de un cuerpo a través del airesoplo de las fosas nasales, ya que la carne y los huesos no pueden ingresar a otro cuerpo de carne y huesos. Pero un airesoplo puede entrar en un cuerpo de carne y huesos a través de las fosas nasales. Esa es una razón porque un ángel de Dios tiene que transformarse en un cuerpo eólico de su cuerpo de carne y huesos, para luego ingresar al cuerpo de un creyente. Porque nuestros cuerpos fueron hechos para ser vasos con una abertura, no solo para inhalar y exhalar aire a través de esa abertura para vivir, sino también para permitir que el airesoplo de Dios ingrese a través de la abertura y habite dentro del cuerpo. Y cada creyente que recibe la unción recibe un airesoplo individual para habitar dentro de su cuerpo. Entonces, si hay 5 creyentes que han sido ungidos, entonces hay 5 ángeles que se han transformado en cuerpos eólicos para luego ingresar a cada creyente y habitar dentro de sus cuerpos. Por eso está escrito, “los airesoplos de los profetas se someten a los profetas”, porque cada profeta tiene un airesoplo individual que habita en su cuerpo. Y cuando los profetas de la antigüedad recibieron el airesoplo puesto-aparte, oyeron la voz del airesoplo que les hablaba. Como leemos en Ezequiel, “el airesoplo entró en mí, me hizo ponerme en pie y habló conmigo, y me dijo, ve, enciérrate en tu casa. Y tú, hijo de hombre, mira, te echarán cuerdas y con ellas te atarán, para que no salgas en medio de ellos. Y haré que tu lengua se te pegue al paladar y enmudecerás, y no serás para ellos el hombre que reprenda, porque son una casa rebelde”. Y una vez que el airesoplo entró en sus cuerpos, el airesoplo les dijo lo que sucedería en el futuro. Y los profetas escribieron lo que escucharon en papiro. Y lo que escribieron se convirtió en los escritos puestos-apartes de los profetas que tenemos hoy. Son palabras del cielo, dadas por el airesoplo puesto-aparte, que entró dentro de los profetas para hablarles y darles un mensaje. Y es por eso que está escrito, “porque ninguna profecía fue producida por la voluntad del hombre, pero los hombres hablaron de Dios al ser guiados por el airesoplo puesto-aparte”. Y es por eso que todas las profecías de las escrituras se han cumplido y se cumplirán, porque son palabras verdaderas de arriba, de Dios. Y esto es realmente la “unción”, recibir y ser habitado por un ángel de Dios en forma eólica. Lo cual muchos afirman tener, pero verdaderamente no la tienen. Son “falsos ungidos”. Ellos son impostores. Ellos no entienden. Son engañados y engañan a los demás. Y Yeshua nos advirtió sobre ellos, “vendrán muchos en mi nombre, diciendo, soy ungido, y engañarán a muchos”. Y una vez que un creyente verdaderamente recibe esta unción, ha sido sellado para la salvación. Porque la unción es una confirmación de que un creyente está entre los 144.000 elegidos. Es por eso que solo 144.000 están “sellados”, porque el sello es el airesoplo puesto-aparte. Como escribe Pablo, “has sido sellado con el airesoplo puesto-aparte prometido”. El airesoplo puesto-aparte es la garantía de que un creyente heredará el reino de Dios. Y no solo la garantía, sino un requisito para heredar el reino de Dios. Porque ningún hombre puede entrar en el reino de Dios a menos que él “nazca del agua y del airesoplo”. Ser “nacido del agua” significa ser bautizado en agua en el nombre de Yeshua. Lo cual es un requisito. Pero ser “nacido del airesoplo” significa recibir el airesoplo puesto-aparte, que es un requisito mayor que ser bautizado en agua. Porque un creyente recibe un ángel viviente de Dios en forma eólica para habitar dentro de su cuerpo. Cuando el airesoplo puesto-aparte entra en el cuerpo de un creyente, él también “circuncida el corazón”, cortando el prepucio del corazón, lo cual es el pecado. El “pecado” en el corazón que el airesoplo elimina es la naturaleza interna del pecado que empuja pensamientos malos a la mente para hacer el mal. Es una naturaleza en la que todos están concebidos, porque todos descienden de la carne de Adán y Eva, quienes pecaron. Es por eso que esta naturaleza de pecado está asociada con la carne, porque estamos esclavizados al pecado por nuestra carne. Y sus deseos son para la carne, contrario a la Toráh de Dios. Y es por eso que incluso los niños mienten, porque también están sujetos al pecado, interiormente. Sin embargo, cuando el airesoplo elimina esta naturaleza interna del pecado, un hombre de repente se hace “muerto al pecado” y “liberado del pecado”. Porque la causa raíz de las malas acciones ha sido eliminada de un hombre, lo cual es la naturaleza del pecado en el corazón. De hecho, es la única manera de ser “perfeccionado” y ser causado a nunca volver a pecar, por el airesoplo de Dios. Es por eso que “el que es nacido de Dios no comete pecado” y “sabemos que todos los que nacen de Dios no pecan” y “nadie que permanece en él peca, y nadie que peca lo ha visto o lo conoce”. Sin embargo, un hombre aún conserva su propia voluntad, ya que el airesoplo no posee ni obliga a un creyente a hacer nada, sino que simplemente lo libera de lo que lo esclavizó desde la concepción, que es el pecado. Y aunque cualquiera que reciba el airesoplo puesto-aparte ya no peca, la posibilidad de pecar todavía existe, y siempre existirá incluso en el shabbath milenario. Porque la voluntad del hombre nunca es quitada. Es por eso que incluso Satanás, quien originalmente fue hecho perfecto, eventualmente escogió deliberadamente pecar, porque los ángeles también tienen voluntad propia. Y así también es para aquellos que son liberados del pecado. Sin embargo, si alguno de estos elige voluntariamente pecar, no puede ser perdonado, del mismo modo que los ángeles que fueron perfectos y eventualmente escogieron voluntariamente pecar tampoco pueden ser perdonados. Es por eso que está escrito, “porque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del regalo celestial y fueron hechos partícipes del airesoplo puesto-aparte, que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del eón venidero, pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez al arrepentimiento, ya que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y le exponen a la vergüenza pública”. Es por eso que la Toráh declara, “he aquí, envío un ángel delante de ti para que te guarde en el camino y te lleve al lugar que he preparado. Presta mucha atención a él y obedece su voz, y no te rebeles contra él, porque él no perdonará tu transgresión, porque mi nombre está en él”. Porque el airesoplo puesto-aparte no perdona pecados, ni de la persona en el que habita, ni de ninguna persona circundante. Es por eso que Yeshua dijo, “por lo tanto, te digo que todo pecado y blasfemia de las personas serán perdonadas, pero la blasfemia contra el airesoplo no será perdonada. Y el que hable una palabra contra el hijo del hombre será perdonado, pero quien habla en contra el airesoplo puesto-aparte no será perdonado, ni en este eón ni en el eón por venir”. Y es por eso que Ananías y Safira fueron matados por el airesoplo puesto-aparte dentro de Pedro, porque mintieron al airesoplo puesto-aparte que estaba dentro de él. Como está escrito, “dijo Pedro, Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mientas al airesoplo puesto-aparte, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron”. Como tal, recibir el airesoplo puesto-aparte es la verdadera forma de ser “perfeccionado”, internamente, y ser causada a obedecer la Toráh perfectamente. Como está escrito, “pondré mi airesoplo dentro de ti y causaré que sigas mis estatutos y que guardes mis juicios”. Es la “justicia que viene de Dios basada en la creencia”. Porque para recibir esta justicia causada por el airesoplo de Dios, un hombre primero tiene que creer en Yeshua. Y es por eso que los judíos fallaron, porque aunque tenían la Toráh y la obedecían, solo intentaban establecer su propia justicia, mientras seguían siendo esclavos del pecado, en lugar de creer en Yeshua además de su obediencia, lo cual entonces les concedería el airesoplo puesto-aparte, que luego les otorgaría una liberación del pecado, lo cual los causaría obedecer la Toráh perfectamente. Como está escrito, “porque ignorando la justicia de Dios y buscando establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios”. Y también, “para que el requisito de la Toráh se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al airesoplo”. Y es por eso que los judíos son comparados con Ismael, quien nació de Agar, la esclava, porque son esclavos del pecado. Mientras que aquellos que reciben el airesoplo puesto-aparte son comparados con Isaac, quien nació de Sara, la mujer libre, porque estos están libres del pecado. Y es por eso que Yeshua también dijo, “todos los que pecan son esclavos del pecado. Ahora un esclavo no tiene un lugar permanente en la familia, sino que un hijo pertenece al eón. Entonces, si el hijo te libera, serás verdaderamente libres”. Sin embargo, el airesoplo puesto-aparte no liberó a los hombres del pecado bajo el antiguo pacto, porque la sangre de Yeshua aún no había sido derramada. El antiguo pacto de Moisés fue basaba en la sangre de animales, mientras que el nuevo pacto de Yeshua es basada en su propia sangre. Y ya que la sangre de Yeshua es superior a la sangre de animales, ahora el airesoplo dado bajo el nuevo pacto de Yeshua libera al hombre del pecado. Como está escrito, “porque por una ofrenda él ha hecho perfectos continuamente a los que han sido puestos apartes”. Y también, “pero ahora, una sola vez en la consumación de los eones, se ha manifestado para destruir el pecado por el sacrificio de sí mismo”. Y también, “he aquí, el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Y también, “70 semanas han sido decretadas sobre tu pueblo y sobre tu puesta-aparte ciudad, para poner fin a la transgresión, para terminar con el pecado, para expiar la falta de Toráh, y para ungir al puesto-aparte de los puestos-apartes”. El puesto-aparte de los puestos-apartes que fue ungido fue Yeshua, en su primera venida. Y puso un fin al pecado y transgresión con su propio sacrificio, para los que creen en él y reciben el airesoplo. Y esta es la “justicia eonica” de Dios, causado por el airesoplo, a través de la creencia en Yeshua. Y también está escrito, “por que si la sangre de cabras y toros, y las cenizas de la vaca que se quemaba en el altar, las cuales son rociadas sobre los que estaban inmundos, los ponían aparte y hacían limpio su carne, cuanto más la sangre del Mashiaj, que por medio del airesoplo eónico se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha, nos puede limpiar nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que podamos servir al Dios viviente”. Es por eso que Ezequiel también habla de un “nuevo” airesoplo que quita el corazón viejo y lo reemplaza con un corazón nuevo. “Te daré un corazón nuevo, y pondré un nuevo airesoplo dentro de ti. Y quitaré el corazón de piedra de tu carne y te daré un corazón de carne”. El fin del pecado viene en fases en la tierra, primero para los pocos que creen antes de la segunda venida de Yeshua, luego a la mayoría del mundo bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, luego el final completo del pecado al completar los 7.000 años designados para esta tierra. Bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, la mayoría de toda la humanidad recibirá el airesoplo de Dios, a lo opuesto de ahora que son pocos los que reciben el airesoplo de Dios. Como está escrito, “en los últimos días será, declara Dios, que derramaré mi airesoplo sobre toda carne”. Y también, “porque la tierra estará llena del conocimiento de la gloria del Amo como las aguas cubren el mar”. Y es por eso que era posible que los hombres que tenían el airesoplo puesto-aparte bajo el antiguo pacto cometer pecado, porque todavía eran esclavos del pecado, porque la sangre de Yeshua aún no había sido derramada para liberar del pecado. Pero aún en ese entonces era posible dominar sobra naturaleza del pecado, que se relaciona con lo que se le dijo a Caín, “el pecado está a la puerta. Su deseo es para ti, pero debes reinar sobre él”. Es por eso que hombres como Abraham, Noé y David fueron elogiados por ser perfectos, porque pudieron dominar su naturaleza de pecado, aunque eventualmente David pecó dos veces, porque la libertad del pecado aún no había llegado. Sin embargo, ahora, bajo el nuevo pacto, un hombre no puede pecar después de recibir el airesoplo puesto-aparte. Y de hecho, la “perfección” siempre ha sido el requisito de Dios, como le dijo a Abraham, “camina delante de mí y sé perfecto, para que pueda establecer mi pacto contigo”. Y también, “¿quién puede habitar en tu montaña puesta-aparte? El que camina perfectamente”. Recibir el airesoplo puesto-aparte también se llama ser “nacido de nuevo” y “nacer del airesoplo” y “nacer de arriba”. Porque un creyente cambia en un instante a otra persona cuando el airesoplo puesto-aparte entra dentro del cuerpo. El airesoplo lo pone aparte porque, a diferencia de todos los demás pueblos ordinarios de la tierra que aún pecan, el creyente “ya no es esclavo del pecado”. Esta es también la razón porque un creyente que es liberado del pecado ya no está bajo la Toráh, porque la Toráh escrita fue dada para revelar el pecado. Por lo tanto, una Toráh del pecado ya no domina sobre alguien liberado del pecado. Ahora un creyente está bajo el airesoplo, con una nueva Toráh escrita en el corazón, por el airesoplo. Y cuando el airesoplo puesto-aparte entra dentro de un creyente, él también le da autoridad al creyente para realizar señales y maravillas. El propósito de estas señales de poder es causar que los incrédulos crean. Y también para fortalecer la creencia de los creyentes existentes, y para darles conocimiento sobre el futuro. Alguien que tiene la unción podrá profetizar, lo cual no solo significa predecir el futuro según lo que el airesoplo le dice al creyente, sino también ordenar que suceda algo que requiere el poder de Dios para hacerlo realidad. Como ordenar que una silla se convierta en un león. Y aquellos que tienen la unción también pueden realizar milagros de curación, pudiendo curar aflicciones incurables del cuerpo, como el VIH y la ceguera. Y aquellos que tienen la unción también pueden resucitar los muertos. Y aquellos que tienen el airesoplo puesto-aparte también pueden conocer los pensamientos de los demás, ya que el airesoplo le dice al creyente lo que otros están pensando y los secretos de su corazón. Y aquellos que tienen el airesoplo puesto-aparte también pueden hablar en otros idiomas que el creyente desconoce, ya que el airesoplo toma el control de la boca y la lengua y comienza a hablar en otro idioma. Lo cual es llamado “hablar en lenguas”. El propósito de esta señal es causar que los incrédulos crean. Sin embargo, muchos de los que verdaderamente no tienen la unción hablan en lenguas falsas, pronunciando palabras sin sentido y aleatorias para tratar de fingir que tienen la unción y la habilidad de hablar en lenguas. Son impostores tontos, sin entendimiento de nada. Y debido a que alguien que tiene la unción es capaz de realizar señales de poder, es por eso que Yeshua dijo, “y estas señales seguirán a los que creen, en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán serpientes; y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”. Es por eso que cuando el apóstol Pablo predicó, no tuvo que usar palabras elegantes para tratar de persuadir a la gente a creer, simplemente demostró el poder del airesoplo, y la gente creyó. Como está escrito, “mi mensaje y mi predicación no fueron con palabras sabias y persuasivas, sino con una demostración del poder del airesoplo”. Y es por eso que el apóstol Pablo incluso tuvo la intención de poner a prueba a los creyentes arrogantes al pedirles que demuestren su poder, ya que todos los verdaderos creyentes tendrán el poder de la unción, mientras que los falsos creyentes que no tienen la unción no tendrán poder. Como él escribió, “algunos se han vuelto arrogantes, como si yo no hubiera de ir a ustedes. Pero iré a ustedes pronto, si el Amo quiere, y conoceré, no las palabras de los arrogantes sino su poder. Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder”. E incluso si tuvieran algún poder, su poder siempre será menor que el poder de Dios, ya que incluso los magos de Egipto pudieron imitar las primeras pocas señales menores de Moisés. Como declara la Toráh, “Moisés y Aarón fueron al Faraón e hicieron lo que Yehovah les ordenó. Aarón arrojó su vara ante el Faraón y sus siervos, y se convirtió en una serpiente. Entonces Faraón convocó a los sabios y a los hechiceros, y ellos, los magos de Egipto, también hicieron lo mismo por sus encantamientos. Porque cada hombre tiró su bastón, y se convirtieron en serpientes. Pero el bastón de Aarón se tragó los bastones de ellos”. Y también, “a la vista de Faraón y de sus siervos levantó el bastón y golpeó el agua en el Nilo, y toda el agua en el Nilo se convirtió en sangre. Pero los magos de Egipto hicieron lo mismo por su encantamientos”. Sin embargo, ya cuando las señales de poder eran demasiado grandes, simplemente no podían procurar ese nivel de poder que solo proviene de Dios, como declara la Toráh, “los magos intentaron con sus encantamientos producir piojos, pero no pudieron. Así que hubo piojos sobre el hombre y la bestia. Entonces los magos le dijeron a Faraón, este es el dedo de Dios”. Entonces, las señales de poder no son una garantía de que alguien tenga la unción. La obediencia a todos los mandamientos de la Toráh es la garantía de que alguien tiene la unción, y luego las señales de poder son la confirmación. Por eso, “por sus frutos los conocerás”. Y aún, Juan el Bautista, quién tenía la unción, no hizo las señales de un profeta, entonces fue el menor de los profetas, porque señales si exaltan a un profeta ante los ojos de las personas circundantes. Pero fue considerado por Yeshua como el más grande de los profetas, porque el que sea menor en el reino de Dios será mayor. Y en nuestro tiempo actual, la mayoría de los creyentes que dicen tener la unción no tienen poder, porque realmente no tienen la unción. Y muchos de ellos también fingen tener poder, pero no tienen poder verdadero, porque verdaderamente no tienen la unción. Y algunos ni siquiera creen en el poder de la unción, cumpliendo esta escritura, “teniendo la apariencia de piedad, pero negando su poder. Evita a esas personas”. Juan 16:13, Juan 14:26, Éxodo 7:11-12, Éxodo 7:20-22, Éxodo 8:18-19, 2 Timoteo 3:5, Marcos 16:17-18, Hechos 5:3-5 , Mateo 12:31-32, 1 Corintios 3:18, Mateo 18:3, Éxodo 3:2, 1 Juan 2:27, Hebreos 9:13-14, Hebreos 9:26, Daniel 9:24-25, Juan 1:29, Marcos 14:24, Mateo 26:28, Hebreos 8:6-8, Salmo 104:4, Hebreos 1:7, Hebreos 1:14, Éxodo 23:20-21, Isaías 63:9-10, 1 Juan 4:1-2, Mateo 3:11, Lucas 24:49, Hechos 1:5, Juan 20:22, Hechos 2:2-4, Hechos 4:31, Hechos 19:6, 1 Corintios 14:31-32, 1 Samuel 10:6, 1 Samuel 19:20-21, 1 Samuel 10:10, Números 11:26-29, Romanos 6:18, Romanos 6:22, Romanos 6:17, Romanos 6:6-7, Juan 8:34-36, Romanos 8:2, Romanos 5:12, Salmo 51:5, 1 Juan 1:8, Romanos 5:19, Efesios 2:3, Romanos 7:5, Gálatas 5:19- 21, Romanos 8:7-9, Romanos 7:14-15, Romanos 7:8, Romanos 7:24-8: 2, Mateo 23:26, Mateo 15:18-20, Gálatas 5:22-24, Romanos 8:1, Ezequiel 36:26-27, Romanos 8:4, Hebreos 10:14, Hebreos 12:23, Colosenses 2:11, Romanos 2:29, 1 Pedro 1:2, Romanos 8:5, Romanos 8:9, Efesios 1:13, Galatás 3:13-14, Efesios 1:7, 1 Corintios 6:20, Romanos 5:17, Génesis 6:9, Job 1:8, Lucas 1:6, Gálatas 5:5, 2 Corintios 5:21, Romanos 3:21, Romanos 10:3, Filipenses 3:9, Génesis 4:7, 1 Reyes 15:5, Salmo 18:23, Juan 3:7-8, Juan 3:3, Juan 3:5, 1 Juan 3:9, 1 Juan 5:18, 2 Corintios 5:17, Romanos 6:4, Efesios 4:24, Romanos 6:1-2, Romanos 7:6, Romanos 6:14, Romanos 7:4, Gálatas 5:18, 1 Corintios 15:56, Jeremías 31:33, Hebreos 10:16, 2 Corintios 3:3, 2 Corintios 3:6, Zacarías 4:6, 1 Timoteo 1:9, Romanos 7:9-13, Levítico 20:10, Levítico 20:15, Génesis 2:7, 2 Corintios 3:6, Gálatas 3:10, Romanos 3:20, Gálatas 3:22-23, Juan 3:18, Marcos 16:16, Juan 1:12 , Gálatas 3:14, Filipenses 3:9, 2 Tesalonicenses 2:13, Santiago 2:10-11, Romanos 3:23, Lucas 5:30-32, Juan 8:3-9, 1 Pedro 2:6-8 , Romanos 9:32-33, 1 Corintios 1:23, Génesis 17:20, Gálatas 4:22-51, Mateo 8:11-12, Hechos 8:13-23, 2 Corintios 12:21, 1 Corintios 5:1-2, Gálatas 3:1, Apocalipsis 2:1-6, Apocalipsis 2:12-16, Apocalipsis 2:18-25, Apocalipsis 3:1-4, Apocalipsis 3:14-20, Hechos 5:32, Mateo 5:48, Génesis 17:1, Juan 8:11, Juan 5:14, 1 Corintios 15:34, Colosenses 1:28, Colosenses 4:12, Santiago 1:4, Hebreos 5:14, Filipenses 3:15, 1 Corintios 1:7-8, Efesios 1:4, Colosenses 1:22-23, Filipenses 1:10, 1 Tesalonicenses 3:13, 1 Tesalonicenses 5:23, Mateo 3:2, Hebreos 10:26-27, Ezequiel 18:24, Salmo 68:21, Ezequiel 18:21-22, 2 Timoteo 2:19, Mateo 5:17, Mateo 5:19, Mateo 5:18, Romanos 3:20, Romanos 2:18-20, Salmo 19:7, Gálatas 3:24, Deuteronomio 6:25, Romanos 3:31, Hechos 2:38, Salmo 119:1, Salmo 1:1-2, Salmo 15:1-2, Salmo 101:6, Salmo 18:22-25, Hechos 15:19-21, Gálatas 2:19-20, Hechos 10:19-47, Éxodo 12:8, Éxodo 12:19, 1 Corintios 5:7-8, 1 Juan 3:6, Mateo 22:14, Santiago 1:18, Apocalipsis 14:4, Habacuc 2:14, Isaías 11:9, Isaías 65:20, Apocalipsis 7:9-14, Apocalipsis 20:6, 2 Pedro 3:13, Isaías 65:17, Mateo 24:5, Mateo 7:16-18, Génesis 17:11, 1 Juan 3:8-9 , Mateo 7:20, Lucas 6:43-45, Santiago 2:18, Santiago 3:12-13, Apocalipsis 12: 10-11, 1 Juan 5: 4, Romanos 8:33, Hebreos 6:4-6, Marcos 3:29, Lucas 12:10, Éxodo 23:21, Efesios 4:30, Filipenses 2:12, 1 Corintios 2:3.

Arrepentirse significa dejar de pecar, lo cual significa dejar de desobedecer los mandamientos de la Toráh de Dios, de una vez y por todas. Lo cual incluye eliminar cualquier cosa en la casa que sea pecado. Ya que esto se relaciona con el cumplimiento del Banquete de los Panes Sin Levadura que viene después de la Pascua, lo cual requiere que toda levadura sea eliminada de la casa. La levadura simboliza el pecado. Si el pecado en la casa es un objeto como un ídolo o una revista pornográfica, entonces tiene que ser destruido, ya que no puedo ser limpiado. Sin embargo, si el objeto del pecado en la casa se puede limpiar, entonces no es necesario destruirlo. Como una computadora portátil que tenía videos pornográficos almacenados en ella. Solo el disco duro tiene que ser limpiado, luego todo el computador portátil está limpio. Esta es la razón porque la Toráh ordena que si un hombre está inmundo por una descarga, cualquier vasija de barro que toque tiene que ser rompido, mientras que cualquier artículo de madera que toque puede ser lavado con agua para limpiarlo. La vasija de barro retiene la contaminación incluso después de ser lavada, mientras que la madera no. Y de la misma manera, cuando los hijos de Israel se arrepintieron de sus pecados, destruyeron sus postes de Asera, e incluso la serpiente de bronce que fue hecha por Moisés que los israelitas luego llegaron a quemarle incienso . E incluso en el libro de los Hechos, cuando los creyentes se arrepintieron, quemaron sus libros de hechicería. El arrepentimiento tiene que conducir a ser “perfecto”, lo cual significa que no puede haber absolutamente nada de qué ser culpado en relación con el pecado y la transgresión. Esto se relaciona con por qué se le dijo a Abraham que “caminara perfecto” antes de recibir la señal del antiguo pacto, que era la circuncisión de la carne. Mateo 3:2, 2 Corintios 12:21, Juan 8:11, Juan 5:14, Romanos 3:20, Mateo 5:17, Mateo 5:19, Hebreos 10:26-27, Salmo 68:21, Génesis 17:1, Salmo 15:1-2, Salmo 101:6, Salmo 18:22-25, Génesis 26:5, Deuteronomio 6:25, Job 1:8, Génesis 6:9, 1 Corintios 5:8, 2 Reyes 18:4.

La Toráh ordena “amarás a tu prójimo como a ti mismo” y “abrirás anchamente tu mano a tu pobre hermano y a los necesitados en tu tierra”. Se nos ordena hacer buenas obras. Entonces hacer buenas obras no es opcional. Es por eso que “todo árbol que no dé buen fruto será cortado y arrojado al fuego”, porque hacer buenas obras es un requisito de la Ley de Dios. Porque si todos en el mundo compartieran libremente las necesidades básicas del cuerpo, no habría hambre ni sed en el mundo. No es una redistribución de la riqueza igualando a todos financieramente, como lo hacen erróneamente las naciones socialistas, sino simplemente que cada persona individual en el mundo comparta las necesidades básicas de la vida, que son comida, agua, ropa y vivienda. Por eso es que Dios lo ha ordenado, para que todo habitante del mundo tenga las necesidades básicas de la vida. Siempre tenemos que estar conscientes de los pobres, por eso la Toráh también ordena que dejemos los remanentes de nuestras cosechas a los pobres. Como está escrito, “y cuando coseches la cosecha de tu tierra, no cosecharás tu campo hasta el borde, ni recogerás los remanentes después de tu cosecha. Las dejarás para los pobres y para los extranjeros”. Es por eso que Pablo incluso escribió, “solo, nos pidieron que recordemos a los pobres, lo que estaba ansioso por hacer”. E incluso la Toráh permite que cualquiera que tenga hambre vaya a comer del campo de su vecino, pero que solamente no llene su canasta. Como está escrito, “si entras en la viña de tu vecino, puedes comer sus uvas, tantas como desees, pero no pondrás ninguna en tu bolsa”. Esto es para que cada persona tenga acceso a la comida. Esto es sabio. Por lo tanto, es el requisito de cada persona individual en el mundo es dar cuando ven una necesidad ante sus propios ojos. Porque todos somos miembros unos de los otros como una sociedad de personas, y tenemos que preocuparnos por las necesidades de los demás, ya sean miembros de nuestros propios hogares o gente completamente desconocida. Así como cada miembro del cuerpo se preocupa por las necesidades de todos sus otros miembros, mayores y menores, más lejos y más cerca de cada miembro. Y cada miembro toma y da por el bien común del cuerpo, cada uno en su propio rol. Sin embargo, si un miembro solo toma y no da, se hace como un cáncer, lastimando todo el cuerpo. O si las arterias se rehúsan a dar sangre a sus miembros menores del cuerpo, como los dedos de los pies, los dedos de los pies mueren y todo el cuerpo sufre. Lo mismo ocurre con aquellos que se niegan a compartir las necesidades básicas de la vida. La sociedad enteramente sufre al no cuidar sus miembros menores. La verdadera razón porque hay hambre y sed en el mundo es porque los habitantes del mundo ignoran las necesidades de aquellos que tienen hambre y sed, y solo se preocupan egoístamente por sus propias necesidades. Tontamente no entendieron que todos somos miembros unos de los otros, por eso Dios nos ha ordenado a dar a los que no tienen. Si todos en el mundo compartieran, no habría más hambre ni sed. Hay gente con hambre no porque no haya suficiente comida en el mundo para alimentar a todos, pero porque las personas son egoístas, se sobrealimentan en glotonería, y tiran el exceso de su comida como basura. Esta fue la otra razón porque Sodoma fue destruida. Como está escrito, “he aquí, esta fue la iniquidad de tu hermana Sodoma, arrogancia, abundancia de pan y completa ociosidad tuvieron ella y sus hijas. Pero no ayudaron al pobre ni al necesitado, y se enorgullecieron y cometieron abominaciones delante de mí. Y cuando lo vi las hice desaparecer”. Si vemos a un hombre indigente sosteniendo un anuncio diciendo, “tengo hambre”, entonces somos ordenados a darle comida. Aún si no nos conviene y tenemos que desviarnos del camino para conseguirle comida, es un requisito. Es por eso que está escrito, “si alguien, entonces, sabe el bien que debe hacer y no lo hace, es pecado para ellos”. Estos son los asuntos más importantes de la Toráh que los fariseos ignoraron, porque estaban más preocupados por los diezmos y el tzitzit de la Toráh, y no estaban preocupados por la misericordia y el amor de la Toráh, que es dar a los que no tienen. Como está escrito, “pero más bien de limosnas a los pobres. Y he aquí todo te será limpio. Mas ¡ay de ustedes, fariseos! Que dan diezmos de la menta, y la ruda, y toda hortaliza, pero el juicio y el amor de Dios pasan de alto. Pues estas cosas era necesario hacer, y no dejar las otras”. Es por eso que Yeshua les dio el ejemplo del buen samaritano, que ayudó a alguien que estaba medio muerto en la calle, mientras que un sacerdote y un levita pasaron al lado de la persona y no lo ayudaron. El buen samaritano le mostró al hombre verdadero amor y misericordia, que es lo que Dios nos ha ordenado hacer. Si vemos a alguien caminando descalzo por las calles, se nos ordena que le demos sandalias. En cada oportunidad posible tenemos que “hacer el bien”. Estos son actos de amor y misericordia, porque el amor se demuestra no con palabras, sino con acciones. Como está escrito, “pero el que tiene bienes de este mundo, y ve a su hermano en necesidad y cierra su corazón contra él, ¿cómo puede morar el amor de Dios en él? Hijos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. Así es como realmente amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos, dando, a los que no tienen. Dar también nos cuesta algo, por eso dar es una mayor demostración de amor que simplemente decir, “te amo”. Es fácil decir “te amo”, pero no es tan fácil dar y compartir. Después de que dejamos de hacer malas obras, Dios quiere que nuestro enfoque sea hacer buenas obras. Porque así es realmente cómo servimos a Dios, al servir a los demás, porque el hombre fue hecho en la representación de Dios. Como está escrito, “Y el Amo dijo: ¿Quién es, pues, el mayordomo fiel y prudente a quien su amo pondrá sobre sus siervos para que a su tiempo les dé sus raciones de comida? Dichoso aquel siervo a quien, cuando su amo venga, lo encuentre haciendo así. De verdad os digo que lo pondrá sobre todos sus bienes”. Y también, “útil para el Amo, preparado para toda buena obra”. Y también, “que nuestro pueblo aprenda a ocuparse en buenas obras, atendiendo a las necesidades apremiantes”. Y también, “cada uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido”. Y también, “por tanto, oh rey, que mi consejo te sea grato: pon fin a tus pecados haciendo justicia, y a tus iniquidades mostrando misericordia a los pobres, quizás sea prolongada tu prosperidad”. Y también, “para que andéis como es digno del Amo, agradándole en todo, dando fruto en toda buena obra”. Nuestro “buen fruto” son nuestras buenas obras. Estas son nuestras “obras dignas del arrepentimiento”. Nuestras buenas obras también son nuestra luz para el mundo. Como está escrito, “ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende la lámpara y se pone debajo de un almud, sino en el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Así alumbre tu luz delante de los hombres, para que vean tus obras buenas, y glorifiquen a tu Padre que está en los cielos”. Y también, “mantened entre los gentiles una conducta irreprochable, a fin de que en aquello que os calumnian como malhechores, ellos, por razón de tus buenas obras, al considerarlas, glorifiquen a Dios en el día de la visitación”. Y también, “porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo el bien, hagas enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos”. Las buenas obras también son nuestra sal para un buen sabor. Como está escrito, “ustedes son la sal de la tierra; y si la sal perdiere su sabor ¿con qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres”. Sin buenas obras nuestra creencia es inútil. Cómo carne sin sal para darle un buen sabor. O cómo una lámpara sobre una mesa sin luz para iluminar una habitación oscura. O cómo un árbol sin buen fruto. Por eso está escrito, “¿de qué sirve, hermanos míos, si alguno dice que tiene creencia, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa creencia salvarlo? Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecen del sustento diario, y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para su cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la creencia por sí misma, si no tiene obras, está muerta”. Tanto la creencia como las buenas obras son requeridas para nosotros. Es por eso que a los que obedecieron e hicieron buenas obras un día se les dirá, “entonces el Rey dirá a los de su derecha, vengan, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestistes; enfermo, y me visitastes; en la cárcel, y vinistes a mí”. Y también, “sino que da su pan al hambriento y cubre al desnudo con ropa, que anda en mis estatutos y mis ordenanzas obrando fielmente, ése es justo; ciertamente vivirá”. Y es por eso que hacer buenas obras es también el verdadero ayuno que Dios quiere de nosotros. “¿no es éste el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las coyundas del yugo, dejar ir libres a los oprimidos, y romper todo yugo? ¿No es para que partas tu pan con el hambriento, y recibas en casa a los pobres sin hogar; para que cuando veas al desnudo lo cubras, y no te escondas de tu semejante? Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu sanación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del Amo será tu retaguardia. Entonces invocarás, y el Amo responderá; clamarás, y él dirá: heme aquí.” Y es por eso que no todos los que creen en Yeshua y lo llaman “amo, amo” heredarán el reino de Dios, sino solo aquellos que obedecen y hacen las buenas obras que ordena la Toráh, que es lo que Yeshua mismo también nos ordenó hacer, que es dar a los pobres. Como está escrito, “no todos los que me dicen, amo, amo, entrarán en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. Y también, “¿por qué me llamas amo, amo y no haces lo que te digo?”. Y también, “vende tanto como tengas y dale a los pobres”. Y también “Y Zaqueo, puesto en pie, dijo al Amo, he aquí, Amo, la mitad de mis bienes daré a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo restituiré cuadruplicado. Y Yeshua le dijo, hoy ha venido la salvación a esta casa, ya que él también es hijo de Abraham”. Y también, “no había, pues, ningún necesitado entre ellos, porque todos los que poseían tierras o casas las vendían, traían el precio de lo vendido, y lo depositaban a los pies de los apóstoles, y se distribuía a cada uno según su necesidad”. Y también, “vendían todas sus propiedades y sus posesiones y los compartían con todos, según la necesidad de cada uno”. Y es por eso que alguien que sirve al dinero no puede servir a Dios, porque la búsqueda de la riqueza es lo opuesto a reducirnos a lo que necesitamos para dedicarnos a compartir y dar a los que no tienen. Como está escrito, “no puedes servir a Dios y a las riquezas. Los fariseos, que eran amantes del dinero, oían todas estas cosas y se burlaban de él”. Y es por eso que “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios “. Y también, “Pero ¡ay de ustedes los ricos!, porque ya estas recibiendo todo tu consuelo”. Y también, “porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la creencia y se torturaron con muchos dolores”. Y ahora el dinero mismo se ha convertido en la raíz de todo mal, no solo el amor al dinero, ya que el dinero de papel y dinero fiduciario son la verdadera marca de la bestia. Y ahora, en esta última generación, Dios quiere que eliminemos todo dinero de papel y dinero fiduciario para reducirnos a lo que necesitamos, abasteciendonos de comida y agua, para que nos duren estos años restantes hasta el año 6000 YB en 2026 DC, y también para abastecernos lo suficiente para compartir con los necesitados y dedicar nuestro poco tiempo restante haciendo buenas obras. Ahora más que nunca no podemos servir al dinero y a Dios al mismo tiempo, ya que incluso los apóstoles anteriormente ganaban y poseían dinero, que era oro y plata, pero nuestra forma de dinero hoy es malvada, que no se nos permite ganar ni poseer. Lo cual Dios ha designado para que el dinero en sí mismo se convierta en una piedra de tropiezo para el mundo entero, y una verdadera prueba de creencia y obediencia a quienes caminan según los mandamientos de Dios, y que el enfoque de quienes creen ahora pueda realmente ser haciendo el bien sin la distracción de ganar dinero. Y Dios no solo quiere buenas obras de vez en cuando una vez al año, sino diariamente o con la mayor frecuencia posible. Es por eso que se ordenó que el fuego se quemara continuamente en el altar delante de Dios. Como está escrito, “el fuego se mantendrá encendido en el altar continuamente. No se apagará”. Y es por eso que las vírgenes insensatas que dejan que se apaguen sus lámparas se quedarán afuera, porque sus lámparas que tuvieron que seguir encendiendo continuamente son sus buenas obras. Y es por eso que Pablo escribe, “y no nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos, si no nos rendimos”. Como tal, tenemos que compartir libremente con las personas indigentes, sin juicio, tal como Dios nos ha dado libremente incluso cuando aún éramos pecadores. Y así como Dios brilla libremente su sol sobre los justos y los injustos. E incluso cuando Yeshua curó a 10 leprosos, solo uno regresó para darle las gracias, que era un samaritano. Porque verdaderamente no es por el bien de los pobres que hemos sido elegidos por Dios para hacer el bien, sino que existen por nuestro bien, para que tengamos razón y podamos hacer buenas obras a las personas que Dios ha designado no tener. Porque si Dios no hubiera primero designado la existencia de los hambrientos y los sedientos, no habría razón para compartir con los que no tienen, porque todos ya tendrían lo que necesitan. Entonces, en medio del hambre y la sed en el mundo que Dios ha predestinado existir, existe la oportunidad de hacer el bien para quienes creen y obedecen. Por eso existen por nuestro bien, más de lo que nosotros existimos por el bien de ellos. Porque la mayoría de las veces, a las personas que les hacemos el bien serán como los 9 leprosos ingratos, que también llegarán a nada como los ricos que se negaron a compartir. Hechos 10:31, Isaías 58:6-9, Isaías 1:16-18, Efesios 2:10, Santiago 2:14-16, Mateo 3:8, Hechos 26:20, Juan 15:16, 2 Corintios 9:8, 2 Timoteo 2:21, 2 Timoteo 3:17, Tito 3:1, 1 Pedro 2:12, Mateo 5:16, Gálatas 6:9, Apocalipsis 2:5, Salmo 126:5, Proverbios 11:18, Salmo 112: 9, Apocalipsis 22:12, Mateo 7:19, Mateo 7:21, Mateo 25: 41-46, Ezequiel 16: 49-50, Levítico 25:35, Deuteronomio 15:7-9, Levítico 19:18 , Lucas 10:30-37, Mateo 23:23, Proverbios 21:13, Santiago 4:17, Proverbios 3: 27-28, Mateo 20:26, Mateo 23:11, Marcos 9:35, Santiago 1:27, Mateo 25: 34-40, Ezequiel 18: 7-9, Génesis 18:1-5, Génesis 19:1-3, Hechos 3:6-8, Marcos 3:4-5, Marcos 16:17-18, Mateo 13:8, 2 Corintios 9:6.

Después de obedecer los mandamientos de la Toráh, a través de la creencia en Yeshua, y cuando comenzamos a hacer buenas obras al dar a los pobres, todos tenemos también que “bajarnos” reduciéndonos a lo que necesitamos, y no perseguir más la riqueza ni servir al dinero. Ahora tenemos que convertirnos en siervos, sirviendo a nuestro nuevo Amo, Yeshua, a quien servimos sirviendo a otros a nuestro alrededor, y también a los pobres. Como Yeshua ordenó, “vende tus posesiones y de a los pobres”. Que es precisamente lo que hicieron los creyentes en el libro de los Hechos. Como está escrito, “no había, pues, ningún necesitado entre ellos, porque todos los que poseían tierras o casas las vendían, traían el precio de lo vendido, y lo depositaban a los pies de los apóstoles, y se distribuía a cada uno según su necesidad”. Solo se quedaron con lo que necesitaban, incluyendo las casas en las que vivían. Y vendieron su exceso de posesiones y propiedades, para poder tener algo que dar y compartir el dinero de la venta de esas cosas. También tenemos que quitarnos todas las joyas, como hicieron los hijos de Israel en el desierto para ser humildes. Como está escrito, “di a los hijos de Israel, ustedes son un pueblo de cuello rígido. Si en un momento subo en medio de ti, te consumiré. Quítate, pues, ahora tus joyas, para que yo sepa lo que te he de hacer. Entonces los hijos de Israel se despojaron de sus joyas desde el monte Horeb”. Y también, “tu Dios te ha guiado estos cuarenta años en el desierto, para que él pueda bajarte, probándote para saber lo que hay en tu corazón”. Y al bajarnos de esta manera, sin joyas, vistiéndonos modestamente y solo teniendo lo que necesitamos, tomamos la forma de siervos. Como escribieron los apóstoles, “y quiero que las mujeres se vistan decentemente, que se adornen con modestia y sencillez, no con peinados exagerados, ni con oro, perlas o vestidos costosos”. Y todos también tenemos que bajarnos ayunando, sin comida y sin agua. Y también tenemos que bajarnos lavando los pies, lo cual es la señal de un siervo. Como está escrito, “pues si yo, el Amo y el Maestro, les lavé los pies, ustedes también tienen que lavarse los pies unos a otros”. Y también, “que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos, si ha mostrado hospitalidad a extraños, si ha lavado los pies de los puestos-apartes, si ha ayudado a los afligidos y si se ha consagrado a toda buena obra”. Bajarnos de esta manera es tan necesario e importante, que incluso cuando Acab cometió abominaciones terribles, Dios decidió no traerle desastre en su día, simplemente porque se bajó y ayunó. Como está escrito, “ciertamente no hubo ninguno como Acab que se vendiera para hacer lo malo ante los ojos del Amo, porque Jezabel su mujer lo había incitado. Su conducta fue muy abominable, pues fue tras los ídolos conforme a todo lo que habían hecho los amorreos, a los que el Amo había echado de delante de los hijos de Israel. Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos, puso cilicio sobre sus carnes y ayunó, se acostó con el cilicio y andaba abatido. Entonces la palabra del Amo vino a Elías tisbita, diciendo: ¿Ves como Acab se ha humillado delante de mí? Porque se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; pero en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa”. La razón por que todos tenemos que bajarnos de esta manera es porque todos hemos pecado. Por lo tanto, para recibir misericordia y perdón de Dios, en lugar de la muerte que merecemos, ahora tenemos que caminar con humildad y obediencia. Y luego, al regreso de Yeshua, seremos exaltados, y en lugar de servir, seremos servidos por las naciones. Es por eso que antes de que Yeshua fue exaltado y recibió autoridad para reinar todo los cielos y la tierra, primero sirvió. Nos dió el ejemplo de lo que tenemos que hacer. Es por eso que aquellos que ahora se exaltan a sí mismos serán humillados, y aquellos que ahora se hacen humildes a sí mismos serán exaltados. Para ser primero, tenemos que ser los últimos. Y los que se hacen primeros ahora, serán los últimos. Y los que se bajan más serán mayores en el reino de Yeshua. Ya que todos los creyentes en Yeshua se bajan en diferentes medidas. Actualmente también somos viajeros en la tierra que estamos a punto de heredar, al igual que Abraham. Y al igual que él viviendo en carpas, así tenemos que estar nosotros en el tiempo actual, viajando ligero. Alguien que visita una ciudad extranjera durante una semana no lleva muebles y electrodomésticos, solo empaca lo que necesita para su corto viaje, hasta que llegue a su hogar permanente. Nuestra residencia a largo plazo será el Monte Sión, en la tierra de Israel por 1.000 años, bajo el reinado de Yeshua, en esta tierra. Y luego nuestro hogar permanente será la Nueva Jerusalén, en la tierra nueva. Y la forma en que acumulamos posesiones para estas casas no es yendo a la tienda a comprar muebles, sino haciendo buenas obras. Lo cual resultará en una recompensa para nosotros en la segunda venida de Yeshua. Y esa recompensa será tierra en esta tierra y en la Nueva Jerusalén, y oro y plata y posesiones e inmortalidad y honor y gloria. Será mucho mayor de lo que podemos darnos a nosotros mismos ahora mismo en estos cuerpos mortales. Es por eso que es mucho mejor bajarnos ya para luego ser exaltados por Dios, en lugar de exaltarnos ya para eventualmente perder todo, incluso nuestras propias almas. Hechos 2:45, Santiago 4:10, 2 Crónicas 7:14, Salmo 138:6, Proverbios 3:34, Mateo 19:21, Lucas 18:22, Marcos 10:21, Lucas 12:15, Mateo 6:24 , Lucas 16:13-14, Lucas 14:33, Mateo 13:44, Marcos 4:19, Marcos 10:25, 1 Timoteo 6:10, Mateo 20:16, Mateo 23:12, Deuteronomio 8:2, 1 Pedro 5:6, Mateo 5:5, Apocalipsis 2:26, ​​Lucas 19:17, 1 Corintios 15:52-53, Filipenses 2:7, 1 Corintios 1:28, 1 Corintios 1:26, 1 Corintios 1:27-29, Mateo 6:31, Hechos 4:34-35, Proverbios 30:8, Proverbios 23:4-5, Marcos 6:8.

Dios creó una “representación” de sí mismo en la creación, que es el hombre, como está escrito, “Dios hizo al hombre en su propia imagen”. Está el hombre celestial, qué son los ángeles y Yeshua. Y luego está el hombre terrenal, que era Adán, y todos los que descienden de él. El hombre celestial fue puesto aparte en un lugar más alto y se le dio mayor autoridad y mayor gloria. Y se le dio un cuerpo permanente e inmortal. Y también se le dio acceso a un árbol celestial de la vida. Mientras que el hombre terrenal fue hecho en un lugar más bajo y recibió menos autoridad y menor gloria. Y se le dio un cuerpo temporal y mortal. Y también se le dio acceso a un árbol terrenal de la vida. Y es por eso que el hombre terrenal fue “hecho un poco más bajo que los ángeles”. Y el hombre terrenal fue hecho en la representación del hombre celestial, por eso está escrito, “hagamos al hombre a nuestra imagen”. “Nosotros” es Dios y los hombres del cielo. Lo cual es una razón porque la palabra hebrea “Elohim”, que significa “Dios”, es plural, porque los hombres del cielo actúan por Dios, y por lo tanto ellos y Dios el Padre son todos “Elohim”. Y de tal manera el hombre celestial fue hecho en la representación de Dios, y nosotros fuimos hechos en la imagen de ellos. Y ya que una representación es creado para ser similar a uno mayor que está siendo representando, que es Dios, es por eso que una representación de Dios es creado para ser como Dios. Lo cual se relaciona con por qué los ángeles son llamados “dioses”. Y por qué el ángel que habló con Moisés en el Monte Sinaí le dijo, “yo soy el Dios de Abraham”. Y también por qué Yeshua es llamado “Dios”. Como está escrito acerca de Yeshua, “la palabra era Dios”. Y “él es la imagen del Dios invisible”. E incluso por qué Dios le dijo a Moisés, “mira, te hago como Dios y Aarón tu profeta”. Porque ser la representación de Dios es ser como Dios. Es por eso que Yeshua dijo, “si me has visto a mí, has visto al Padre”, aunque el Padre es más grande que su propia representación. Por eso también dijo Yeshua, “el padre es mayor que yo”. Y también por qué llamó al Padre, “mi Dios”. Porque el Padre es el creador, y la representación es creado, en la semejanza de Dios. Es por eso que la representación de Dios también es llamado “hijo”, así como un hijo tiene una apariencia a la semejanza de su padre. Y es por eso que Yeshua y los ángeles y los hombres en la tierra también son llamados “hijos de Dios”. Y esa es también la razón por qué Dios ha dado autoridad a su propia representación para reinar en la creación, cada uno en diferentes medidas de autoridad, en la semejanza de Dios que reina sobre toda la creación. Y es por eso que cuando Adán fue creado en representación de Dios, se le dio autoridad para reinar sobre toda la tierra. Y es por eso que aquellos que están siendo conformados a la representación de Dios tendrán autoridad para reinar sobre la tierra, durante 1.000 años, como “dioses”. Aquellos a quienes se les dará autoridad para reinar por 1.000 años serán adorados como dioses, para adorar y honrar a Dios el Padre, todo bajo el reinado y el nombre de Yeshua. Porque adorar y honrar a la representación de Dios es adorar y honrar a Dios, sin embargo, cada uno será honrado en diferentes medidas, con Yeshua en el mayor honor. Como está escrito, “al que venza, le concederé sentarse conmigo en mi trono, como también yo vencí y me senté con mi Padre en su trono”. Y también, “he aquí, haré a los de la sinagoga de Satanás que dicen que son judíos y no lo son, pero mienten, he aquí, los haré venir a adorar ante tus pies, y aprenderán que te he amado”. Y también, “los reyes serán tus padres adoptivos, y sus reinas tus madres lactantes. Con sus caras en el suelo se postrarán ante ti, y lamerán el polvo de tus pies. Entonces sabrás que yo soy el Amo, y los que me esperan no serán avergonzados”. Y también, “él rendirá a cada uno según sus obras, a aquellos que con paciencia en hacer el bien buscan la gloria, el honor y la inmortalidad, les dará vida eonica”. Y es por eso que el pueblo de Dios se sentará en tronos y se le dará autoridad para juzgar al mundo. Como está escrito, “¿o no sabes que los puestos-apartes juzgarán al mundo? Y si el mundo debe ser juzgado por ti, ¿eres incompetente para juzgar casos triviales?”. Y también, “entonces vi tronos, y sentados en ellos estaban aquellos a quienes se les había encomendado la autoridad para juzgar”. Porque eso es lo que significa ser la representación de Dios, ser como Dios y reinar como la representación de Dios. La mentira de la serpiente a Eva no fue que ella se haría como Dios si comiera del fruto prohibido, porque sí se hizo como Dios, conociendo el bien y el mal, tal como Dios conoce el bien y el mal. Pero la mentira era que ella no moriría por transgredir el mandamiento de Dios, por lo tanto, “de seguro no morirás”. Sin embargo, aunque la humanidad se hizo como Dios conociendo el bien y el mal, también nos hicimos menores que la representación de Dios que fuimos creados a ser originalmente, porque también nos convertimos en esclavos, al pecado, debido a la transgresión. Y eventualmente la humanidad se convirtió como animales, sin conocimiento ni entendimiento ni obediencia, persiguiendo sus propios deseos, sin darse cuenta del propósito superior que nuestros cuerpos fueron creados para ser. Profanando y deshonrando sus propios cuerpos y otros cuyos cuerpos también fueron hechos a la imagen de Dios. El camino para nosotros convertirnos en la representación de Dios en la que nuestros cuerpos fueron creados a ser se encuentra en la obediencia a los mandamientos de Dios en su Toráh a través de la creencia en Yeshua HaMashiaj. Y si primero nos bajamos y hacemos el bien y servimos como siervos, a su debido tiempo seremos exaltados y servidos, a la segunda venida de Yeshua. Al igual que Yeshua, quien primero sirvió, luego fue exaltado y ahora es servido. Por eso está escrito, “bájate, y Dios te exaltará”. Y “los que se exaltan serán bajados, y los que se bajan serán exaltados”. Éxodo 7:1, Salmo 82:6, Génesis 1:27, Génesis 1:26, Éxodo 3:2, Éxodo 3:6, Gálatas 3:19, Éxodo 19:18, II Corintios 4:4, Apocalipsis 2:26, 1 Corintios 6:2-3, 2 Pedro 1:4, Juan 1:12, Romanos 8:29, Hebreos 1:3, Colosenses 1:15, Juan 14: 9, Juan 5:23, Mateo 13:43.

El nombre de la representación de Dios es un nombre puesto-aparte. Cualquier cosa declarada ser “puesta-aparte” por Dios tiene que ser tratada con el mayor respeto. Y si alguien trata algo puesto-aparte a Dios como ordinario, entonces esa persona merece morir, según la Toráh. Tratar algo puesto-aparte a Dios como ordinario es “profanarlo”. El 7mo día de la semana fue declarado ser “puesto-aparte”, y el que trabajó en él fue puesto a la muerte. El arca del pacto fue declarado ser “puesto-aparte”, y quien lo haya tocado de una manera indigna fue puesto a la muerte. El Monte Sinaí fue declarado ser “puesto-aparte”, y el que cruzó sus bordes fue puesto a la muerte. Y es por eso que usar el nombre de Dios en vano es castigado con la muerte según la Toráh, porque su nombre es “puesto-aparte”. Y la pronunciación original de un nombre puesto-aparte también tiene que ser preservado en todos los idiomas, ya que el nombre es “puesto-aparte”. Es por eso que el nombre de Yeshua fue transliterado por los apóstoles del hebreo al griego. Porque el nombre de Yeshua es verdaderamente puesto-aparte, porque él es el primogénito de la creación. Y se le ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Y el nombre de Yeshua se pronuncia, “yeh-shuw-aa”. Sin embargo, debido a que el nombre de Yeshua ha sido traducido a muchos idiomas durante casi 2.000 años, y que los sonidos de ciertas letras han cambiado con el tiempo, el nombre de Yeshua ha sido distorsionado al nombre moderno “Jesús”. Lo cual no es el verdadero nombre del Mashíaj, porque su nombre original y puesto-aparte y hebreo es Yeshua. Lo cual es el nombre dado por el ángel para nombrar al Mashíaj. Que es una versión abreviada del nombre Yehoshuah. Y Dios ahora es adorado a través del nombre de Yeshua. Y antes de la primera venida de Yeshua, Dios fue adorado a través de un nombre diferente. Lo cual era el nombre del ángel que se le apareció a Moisés en una zarza en fuego. Quien le dijo a Moisés, “Yehovah es mi nombre”. Que en hebreo aparece como el siguiente tetragrammaton, “YHVH”. Que se pronuncia “yeh-ho-vah”. Y la contracción “Y’ah” son la primera letra y las dos últimas letras del nombre completo “YehovAH”. Lo cual muchas personas confunden y han inventado un nombre falso “YAHweh”, y usan tontamente la contracción como las primeras 3 letras, y luego agregan letras adicionales después de la contracción para tratar de hacer que se parezca a la verdadera pronunciación del tetrammagaton “YHVH”. Sin embargo, “YeHoVaH” es la verdadera pronunciación del tetrammaton “YHVH”, como se ve en más de 1.000 manuscritos antiguos investigados por un académico judío llamado Nehemia Gordon. Y debido a que el Tanaj se refiere a Yehovah como un ángel, el “ángel Yehovah” es la razón porque Pablo habla de este mismo ángel, “el que estaba en la congregación en el desierto junto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí”. Y también, “la palabra hablada por medio de ángeles resultó ser inmutable, y toda transgresión y desobediencia recibió una justa retribución”. Y también, “ustedes que recibieron la Toráh por disposición de ángeles y sin embargo no la guardaron”. Y también, “nadie os defraude de vuestro premio deleitándose en la humillación de sí mismo y en la adoración de los ángeles”. Porque el ministerio de Moisés de hecho fue una adoración a los ángeles, a través del nombre de un ángel, Yehovah. Y Dios fue adorado a través del nombre de Yehovah. Hasta que apareciera uno mayor, el primogénito de Dios, Yeshua. Que ahora es adorado para adorar a Dios, en airesoplo y en verdad. Porque aunque Yeshua es la representación de Dios, de hecho los ángeles también son representaciones de Dios, por eso también son llamados “hijos de Dios”, pero en menor medida que Yeshua. Y esa es también la razón por qué el nombre de Yehovah ya no se usa, porque se nos ha dado un nuevo y mayor nombre para adorar a Dios, el nombre de Yeshua. Y el nombre de Yeshua también incluye el nombre de Yehovah en su propio nombre, porque el nombre de Yeshua significa, “Yehovah salva”. Y es por eso que la Toráh declara, “levantaré para ellos un profeta como tú de entre sus hermanos, y quien no escuche mis palabras que él hablará en mi nombre, yo mismo lo requeriré de él”. Porque aunque Yeshua si vino en su propio nombre, que también es el nombre del Padre, también de hecho vino en el nombre de Yehovah incluido en el significado de su propio nombre. Lo cual es una razón porque cada vez que se cita una escritura del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento que originalmente usaba el nombre de Yehovah, los apóstoles no transcribieron el nombre original al texto griego, sino que simplemente tradujeron el nombre original a “Amo”. Porque en el tiempo actual estas escrituras verdaderamente se refieren es a Yeshua. Como está escrito, “y sucederá que todos los que invoquen el nombre del Amo serán salvados”. El nombre de nuestro Amo ahora es Yeshua. E incluso el siguiente texto, “el Amo será el rey sobre toda la tierra. En ese día el Amo será uno y su nombre uno”. El único nombre del Amo ahora es Yeshua. Y Yeshua será el que reinará sobre esta tierra. Pero la Toráh que vino del ángel Yehovah será la ley por la cual Yeshua reinará la tierra, entonces el nombre anterior todavía tiene mucho honor y aún es puesta-aparte, pero el nombre de Yeshua tiene mayor honor y es más puesta-aparte. Ha sido exaltado sobre todos los nombres, incluso sobre el nombre del ángel Yehovah. Y aquí es donde los “Testigos de Jehová” cometen un error, porque en lugar de usar el nombre de Yeshua que ahora se nos ordena usar, usan el nombre de Yehovah. Que ni siquiera pronuncian correctamente, “Jehová”. Porque no hay sonido “J” en hebreo. Y el antiguo nombre no tenía un acento en la “a”. Y así, Dios es adorado adorando su propia representación. Y la representación de Dios es el hombre. Que son los hombres del cielo, que son los ángeles y Yeshua. Y su representación son los hombres de la tierra, que son Adán y sus descendientes. Y en el tiempo actual Dios ha ordenado que solo se adore a uno, su más alta representación en la creación, que es Yeshua. Y es por eso que incluso los ángeles ahora se niegan a ser adorados, según el Apocalipsis. Porque ahora solo uno es digno de ser adorado, que es Yeshua. Éxodo 3:15, Éxodo 17:9, 1 Crónicas 24:11, Colosenses 2:16-18, Éxodo 3:2, Éxodo 3:15, Hechos 7:53, Hechos 7:38, Gálatas 3:19, Hebreos 2:2, Mateo 1:21, Filipenses 2:9-10, Juan 17:11, Hechos 4:11-12.

Yeshua es el “primogénito de toda la creación”, lo cual significa que fue el primero en venir a la existencia antes de que todas las otras almas vinieran a la existencia. Ya que Dios inicialmente trajo la tierra a la existencia con su poder, y preparó los cielos, y trajo a su primogénito a la existencia. La forma inicial de Yeshua era un cuerpo de airesoplo, que es invisible, ya que ni siquiera la luz existía cuando Yeshua vino a la existencia. Y es por eso que la Toráh declara con respecto al principio, “el airesoplo de Dios flotaba sobre la superficie de las aguas”. Porque esa era la forma inicial de Yeshua, que era eólica. Porque todos los hombres del cielo también son airesoplos puestos-apartes, que son cuerpos eólicos. Y en el primer día de la creación es cuando esta escritura se cumplió, “tú eres mi hijo, hoy te he engendrado”. Porque allí es cuando Yeshua vino a la existencia, en el primer día. Y es por eso que está escrito acerca de Yeshua, “en el principio era la palabra y la palabra estaba con Dios”. Y después de que Yeshua vino a la existencia, en el primer día de la creación, emitió su primera orden, “que haya luz”. Y esa luz no vino del sol ni de la luna ni de las estrellas, porque no fueron creadas hasta el 4to día de la creación, sino que la luz vino de sí mismo. Que es cuando se convirtió literalmente en la “luz del mundo”. Y esa era la gloria que tenía antes de que el mundo comenzó. Y en esos primeros 6 días de creación, Yeshua trajo el mundo a la existencia, sobre la tierra que ya fue creada por Dios, como está escrito, “Dios hizo la tierra con su poder, pero fundó el mundo con su sabiduría”. Porque hay una distinción entre la tierra y el mundo en las escrituras. Porque la tierra fue hecha inicialmente por Dios desolada, vacía y oscura, en preparación para los 6 días que Yeshua crearía el mundo sobre ella con sabiduría, con meras palabras, en forma de ordenes, “que haya”. Por eso Yeshua también es llamado la “palabra” de Dios, porque él habló el mundo a la existencia. Y es por eso que a Yeshua también es llamado la “sabiduría de Dios”, que coincide con un Proverbio que nos dice cuando la sabiduría vino a la existencia, “fui formado hace eones, desde el principio, cuando la tierra vino a la existencia”. Y entre todo lo que se creó a través de Yeshua fue toda la vida, en los cielos y en la tierra. Es por eso que está escrito acerca de él, “por él fueron creados todos en los cielos y en la tierra”. Y “todos vinieron a la existencia a través de él”. Y es por eso que Yeshua es llamado el “único” hijo de Dios, porque él fue el único creado directamente por Dios, mientras que todas las almas vivientes vinieron a la existencia a través de Yeshua. Y es por eso que también está escrito, “el airesoplo de Dios me ha hecho”. Porque el airesoplo de Dios era la identidad de Yeshua en el principio, quien habló el mundo y toda la vida a la existencia. Y así, lo visible vino a la existencia de lo invisible. Juan 3:16, Colosenses 1:15, Salmo 2:7, Génesis 6:2, Gálatas 3:26, Proverbios 8:22-25, 1 Corintios 1:30, 1 Corintios 1:24, Juan 1:1-2, Juan 17:5, Génesis 1:1, Jeremías 10:12, Salmo 90:2, Juan 1:10, Colosenses 1:16, Juan 1:3, 1 Corintios 8:6, Jeremías 51:15, Génesis 1:2, Job 33:4.

Los ángeles tienen cuerpos de carne y hueso, aunque pueden transformarse en cuerpos eólicos. Que es un cuerpo vivo de airesoplo. Es por eso que después de que Yeshua fue resucitado en su nuevo cuerpo, dijo, “mira mis manos y mis pies, que soy yo mismo, y tócame, y mira, porque un airesoplo no tiene carne y huesos como ves que yo tengo”. Por eso los ángeles que se le aparecieron a Abraham comieron con él. Y cómo un ángel luchó con Jacob. Y por qué la maná que comieron los hijos de Israel en el desierto fue llamada la “comida de los ángeles”. Porque los ángeles tienen cuerpos físicos de carne y huesos. Y también necesitan comer para nutrir sus cuerpos de carne y huesos. Y también son hombres, con todas las partes incluidas de un hombre, como un pene. Y es por eso que según la Toráh y otros textos antiguos, como el Libro de Enoc y los escritos de Flavio Josefo, ciertos ángeles descendieron a la tierra para casarse con mujeres. Como está escrito en la Toráh, “y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban”. Y como está escrito por Flavio Josefo, “ya que muchos ángeles de Dios se acompañaron con mujeres, y engendraron hijos que resultaron ser injustos, y despreciaron todo lo que era bueno, debido a la confianza que tenían en su propia fuerza. Porque la tradición es que lo que hicieron estos hombres aparentaba los actos de aquellos que los griegos llaman Gigantes”. Y también como está escrito en el Libro de Enoc, “y sucedió que cuando los hijos de los hombres se multiplicaron, en aquellos días les nacieron hijas hermosas y atractivas. Y los ángeles, los hijos del cielo, los vieron y los codiciaron, y se dijeron unos a otros, vengan, elijamos esposas para nosotros de entre los hijos de los hombres y engendremos hijos”. Y esos ángeles tuvieron relaciones sexuales con las mujeres con las que se casaron. Y gigantes nacieron de esta unión prohibida. Porque aunque los hombres del cielo pueden unirse sexualmente con las mujeres terrenales, porque la humanidad en la tierra fue hecha en representación de los hombres del cielo, a su semejanza, la carne de los hombres del cielo es diferente a la carne de las mujeres terrenales. Porque los ángeles tienen cuerpos inmortales que nunca envejecen y nunca mueren. Sus cuerpos son superiores. Mientras que el hombre terrenal y la mujer terrenal tienen cuerpos mortales que envejecen y mueren por sí solos. Nuestros cuerpos son inferiores. Por eso está escrito, “hiciste al hombre un poco más bajo que los ángeles”. Y la Toráh prohíbe sexualmente combinar dos tipos diferentes. Es por eso que esa unión entre los ángeles y las mujeres terrenales está prohibida. Y una mujer no fue hecha para los hombres del cielo. Solo para el hombre terrenal fue hecho una mujer. Eva fue hecha para Adán. Y Eva fue hecha de Adán, de una de sus costillas. Y así, la intención de Dios fue poner aparte a los ángeles en la virginidad, a lo largo de los 7.000 años designados para la existencia de esta tierra. Y es por eso que aquellos que reciben los nuevos cuerpos de la primera resurrección también serán puestos apartes en la virginidad como los ángeles. Ya que aquellos que participarán en la primera resurrección no se casarán ni serán dados en matrimonio. Como los ángeles. En los últimos 1.000 años designados para la existencia de esta tierra. Y estos gigantes que nacieron de estos ángeles que cometieron este gran pecado eran malvados. Y estos gigantes fueron maldecidos a no morir de la manera ordinaria en que mueren los hombres, sino en convertirse en airesoplos malignos sobre la tierra. Porque cuando un hombre muere ordinariamente, su alma duerme en Seol. Y estos airesoplos malvados en los que se convirtieron los gigantes son lo que hoy llamamos “demonios”. Como está escrito en el Libro de Enoc, “y ahora, los gigantes, que son producidos de los airesoplos y carne, se llamarán airesoplos malvados sobre la tierra, y en la tierra será su morada. Airesoplos malvados han procedido de sus cuerpos, porque son nacidos de hombres, y de los observadores puestos-apartes es su principio y origen primario. Serán airesoplos malvados en la tierra, y se llamarán airesoplos malvados. En cuanto a los airesoplos del cielo, en el cielo será su morada, pero en cuanto a los airesoplos de la tierra que nacieron sobre la tierra, en la tierra será su morada. Y los airesoplos de los gigantes afligen, oprimen, destruyen, atacan, luchan y destruyen la tierra y causan problemas. No toman comida, pero sin embargo tienen hambre y sed, y causan ofensas. Y estos airesoplos se levantarán contra los hijos de los hombres y contra las mujeres, porque han procedido de ellos”. Son airesoplos que no pueden comer ni beber, porque no pueden transformarse en cuerpos de carne y huesos. Entonces siempre tienen hambre y sed. Por lo tanto, desean fuertemente habitar en los cuerpos de las personas. Entonces entran en los cuerpos de los hombres a través del airesoplo de las fosas nasales, para satisfacerse a través de los cuerpos en los que viven. Lo cual es una “posesión demoníaca”. Los demonios también disfrutan aterrorizar a las personas, porque son malvados. Por eso hay historias de “espantos”. Y algunos demonios también hablan a través de psíquicos, diciéndoles cosas a los psíquicos sobre otras personas que los psíquicos de otra manera no sabrían por sí mismos. Y algunos demonios también engañan a las personas de varias maneras, como pretender ser personas que han muerto. La Toráh prohíbe buscar demonios para preguntarles, porque son malvados y mentirosos. Génesis 6:1-2, Judas 1:6, Salmo 8:5, Romanos 5:14, Génesis 18:1-8, Génesis 32:22-31, Lucas 24:39, Hechos 16:16-18.

El hombre terrenal, que era Adán, fue creado en la representación del hombre celestial, que son los ángeles y Yeshua. Y el hombre celestial fue hecho en la representación de Dios. Es por eso que la Toráh declara, “hagamos al hombre a nuestra imagen”. Porque “nosotros” son los hombres del cielo y Dios. Y también por qué las escrituras declaran, “hiciste al hombre un poco más bajo que los ángeles”. Porque los ángeles fueron puestos apartes en un lugar celestial más alto. Y se les dio mayor gloria y mayor autoridad. Es por eso que las escrituras llaman a los ángeles “dioses”, como está escrito, “ustedes son dioses, hijos del Altísimo”. Sin embargo, para bajar a los ángeles, se les dio una orden de adorar a Adán, quien fue creado en la representación de Dios, tal como ellos también lo fueron. Lo cual es según textos antiguos como la Vita Adae et Evae. Y también la orden fue dada para exaltar al hombre terrenal, que fue hecho más bajo que los ángeles. Sin embargo, un ángel se negó a adorar a Adán debido a su orgullo. Porque él quería que Adán lo adorara, porque fue hecho primero antes que Adán. Y debido a la transgresión de este ángel, fue arrojado del cielo a la tierra. Y cuando vio la alegría de Adán y Eva en el Jardín del Edén, se enojó y los envidió. Y buscó hacerles transgredir la orden que se les dio, para que ellos también fueran expulsados ​​de su lugar de alegría. Y eligió engañar al más débil de los dos, que era Eva. Y esto fue cuando este ángel se convirtió en “Satanás”, que significa “enemigo”. Porque se convirtió en el enemigo del hombre. Salmo 82:6-7, Génesis 1:26, Salmo 8:5, Génesis 3:4, Ezequiel 28:17.

Cuando Dios trajo la tierra a la existencia con su poder, la forma inicial de la tierra en el primer día de la creación fue una esfera de agua, un abismo. Tal como está escrito, “la tierra estaba vacía y desolada y la oscuridad estaba sobre el abismo, y el airesoplo de Dios flotaba sobre la superficie de las aguas”. En el día dos de la creación, Dios separó las aguas del abismo con una expansión, que era una atmósfera. Y había aguas debajo de la expansión y también sobre la expansión. Las aguas sobre la expansión eran una capa de hielo que rodeaba toda la tierra. Por eso está escrito, “una expansión con el brillo deslumbrante de hielo, extendido por encima”. Y “estirando los cielos como una carpa”. Y en el día tres de la creación, la tierra seca salió del agua del abismo. Y es por eso que está escrito, “estableció la tierra fuera del agua y a través del agua”. Flavio Josefo menciona la capa de hielo establecido en el día 2 en sus escrituras. Como él escribió, “después de esto, en el segundo día, colocó el cielo sobre el mundo entero, y lo separó de las otras partes, y determinó que debía mantenerse por sí mismo. También colocó un firmamento cristalino a su alrededor, y lo juntó de una manera agradable para la tierra, y lo ajustó para dar humedad y lluvia, y para proporcionar la ventaja de los rocíos”. Esta capa de hielo comprimió la atmósfera, causando condiciones hiperbáricas naturales. Lo cual causó que el hombre viviera más tiempo. Y también causó que las plantas y los animales crecieran más grandes. Alrededor de 1657 YB, la capa de hielo se derritió e inundó toda la tierra, que fue el gran diluvio de Noé. Flavio Josefo también confirma el año del diluvio, que 1.656 años pasaron después de Adán hasta el diluvio, “ahora dice que este diluvio comenzó el decimoséptimo día del mes mencionado, y esto fue mil seiscientos cincuenta y seis años a partir de Adán, el primer hombre. Y el tiempo está escrito en nuestros libros sagrados, y los que en ese entonces vivieron anotaron, con gran precisión, tanto los nacimientos como las muertes de hombres ilustres”. Y como no hay un 0 YB, porque 1 YB es cuando comienzan los años YB, entonces el año del diluvio fue 1657 YB. Y ya que la capa de hielo presurizó la atmósfera, su colapso también causó una liberación de presión, por es está escrito, “las aguas subterráneas eruptaron”. Ezequiel 1:22, 2 Pedro 3:5, Génesis 1:6, Génesis 1:7-8, Salmo 104:6, Salmo 104:1-2, Isaías 40:22, 2 Pedro 3:6, Génesis 7:12 , Salmo 104:6-10, Génesis 7:11.

Antes del diluvio de Noé, toda la tierra estaba rodeada por una capa de hielo, que eran las aguas que fueron creadas sobre la extensión en el día 2 de la creación. El colapso de esta capa de hielo es lo que causó el diluvio de Noé. Por eso el apóstol Pedro escribió, “ellos olvidan deliberadamente los cielos que existieron hace mucho tiempo, y que la tierra fuera del agua y a través del agua fue establecida por la palabra de Dios, por lo cual en ese tiempo el mundo con agua pereció “. Y toda la humanidad y todos los animales de la tierra murieron por la inundación, a nivel mundial. Los únicos sobrevivientes fueron los que entraron al arca. Que eran 8 personas y animales de diversos tipos que Dios entró al arca. Toda la humanidad de hoy desciende de estas 8 personas. Y todos los animales de la tierra de hoy descienden de los animales que entraron en el arca. Antes del gran catástrofe del diluvio, existían animales que ya no existen hoy en día. Como los dinosaurios, cuyos fósiles encontramos hoy. Y fue el gran diluvio de Noé que causó su extinción. Y los dragones también existieron antes del diluvio de Noé. Es por eso que la Toráh declara, “y Dios creó a los grandes dragones”. Y es por eso que muchas civilizaciones antiguas tienen leyendas de dragones. Y también por qué el libro de Job describe un dragón que echaba fuego. Porque esta era una verdadera criatura que existía, al igual que los dinosaurios. El dragón era una criatura del mar, como se describe en un Salmo, “allí van los barcos y el Leviatán, que formaste para jugar en él”. Y también en Isaías, “Leviatán, la serpiente retorcida, el dragón que está en el mar”. La forma de este dragón era serpentina, por eso también fue llamada una “serpiente retorcida”. Lo cual tenía una apariencia más cercana a las representaciones chinas de dragones en su antiguo arte. Y esta fue la serpiente que engañó a Eva, un dragón. Por eso también el libro del Apocalipsis llama al dragón una serpiente antigua, “el dragón, esa serpiente antigua”. Apocalipsis 20:2, Génesis 3:1, Salmo 104:25-26, Isaías 26:21-27:1, Génesis 7:8-9, Génesis 7:20-21, Job 41:1-34, Job 41:18-21, Génesis 1:20-21, Ezequiel 1:22, 2 Pedro 3:5, Génesis 1:6, Génesis 1:7-8.

Como la forma inicial de la tierra era una esfera de agua, un abismo, y la tierra seca fue sacada del agua del abismo, entonces el centro de la tierra es un mar. Y es por eso que el centro de la tierra es llamado el “abismo” en las escrituras. Las capas de roca que sostienen la tierra seca son los “cimientos de la tierra”, que fueron colocados en el tercer día de la creación. Lo cual es cuando la tierra seca fue creada. El abismo fue completamente rodeado de tierra en el tercer día de la creación, que ahora es un mar escondido en el centro de la tierra. Por eso está escrito, “el abismo, como con vestido, la cubriste”. Y también, “la tierra es del Amo, pues él echó los cimientos de la tierra sobre los mares y los estableció sobre las profundidades de los mares”. Génesis 1:1-2, Génesis 1:9-13, Salmo 24:1-2, Génesis 1:10, Job 38:4-6, Salmo 102:25, Salmo 104:5, 2 Pedro 3:5, Salmo 136:6, Isaías 42:5, Job 38:8, Salmo 104:6, Apocalipsis 20:13.

Hay 3 cielos que Dios creó. Es por eso que la Toráh declara que Dios creó los “cielos” y la tierra. Los “cielos” es plural. Y Pablo habla del “tercer” cielo, que es donde está la ciudad celestial, el “paraíso”. Es el lugar más alto de la creación, y más allá de ese lugar es solo la nada sin fin y la oscuridad del espacio. Lo cual es una razón por qué Dios es llamado el “más alto”, porque no hay nada más alto que la presencia de Dios en el tercer y más alto cielo. El primero y el más bajo cielo es la atmósfera de la tierra donde están las nubes. Esta es la expansión creada en el 2do día de la creación. El segundo y medio cielo es donde están las estrellas. Que es un cielo extremadamente grande compuesto de muchas galaxias y estrellas. Incluso los astrónomos creen que a la luz misma le tomaría alrededor de 9 mil millones de años llegar a la estrella más lejana, lo cual quizá puede ser cierto o no. Sin embargo, lo que sí es cierto es que la magnitud del tamaño del segundo cielo es más allá de lo que podemos entender. Dios es simplemente extremadamente grande y muy digno de ser admirado. Y en el segundo cielo es donde están el sol y la luna. Lo cual Dios creó en el 4to día de la creación para dar luz a la tierra. Y el tercer y más alto cielo es donde está la ciudad celestial de Dios. Que está en un mundo celestial, que es esférico, así como la tierra es esférica. Porque todos los cuerpos celestes son esféricos, incluyendo la tierra. Y así como la tierra no es plana, de la misma manera la ciudad celestial no está flotando en la oscuridad del espacio, con el exterior de sus puertas conduciendo a una caída sin fin en la nada sin fin. Entonces, la Jerusalén celestial está en un mundo celestial, cuyos detalles son un misterio para los habitantes de la tierra. Muy pocos han ascendido allá, y la manera en que los ángeles descienden a la tierra es un misterio para nosotros. Pero nada es imposible con Dios. Este mundo celestial y esta ciudad son más altos que la estrella más lejana. La ciudad celestial se llama “Jerusalén”, que significa “ciudad de paz”. Porque sus habitantes son justos y viven en paz unos con otros. Es la gloria de toda la creación, en la cima de todo lo que ha sido creado. Es una ciudad física que ha sido puesta aparte muy arriba y fuera del alcance del hombre terrenal. Es una civilización, mayor que cualquier civilización en la tierra. Todos sus habitantes son solo hombres, que son ángeles y Yeshua. Porque una mujer celestial no fue creada para los hombres del cielo. Solo para el hombre terrenal fue creada una mujer. Por eso los hombres del cielo son vírgenes. Y todos los que han muerto en la tierra están dormidos en las profundidades de la tierra en el Seol, y no están en el cielo como muchos enseñan falsamente. Y Seol es considerado el lugar “más bajo” de la creación. Sin embargo, después de las dos resurrecciones y después que se completen los 7.000 designados para la existencia de esta tierra, la Jerusalén celestial descenderá a la nueva tierra, y las mujeres y los hombres de esta tierra escritas en el libro de la vida entrarán en la ciudad celestial, en nuevos cuerpos inmortales, como los cuerpos de los hombres del cielo. Ya que los hombres del cielo son inmortales y nunca envejecen y nunca mueren. Y tienen acceso a un árbol de vida celestial, que les da inmortalidad y también sanación para sus cuerpos. Produce fruta doce veces al año, una vez al mes. Y aunque Dios mismo no tiene una forma visible, ya que incluso la luz misma fue creada por él, él tiene una presencia que habita en esta ciudad en una forma visible que sus habitantes pueden ver. Lo cual ilumina toda la ciudad y mundo celestial. Entonces el mundo celestial no necesita un sol como la tierra. Y no hay noche en la Jerusalén celestial. También es una ciudad enorme, de 12.000 estadios de largo por 12.000 estadios de ancho. Lo cual es alrededor de 2.219 kilómetros por alrededor de 2.219 kilómetros. O alrededor de 1.379 millas por alrededor de 1.379 millas. La longitud de esta ciudad es aproximadamente tan larga como la longitud vertical de toda la nación de los EUA. Lo cual es de aproximadamente 1.582 millas. La ciudad tiene 12 portones para entrar. Los 12 portones están hechas de una sola perla cada una. Las paredes de esta ciudad también son extremadamente altas, y son tan altas como el ancho y la longitud de la ciudad. Por lo tanto, la ciudad celestial se ve como un templo cuando se ve desde una distancia fuera de sus portones. Es por eso que no hay un templo en la ciudad celestial, porque la ciudad celestial misma es el templo de Dios, con la presencia visible de Dios habitando en su interior. Es la carpa de Dios para toda la creación. Es por eso que cuando la Jerusalén celestial desciende a la tierra nueva, el libro de Apocalipsis declara, “he aquí, la carpa de Dios está con el hombre, y él se acampará con ellos, y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios”. Una carpa está hecha para ser portátil, y Dios moverá su carpa, la Jerusalén celestial, a un nuevo lugar sobre una tierra nueva en una nueva creación. Y será en ese tiempo que los habitantes de la tierra finalmente verán a Dios en la Nueva Jerusalén, con nuevos cuerpos inmortales, porque ningún hombre en un cuerpo mortal actualmente puede ver a Dios y vivir. Y es por eso que el apóstol Pablo declara que el templo terrenal es simplemente una “sombra y copia de lo que está en el cielo”. Antes de que hubiera un templo permanente, había un tabernáculo sin cubierta superior, pero con un perímetro que lo rodeaba. Estaba al aire libre, pero cerrado con un perímetro. Y dentro de ese perímetro, cuando un hombre entró en el tabernáculo a través de la entrada, primero había un altar. Luego, en la parte más trasera había una carpa, completamente cubierta por los lados y la parte superior. La carpa simboliza la Jerusalén celestial. Solo los sacerdotes entraban dentro de la carpa. Y solo el Sumo Sacerdote entraba en el lugar más puesto-aparte dentro de la carpa. La carpa interior estaba dividido en dos, el lugar puesto-aparte y el lugar más puesto-aparte. Y así también, solo los ángeles entran en la Jerusalén celestial, sirviendo como sacerdotes celestiales. Y solo Yeshua se sienta a la derecha de la presencia de Dios en la ciudad celestial. Y ahora es un Sumo Sacerdote celestial según el orden de Melquisedec. Y nosotros en la tierra estamos fuera de la gran carpa de Dios. Sin embargo, estamos dentro del perímetro del tabernáculo si creemos y obedecemos. Y en la tierra está el altar, que es donde Yeshua fue sacrificado. Y fuera del perímetro del tabernáculo es donde están los habitantes ordinarios de la tierra. Y “debajo del altar” está Seol, donde están las almas de los muertos. La muralla de la ciudad celestial está hecho de jaspe. Y la ciudad y sus calles están hechas de oro puro. Los cimientos de las murallas de la ciudad están decorados con todo tipo de joyas. El primer cimiento es jaspe. El segundo es zafiro. El tercero es ágata. El cuarto es esmeralda. El quinto es sardónice. El sexto es cornalina. El séptimo es crisólito. El octavo es berilo. El noveno es el topacio. El décimo es crisopraso. El undécimo es jacinto. Y el duodécimo es amatista. Después de que se completen los 7.000 años designados para la existencia de este cielo y esta tierra, esta ciudad celestial será la única ciudad que permanecerá de la antigua creación y continuará existiendo a la nueva creación. Es por eso que después de que Satanás sea atado por 1.000 años en los últimos 1.000 años de esta tierra, será liberado nuevamente, para engañar a las últimas naciones restantes en esta tierra, para que haya razón para destruirlas, para que la única ciudad que aún siga en pie en la creación sea la Jerusalén celestial. Y luego los viejos cielos y la vieja tierra se desvanecerán, y Dios creará nuevos cielos y una nueva tierra. Y esta ciudad celestial descenderá a la nueva tierra. Y se convertirá en una “nueva” Jerusalén para la tierra, porque la vieja Jerusalén terrenal también se desvanecerá. Y se convertirá en el nuevo hogar para todos los habitantes de esta tierra que están escritos en el libro de la vida. Y el hombre terrenal será un solo pueblo con los ángeles, todos viviendo en la Nueva Jerusalén, todos bajo Dios. Y habrá un mundo completamente nuevo para explorar fuera de los portones de las ciudad, para el gozo de todos los que viven en esta ciudad. Y Dios designará eones para esos tiempos futuros, que se llamarán los “eones de los eones”. Y la vieja historia de esta tierra será olvidada, porque la nueva historia de la nueva tierra será mucho mayor. Apocalipsis 21, Apocalipsis 22, 2 Corintios 12:2, Génesis 1:1, Génesis 1:6, Génesis 1:14.

El cuerpo natural de un hombre está compuesta de carne, alma y airesoplo, tal como está escrito, “Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el airesoplo de vida, y fue el hombre un alma viviente”. La palabra en español “espíritu” es una traducción errónea de la palabra hebrea “ruaj” y la palabra griega “pneuma”, que significan “airesoplo”. El airesoplo ingresa al cuerpo a través de las fosas nasales, luego a los pulmones, luego a la sangre y luego da vida a cada parte del cuerpo. Y es por eso que “el cuerpo sin el airesoplo está muerto”, no el cuerpo sin el espíritu. Porque la idea moderna de “espíritu” no existe, ni existe en el textos originales de las escrituras. Porque las escrituras hablan de “airesoplo” en los idiomas originales en las que fueron escritas, en hebreo luego en griego. Y el alma del hombre está en su sangre, como está escrito, “el alma está en la sangre”. Los animales también tienen almas, por eso está escrito, “que produzca la tierra almas vivientes según su género, ganado y reptiles y bestias de la tierra según su género”. Y el alma de los animales también está en su sangre, lo cual es la razón porque la Toráh prohíbe comer la sangre de los animales. Los animales también tienen el airesoplo de vida en ellos, como está escrito, “y vinieron a Noé al arca, de dos en dos, de toda carne, en el que había el airesoplo de vida”. Una vez que el airesoplo sale del cuerpo, el cuerpo muere y regresa a la tierra. Y todo lo que queda es el alma. Pero como el alma ya no tiene un cuerpo con cerebro, ojos, boca y oídos para pensar, ver, hablar y escuchar, el alma simplemente entra en un estado de “dormir”. Porque el cuerpo es lo que le da al alma la habilidad de interactuar con la creación. Entonces el alma necesita el cuerpo. Mientras que el cuerpo necesita el airesoplo. Y es por eso que cuando el airesoplo de vida fue dado al cuerpo, entonces el alma se hizo “viva”. Sin embargo, sin el airesoplo y sin el cuerpo, el alma está muerta, “dormida”. Las almas de los hombres son almacenadas en las profundidades de la tierra en el Seol, para esperar una futura resurrección. Porque cada hombre será juzgado según lo que hizo con su cuerpo que fue hecho en la representación de Dios. Mientras que las almas de los animales dejan de existir cuando sus cuerpos mueren, porque los animales no fueron creados en la representación de Dios para ser dignos de una resurrección. Génesis 2:7, Génesis 1:20-21, Génesis 1:24, 1 Corintios 15:44, Génesis 7:15, Eclesiastés 3:21, Eclesiastés 12:7, Eclesiastés 9:10, Salmo 16:10, 1 Tesalonicenses 4:13, Santiago 2:26, ​​Génesis 6:3, Job 32:8, 1 Corintios 2:11, Marcos 2:8, Marcos 8:12, Juan 11:33, Juan 13:21, Romanos 8:16, Hebreos 12:23, Levítico 26:11-30, Éxodo 3:2-15, Mateo 9:24, 1 Corintios 15:6, Salmo 13:3, Salmo 115:17, Salmo 86:13, Salmo 71:20, Mateo 12:40, Génesis 3:19, Apocalipsis 20:13, Apocalipsis 20:11-12, Mateo 10:28, Apocalipsis 20:14, 1 Corintios 15:50.

La muerte es como dormir, por eso las escrituras describen a los muertos como “dormidos”. El cuerpo es lo que le da al alma la habilidad de pensar, ver, hablar y escuchar, utilizando las partes del cuerpo, como el cerebro, los ojos, la boca y los oídos. Y es por eso que sin el cuerpo el alma “duerme”. Una vez que el airesoplo regresa a Dios, quien lo dio, el cuerpo vuelve a la tierra y el alma desciende a las profundidades de la tierra, para ser almacenada para esperar una futura resurrección, para ser recompensada o castigada. En la resurrección un cuerpo es formado por el poder de Dios, y el alma es sacada del Seol y es colocada dentro del cuerpo resucitado. Lo cual le da al alma la habilidad de pensar, ver, hablar y escuchar nuevamente, usando el cuerpo resucitado. Y es por eso que una resurrección es necesaria. Y el lugar donde las almas de los muertos son almacenadas es en un lugar llamado “Seol” en hebreo y “Hades” en griego. Y así como un hombre no siente el pasar del tiempo cuando se duerme hasta el tiempo en que se despierta, así es desde el tiempo de la muerte hasta el tiempo de la resurrección. Miles de años pudieron haber pasado de la muerte a la resurrección, pero se siente casi instantáneo, porque los muertos no perciben el pasar del tiempo. Como tal, estar fuera del cuerpo no hace que una persona esté presente inmediatamente con Yeshua. Una persona muere, luego duerme, luego se despierta en la resurrección de los muertos. Y ya que los muertos no perciben el pasar del tiempo, entonces estar presente con Yeshua después de la muerte se siente casi instantáneo, aún si miles de años pasaron en el dormir de la muerte. Y el siguiente pasaje está mal traducido, “de verdad te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso”, porque la coma pertenece después de “hoy”, no antes, lo cual diría correctamente, “de verdad te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso”, porque Yeshua no fue al paraíso ese día, sino a Seol. El ladrón será resucitado en la segunda resurrección, para luego ingresar a la Nueva Jerusalén en la nueva tierra, que es el paraíso. Y el 5to sello del Apocalipsis es figurativo con una interpretación, porque no hay altares en el cielo donde se sacrifican animales. El altar simboliza la tierra, que es donde Yeshua fue sacrificado. Y “debajo del altar” simboliza Seol, que es donde están los muertos, debajo de la tierra. Y Enoc fue una excepción a la regla general de que todos deben morir, porque nunca murió, sino que simplemente fue transformado en un nuevo cuerpo inmortal y fue llevado al cielo. Y Elías no ascendió al tercer cielo, sino que fue llevado a otro lugar de la tierra, durante el reinado de Josafat. Es por eso que tiempo después, después de que Elías ascendió al primer cielo en un torbellino y después de que Joram, hijo de Josafat, comenzó a reinar, Joram recibió una carta de Elías, porque Elías todavía estaba en la tierra, pero en un lugar diferente. Y Moisés y Elías no se le aparecieron literalmente a Yeshua en su transfiguración, porque ellos están dormidos en la muerte esperando la resurrección. La transfiguración fue una visión, por eso Yeshua le dijo a sus discípulos, “no digan la visión a nadie”. Y el pasaje del hombre rico y Lázaro es una parábola, con una interpretación. Mateo 9:24, 1 Corintios 15:6, Salmo 13:3, Eclesiastés 9:10, Salmo 115:17, Salmo 16:10, Salmo 86:13, Salmo 71:20, Mateo 12:40, Eclesiastés 12:7 , Génesis 6:3, Génesis 7:15, Génesis 2:7, Génesis 3:19, Apocalipsis 20:13, Marcos 9:47-48, Hechos 8:39, Eclesiastés 9:5, 1 Tesalonicenses 4:16-17, Hechos 8:39, Juan 3:13, Mateo 17:9, 2 Reyes 2:11, 2 Reyes 2:16.

El pasaje del hombre rico y Lázaro es una parábola. Es por eso que este pasaje comienza en el mismo estilo que las parábolas que inmediatamente lo preceden. “Un cierto hombre”, que es la parábola del hijo pródigo. Luego “cierto hombre era rico”, que es la parábola del gerente astuto. Y luego la parábola del hombre rico que comienza con “había cierto hombre rico”. Porque la parábola del hombre rico y Lázaro está en una serie de parábolas. Y al igual que todas las parábolas, la parábola del hombre rico y Lázaro tiene una interpretación. Lo cual no se puede interpretar literalmente, como el dicho de Yeshua, “no tienes vida en ti a menos que comas la carne del hijo del hombre y bebas su sangre”, tampoco se puede interpretar literalmente, sino figurativamente. Porque Yeshua enseñó a las multitudes con parábolas. El hombre rico simboliza no solo a aquellos que buscan riqueza, sino también a los judíos, que descienden de Abraham. Por eso el hombre rico llama a Abraham, “padre Abraham”. Y es por eso que el hombre rico también es descrito tener “cinco hermanos”. Y también descrito tener a “Moisés y los profetas”. Porque los judíos son la tribu de Judá. Y Judá tenía 5 hermanos, que eran Rubén, Simeón, Leví, Isacar y Zabulón. Porque aunque Jacob tuvo doce hijos, seis le nacieron a Lea. Y los judíos fueron la única tribu que permaneció en Jerusalén después de los exilios de asiria y babilonia. Y la tribu de Leví también permaneció en Jerusalén con Judá, porque a ellos se les dio el sacerdocio, y no tenían herencia como el resto de las once tribus. Porque antes de los exilios, el reino de Israel había sido dividido en dos. Que era la “casa de Israel”, que eran 10 tribus dadas a Jeroboam. Y la “casa de Judá”, que era solo 1 tribu dada a Roboam, que era la tribu de Judá. Lo cual son los “judíos”. Lo cual permanecieron en Jerusalén. Y la tribu de Leví permaneció con Judá en Jerusalén. Y cuando comenzaron los exilios, Asiria tomó cautiva la casa de Israel, que nunca regresó a Israel. Y por lo tanto se dispersaron en las naciones. Mientras que Babilonia tomó cautiva la casa de Judá, que de hecho si regresó a Jerusalén, junto con la tribu de Leví. Y el templo fue reconstruido en ese tiempo. Y de tal manera, los judíos tenían a “Moisés y los profetas”, porque la casa de Judá tenían las puestas-apartes escrituras de Moisés y los profetas y el servicio del templo, que fue administrado por la tribu de Leví. Hasta la destrucción de Jerusalén y el templo, después de la primera venida de Yeshua, que es cuando las tribus de Judá y Leví también se dispersaron en las naciones. Y ahora todas las tribus de Israel están dispersadas en las naciones. Mientras que Lázaro, cuyo nombre griego se correlaciona con el nombre hebreo Eliezer, que era un siervo en la casa de Abraham, simboliza no solo a los que se hacen pobres, sino también a los gentiles. Quienes alguna vez fueron extranjeros a las promesas de Israel, así como Eliezer no iba a ser el heredero de Abraham. Sin embargo, serán los gentiles quienes recibirán la herencia prometida a Abraham y su descendencia. Lo cual es lo que significa sentarse en el “seno de Abraham”. Porque los gentiles han sido injertados en las promesas de Abraham no solo por la creencia en Yeshua, sino también por la dispersión de las tribus de Israel en las naciones. Lo cual ha traído la inclusión de los gentiles como “descendientes” de Abraham también, como también lo son los judíos. Sin embargo, los gentiles son considerados verdaderos descendientes debido a la creencia en Yeshua y porque aquellos que creen en él también se hacen pobres. Es por eso que los gentiles también son comparados con Isaac, quien aunque no era el primogénito de Abraham, era el hijo de la promesa, quien sería el heredero de Abraham. Mientras que los judíos son comparados con Ismael, quien aunque fue el primogénito de Abraham, no iba ser el heredero de Abraham. Sin embargo, Ismael fue bendecido con 12 hijos, que corresponden a las 12 tribus de Israel. Porque Ismael también simboliza a Israel en su totalidad. Y así, aunque los judíos son realmente descendientes de Abraham, y estaban bajo un pacto con Dios primero antes que los gentiles, los judíos serán tratados como extranjeros de las promesas de Abraham, debido a la incredulidad y la búsqueda de la riqueza. Y serán arrojados al lago de lava en la resurrección final. Que es lo que simboliza ser “atormentado en Hades en una llama”. Aunque el Hades y el lago de lava son dos lugares diferentes. Porque Hades es el lugar de los muertos. Y el lago de lava es el lugar del castigo. Sin embargo, son mencionados como un solo lugar en esta parábola porque antes de ser destruidos en el lago de lava, probarán la primera muerte. Porque los judíos que no creen serán pisoteados en la segunda venida de Yeshua, y así irán al Hades, a dormir en la muerte, y luego serán resucitados en la segunda resurrección, para luego ser destruidos en el lago de lava. Lucas 16: 19-31, Génesis 35:23, Génesis 15:2-4.

El “Monte Sión” será una montaña que se formará en la tierra de Israel, en la segunda venida de Yeshua. Se convertirá en la montaña más alta del mundo. Como está escrito, “en los últimos días la montaña del templo del Amo será establecida como la más alta de las montañas, y será exaltada sobre las colinas, y todas las naciones confluirán hacia ella”. El templo que Ezequiel vio en una visión sobre esta montaña muy alta será construída allí bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua. Como está escrito, “en visiones de Dios, me llevó a la tierra de Israel y me puso en una montaña muy alta. Y he aquí, había un muro alrededor del exterior del área del templo”. El templo será construída alrededor de 6340 YB en 2366 DC. Que será alrededor de 340 años después de la segunda venida de Yeshua en 6000 YB en 2026 DC. Porque ese es el período de tiempo que ha sido designado para que las ofrendas diarias sean restauradas en el templo de Dios, según Daniel. Porque está escrito, “¿por cuánto tiempo dura la visión sobre la ofrenda diaria, la transgresión que hace desolar y la entrega del templo y los ejércitos para ser pisoteados? Y él me dijo, por 2.300 tardes y mañanas. Y luego el templo será restaurado”. Y esa línea de tiempo de 2.300 años comenzó cuando las ofrendas cesaron en el templo alrededor de 4040 YB en 66 DC, justo antes de la destrucción de Jerusalén y el templo alrededor de 4044 YB en 70 AD. Y Jerusalén y el templo fueron destruidos a causa de las transgresiones de los judíos, por lo tanto, “la transgresión que hace desolar”. Lo cual fue alrededor de 40 años después de la muerte de Yeshua. Y alrededor de ese tiempo no solo fue destruido el templo, como Daniel declaró, “la ofrenda diaria le fue quitada, y el lugar de su templo fue derrocado”, sino también durante la primera venida de Yeshua Satanás y sus ángeles lucharon contra Miguel y sus ángeles, en el contexto de la línea de tiempo de 2.300 años. Como está escrito, “se hizo grande, aún hasta los ejércitos del cielo, y algunos de los ejércitos y algunas de las estrellas las arrojó al suelo y las pisoteó”. Y también, “ahora surgió la guerra en el cielo, Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles lucharon, pero fue derrotado, y ya no había lugar para ellos en el cielo. Y el gran dragón fue arrojado, esa serpiente antigua, que se llama el diablo y Satanás, el engañador del mundo entero, fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”. Y también, “ahora es el juicio de este mundo, ahora el príncipe de este mundo será expulsado”. Y también, “vi a Satanás caer como un rayo del cielo”. Como tal, Ezequiel confirma que las ofrendas serán restauradas en ese futuro templo. Como está escrito, “este es el lugar donde los sacerdotes hervirán la ofrenda por la transgresión y la ofrenda por el pecado”. Al sur de la montaña se construirá una ciudad, como escribió Ezequiel en el contexto del Monte Sión, “en cuya ladera sur había una estructura que se parecía a una ciudad”. Es donde vivirán aquellos que heredarán el reino de Dios, durante 1.000 años, antes de mudarse a un nuevo hogar para vivir, en la Nueva Jerusalén. Es por eso que el apóstol Pablo escribe, “pero ustedes han venido al Monte Sión y a la ciudad del Dios viviente, la Jerusalén celestial”. La ciudad en el Monte Sión se llamará la “ciudad de Dios” y “Sión”. Como está escrito, “la ciudad de nuestro Dios, su puesta-aparte montaña, hermosa en su elevación, el gozo de toda la tierra, como las partes remotas del norte es el Monte Sion, la ciudad del Gran Rey, andad por Sion e id alrededor de ella, contad sus torres, considerad atentamente sus murallas, recorred sus palacios, para que lo contéis a la generación venidera”. Y también, “en la montaña puesta-aparte se encuentra la ciudad que él fundó. El Amo ama los portones de Sión más que todas las moradas de Jacob. Se dicen cosas gloriosas de ti, oh ciudad de Dios”. El Monte Sión también será la montaña donde ocurrirá el banquete del reino de Dios, después del descenso de Yeshua a la tierra y después de que su pueblo haya sido reunido. El banquete ocurrirá en el Banquete de los Tabernáculos en Tishri 15. Como está escrito, “el Amo de los ejércitos preparará en esta montaña para todos los pueblos un banquete de manjares suculentos, un banquete de vino añejo, pedazos escogidos con tuétano, y vino añejo refinado, y destruirá en esta montaña la cobertura que cubre todos los pueblos, el velo que está extendido sobre todas las naciones, y destruirá la muerte”. Y también, “y la gente vendrá del oriente y del occidente, y del norte y del sur, y se reclinarán en la mesa en el reino de Dios”. El Monte Sión será la montaña puesta-aparte de Dios durante el reinado de 1.000 años de Dios, así como el Monte Sinaí fue la montaña puesta-aparte de Dios cuando la Toráh fue dada a Moisés. Y el Monte Sión será el lugar desde donde Yeshua reinará la tierra. Y allí, en el templo del Monte Sión, será adorado por las naciones. Como está escrito, “cante alabanzas al Amo, que se sienta entronado en Sión”. Y también, “muchas naciones vendrán, y dirán, vengan, subamos a la montaña del Amo, al templo del Dios de Jacob, para que nos enseñe sus caminos y podamos caminar en sus sendas. Porque de Sion saldrá la Toráh y la palabra del Amo de Jerusalén”. Sin embargo, antes de que el templo sea construido en el Monte Sión, donde Yeshua reinará la tierra, reinará primero desde Jerusalén, durante alrededor de 340 años, en un templo que se construirá en el Monte Moriah, justo antes de su segunda venida. Como está escrito, “y el Amo a quien buscas vendrá repentinamente a su templo. Pero, ¿quién puede soportar el día de su venida y quién podrá quedar en pie cuando aparezca?”. Y también, “levántate y mide el templo de Dios y el altar y los que adoran allí, pero excluye la corte afuera del templo, no lo midas, porque será entregado a las naciones, y ellos pisotearán la ciudad puesta-aparte”. El Monte Moriah fue la ubicación de los dos templos anteriores, ya que el Monte Moriah es también la montaña puesta-aparte de Dios. Y es por eso que Yeshua reinará desde dos lugares, primero Jerusalén, luego el Monte Sión. Como está escrito, “la luna será humillada y el sol será avergonzada, porque el Amo de los ejércitos reinará en el Monte Sión y en Jerusalén”. La luna y el sol serán oscurecidos en Tishri 4 en la 4ta trompeta después del descenso de Yeshua a la tierra. Y las naciones vendrán a adorarlo primero a Jerusalén, antes de que vengan a adorarlo al Monte Sión. Como también está escrito, “entonces todos los que sobrevivan de todas las naciones que han venido contra Jerusalén subirán año tras año para adorar al Rey, el Amo de los ejércitos, y para celebrar el Banquete de los Tabernáculos. Y si alguna de las familias de la tierra no suben a Jerusalén para adorar al Rey, el Amo de los ejércitos, entonces no habrá lluvia sobre ellos”. Y también, “y en ese día se sonará un gran shofar, y los que estaban perdidos en la tierra de Asiria y los que fueron expulsados ​​a la tierra de Egipto vendrán a adorar al Amo en la montaña puesta-aparte en Jerusalén”. Como tal, desde el Monte Sión, un río de agua fluirá hacia el oriente y refrescará el Mar Muerto. Y los árboles también crecerán a los lados del río, cuyas hojas no se marchitarán y serán para la curación de las naciones. Como está escrito, “estas aguas salen hacia la región oriental y descienden al Mar Muerte. Luego siguen hacia el mar y desembocan en el mar. Entonces las aguas del mar quedan frescas. Y sucederá que dondequiera que pase el río, todo ser viviente que en él se mueve, vivirá. Y habrá muchísimos peces, porque estas aguas van allá, y las otras son purificadas; así vivirá todo por donde pase el río. Junto al río, en su orilla, a uno y otro lado, crecerán toda clase de árboles que den fruto para comer. Sus hojas no se marchitarán, ni faltará su fruto. Cada mes darán fruto porque sus aguas fluyen del templo. Su fruto será para comer y sus hojas para sanar”. El Monte Sión también será un volcán, que fluirá con un río de lava hacia el sur y quemará el Bosque Yatir en Negev. Y el Monte Sión también fluirá con un río de lava al norte a Jerusalén. Y se formará un lago de lava en el Valle de Hinom, lo cual es llamado “Gehena”. Lo cual el libro del Apocalipsis lo llama el “lago de fuego”. Y ahí es donde todos los incrédulos y los que viven sin la Toráh serán arrojados, para ser destruidos cuerpo y alma. Es por eso que está escrito, “cuyo fuego está en Sión, y cuyo horno está en Jerusalén”. Y es por eso que todas las superficies de norte a sur serán quemadas con fuego inextinguible según Ezequiel. Porque la lava es un fuego inextinguible. Como está escrito, “di al bosque del Negev, escucha la palabra del Amo, así dice el Amo, he aquí, encenderé un fuego en ti, y devorará cada árbol verde en ti y cada árbol seco. La llama ardiente no se apagará, y todas las superficies de sur a norte serán quemadas. Toda carne verá que yo, el Amo, la encendí, y no se apagará”. Y es por eso que el trono de Yeshua es descrito tener un río de fuego según Daniel, “mientras miraba, se colocaron tronos, y el Anciano de los Días tomó su asiento, su ropa era blanca como la nieve y el cabello de su cabeza como pura lana, su trono era llamas de fuego y remolinos de fuego ardiente. Un río de fuego fluyó y salió de delante de él. Mil miles lo sirvieron, y diez mil por diez mil se pararon ante él, el tribunal se sentó en el juicio, y los libros fueron abiertos”. Sus grandes ejércitos de ángeles estarán parados ante él, a sus órdenes, para someter al mundo bajo su reinado. Como está escrito, “El Amo da su voz delante de su ejército, porque es inmenso su campamento, y poderoso es el que ejecuta su palabra. Grande y terrible es en verdad el día del Amo, ¿y quién podrá soportarlo?”. Y es por eso que habrá millones y miles de millones sirviéndole y de pie ante él. Y como sabemos que el Monte Sión estará al norte de Negev y al sur de Jerusalén y al occidente del Mar Muerto, entonces sabemos que se formará alrededor de las montañas de Hebrón. Isaías 24:23, Apocalipsis 11:1-2, Malaquías 3:1-2, Salmo 87:1-3, Isaías 27:13, Miqueas 4:2, Salmo 9:11, Lucas 10:18, Juan 12:31 , Apocalipsis 12:7-9, Hebreos 12:22, Ezequiel 46:20, Daniel 8:10-14, Ezequiel 40:2-5, Ezequiel 47: 1-12, Isaías 31:9, Daniel 7:9-10 , Isaías 25:6-9, Lucas 13:29, Joel 2:11.

Actualmente nadie está en el “infierno”, porque el infierno aún no existe. Y los muertos están actualmente durmiendo en el Seol, esperando la resurrección, para ser juzgados, luego castigados, en un lugar de fuego. Que es el “infierno”. Que será un lago de lava, como es descrito en el Apocalipsis, “el lago de fuego”. La lava de este lago se originará en el Monte Sion. Que se formará como la montaña más alta del mundo, alrededor de las montañas de Hebrón, en la segunda venida de Yeshua. Y un río de lava fluirá hacia el norte a Jerusalén desde Monte Sión. Y se formará en el lago de lava en el Valle de Hinom. Que es lo que significa “Gehena”, el “Valle de Hinom”. Porque cuando Yeshua mencionó el lugar del fuego en el contexto de “Gehena”, nos estaba diciendo exactamente dónde iba a ser, en el Valle de Hinom. Que está en el lado sur de Jerusalén. Es por eso que está escrito, “cuyo fuego está en Sión, y cuyo horno está en Jerusalén”. Y este lago de lava se formará en la segunda venida de Yeshua. Que es cuando comenzará el juicio del mundo. Y el juicio ocurrirá en el valle de Josafat, que está en el lado oriente de Jerusalén. Por eso está escrito, “reuniré a todas las naciones y las traeré al Valle de Josafat, y allí los juzgaré”. Entonces el juicio ocurrirá en el lado oriente de Jerusalén, y el castigo ocurrirá en el lado sur de Jerusalén. Y cualquiera que sea arrojado sobre esta lava que se formará en el lado sur de Jerusalén será destruido, “cuerpo y alma”. Lo cual significa dejar de existir. Porque en la primera muerte solo el cuerpo es destruido, pero el alma continúa en existencia, almacenada en el Seol, para esperar una futura resurrección, para ser juzgada. Sin embargo, en la segunda muerte, tanto el cuerpo como el alma son destruidos. Lo cual es la verdadera muerte. Porque es un cesación permanente de existencia. Y el lago de lava mata de una manera muy agonizante y aterradora, porque la lava quema como un horno. Ya que la lava es muy espesa y, por lo tanto, la gente no se hundirá en ella como la gente se hunde en el agua. Y también la superficie se seca rápidamente, pero permanece extremadamente caliente debajo durante mucho tiempo. Entonces el lago de lava literalmente cocinará vivo a cualquier persona que sea arrojada sobre su superficie con calor extremo. Lo cual es una muerte lenta y agonizante. Haciendo que toda una vida de pecado y placer no hubiera valido la pena del castigo. Y la lava seca también corta como el vidrio, ya que es roca y metal. Entonces, todos los que sean arrojados desnudos allí serán cortados primero, antes de ser quemados vivos por el calor. Y los ángeles que serán arrojados sobre esta lava también serán destruidos cuerpo y alma. Y dejarán de existir. Es por eso que está escrito con respecto a los ángeles, “ustedes son dioses, hijos del Altísimo, sin embargo, morirán como hombres”. Y también está escrito con respecto a Satanás, “así que hice que saliera un fuego de ti, y te consumió, y te reduje a cenizas en el suelo, y no serás más”. Y debido a que todos los que son arrojados al lago de lava mueren, es por eso que está escrito en Isaías, “y saldrán a mirar los cadáveres de aquellos que se rebelaron contra mí, porque los gusanos que los comen no morirán, y el fuego que los quema no se extinguirá, y serán repugnantes para toda la humanidad”. Porque los hombres saldrán del portón sur de Jerusalén, para ver el lago de lava. Y verán todos los cadáveres pudriéndose en la superficie de la lava. Con gusanos comiendo esos cadáveres y no muriendo por el calor de la lava. Lo cual será extremadamente desagradable para toda la humanidad. Y la lava no se extinguirá, ya que seguirá encendida continuamente durante 1.000 años durante el reinado de Yeshua. Es por eso que es llamada un “fuego eonico”. Porque seguirá encendida por un eón, que es el shabbath milenario de 1.000 años de esta tierra. Porque el lago de lava también servirá como un lugar de castigo para cualquiera que peca en la tierra durante el reinado de 1.000 años de Yeshua. Porque Yeshua reinará el mundo con una vara de hierro. Y cualquiera que llame a su hermano “tonto” será digno al lago de lava. Y es por eso que el “infierno” no existe actualmente. Porque actualmente no hay un lago de lava en el lado sur de Jerusalén. La lava del Monte Sión también fluirá hacia el sur, hacia Negev, y quemará el bosque de Yatir. Y es por eso que está escrito en Ezequiel, “la llama ardiente no se apagará, y todas las superficies de sur a norte serán quemadas por ella, y toda carne verá que yo el Amo la ha encendido”. Y “predica contra el sur, y profetiza contra la tierra del bosque en el Negev, y di al bosque del Negev, he aquí, encenderé un fuego en ti, y devorará cada árbol verde en ti y cada árbol seco”. El Monte Sión también fluirá con un río de agua hacia el oriente hacia el Mar Muerto. Como está escrito, “esta agua fluye hacia la región oriental y desciende hacia el Mar Muerto, y entra al mar, y cuando el agua fluye hacia el mar, el agua se volverá fresca”. Y así es como sabemos que el Monte Sión estará alrededor de las montañas de Hebrón. Porque las montañas de Hebrón están al sur de Jerusalén, al norte de Negev y al occidente del Mar Muerto. Mateo 10:28, Apocalipsis 20:14, Ezequiel 28:12-19, Isaías 66:24, Salmo 82:6-7, Malaquías 4:3, Salmo 112:10, Salmo 30:5, Apocalipsis 20:15, Ezequiel 20:46-48, Isaías 31:9, Ezequiel 20:47-48, Ezequiel 47:1-12, Salmo 82:6-7, Joel 3:2.

Ya que el lago de lava aún no existe, y ya que los muertos están durmiendo, y ya que el pueblo de Dios recibirá autoridad para reinar esta tierra durante 1.000 años a partir de la segunda venida de Yeshua, que es cuando la resurrección de los muertos también sucederá, entonces nadie está designado para ascender al cielo. Porque Yeshua desciende sobre esta tierra para vivir en ella y reinar sobre ella, con su pueblo a quien también se le dará autoridad para reinar esta tierra. Por eso está escrito, “los humildes heredarán la tierra”. Porque así como a los hijos de Israel se les prometió la tierra de Canaán, la verdadera tierra prometida para aquellos que entran al shabbath milenario es la tierra entera. Es por eso que según Pablo, a Abraham es llamado un “heredero del mundo”. Porque la verdadera herencia del pueblo de Dios es toda esta tierra. Por 1.000 años. Lo cual de hecho es una herencia eonica, pero no permanente. Porque los 1.000 años eventualmente terminará. Porque la verdadera herencia permanente del pueblo de Dios será la nueva Jerusalén, en la nueva tierra. Y es por eso que nunca hay un tiempo en que el pueblo de Dios ascienda al cielo, porque los muertos duermen, luego resucitan en la segunda venida de Yeshua, luego vivirán y reinarán esta tierra durante 1.000 años, luego vivirán en el nueva Jerusalén que descenderá sobre la nueva tierra. Por lo tanto, que todos los creyentes dejen de decir, “voy al cielo”, sino que digan, “voy a heredar el reino de Dios”. Porque “heredar” el reino de Dios significa recibir autoridad para reinar en el shabbath milenario, y luego recibir autoridad para reinar en la tierra nueva. 1 Corintios 15:51-54, Daniel 12:13, Daniel 12:1-3, Isaías 26:19-21, 1 Tesalonicenses 4:16-17, Mateo 24:30-31, Apocalipsis 14:15, Mateo 13:38-39, Isaías 27:12-13, Isaías 11:12, Mateo 5:5, Salmo 37:11, Salmo 111:6, Apocalipsis 20:5-6, Apocalipsis 2:26-27, Apocalipsis 3:21, Romanos 4:13, Daniel 7:27, Daniel 2:44, Lucas 19:17-19, Isaías 61:1-7, Apocalipsis 5:10, Deuteronomio 16:18, 1 Corintios 6:2-3, Apocalipsis 20:4, Romanos 4:13.

“Para siempre” y “eterno” son traducciones erróneas de la palabra griega “aion”. “Aion” significa un largo período de tiempo, con un principio y un final, generalmente en los cientos o miles de años. La traducción correcta en español de la palabra griega “aion” es “eón”. La forma plural en inglés es “eones”. La forma adjetivo en español es “eonico” y “eonica” y “eonicos” y “eonicas”. La forma adverbio en español es “eonicamente”. Cada una de estas palabras implica un largo tiempo, pero no la eternidad, implícitamente. Porque no todas las cosas eonicas son implícitamente eternas, pero todas las cosas eternas son implícitamente eonicas también. Como Dios, que es eterno y también implícitamente eonico. Porque Dios nunca tendrá fin, por eso es “eterno”, lo cual significa, “sin fin”. Y ya que nunca tendrá fin, por lo tanto existirá de eón a eón, entonces también es implícitamente eonico. La tierra es eonica, pero no implícitamente eterna, ya que durará solo 7.000 años. Que es un largo tiempo, por lo tanto, “eonico”. Y luego la tierra dejará de existir, lo cual es la razón por qué no es eterna. La palabra hebrea “olam” es equivalente a la palabra griega “aionios”. Un salmo describe la luna como “olam”, que significa eonicamente, pero no eternamente. Porque la luna también está designada para existir durante 7.000 años. Es por eso que es eonica, ya que durará un largo tiempo. Pero la luna eventualmente dejará de existir, porque el cielo y la tierra pasarán. Y como otro Salmo declara, “hasta que la luna no sea más”. Y es por eso que la luna no es eterna. Ni “aionios” ni “olam” significan eterno. Y “fuego aionios” significa “fuego eonico”, no fuego eterno. Que es un fuego que dura un largo tiempo. El lago de lava es un fuego eonico porque continuará ardiendo por un eón, en el shabbath milenario, durante 1.000 años. Y una vez que este cielo y esta tierra dejen de existir, entonces el lago de lava también dejará de existir. Por lo tanto, no será un fuego eterno, sino más bien un fuego eonico. Porque existirá por un largo tiempo. Arderá hasta que comiencen los “eones de los eones”, que será en los cielos nuevos y la tierra nueva. El reino de Dios se describe como “eonico”. Sin embargo, el reino de Dios también es eterno, porque en otra escritura se declara que “no tendrá fin”. Por lo tanto, el reino de Dios es eonico y también eterno. No porque eonico significa eterno. Pero porque el reino de Dios continúa eón a eón sin fin. Porque así como Dios ha designado eones para esta tierra, él también designó eones en la tierra nueva. Que son llamados los “eones de los eones” en el libro del Apocalipsis. Y así es como el tiempo es dividido en la creación, en eones. Con nuevas cosas traídas a la existencia en la creación en diferentes eones, para el gozo de aquellos que aman a Dios. “Vida aionios” significa “vida eonica”, pero no necesariamente “vida eterna”. Ya que todos los ángeles tienen vida eonica, porque tienen cuerpos inmortales. Sin embargo, los ángeles que pecaron serán destruidos en el lago de lava, cuerpo y alma, y ​​dejarán de existir. Por lo tanto, sus vidas eonicas terminarán. Sin embargo, la vida eonica de aquellos que ingresan a los nuevos cielos y la nueva tierra también será vida eterna, porque la muerte ya no existirá en esos eones. Y es por eso que no todas las cosas eonicas son implícitamente eternas. Incluso la vida eonica no es implícitamente eterna, como en el caso de los ángeles que pecaron que si poseen vida eonica. Y es por eso que la palabra en español “eterna” es una traducción errónea. Lo cual causa mucha confusión. Entonces, que todos los creyentes hoy en día usen las palabras en español “eón” y “eonico” y “eonicamente”. Que son palabras que connotan los significados originales de las palabras usadas por los profetas y apóstoles. Mateo 25:41, Apocalipsis 14:11, 1 Corintios 2:7, Mateo 12:32, 1 Corintios 3:18, Efesios 1:21, 1 Timoteo 6:17, Tito 2:12, Romanos 12:2, Colosenses 1:26, Génesis 49:26, Salmo 89:37, Salmo 72:7, Salmo 89:37, Romanos 16:25, 2 Timoteo 1:9, Tito 1:2, Efesios 3:11, 1 Corintios 2:7, Mateo 25:41, Gálatas 1:4, Mateo 13:49-50, Mateo 25:32-41, Mateo 12:32, 1 Corintios 10:11, Apocalipsis 22:5, Apocalipsis 14:11, Génesis 17:7, Judas 1:6, Daniel 7:14, Isaías 9:7, Daniel 2:44, Lucas 1:33, 2 Pedro 1:11, Lucas 18:30, Apocalipsis 21:4, Génesis 21:33.

La inmortalidad es condicional, no incondicional. Es por eso que los ángeles que son “inmortales”, pero pecaron, serán destruidos en la lago de lava. Y morirán como los hombres ordinarios, como está escrito, “ustedes son dioses, hijos del Altísimo, pero morirán como los hombres”. La razón porque los ángeles son llamados “inmortales” no es porque sea imposible que mueran, sino porque sus cuerpos se regeneran continuamente y siempre permanecen vivos. Sus cuerpos nunca envejecen, por eso también sus cuerpos son llamados “incorruptibles”. Mientras que nuestros cuerpos terrenales se degeneran con el tiempo, y eventualmente mueren por sí mismos debido a la vejez. Lo cual es la “mortalidad” y la “corruptibilidad”. Dios programó nuestros cuerpos en este estado perecedero y temporal en preparación para lo que predestinó que sucedería en los eones de esta tierra. Y también programó los cuerpos de los animales en este estado temporal y perecedero, ya que un animal o un insecto no son dignos de la vida eonica, porque sus cuerpos fueron hechos menos que los cuerpos del hombre. Y los animales fueron hechos para el hombre. Sin embargo, Dios originalmente puso el “árbol de la vida” al alcance del hombre en el Jardín del Edén, que es un árbol que otorgaba la inmortalidad, mientras que el hombre continuaba obedeciendo el mandamiento que le fue dado. Eventualmente, una vez que el hombre lo necesitaba, simplemente pudo haber extendido su mano y comer del árbol de la vida y recibir la inmortalidad. La inmortalidad no fue programado en su cuerpo inicialmente, sino que fue puesto a su alcance. De lo contrario, la creación no hubiera sido “muy buena” si la inmortalidad al menos no hubiera sido puesta al alcance de la representación de Dios en la tierra. Porque así como Dios es inmortal, su representación también tiene que ser inmortal, aunque sea condicional. Mientras que la inmortalidad de Dios es superior, porque es incondicional. Y en el caso de los ángeles, la inmortalidad fue programada en sus cuerpos. Aunque ellos también tienen acceso a un árbol de la vida celestial, cuyas hojas también proporcionan sanación para sus cuerpos, como está escrito en el Apocalipsis. Porque el árbol de la vida es también para la sanación, no solo la inmortalidad. Porque así como los ángeles pueden morir, también pueden ser heridos. Mientras que en el caso del hombre terrenal, la inmortalidad fue puesto a su alcance. Y esa es una razón porque “el hombre fue hecho un poco más bajo que los ángeles”. Sin embargo, debido a la transgresión, el hombre fue expulsado del Jardín del Edén, que luego le quitó el acceso al árbol de la vida. Lo cual también le quitó la oportunidad de recibir la inmortalidad. Lo cual luego lo dejó con un cuerpo mortal que eventualmente moriría solo. Y así, “de seguro morirás”, eventualmente sucedió. Porque la muerte se hizo segura para él a causa de la transgresión. Y eventualmente Adán murió. Como tal, el cuerpo celestial y el cuerpo terrenal tienen necesidades. Porque son cuerpos “vivos”, y al igual que todos los cuerpos vivos en la tierra, el cuerpo celestial también tiene un metabolismo. Y ese metabolismo requiere ingestión, digestión y excreción. Y es por eso que según las escrituras, los ángeles comen. Como los ángeles que se le aparecieron a Abraham. E incluso la comida que comieron los israelitas fue la “comida de los ángeles”. E incluso después de que Yeshua fue resucitado en su nuevo cuerpo inmortal, comió. Porque el cuerpo de los ángeles necesita comida como el cuerpo terrenal de los hombres. Y sus cuerpos también requieren airesoplo para vivir, al igual que el cuerpo terrenal de los hombres. Y todas estas similitudes existen entre los hombres del cielo y los hombres de la tierra porque los hombres de la tierra fueron creados en representación de los hombres del cielo. Y si las necesidades de la vida se les quitan a los ángeles, de hecho si pueden morir como los hombres ordinarios. Porque nadie en la creación es incondicionalmente inmortal, excepto Dios. Él solo es incondicionalmente inmortal. Y cualquier cosa en la creación puede ser destruida, ya que así como Dios hizo que todo existiera, también puede hacer que cualquier cosa deje de existir. Y es por eso que el temor de Dios siempre debe estar en cada alma viviente en la creación, porque absolutamente todo depende de que Dios para existir, vivir y moverse. Y en los eones de este cielo y esta tierra, Dios le ha enseñado a toda la creación una cosa, que para continuar viviendo y existiendo, cada alma tiene que obedecer los mandamientos del creador. Porque la desobediencia siempre ha sido la única razón porque Dios ha destruido a cualquiera que haya creado. Y en los cielos nuevos y la tierra nueva ya no habrá muerte, porque ya no habrá desobediencia. Y ya no habrá desobediencia porque eso es lo que Dios ha designado que será. Y esa es la verdadera razón porque nadie morirá en los cielos nuevos y la tierra nueva, ni por qué los ángeles que nunca pecaron nunca mueren. No porque alguien en la creación se hará indestructible o incondicionalmente inmortal, sino simplemente por lo que Dios ha designado que será. Como está escrito, “no habrá más muerte”. Salmo 82:6-7, Ezequiel 28:12-19, Marcos 1:23-24, Malaquías 4:3, Mateo 10:28, Génesis 18:1-5, Lucas 24:41, Lucas 24:39, Salmo 8:5, Salmo 78:25, Apocalipsis 22:2.

Dios ha predestinado todo lo que sucede en la creación, ya sea bueno o malo. E incluso el movimiento mismo de cada átomo en la creación es causado por Dios, porque Dios no solo es el que causa toda existencia y vida, sino también todo movimiento. Y sin Dios nada en la creación puede existir ni vivir ni moverse. Por eso está escrito, “porque en él vivimos, nos movemos y existimos”. E incluso Dios es el que designa el resultado de un lanzamiento de dados. Es por eso que los apóstoles echaron suertes para determinar quién sería el apóstol para reemplazar a Judas. Porque el resultado de esas suertes sería decisión de Dios. Y de tal manera no existe tal cosa como “suerte”, sino solo lo que Dios ha designado que será. Es por eso que Pablo dice, “porque es Dios quien obra en ti para querer y actuar”. Porque todo lo que hacemos ya ha sido predestinado y designado por Dios. Es por eso que también está escrito, “creyeron todos los que fueron designados para la vida eonica”. Y esta es también la razón por qué el pueblo de Dios es llamada “elegido”, porque Dios ya ha elegido a quién salvará desde antes de que los cimientos del mundo fueron establecidos. Y es por eso que Dios conoce el futuro y nos dice lo que sucederá, porque él ha predestinado todo lo que sucederá. Y Dios ha designado que el mal existiera en esta creación para que pueda manifestar cualidades de sí mismo en la creación que de otra manera no sería posible manifestar a menos que primero hubiera predestinado la existencia de pecadores. Como la misericordia y el perdón a través de algunos, que Pablo llama “vasos de misericordia”. O ira y juicio a través de otros, que Pablo llama “vasos de ira”. Todo en la creación tiene un propósito para el creador, ya que todo ha sido hecho para su placer. El propósito de aquellos designados para la ira y el juicio es temporal, como el vapor. Una vez que la ira y el juicio de Dios haya sido revelados a través de aquellos que se negaron a dejar de hacer el mal, entonces ya no tendrán ningún otro propósito para continuar existiendo en la creación, y por lo tanto serán destruidos en el lago de lava y dejarán de existir. Porque el lago de lava destruirá tanto el cuerpo como el alma. Serán ejemplificados a toda la creación que permanezcan vivos, de lo que le pasa a aquellos que se niegan a obedecer los mandamientos del creador. Y cuando se hayan completado los 7.000 años designados para la existencia de esta tierra, todos los que se negaron a dejar de hacer el mal habrán sido destruidos en el lago de lava. Y así desvanecerán tan rápido como vinieron a la existencia. Ni uno permanecerá en existencia. Mientras que el propósito de los designados para la misericordia y el perdón es permanente. Porque todos los que dejan de hacer el mal y comienzan a hacer el bien recibirán misericordia y perdón de Dios, y continuarán viviendo en los nuevos cielos y la nueva tierra donde el pecado y la muerte ya no existirán. Y es por eso que Dios ha designado la existencia de los pecadores sobre esta tierra, porque sin pecado, no habría razón para la ira, ni el juicio, ni la misericordia, ni el perdón, que son cualidades que Dios quiere revelar de sí mismo en esta creación. Y Dios también quería revelar su amor de la manera más alta posible, a través de la muerte, a causa del pecado. Porque Yeshua, quien nunca pecó y no mereció morir, dio su propia vida para el perdón de los pecadores, aún mientras eran pecadores, quienes merecían morir. Este fue el acto de amor más grande en la historia de toda la humanidad, que Dios reveló a toda la creación. Y es por eso que Yeshua dijo, “nadie tiene mayor amor que este, que alguien dé su vida por sus amigos”. Sin embargo, para que esa gran demostración de amor fuera posible, el pecado y la muerte primero tuvieron que ser predestinados para existir en la creación por Dios. Y de esta manera la creación es como una película, con Dios como guionista y director. Y para cuando se hayan completado los 7.000 años para esta tierra, la historia de esta tierra será la historia más grande jamás contada. Y todos recibirán lo que se merecen, y así Dios revelará su justo juicio a toda la creación, ya que Dios es el que tendrá la última palabra a todos los de esta tierra. Y Dios ha elegido personajes protagonistas y personajes antagonistas para esta película de la creación. Los personajes protagonistas son todos aquellos que obedecen, bajo Yeshua. Y los personajes antagonistas son todos aquellos que desobedecen, bajo Satanás. El resultado final de la película de esta tierra será la destrucción de todos los personajes antagonistas que desobedecieron. Y luego comenzará una nueva historia en los nuevos cielos y la nueva tierra. Lo cual también será para la alegría de todos los que obedecieron, con Dios continuando revelándonos cualidades de sí mismo también en la nueva tierra. Y todos los que son “elegidos” primero escucharán la palabra de Dios, luego creerán, luego dejarán de hacer el mal, luego comenzarán a hacer el bien, luego serán justificados, luego serán glorificados, luego ingresarán a la nueva Jerusalén en los nuevos cielos y nueva tierra. Y así, a lo largo de los 7.000 años designados para esta tierra, Dios habrá enseñado a toda la creación una lección importante que continuará en los eones de los eones de la nueva tierra, y es la obediencia a sus mandamientos. Y lo que les sucede a aquellos que desobedecen sus mandamientos, lo cual es suma ira y destrucción de Dios. Isaías 45:7, 1 Samuel 2:6, Job 5:18, Deuteronomio 32:39, Éxodo 4:11, Juan 9:2-7, Salmo 139:16, Proverbios 21:1, Juan 6:44, Romanos 9:11-13, Romanos 9:18, Juan 12:40, Éxodo 7:3, Romanos 9:22, Éxodo 9:15-16, Romanos 9:17, Proverbios 16:4, Romanos 2:4, Romanos 11:32, Romanos 9:23, Romanos 9:15, Romanos 9:16, Hechos 17:28, Proverbios 16:33, Hechos 1:26, Mateo 5:45, Salmo 139:13, Romanos 8:33, Tito 1:1, 2 Tesalonicenses 2:13, Efesios 1:4, Romanos 8:29, Mateo 25:34, Filipenses 2:13.

Habrá dos profetas que aparecerán en dos ciudades diferentes en la tierra, en 5996 YB en la primavera del 2023 DC, que es 3 y 1/2 años antes del año 6000 YB en el otoño del 2026 DC. Porque el año 2026 DC es de hecho el año 6.000 desde la creación. Porque de Adán a Abraham fueron 2.010 años. Y desde Abraham hasta la unción de Yeshua fueron 1.990 años. Que fue precisamente el año 4.000 desde la creación, que fue Yovel 80. Y desde la unción de Yeshua en 26 DC hasta 2020 DC es 1.994 años. Por lo tanto, 2020 DC es 5994 YB, y quedan 6 años hasta 6000 YB en 2026 DC, que será Yovel 120. Es por eso que según Oseas, Yeshua regresa después de 2 días, es decir, después de 2.000 años después de su primera venida, porque será el año 6.000 desde la creación. Que es cuando comienza el shabbath milenario de esta tierra. Porque esta tierra está designada para existir 7.000 años, con los últimos 1.000 años puestos apartes como el shabbath milenario. Lo cual es el reinado de 1.000 años de Yeshua. Y por eso él regresa en el año 6.000 de la creación. El descenso de Yeshua será 1/2 hora profética antes del estruendo de la 1ra trompeta en Tishri 1, según el Apocalipsis, por lo tanto, su descenso será de 7 y 1/2 días antes en Elul 22 en 5999 YB en 2026 DC. Estos dos profetas que aparecen 3 años y 1/2 antes del año 6.000 son los “dos testigos” del Apocalipsis. Estarán vestidos con cilicio, para simbolizar el llanto y la muerte asociados con la segunda venida de Yeshua. Serán dos hombres, creyentes en Yeshua, que serán escogidos para ser estos dos profetas, de la última generación que estará viva en la segunda venida de Yeshua. Entonces no serán Moisés y Elías como muchos enseñan falsamente. Estos dos creyentes escogidos que pronto serán revelados recibirán el airesoplo puesto-aparte, que es la unción, y recibirán autoridad para profetizar. Profetizarán durante 1.260 días desde la mañana de Nisan 15, 5996 YB en 2023 DC después de la Pascua en Nisan 14, hasta la mañana de Tishri 6, 5999 YB en 2026 DC. Lo cual es justo antes de la 7ma trompeta en Tishri 7. Lo cual es cuando Yeshua comenzará a reinar la tierra. Es por eso que son mencionados entre la 6ta trompeta y la 7ma en el libro del Apocalipsis, porque es cuando son designados a morir. Son la última advertencia al mundo entero de la inminente segunda venida de Yeshua que ocurre alrededor de 3 y 1/2 años después de que comienzan a profetizar. Y su muerte será en el último día antes de que Yeshua comience a reinar la tierra en el estruendo de la 7ma trompeta en Tishri 7. Y estos dos profetas tendrán gran poder para traer plagas contra el mundo. Como está escrito, “tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con todo tipo de plagas todas las veces que quieran”. Porque así como Yeshua tuvo un precursor en su primera venida, que fue Juan el Bautista, quien vino con humildad al igual que Yeshua primero vino con humildad, de la misma manera Yeshua tiene 2 precursores en su segunda venida. Lo cual son los dos testigos del Apocalipsis, que vienen con poder al igual que Yeshua regresa con poder. Estos dos profetas serán incluso más poderosos que Moisés, porque el poder revelado a través de Moisés solo fue localizado en una sola ciudad y el pueblo de Israel, mientras que el poder revelado a través de estos dos profetas será global, azotando al mundo con plagas, lo cual el mundo nunca ha visto hecho por profetas, con tanto poder. El mundo estará en asombro y les tendrán miedo, pero no entenderán. Y estos dos profetas también cerrarán el cielo para que no llueva durante el tiempo que profetizarán. Como está escrito, “estos tienen poder para cerrar el cielo a fin de que no llueva durante los días en que ellos profeticen”. Así como Elías cerró los cielos durante 3 años y 1/2 para que no lloviera, lo cual causó una sequía, lo cual causó una hambruna. Como está escrito, “entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab, vive el Amo, Dios de Israel, delante de quien estoy, que ciertamente no habrá rocío ni lluvia en estos años, sino por la palabra de mi boca”. Y también, “Elías era un hombre de sufrimientos semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviera, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses”. Y también, “pero en verdad les digo, muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra”. Por lo tanto, habrá una sequía global a partir de la primavera del 2023 DC que durará 3 años y 1/2 hasta el otoño del 2026 DC. Y esa sequía causará una hambruna global que empeorará progresivamente día a día. Entonces, estos dos profetas serán odiados por el mundo, debido a sus plagas y la sequía global que causarán, y porque el mensaje que hablarán será contrario a las muchas mentiras que el mundo ha sido engañado en creer. E incluso muchos creyentes no los reconocerán, ya que inicialmente tampoco profetizarán desde Jerusalén como muchos de ellos esperan. Profetizarán desde dos ciudades diferentes y establecerán dos asambleas diferentes, por eso también son llamados las “dos lámparas”. Porque las 7 lámparas del Apocalipsis simbolizan 7 asambleas cada uno en 7 ciudades diferentes, por lo tanto establecerán 2 asambleas en 2 ciudades diferentes, que serán asambleas perfectos, así como solo 2 de las 7 asambleas del Apocalipsis fueron perfectos. Lo cual es una razón porque habrá “dos” testigos, y no solo un testigo, para que se pueda dar una advertencia al mundo entero de dos profetas separados en dos ciudades diferentes. Porque si la advertencia al mundo viniera de una sola ciudad, solo habría necesidad de un solo profeta, y no dos parados lado a lado en la misma ciudad dando el mismo mensaje. Lo cual no será lo que el mundo esperará, porque muchos esperan que aparecerán en Jerusalén. Lo cual es el lugar donde al final de su tiempo designado de profetizar morirán. Como está escrito, “cuando hayan terminado de dar su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, los vencerá y los matará. Y sus cadáveres yacerán en la calle de la gran ciudad, que simbólicamente se llama Sodoma y Egipto, donde también su Amo fue crucificado”. Y un profeta será hebreo y el otro un gentil. Por eso también son llamados los “dos olivos”. Porque el olivo cultivado es Israel, y el olivo silvestre son los gentiles. Y el mundo buscará matarlos. Sin embargo, cualquiera que intente hacerles daño durante los 1.260 días que están designados para profetizar será incinerado con fuego. Como está escrito, “y si alguno quiere hacerles daño, de su boca sale fuego y devora a sus enemigos. Así debe morir cualquiera que quisiera hacerles daño”. Y luego, una vez que su tiempo para profetizar se haya completado, serán matados en Jerusalén. Serán matados por el recién formado Estados Unidos de Europa, lo cual es la bestia que surge del Abismo, lo cual es la 8va y última cabeza de la 1ra bestia del Apocalipsis. Los habitantes del mundo celebrarán su muerte e intercambiarán regalos. Como está escrito, “y los que moran en la tierra se regocijarán por ellos y se alegrarán e intercambiarán regalos, porque estos dos profetas habían sido un tormento para los que moran en la tierra”. Morirán en la mañana del Tishri 6, que es la mitad del día de Tishri 6, porque los días en la Toráh comienzan en la noche, como está escrito, “hubo tarde y mañana”, un día. Luego serán resucitados 3 y 1/2 días después en el Día de Expiación en Tishri 10. Porque el Día de Expiación será de 6000 YB, que es cuando se sonará el gran shofar de Yovel 120. Porque la Toráh ordena que se suene el shofar en Tishri 10, en un año de Yovel, que ocurre cada 50 años. Como está escrito, “entonces harás sonar el shofar en fuertemente el 10mo día de la 7ma luna nueva. En el día de la expiación harás sonar el shofar en toda tu tierra”. Y también, “y tú, Israel, serás reunido uno por uno, y en ese día se sonará el gran shofar”. Entonces despertarán de la muerte en la noche que comienza Tishri 10. Que es cuando sucederá la primera resurrección de los muertos. Lo cual es el día del “rapto”. Lo cual será 17 días y 1/2 después del descenso de Yeshua. Y serán llevados a encontrarse con Yeshua en el aire, junto con todos los demás creyentes que también serán recolectados en este mismo día para ser llevados a Yeshua. Como está escrito, “pero después de los tres días y medio el airesoplo de la vida de Dios entró en ellos, y se pusieron de pie, y un gran temor cayó sobre aquellos que los vieron. Entonces oyeron una fuerte voz del cielo que decía a ellos, ¡ven aquí! Y subieron al cielo en una nube, y sus enemigos los observaron”. Y también, “pues el Amo mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en el Mashiaj se levantarán primero. Luego nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Amo en el aire, y así estaremos con el Amo siempre”. Y también, “bendito y puesto-aparte es el que participa en la primera resurrección”. Apocalipsis 11.

Todos los sellos en el libro del Apocalipsis ya han sido abiertos, excepto la última porción del 6to sello y el 7mo sello. Un pergamino cerrado con sellos mantiene oculto su contenido. Hasta que se rompan todos los sellos y se pueda abrir el pergamino, para revelar el contenido del pergamino. Y a medida que se rompe cada sello, el tiempo en que se pueda abrir el pergamino está más cerca. El pergamino en el libro del Apocalipsis simboliza el reinado de Yeshua, que está “oculto” durante su reinado en el cielo. Entonces el pergamino está simbólicamente cerrado. Sin embargo, en su regreso, su reinado se hará “visible” en la tierra. Porque él vivirá en esta tierra y reinará sobre ella. Que es cuando el pergamino estará simbólicamente abierto. Y los sellos del Apocalipsis son “señales” durante el reinado invisible desde el cielo del Mashíaj. Las primeras señales son menos obvias, y las últimos señales son más obvias. Estas “señales” son advertencias a los habitantes de la tierra del inminente regreso de Yeshua. Estas “señales” conducen al tiempo en que Yeshua finalmente abre el 7mo sello, justo después de su segunda venida al final del 6to sello. Que es cuando su reinado en la tierra finalmente se hará visible. Que comienza con las 7 trompetas del Apocalipsis, y en la 7ma trompeta él empezará a reinar sobre la tierra. Las 7 trompetas son la gran inauguración de su reinado sobre la tierra con grandes demostraciones de poder. Y él reinará el mundo con una vara de hierro durante 1.000 años. El 1er sello es Roma. Por eso según Zacarías, los caballos blancos van al norte. Que está al norte en relación con Israel. Ya que todas las direcciones cardinales en profecía están en relación con la tierra de Israel. Que simboliza la expansión de Roma hasta que devore toda la tierra. Que ya lo ha hecho. A través de bancos centrales y el dinero, porque todos los bancos centrales del mundo se rastrean al Banco del Vaticano, en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Lo cual ha servido como señal de la inminente segunda venida de Yeshua. Luego, el 2do sello son guerras generales en toda la tierra, por eso, según Zacarías, los caballos rojos no van en ninguna dirección específica. Que también sirven como una señal de la inminente segunda venida de Yeshua. Luego, el 3er sello es la pobreza a través de la degradación del dinero, por Roma. Es por eso que los caballos negros también van al norte como los caballos blancos según Zacarías. Que comenzó con la degradación del denario, cuyo contenido de porcentaje de plata fue reducido gradualmente por Roma, lo cual causó que valiera cada vez menos, lo cual causó que los precios aumentaran más y más con el tiempo. Y ahora la degradación del dinero se realiza a través del dinero fiduciario, que es la peor forma posible de degradación del dinero, ya que el valor de este dinero es simplemente un número imaginario, no en algo real como el oro, que es emitido a través de todos los bancos centrales del mundo que se rastrean a un solo banco, el Banco del Vaticano, en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Y esta degradación del dinero ha empobrecido al mundo entero. Como Egipto por ejemplo. Porque lo que la gente allá gana en salario mínimo en 1 día en su dinero fiduciario es suficiente para comprar comida por 1 día en los EUA. Cumpliendo así, “un cheniz de trigo por un denario, y tres chenizes de cebada por un denario”. La degradación deliberada y la devaluación del dinero hacen que los precios se inflen cada vez más con el tiempo, lo cual causa pobreza. Y el dinero fiduciario es un peso falso y un número falso de un peso, ya que el dinero verdadero es oro y plata según la Toráh, cuyo valor es basada en su peso. Lo cual es una forma de dinero que no puede ser devaluado, ya que 1 onza de oro puro hoy es la misma 1 onza de oro puro mañana, lo cual causa que los precios sean estables y constantes. Y este sistema financiero malvado con dinero falso al que la Ciudad del Vaticano en Roma ha sometido al mundo entero también sirve como una señal de la inminente segunda venida de Yeshua. Luego, el 4to sello simboliza la muerte por guerra y hambre y enfermedades y bestias salvajes en 1/4 de la tierra. Que sería la tierra de África. Que es alrededor de 1/4 de la tierra seca de la tierra. Por eso los caballos verdes van al sur según Zacarías. Que también sirve como una señal de la inminente segunda venida de Yeshua. Luego, el 5to sello fueron los 1.260 años de persecución del pueblo de Dios por parte de los papas romanos. Que también sirve como una señal de la inminente segunda venida de Yeshua. Luego, la 1ra parte del 6to sello del Apocalipsis, que en el orden dado en la profecía, fue el gran gran terremoto que ocurrió en 1755 DC en Lisboa, Portugal, como uno de los peores terremotos conocidos por el hombre. Luego el sol se puso negro y la luna se puso rojo como la sangre en 1780 DC como fue visto en partes de los EUA. Que ha sido publicado en muchos libros de historia bien conocidos. Como leemos en el Continental Journal and Weekly Advertiser, Jueves, Mayo 25, 1780, Boston, “como la oscuridad que ocurrió el último viernes fue inusual, y para muchas personas fue sorprendente. La luna parecía inusualmente rojo. En el tiempo de la mayor oscuridad, algunas de las aves de corral se fueron a su gallinero. Los gallos cantaban en respuesta unos a otros, como suelen hacer en la noche. Gallos de madera que son aves nocturnas, silbaban como lo hacen solo en la oscuridad. Las ranas se asomaron. En resumen, había la apariencia de medianoche al mediodía”. Lo cual el profeta Joel profetizó que sucedería, antes de la segunda venida de Yeshua, “el sol se convertirá en oscuridad y la luna como sangre antes de la llegada del gran y terrible día del Amo”. Luego las “estrellas cayeron a la tierra” en 1833 DC como la gran lluvia de meteoros que fue visto en todo los EUA. Que se dice que quizá fueron alrededor de 100.000 meteoros por hora. Que fue uno de los fenómenos más grandes jamás vistos en la tierra. Como leemos en el Christian Advocate and Journal, by F. Reed, December 13, 1833, “ningún lenguaje, de hecho, puede llegar al esplendor de esa magnífica exhibición, nadie que no haya sido testigo de ello puede formar una concepción adecuada de su gloria. Parecía como si todos los cielos estrellados se hubieran congregado en un punto cerca del cenit y se dispararan simultáneamente, con la velocidad de un rayo, a cada parte del horizonte, y sin embargo, no estuvieran agotados, miles seguidos rápidamente en el camino de miles, como si se creara para la ocasión”. Y también en el New York Journal of Commerce, Noviembre 14, 1833, “ningún filósofo o erudito ha contado o registrado un evento, supongo, como el de ayer por la mañana. Un profeta hace mil ochocientos años lo predijo con exactitud. Si tenemos problema de entender “estrellas que caen” de significar estrellas fugaces, en el único sentido en el que es posible ser literalmente verdad”. Y también Daniel and the Revelation, by Uriah Smith, “aquí está la exactitud del profeta. Las estrellas fugaces no provenían de varios árboles sacudidos, sino de uno. Los que aparecieron en el este cayeron hacia el este: los que aparecieron en el norte cayeron hacia el norte; los que aparecieron en el oeste cayeron hacia el oeste; y los que aparecieron en el sur (porque salí de mi residencia al parque) cayeron hacia el sur; y no cayeron como cae la fruta madura; ni cerca; pero volaron, fueron arrojados, como el higo inmaduro, que al principio se niega a abandonar la rama; y cuando finalmente se suelta, vuela velozmente, directamente, descendiendo; y en la multitud que cae, algunos cruzan el camino de otros, ya que son arrojados con más o menos fuerza”. Porque literalmente, las estrellas fugaces se dispararon desde un punto en el cielo y hacia afuera desde ese punto en todas las direcciones, como las higueras de un árbol sacudido, exactamente como lo describió el profeta, “las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como la higuera deja caer sus higos verdes al ser sacudida por un fuerte viento”. Estas dos últimos señales con el sol, la luna y las estrellas son las más obvios, porque estos eventos fueron presenciados por muchos y son increíblemente únicos y sucedieron exactamente como se predijo, que sirven como las últimas advertencias para el mundo. Y ahora, todo lo que queda por cumplirse es la última parte del 6to sello del Apocalipsis, que es la segunda venida de Yeshua. Que es cuando abre el 7mo sello, qué son las 7 trompetas del Apocalipsis. Qué son la gran inauguración de su reinado sobre la tierra. Es por eso que según el profeta Oseas, Yeshua regresará después de 2 días, lo cual significa 2.000 años. Porque Yeshua regresa exactamente 2.000 años en 6000 YB en 2026 DC después de su unción en 4000 YB en 26 DC. Los registros genealógicos y líneas de tiempo que se encuentran en las escrituras comprueban estos cálculos y el año actual en que estamos desde la creación. Yeshua fue ungido en Yovel 80, que fue 26 DC. Es por eso que poco después de que Yeshua fue ungido, leyó el pasaje en Isaías, “el airesoplo del Amo está sobre mí, porque me ha ungido para traer buenas nuevas a los afligidos, y me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, y para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros, y para proclamar el año de favor del Amo”. El “año de favor” de Dios cuando “se proclama la libertad” es el año de Yovel. Y el año de su unción fue precisamente 4000 YB, un múltiplo de 50. Porque verdaderamente 4.000 años pasaron de Adán a Yeshua. 2.010 años desde Adán hasta Abraham. Y 1.990 años desde Abraham hasta Yeshua, entonces 4.000 años en total. Los años de Yovel son siempre múltiplos de 50 en el año desde el principio, “YB”. Porque así como los ciclos semanales de shabbath comenzaron en el primer día de la creación, de la misma manera los ciclos semicenteniales del año de yovel comenzaron en el primer año de la creación. Entonces 50 YB era el primer año de Yovel en 3925 AC en el año romano, luego 100 YB, luego 150, YB, y así sucesivamente. Y Yeshua regresará en Yovel 120, que será 6000 YB en 2026 DC, otro múltiplo de 50. Porque Yeshua regresa en el año 6.000 desde la creación, para comenzar el shabbath milenario de esta tierra. Porque verdaderamente 7.000 años han sido designados para la existencia de esta tierra, y los últimos 1.000 años han sido puestos apartes como el shabbath milenario, comenzando en el año 6.000, que es el reinado de 1.000 años de Yeshua mencionado en el libro del Apocalipsis. Y desde su unción en 4000 YB hasta su regreso en 6000 YB, son perfectamente 2.000 años, que es un período de tiempo que es de hecho un múltiplo de 50. El período de tiempo desde su unción hasta su regreso tiene que ser un múltiplo de 50, ya que ambos eventos son años de Yovel, y cada uno tiene que alinearse perfectamente con los ciclos de años de Yovel. En 2020 DC estamos realmente en la última hora antes del regreso de Yeshua, lo cual es la razón porque ahora estamos esperando que se abra la última porción del sexto sello, que es su regreso. Apocalipsis 6:1-17, Joel 2:31, Isaías 34:4, Mateo 24:29, Marcos 13:24-25, Zacarías 6:1-8.

La segunda venida de Yeshua es al final del 6to sello del Apocalipsis. Lo cual será en la mañana de Elul 22, en el tiempo de Jerusalén. Porque según el Apocalipsis su descenso será 1/2 hora profética antes del tiempo designado de las trompetas de la Toráh en Tishri 1, que son las 7 trompetas del Apocalipsis. 1/2 hora profética es 7 y 1/2 días. En su descenso es cuando los “cielos serán separados como un pergamino”. Lo cual significa toda la tierra estará cubierta de tormentas eléctricas como un pergamino que oculta su contenido cuando es enrollada. Y toda la tierra temblará. Y Yeshua descenderá a las nubes de la tierra, con sus ejércitos de ángeles. Que es similar a lo que sucedió en el Monte Sinaí cuando Dios descendió sobre él. Ya que estaba cubierta de tormentas eléctricas y la montaña temblaba y los hijos de Israel estaban aterrorizados de ver poder tan grande. Sin embargo, la segunda venida del Mashiaj no se localizará a una sola montaña, sino a toda la tierra. Que será una demostración de poder mucho mayor. Y debido a estas señales aterradoras, “los reyes de la tierra se esconderán en las cuevas de la tierra”. Lo cual significa búnkeres. Porque todo el mundo estará aterrorizada de ver estas demostraciones tan grandes de poder y sabrán que ha sucedido la segunda venida de Yeshua. Porque todos los ojos del mundo lo verán, a través de la televisión moderna y la transmisión por el internet, grabada desde el lugar donde Yeshua y sus ángeles descenderán, que será sobre la tierra de Israel. Y debido a esto, la tierra entera entrará en llanto, por que ya han escuchado que ocurre en su segunda venida, que es ira, según las palabras de Pablo, “cuando el Amo Yeshua sea revelado desde el cielo con sus poderosos ángeles, infligiendo venganza sobre aquellos que no conocen a Dios ni obedecen el evangelio de nuestro Amo Yeshua”. Apocalipsis 6:14-17, Isaías 34:4, Isaías 64:1, Isaías 13:13, Ezequiel 38:20, Joel 2:10, Salmo 18:7-9, Salmo 144: 5, Salmo 96:11-13 , Daniel 7:13, Isaías 13:9, Salmo 98:6-9, Salmos 18:9, Salmo 18:11, Isaías 2:19-21, 2 Pedro 3:10.

Poco después de la venida de Yeshua HaMashiaj, los ángeles con los que él viene comenzarán a sonar las siete trompetas del libro del Apocalipsis, en correlación con el tiempo designado para el estruendo de las trompetas en la Toráh. Lo cual según el calendario judío sucederá en Tishri 1. Las 7 trompetas del Apocalipsis sonarán durante 7 días, una trompeta al día. Las trompetas se sonarán en todas partes del mundo, porque los ángeles las sonarán en todas partes. Porque así como los hijos de Israel hicieron sonar el shofar alrededor de Jericó cuando entraron en Canaán para tomar posesión de la tierra de Canaán, así será en la segunda venida cuando Yeshua tome posesión de toda la tierra entera, pero de una manera mayor, con estruendo de trompetas que será escuchado en todo el mundo. Cada trompeta se sonará en la noche en el tiempo de Jerusalén, ya que el “día” empieza en la noche según la Toráh. Y según el libro del Apocalipsis, hay 1/2 hora profética entre el descenso de Yeshua al final del 6to sello y las 7 trompetas del Apocalipsis, que son el 7mo sello. Por lo tanto, el descenso de Yeshua será en la mañana de Elul 22, que es 7 y 1/2 días antes de Tishri 1. En el 1er día en Tishri 1 lloverá fuego, y la tierra, árboles y hierba serán quemadas. En el 2do día en Tishri 2 un meteorito caerá en los mares y convertirá un tercio de ellas en sangre y destruirá un tercio de los barcos. En el 3er día en Tishri 3 un cometa caerá en los ríos y manantiales de agua y los envenenará y causará la muerte de muchos que beben esa agua. En el 4to día en Tishri 4 se oscurecerá el sol y la luna y las estrellas. En el 5to día en Tishri 5 se liberarán ángeles para prevenir que los hombres se suíciden, porque en este tiempo ya muchos en el mundo querrán suicidarse. Y al prevenir que los hombres se suiciden, obligarán a todos a sufrir la agonía de las 7 plagas que suceden 10 días después empezando en Tishri 15. Lo cual cumple las palabras de Isaías, “y tu pacto con la muerte será anulado, cuando pase el azote abrumador, serás pisoteado por él mañana tras mañana”. Por eso estos ángeles pican simbólicamente como escorpiones con sus colas detrás de ellos. Porque lo que sucede después de estos ángeles es su aguijón. Que son las 7 plagas del Apocalipsis. Luego en el 6to día en Tishri 6 más ángeles serán liberados para matar un tercio de la humanidad. Y en el 7mo día en Tishri 7 el Mashiaj comenzará oficialmente a reinar la tierra. Las trompetas son la inauguración de su reinado en la tierra con grandes demostraciones de poder. Las trompetas tampoco lastimaran a los verdaderos creyentes en el Mashiaj, porque así como Dios hizo una distinción entre Israel y Egipto cuando Egipto fue azotada con plagas, así será cuando suenen las trompetas. Y también cumplirá las palabras de esta profecía, “mil caerán a tu izquierda y diez mil a tu derecha, pero no se acercará a ti”. Y por eso los ángeles que son liberados en la 5ta trompeta no hieren a los que tienen el sello de Dios, que es la unción, según el libro del Apocalipsis. Números 29:1, Apocalipsis 8:1-2, Números 29:1, Apocalipsis 8:7, 1 Tesalonicenses 4:16, Mateo 24:30-31, Salmo 18:9-12, Salmo 11:6-7, Isaías 30:30, 2 Pedro 3:10, 2 Pedro 3:12, Mateo 24:29, Marcos 13:24-25, Isaías 13:13, Joel 2:10, Apocalipsis 8:8, Apocalipsis 8:10-11, Jeremías 23:15, Apocalipsis 8:12, Mateo 24:29, Isaías 13:10, Isaías 24:23, Ezequiel 32:7, Joel 2:10, Joel 3:15, Marcos 13:24, Apocalipsis 8:13, Apocalipsis 9:1-11, Lucas 8:31, Apocalipsis 9:7, Jueces 13:6, Salmo 82:6-7, Daniel 10:13, 2 Corintios 4:4, Judas 1: 8-10, 1 Pedro 3:19, Judas 1:6, 2 Pedro 2:4, Apocalipsis 9:5, Apocalipsis 9:6, Apocalipsis 9:13-15, Efesios 6:12, Apocalipsis 12:3-4, Apocalipsis 9:16, Joel 2:1-9, Isaías 66:15-16, Jeremías 25:30-33, Éxodo 12:23, Salmo 78: 43-49, Apocalipsis 11:15, Salmo 72:7-11, Isaías 18:1-7.

Después del descenso de Yeshua en la mañana de Elul 22 en el tiempo de Jerusalén, y después de las 7 trompetas del Apocalipsis comenzando en Tishri 1 hasta Tishri 7, luego el pueblo de Dios será recolectado en Tishri 10, que es el Día de Expiación de la Toráh. Esto es comúnmente llamado el “rapto”. El gran shofar sonará ese día, en correlación con el año de Yovel que comienza ese día. Lo cual sucede cada 50 años según la Toráh. Es por eso que está escrito, “y ustedes Israel, serán reunidos uno por uno, en ese día se sonará el gran shofar”. Yeshua enviará a sus ángeles para reunir a su pueblo de los cuatro rincones de la tierra. Incluso los muertos serán resucitados en este día. Esta es la primera resurrección de los muertos mencionada en el libro del Apocalipsis. Lo cual es solo para aquellos que heredarán el reino de Dios. Y todos los elegidos serán llevados a encontrarse con Yeshua en el aire. Todos estos también serán transformados en nuevos cuerpos inmortales en un abrir y cerrar de ojos. El número de elegidos será 144.000 personas, más Abraham, Isaac y Jacob. Los 144.000 serán aquellos bajo el pacto de Abraham, luego aquellos bajo el pacto de Moisés, y luego aquellos bajo el nuevo pacto de Yeshua. Será una mezcla de israelitas y gentiles. Porque los gentiles son injertados en Israel, y también serán descendientes de Abraham. Porque todas las tribus de Israel han sido dispersados a las naciones. Levítico 23:27-28, Números 29:7, Levítico 16:6-34, 1 Corintios 15:51-54, 1 Tesalonicenses 4:16-17, Isaías 27:12-13, Apocalipsis 20:6, Apocalipsis 14:1-4.

En el mismo día en el que el pueblo de Dios será recolectado en el Día de Expiación en Tishri 10, todos los que están en la tierra de Canaán que no creyeron en Yeshua ni obedecieron la Toráh serán pisoteados. Ellos serán recolectados por ángeles y traídos a Yeshua. Y serán matados por Yeshua, que simplemente dará una orden verbal, que aplastará a los habitantes de Canaán por el poder de Dios, como uvas que son pisoteadas en un lagar. Porque la mera palabra de Yeshua es una espada de doble filo. Y la sangre de ellos fluirá como el vino de un lagar. Y los habitantes de Canaán son los judíos que están actualmente allí, que no son creyentes en Yeshua. Son las uvas de ira que serán pisoteadas en el lagar de Dios, que es la tierra de Canaán. Como está escrito, “¿Qué más había que hacer por mi viña, que no haya hecho en ella? Cuando lo busqué para producir uvas, ¿por qué produjo uvas silvestres? Y ahora te diré lo que haré con mi viña. Quitaré su cobertura, y será devorada. Derribaré su muro, y será pisoteado. Porque la viña del Amo de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judah son su plantación agradable”. Y también, “¿Quién viene de Edom, de Bozrah, con sus prendas manchadas? ¿Quién es este, vestido en gloria, avanzando en la grandeza de su fuerza? Soy yo, que proclamo la victoria, poderoso para salvar. ¿Por qué son rojas tus prendas, como las de alguien que se puso en pie en un lagar? Me puse de pie en el lagar solo, y traje a la gente a nada, porque marché a ellos con ira y los pisoteé en mi ira. Su sangre salpicó mis prendas y manché toda mi ropa”. Y también, “el justo se alegrará cuando vea la venganza, se lavará los pies en la sangre de los impíos”. Y también, “sucederá en aquel día que el Amo trillará desde el río corriente hasta el torrente de Egipto, y ustedes serán recogidos uno a uno, oh hijos de Israel. Y en ese día se sonará el gran shofar”. La tierra de Canaán será trillada, porque la paja será separada del grano. Y el gran shofar que se sonará en ese día es el que se suena en el Día de Expiación en Tishri 10. Solo Jerusalén será salvada, porque le rogarán a Yeshua que tenga misericordia de ellos y que no los pisotee a ellos también, al que antes perforaron al entregarlo para ser crucificado, el primogénito único hijo de Dios. Como está escrito, “derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, un airesoplo de favor y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han perforado. Y se lamentarán por él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por él, como se llora por un primogénito. Aquel día habrá gran lamentación en Jerusalén, como la lamentación de Hadad-rimón en la llanura de Meguido”. Es por eso que el lagar será pisoteado “fuera de la ciudad”, porque a Jerusalén se le otorgará misericordia. Como está escrito, “entonces el ángel agitó su hoz a través de la tierra, y recogió la cosecha de uva de la tierra y la arrojó en el gran lagar de la ira de Dios. Y el lagar fue pisoteada fuera de la ciudad, y la sangre fluía del lagar, tan alta como la brida de un caballo, para 1.600 estadios”. 1.600 estadios es alrededor de la longitud vertical de la tierra actual de Israel. Mucha sangre será derramada, que aún manchará la ropa de Yeshua, según Isaías. Y es por eso que según Yeshua, los “hijos del reino” serán expulsados. Lo cual son los judíos incrédulos. El Mashiaj regresa no para salvarlos, sino para matarlos, por su incredulidad. Como está escrito, “te digo, muchos vendrán del oriente y del occidente y se reclinarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos, mientras que los hijos del reino serán arrojados a la oscuridad exterior. En ese lugar habrá llanto y crujir de dientes”. La tierra de Canaán será vaciada de sus habitantes incrédulos y sin Toráh, lo cual incluirá a los palestinos que viven allá, que también no son creyentes en Yeshua. Y la tierra de Canaán será dada a aquellos que creyeron en Yeshua y obedecieron y son designados para heredar el reino de Dios. Quienes también fueron recolectados en este mismo día para encontrarse con Yeshua en el aire. Es por eso que el libro de Apocalipsis también habla de otra cosecha que será recolectada junto con las uvas. Lo cual es la cosecha de grano. Lo cual son los creyentes elegidos que serán reunidos de la tierra. Como está escrito, “entonces miré, y he aquí una nube blanca, y sentado en la nube, uno como un hijo de hombre, con una corona de oro en su cabeza y una hoz aguda en su mano. Luego, otro ángel salió del templo y llamó en voz alta al que estaba sentado en la nube, toma tu hoz y siega, porque ha llegado el momento de cosechar, porque la cosecha de la tierra está madura, entonces quien estaba sentado en la nube, lanzó su hoz sobre la tierra, y la tierra fue cosechada”. Apocalipsis 14, Zacarías 12:10-11, Isaías 27:12, Mateo 8:11-12, Isaías 5:4-7.

Yeshua HaMashiaj regresará con sus puestos-apartes ángeles, no con el pueblo de Dios. Porque los muertos duermen, y el pueblo de Dios será resucitado de entre los muertos en su segunda venida. Y a su regreso, Yeshua enviará ángeles para reunir a su pueblo de los cuatro rincones de la tierra. 2 Tesalonicenses 1:7, Mateo 25:31, Mateo 16:27, Marcos 8:38, I Tesalonicenses 3:13, Judas 1:14, Mateo 24:31, 1 Tesalonicenses 4:16-17, Isaías 27:12-13.

Los 7 tazones del libro del Apocalipsis serán derramados sobre la tierra en correlación con el Banquete de Tabernáculos, que será en Tishri 15. Porque así como el sacerdote derramó vino sobre el altar con tazones durante 7 días en el Banquete de los Tabernáculos, así también el vino de la ira de Dios será derramada sobre la tierra con tazones de oro, durante 7 días. Tishri 15 será 5 días después de la recolección del pueblo de Dios de toda la tierra en Tishri 10. Esto también será también 15 días después de que las 7 trompetas del Apocalipsis comiencen a sonar en Tishri 1. Y esto también será 17 y 1/2 días después del descenso de Yeshua en Elul 22. Y aquí es cuando realmente comienza la ira de Dios contra el mundo, porque estas plagas están designadas a traer agonía al mundo. Y agonía por un período prolongado de tiempo. Estas plagas ocurren durante 7 días, una plaga al día. Este es el “picadura” de los ángeles que fueron liberados en la 5ta trompeta para prevenir que los hombres cometan suicidio, forzandolos a que aguanten la agonía de estas plagas. Ya que al llegar este tiempo muchos querrán matarse. En el 1er día in Tishri 15 comenzará la agonía de la humanidad, que son llagas que harán que los hombres muerdan sus lenguas en agonía. Lo cual causará agonía hasta 5 meses. Lo cual son 150 días. Por eso los ángeles que son liberados en el estruendo de la 5ta trompeta atormentan a la humanidad por un tiempo de 5 meses según el Apocalipsis. Luego, en el 2do día en Tishri 16, los mares se convertirán en sangre. Luego, en el 3er día en Tishri 17, los ríos y manantiales de agua se convertirán en sangre. Luego, en el 4to día en Tishri 18, el sol quemará a las personas con fuego. Luego, en el 5to día en Tishri 19, habrá oscuridad como lo hubo en Egipto. Luego, en el 6to día en Tishri 20, el río Eufrates se secará para dar paso a las naciones del oriente a hacer guerra contra el Mashiaj. Porque las naciones estarán enfurecidos contra el Mashiaj debido a todo lo que les ha sucedido hasta este tiempo. Cumpliendo así la profecía, “por qué se enfurecen las naciones y los pueblos conspiran en vano, ya que los reyes de la tierra se ponen de pie y los gobernantes se reúnen, contra el Amo y contra su ungido diciendo, rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas”. Luego, en el 7mo día en Tishri 21, el terremoto más grande que jamás haya sucedido en la tierra hará que todas las ciudades del mundo se colapsen. Y grandes piedras de granizo que pesarán alrededor de 34 kilos caerán sobre los hombres. En esta plaga final se cumplirá esta profecía, “quebrarás a las naciones como vasos de alfarero”. Porque en la última plaga todas las ciudades del mundo serán quebradas y quedarán en escombros. Y la tierra de la Ciudad del Vaticano será dividida en tres, que es el pago final contra la Ciudad del Vaticano, que proviene de Dios. Levítico 23:37, Números 29:12-34, Números 15:10, Números 28:7, Apocalipsis 15:5, Apocalipsis 15:7-8, Apocalipsis 16:2, Apocalipsis 16:3, Apocalipsis 16:4, Apocalipsis 16:8, Apocalipsis 16:10-11, Isaías 8:21-22, Apocalipsis 16:12-16, Salmo 2:1-3, Apocalipsis 16:17-21, Isaías 24:19-20, Salmo 9:15-20.

Aunque el Banquete de los Tabernáculos es de 7 días, la Toráh ordena una asamblea puesta-aparte en el 8vo día. Lo cual será la Batalla de Armagedón en el libro del Apocalipsis. Después de la 7ma plaga del Apocalipsis en Tishri 21 que causará el colapso de todas las ciudades del mundo, las naciones llegarán a Meguido al día siguiente en Tishri 22 para hacer guerra contra Yeshua y sus ejércitos. Es por eso que en la 6ta plaga en Tishri 20, el río Eufrates se secará, para despejar el camino para que las naciones del oriente vengan a hacer guerra contra Yeshua y sus ejércitos. Llegarán 2 días después después de que el río Éufrates se seque. Vendrán con sus grandes y poderosas armas de guerra, con misiles y tanques y aviones de combate, para tratar de matar a Yeshua. Todos estarán enfurecidos por todo lo que ha sucedido en el mundo hasta ese tiempo. Cumpliendo así la profecía, “¿por qué se enfurecen las naciones, y los pueblos traman cosas vanas? Se levantan los reyes de la tierra, y los gobernantes traman unidos contra el Amo y contra su ungido, diciendo, rompamos sus cadenas y echemos de nosotros sus cuerdas”. Las naciones también llegarán a Jerusalén para atacar a sus habitantes, unos días antes de la guerra en Meguido. Como está escrito, “yo reuniré a todas las naciones en batalla contra Jerusalén, y será tomada la ciudad y serán saqueadas las casas y violadas las mujeres. La mitad de la ciudad será desterrada, pero el resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Entonces saldrá el Amo y peleará contra aquellas naciones, como cuando él peleó en el día de la batalla. Sus pies se posarán aquel día en el monte de los Olivos, que está frente a Jerusalén, al oriente. Y el monte de los Olivos se hendirá por el medio, de oriente a occidente, formando un enorme valle, y una mitad del monte se apartará hacia el norte y la otra mitad hacia el sur. Y huiréis al valle de mis montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis tal como huisteis a causa del terremoto en los días de Uzías, rey de Judá. Y vendrá el Amo mi Dios, y todos sus puestos-apartes con él. Y sucederá que en aquel día no habrá luz y será densa oscuridad. Será un día único, conocido solo al Amo, ni día ni noche; y sucederá que a la hora de la noche habrá luz. En aquel día sucederá que brotarán aguas vivas de Jerusalén, una mitad hacia el mar oriental y la otra mitad hacia el mar occidental, será lo mismo en verano que en invierno. Y el Amo será rey sobre toda la tierra. Aquel día el Amo será uno, y uno su nombre. Toda la tierra se hará como una llanura desde Geba hasta Rimón, al sur de Jerusalén; pero ella será alzada y habitará en su lugar desde la puerta de Benjamín hasta el lugar de la puerta Primera, hasta la puerta del Angulo, y desde la torre de Hananeel hasta los lagares del rey. Y habitarán en ella y no habrá más maldición. Y Jerusalén habitará en seguridad”. Porque en ese tiempo Jerusalén será la única ciudad que quedará en pie en la tierra de Canaán, porque Yeshua le otorgará misericordia, mientras que el resto de la tierra de Canaán será pisoteado en Tishri 15, matando así a todos sus habitantes y vaciando a todos sus ciudades. Y las naciones vendrán primero contra Jerusalén, antes de hacerla guerra a Yeshua en Meguido. E incluso en Tishri 6, los Estados Unidos de Europa ya estarán en Jerusalén para matar a los dos testigos del Apocalipsis. Y en la 7ma trompeta en Tishri 7 es cuando Yeshua será hecho el rey de toda la tierra. En la 4ta plaga en Tishri 18 es cuando se cumplirá la siguiente profecía hablada por Isaías,”la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol será 7 veces más”. Porque en ese día Dios usará el sol para quemar a la humanidad con fuego, y así también hará que el sol brille 7 veces más por el resto de los 1.000 años. Lo cual también hará que la noche sea más brillante, porque la luna será también mucho más brillante como resultado de un sol más brillante. Y en la 5ta plaga en Tishri 19 es cuando el mundo será azotado con oscuridad. Y así será un día “sin luz” en los días que Jerusalén será atacada, sin distinción entre “día y noche” por la densa oscuridad, según Isaías, pero una vez que la densa oscuridad de la 5ta plaga en Tishri 19 sea quitado, entonces en la “noche habrá luz” en la noche que comienza Tishri 20, porque la luna será tan brillante como el sol. Sin embargo, la luz de la luna en esa noche no estará en su mayor fuerza, ya que será unos días después de la luna llena. Y en el gran terremoto mundial de la 7ma plaga en Tishri 21, el Monte de los Olivos será dividida en dos, y los habitantes de Jerusalén se escaparán de las naciones atacantes a través de un valle que se formará allí. Y “toda la tierra desde Geba hasta Rimón, al sur de Jerusalén, se convertirá en una llanura”, en el terremoto final en Tishri 21. Geba estaba al norte de Jerusalén, y Rimón estaba al sur de Jerusalén, lo cual todo se convertirá en una llanura, y solo Jerusalén será alzada en medio de la llanura, en el terremoto final. Sin embargo, solo la antigua Jerusalén con sus murallas permanecerá, ya que toda la Jerusalén moderna circundante también colapsará y se convertirá en una llanura. Y fluirán ríos de agua hacia el occidente y el oriente de la antigua Jerusalén. Y Yeshua luchará contra las naciones, en Meguido, y también defenderá a Jerusalén. Y su arma más poderosa es su propia palabra que sale de su boca. Lo cual el libro del Apocalipsis describe figurativamente como una “espada de doble filo que sale de su boca”. Simplemente hablará, y la carne de todos los que vienen a hacer guerra contra él simplemente se pudrirán en un instante. Como está escrito, “esta será la plaga con que el Amo herirá a todos los pueblos que han hecho guerra contra Jerusalén. Se pudrirá su carne estando ellos aún de pie, y se pudrirán sus ojos en sus cuencas, y su lengua se pudrirá en su boca”. Y esto sucederá en la presencia del pueblo de Dios que fue recolectado en Tishri 10 para heredar el reino de Dios. Y esto será la cena de la boda del cordero, porque las aves del aire se comerán sus cuerpos podridos. Como está escrito, “y vi a un ángel que estaba de pie en el sol. Y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo, vengan, congrencence para la gran cena de Dios, para que coman carne de reyes, carne de comandantes y carne de poderosos, carne de caballos y de sus jinetes, y carne de todos los hombres, libres y esclavos, pequeños y grandes”. Apocalipsis 19:11-18, Apocalipsis 16:16, Salmo 2:1-6, Nehemías 8:18, Levítico 23:36, Números 29:35, Apocalipsis 16:12-16, Isaías 30:26, Zacarías 14:2 -12.

Después del colapso de todas las ciudades de la tierra en Tishri 21, todos los habitantes de las naciones que aún no han muerto al llegar ese tiempo quedarán afuera en los escombros. Llorarán y maldecirán a Dios por su miseria. Y estarán en agonía debido a sus llagas que aparecieron sobre su piel en Tishri 15. Y estarán en hambre debido a la hambruna mundial que existirá en ese tiempo. Porque los dos testigos del Apocalipsis cerrarán los cielos para que no llueva durante el tiempo que profetizarán en los últimos 3 años y 1/2 antes del año 6000 YB. Lo cual causará una sequía global. Lo cual causará una hambruna global que empeorará gradualmente día a día. Y alrededor de 6 meses antes del año 6000 YB, el dinero de papel y dinero fiduciario colapsarán globalmente. Lo cual intensificará la hambruna global ya causada por la sequía global. Y los habitantes del mundo también tendrán sed porque todos los mares y ríos se convertirán en sangre en Tishri 16 y Tishri 17. Y después de la 7ma y última plaga del Apocalipsis en Tishri 21, todos en la tierra serán recolectados por los ángeles, para ser llevados al valle de Josafat, para ser juzgados. Es por eso que está escrito, “reuniré a todas las naciones y las traeré al valle de Josafat, y entraré en juicio con ellas allí”. Serán inmovilizadas con cadenas de hierro, y cada persona esperará su propio juicio. Como está escrito, “para ejecutar venganza en las naciones, y castigo en los pueblos; para atar a sus reyes con cadenas, y a sus nobles con grillos de hierro; para ejecutar en ellos el juicio decretado”. El juicio ocurrirá “día y noche”, hasta 150 días desde el tiempo que el mundo fue azotado con llagas en Tishri 15. Es por eso que 5 meses será el tiempo máximo en que el mundo sufrirá la agonía de las plagas, porque el juicio de los vivos será completado en ese entonces. Y todos los que fueron azotados con plagas serán destruidos al completarse los 5 meses. El pueblo de Dios que fue recolectado en Tishri 10 recibirá autoridad para juzgar al mundo. Y el pueblo de Dios se sentará en tronos para acusar a los habitantes del mundo de sus malas obras, según lo que está escrito en los libros sobre cada hombre. Después de que cada hombre sea juzgado, cada hombre será condenado a ser arrojado a un lago de lava que se formará en el lado sur de Jerusalén, para ser destruido cuerpo y alma. Y dejarán de existir, en suma agonía. Y luego, 1.00 años después, los muertos serán resucitados, para ser juzgados, desde Adán hasta el último hombre que murió bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua. Y cualquiera que no se encuentre escrito en el libro de la vida también será arrojado al lago de lava. Y es por eso que está escrito que Yeshua “juzgará a los vivos y a los muertos”, ya que los vivos serán juzgados en su segunda venida, luego los muertos serán juzgados 1.000 años después. Mateo 13:41, Mateo 24:40-41, Mateo 25:32, Mateo 13:49-50, Salmo 21:8, Salmo 149:4-9, Joel 3:2, Isaías 2:4, Salmo 50:3-21, Apocalipsis 19:20, Deuteronomio 16:18, Éxodo 18:25-26, Daniel 7:9-10, Apocalipsis 20:4, Daniel 7:22, 1 Corintios 6:2-3, Salmo 58:6-11, Mateo 7:22-23, Salmo 139:16, Mateo 25:31-41, Joel 3:2, Mateo 13:41, Isaías 2:4, Salmo 50:3-21, Salmo 21:9, Apocalipsis 19:20, Marcos 9:47-48, Isaías 26:11, Mateo 13:49-50, Isaías 66:24.

Después de la muerte de más de un tercio de la humanidad por las trompetas y las plagas asociadas con la segunda venida de Yeshua, en el juicio del mundo un remanente entre las naciones será otorgado misericordia para vivir y no serán arrojados al lago de lava. Este remanente serán infantes, los incapacitados, los ancianos y los marginados de la sociedad. Estos repoblarán la tierra y se convertirán en naciones fuertes. Aquellos que heredaron el reino de Dios, que serán inmortales, reinarán sobre estas personas, que de hecho si permanecerán en cuerpos mortales. Estas son la “gran multitud” que lava sus ropas con la sangre del cordero en el libro del Apocalipsis. Estos servirán a aquellos que heredaron el reino de Dios, por 1,000 años, en esta tierra. Vivirán largas vidas durante el reinado de Yeshua, pero eventualmente morirán. Y luego participarán en la segunda resurrección al final del reinado de 1.000 años de Yeshua. Para luego entrar en los nuevos cielos y la nueva tierra. Solo aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida continuarán existiendo a la nueva tierra. Y en los cielos nuevos y la tierra nueva, a estos también se les dará autoridad para reinar, así como a aquellos a quienes se les dio autoridad para reinar durante 1.000 años sobre esta tierra. Ya que todos los que entren en los nuevos cielos y la nueva tierra se les dará autoridad para reinar. Sin embargo, para reinar, en el nuevo cuerpo inmortal, todos en esta tierra tienen que servir primero en estos cuerpos mortales actuales. Aquellos que sirvieron en cuerpos mortales antes del regreso de Yeshua recibirán autoridad para reinar bajo su reinado de 1.000 años en nuevos cuerpos inmortales. Y luego, aquellos que sirvieron bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua en cuerpos mortales recibirán autoridad para reinar en los nuevos cielos y la nueva tierra en nuevos cuerpos inmortales. Y esa es una de las razones por qué los que recibirán autoridad para reinar en el shabbath milenario serán llamados “primeros frutos” de esta tierra, ya que a estos se les dará autoridad para reinar primero, en nuevos cuerpos inmortales, antes que todos los demás habitantes de la tierra. Es por eso que en el tiempo actual, y también en el próximo eón de esta tierra, todos primero tenemos que bajarnos para ser como siervos en nuestros cuerpos mortales, para luego ser exaltados en el nuevo cuerpo inmortal, cada uno en sus propios tiempos respectivos. El primer grupo en ser exaltado será en la segunda venida de Yeshua. Y luego el próximo y último grupo que será exaltado será en los nuevos cielos y la nueva tierra. Y al llegar ese entonces, todos serán exaltados quienes entren a esos eones. Sin embargo, aquellos en esta tierra que eligieron servirse a sí mismos y se negaron a servir a los demás y a Dios, y decidieron no creer y desobedecer serán destruidos en el lago de lava, cuerpo y alma. Y es por eso que antes de que Yeshua fue exaltado para sentarse a la mano derecha de Dios con toda la creación en sujeción a él, primero sirvió, en la forma de un siervo. Y obedeció, hasta la muerte. Nos dio el ejemplo de lo que también tenemos que hacer. Apocalipsis 7:9, Apocalipsis 7:13-14, Isaías 14:1-2, Salmo 18:37-47, Isaías 13:12, Isaías 24:1-6, Isaías 19:1-25, Apocalipsis 20:8, Isaías 65:20.

Solo 144.000 personas han sido elegidas para “heredar el reino de Dios”, más Abraham, Isaac, y Jacob, que son los patriarcas de Israel. Por eso “muchos son llamados, pero pocos los escogidos”. La “herencia” del “reino de Dios” es la tierra de Canaán. Como está escrito, “te daré a ti y a tus descendientes después de ti la tierra de tus peregrinajes, toda la tierra de Canaán”. Lo cual es una promesa que Dios estableció solo con Abraham y sus descendientes. Es por eso que solo Abraham y sus descendientes “heredarán el reino de Dios”. Sin embargo, Abraham nunca recibió la tierra que le fue prometida mientras vivía, porque la tierra de Canaán se le dará a él y a sus descendientes cuando el “reino de Dios” sea establecida en la tierra de Canaán. Lo cual será al regreso de Yeshua, porque el “reino de Dios” en la tierra actualmente existe figurativamente en los corazones de los que creen. Por lo tanto, actualmente es un reino invisible, sin ninguna tierra sobre la tierra ni con fronteras, a diferencia de todas las naciones de la tierra que tienen tierra y fronteras. Sin embargo, al regreso de Yeshua, el “reino de Dios” en la tierra será visible a los habitantes de la tierra. Y tendrá tierra y fronteras en esta tierra, en la tierra de Canaán. Y a la segunda venida de Yeshua es cuando sucederá la 1ra resurrección de los muertos. Y luego Abraham y sus descendientes serán resucitados de los muertos para recibir una herencia en la tierra de Canaán, en el reino que Yeshua establecerá allí. Por lo tanto, “heredar el reino de Dios”. Es por eso que incluso el profeta Daniel será resucitado para recibir su herencia. Como está escrito, “pero sigue tu camino hasta el final, y descansarás y te levantarás a tu herencia al final de los días”. Es por eso que el profeta Ezequiel nos dijo cómo la tierra de Canaán será dividida entre los tribus de Israel después del regreso de Yeshua. Después de revelar las futuras divisiones, concluye con, “esta es la tierra que se asignará como una herencia entre las tribus de Israel, y estas son sus porciones”. Porque de hecho un “reino” será establecido en la tierra de Canaán después del regreso de Yeshua. Y Yeshua será el rey de ese reino. Y él reinará desde Jerusalén, en un templo que será reconstruido en el Monte Moriah justo antes de su regreso. Y luego reinará desde el Monte Sión, en un nuevo templo que será construído bajo su reinado, según Ezequiel. Como está escrito, “reinará desde Jerusalén y desde el Monte Sión”. Y también, “el Amo reinará sobre ellos en el monte de Sion desde ahora y eonicamente”. Y también, “acontecerá en los postreros días, que la montaña del templo del Amo será establecido como lo mas alto de las montañas, se alzará sobre las colinas, y confluirán a él todas las naciones”. El Monte Sión será una montaña que se formará alrededor de las montañas de Hebrón, y se convertirá en la montaña más alta en la tierra, al regreso de Yeshua. Y allí, en el lado sur de la montaña, se construirá una ciudad. Que se llamará “Sión”. Como está escrito en Ezequiel, “en visiones de Dios, él me llevó a la tierra de Israel y me puso sobre una montaña muy alta, sobre el cual, hacia el sur, había una construcción parecida a una ciudad”. Y ese es el lugar donde vivirán Abraham, Isaac, Jacob y los 144.000 elegidos. Es por eso que los 144.000 estarán en pie con Yeshua en el Monte Sión, según el libro del Apocalipsis. Lo cual concuerda con lo que está escrito, “la ciudad de nuestro Dios, su puesta-aparte montaña, hermosa en su elevación, el gozo de toda la tierra, como las partes remotas del norte es el Monte Sion, la ciudad del Gran Rey, andad por Sion e id alrededor de ella, contad sus torres, considerad atentamente sus murallas, recorred sus palacios, para que lo contéis a la generación venidera”. Y también, “decid a la hija de Sion, he aquí, tu salvación viene, he aquí, su galardón está con él, y delante de él su recompensa, y los llamarán pueblo puesto-aparte, comprados por el Amo, y a ti te llamarán, buscada, ciudad no abandonada”. Y también, “el Amo de los ejércitos preparará en esta montaña para todos los pueblos un banquete de manjares suculentos, un banquete de vino añejo, pedazos escogidos con tuétano, y vino añejo refinado, y destruirá en esta montaña la cobertura que cubre todos los pueblos, el velo que está extendido sobre todas las naciones, y destruirá la muerte”. Y allí, en el Monte Sión, es donde ocurrirá el banquete del reino de Dios, en el Banquete de los Tabernáculos, en Tishri 15. Como está escrito, “y la gente vendrá del oriente y del occidente, y del norte y del sur, y se reclinarán en la mesa en el reino de Dios”. Y toda la tierra de Canaán será asignada a cada tribu de Israel. Y durante ese tiempo, incluso las antiguas ciudades de la tierra de Canaán serán reconstruidas. Sin embargo, aunque el “reino de Dios” será basada en la tierra de Canaán, su reinado se extenderá a toda la tierra. Y es por eso que la “herencia” del “reino de Dios” también es toda la tierra. Como está escrito, “los mansos heredarán la tierra”. Y “haré de las naciones tu herencia, y los confines de la tierra tu posesión”. Porque aunque era la intención de Dios dar a Abraham y a sus descendientes la tierra de Canaán como un lugar para vivir, también era su intención dar a Abraham y a sus descendientes autoridad para reinar sobre todas las demás naciones de la tierra, desde la tierra de Canaán. Como está escrito, “prestarás a muchas naciones, pero no pedirás prestado, y reinarás sobre muchas naciones, pero ellos no reinarán sobre ti”. Y también, “el Amo te pondrá a la cabeza y no a la cola, solo estarás encima y nunca estarás debajo, solo si escuchas los mandamientos del Amo tu Dios que te ordeno hoy”. Entonces Abraham y sus descendientes también recibirán autoridad para reinar sobre toda la tierra. Así que Abraham, Isaac, Jacob y los 144.000 no solo estarán bajo el reinado de Yeshua, sino que serán co-reinantes con Yeshua. Todos reinando el mundo entero. Es por eso que Abraham también es llamado el “heredero del mundo”. Es por eso que también está escrito, “los has hecho un reino y sacerdotes para nuestro Dios, y ellos reinarán sobre la tierra”. Y también, “al que conquiste y conserve mis obras hasta el final, le daré autoridad sobre las naciones”. Y también, “al que venza, le concederé que se siente conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono”. Y se darán diferentes medidas de autoridad a cada uno, según lo que cada uno hizo anteriormente. Es por eso que Yeshua le dirá a un siervo, “bien hecho buen siervo, tendrás autoridad sobre 10 ciudades”. Y a otro le dirá, “bien hecho, buen siervo, tendrás autoridad sobre 5 ciudades”. Y este reinado de Yeshua sobre toda la tierra durará 1.000 años, ya que son los últimos 1.000 años del total de 7.000 años designados para la existencia de esta tierra. Es por eso que Dios creó en 6 días y puso aparte el 7mo día como un shabbath. Para prefigurar su plan de 7.000 años para esta tierra, con los últimos 1.000 años puestos-apartes como el shabbath milenario de esta tierra. Es por eso que está escrito, “bendito y puesto-aparte es el que participa en la primera resurrección, sobre tal la segunda muerte no tiene poder, pero serán sacerdotes de Dios y del Mashiaj, y reinarán con él por 1.000 años”. Sin embargo, los 1.000 años eventualmente terminarán. Por lo tanto, la tierra de Canaán es una herencia temporal, pero eonica, ya que dura mucho tiempo. Pero no es una herencia “eterna”. Porque esta tierra se desvanecerá cuando se completen los 1.000 años, que también incluirá la tierra de Canaán. Y después de que se completen los 1.000 años, Abraham y sus descendientes heredarán una tierra nueva y más permanente para vivir, en la Nueva Jerusalén, en los nuevos cielos y la nueva tierra. Y la ciudad celestial descenderá a la tierra nueva, y se convertirá en el nuevo hogar para Abraham y sus descendientes. Y es por eso que a los hijos de Israel se les ordenó vivir en tabernáculos antes de entrar a la tierra de Canaán para heredarla. Porque los tabernáculos son hogares temporales. Y de la misma manera, todas las casas construidas durante el reinado de 1.000 años de Yeshua serán temporales, como tabernáculos, antes de que todos entren en la tierra prometida verdadera y permanente, la Nueva Jerusalén. Porque no solo Abraham y sus descendientes entrarán en la Nueva Jerusalén, sino todos los que creyeron y obedecieron, desde Adán hasta el último hombre que murió en esta tierra durante el reinado de 1.000 años de Yeshua. Y todos los muertos que no participaron en la 1ra resurrección, desde Adán, hasta el último hombre que murió en esta tierra en el shabbath milenario de esta tierra, participarán en la 2da resurrección al completarse el shabbath milenario. Y quien tenga su nombre escrito en el libro de la vida entrará en la Nueva Jerusalén. Es por eso que la “gran multitud” del Apocalipsis, qué son las naciones que vivirán bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, sostienen ramas de palmas, celebrando el Banquete de los Tabernáculos, al vivir en hogares temporales en esta tierra durante 1.000 años, antes de entrar la Jerusalén permanente y celestial que descenderá sobre la tierra nueva. Entonces, aunque “heredar el reino de Dios” bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua es exclusivo solo para Abraham, Isaac, Jacob y 144.000 elegidos, heredar la Nueva Jerusalén en los nuevos cielos y la nueva tierra es exclusivo para todos los que creyeron y obedecieron a Dios desde Adán hasta el último hombre que nació en esta tierra, lo cual incluirá a Abraham, Isaac, Jacob, y los 144.000. Por eso la segunda muerte no tendrá poder sobre estos quienes participarán en la 1ra resurrección, porque ya tendrán derecho a la Nueva Jerusalén, después de que se hayan completado los 1.000 años. Y la Nueva Jerusalén es la plenitud del “reino de Dios”. Porque el reino en el cielo es más grande que el reino de Dios que Yeshua establecerá por 1.000 años, aunque de hecho su reino terrenal será grandioso. Mayor que cualquier reino que se haya establecido en esta tierra. Sin embargo, cuando finalicen los 1.000 años, el reino de Dios en esta tierra simplemente se unirá con el reino de los cielos cuando la Nueva Jerusalén descienda a la nueva tierra. Y así, solo quedará un reino sobreviviente de la creación anterior, la Nueva Jerusalén, qué es y será el uno y único “reino del cielo” y “reino de Dios”. El reino que viene del cielo y el reino que viene de Dios. Y es por eso que el reinado de Yeshua nunca termina, simplemente cambia, porque primero reina desde el cielo por 2.000 años, luego reinará en esta tierra por 1.000 años, luego reinará en la tierra nueva, en eones que aún no han sido revelados a nosotros, y son simplemente llamados “eones de los eones”. Como tal, los 144.000 serán un remanente de personas bajo el pacto de Abraham, luego bajo el pacto de Moisés, luego bajo el pacto de Yeshua. Los 144.000 son cada uno elegidos en un largo período de tiempo, desde el nacimiento de los hijos de los 12 patriarcas, hasta el regreso de Yeshua. A medida que ha pasado cada generación, algunos aquí y algunos allí han sido sellados, hasta el regreso de Yeshua. Lo cual es cuando todos los 144.000 habrán sido sellados. Es por eso que las escrituras declaran, “no dañen la tierra o el mar o los árboles hasta que hayamos sellado las frentes de los siervos de nuestro Dios”. Porque la tierra, el mar y los árboles serán dañados al regreso de Yeshua, que es cuando todos los 144.000 habrán sido sellados. El sello es recibir el airesoplo puesto-aparte, que es la unción. Como Pablo declaró, “has sido sellado con el airesoplo puesto-aparte”. El airesoplo puesto-aparte es la confirmación de que un creyente es escogido y es la garantía de que un creyente será salvado al regreso de Yeshua. Sin la unción, un hombre no puede heredar el reino de Dios. Es por eso que Yeshua dijo, “de verdad, de verdad, te digo que, a menos que uno nazca del agua y del airesoplo, no puede entrar en el reino de Dios”. Y aún antes que un rey empiece a reinar, tiene que ser ungido. Y tal tal manera es con todos los hijos del reino de Dios, quienes primero serán ungidos, para luego reinar por 1.000 años. Y los 144.000 también serán una mezcla de israelitas y gentiles. Porque las 12 tribus de Israel han sido dispersadas a las naciones, lo cual ha traído la inclusión de los gentiles en Israel como descendientes de Abraham también. Es por eso que algunas de las epístolas están dirigidas a “las doce tribus en la dispersión” y a “los elegidos exiliados de la dispersión”. E incluso Yeshua dijo, “tengo otras ovejas que no son de este redil, y también debo traerlas, y escucharán mi voz, por que haya un solo rebaño, y un solo pastor”. Esas otras ovejas son las 10 tribus que compusieron la “casa de Israel” que todavía estaban dispersas en las naciones en ese tiempo, ya que nunca regresaron del exilio asirio. Y es por eso que Yeshua también dijo, “fui enviado solo a las ovejas perdidas de la casa de Israel”. Y en otra escritura leemos, “pero siendo sumo sacerdote ese año profetizó que Yeshua moriría por la nación, y no solo por la nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que están esparcidos”. Los hijos de Dios esparcidos fueron las 10 tribus perdidas de la casa de Israel. Y después de la destrucción de Jerusalén por los romanos, ya todas las 12 tribus de Israel fueron dispersadas. Porque hasta ese tiempo, solo 2 tribus permanecieron en Israel, que era Leví, y también Judá. Y la tribu de Judá fue llamada la “casa de Judá”. Y la casa de Judá son los “judíos”. Y esta es la razón porque los gentiles son injertados en Israel, porque aunque no pertenecen a Israel, los que son injertados en el olivo cultivado verdaderamente serán descendientes de Abraham, al igual que los hijos de Israel. Y de tal manera todos estos serán llamados “Israel”, la Israel glorificada, ya que Israel es el olivo cultivado, la nación primogénita de Dios, a quien se le dará autoridad para reinar primero, en esta tierra, antes de que todos los demás pueblos reciban autoridad para reinar también en los cielos nuevos y la tierra nueva, después de haber primero servido a Israel en esta tierra. Y así, solo Israel heredará el “reino de Dios” en esta tierra, que será 144.000 elegidos en Israel. Es por eso que los 144.000 elegidos se cuentan solo entre las 12 tribus de Israel, con 12.000 elegidos en cada tribu. Y todos los creyentes gentiles elegidos terminarán siendo descendientes naturales de Abraham, ya sea sabiéndolo o no. Y debido a todo esto los creyentes gentiles elegidos son de hecho los exiliados de la casa de Israel, y serán reunidos junto con la casa de Judá al regreso de Yeshua. Como está escrito, “alzará una bandera para las naciones y reunirá a los exiliados de Israel, y reunirá a los dispersos de Judá de los cuatro cuartos de la tierra”. Y también, “enviará a los ángeles y reunirá a sus escogidos de los cuatro vientos, desde los confines de la tierra”. Y también, “a Israel le ha acontecido un endurecimiento parcial hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles, y así, todo Israel será salvo, tal como está escrito, el salvador vendrá de Sión, y quitará la impiedad de Jacob”. Y los gentiles creyentes serán contados en una de las tribus de Israel durante el reinado de Yeshua, y se les dará una herencia en la tierra de Canaán. Y ya que tan pocos son escogidos en Israel, es por eso que está escrito, “aunque el número de los hijos de Israel sea como la arena del mar, solo será salvado un remanente de ellos”. Como tal, todos los creyentes, judíos y gentiles, son llamados “primeros frutos”. Como está escrito, “para que seamos una especie de primeros frutos de todo lo que él creó”. Así como los 144.000 son llamados “primeros frutos para Dios y el cordero”. Porque todos los que creen y obedecen, judíos y gentiles, participarán en la 1ra resurrección en la segunda venida de Yeshua, y se convertirán en los primeros frutos en recibir nuevos cuerpos inmortales que el resto de los muertos. Así como Yeshua, quien también fue llamado “primeros frutos”, fue el primero en recibir el nuevo cuerpo inmortal que cualquiera de los muertos. Y esa es una razón porque la unción fue dada a los discípulos en el Pentecostés de la Toráh, 50 días después de la resurrección de Yeshua, porque es cuando los primeros frutos del trigo fue ofrecido. Mientras que Yeshua fue resucitado cuando los primeros frutos de la cebada fue ofrecido. Y aquellos que participan en la 1ra resurrección en la segunda venida de Yeshua se convertirán en uno de los 144.000 que aparecerán repentinamente. Es por eso que está escrito, “¿Quién ha oído cosa semejante? ¿Quién ha visto tales cosas? ¿Estará en dolores de parto la tierra en un día y dará a luz a una nación en un momento? Pues Sion apenas estuvo en dolores de parto y dio a luz a sus hijos”. Porque el pueblo de Sion, que son los 144.000, aparecerá repentinamente en la 1ra resurrección. Y así, una nación nacerá en un instante. Todos los creyentes, judíos y gentiles, también son llamados “comprados”. Como está escrito, “la asamblea de Dios, que compró con su propia sangre”. Y “fuiste comprado a un precio”. Así como los 144.000 “habían sido comprados de la tierra”. Porque el precio para comprar 144.000 que eran esclavos del pecado para convertirse en co-reinantes con Yeshua era su propia sangre. Un costo muy alto, porque le costó su propia vida. Y todos los creyentes, judíos y gentiles, que participan en la 1ra resurrección también “no se casarán ni serán dados en matrimonio”, según las palabras de Yeshua. Por lo tanto, serán vírgenes. Así como los 144.000 “no se contaminaron con mujeres, porque permanecieron vírgenes”. Y todos los creyentes, judíos y gentiles, que participan en la 1ra resurrección también serán perfectos, sin pecado. Así como los 144.000 “no tienen mentira en su boca” y son “sin mancha”. Y todos los creyentes, judíos y gentiles, que participan en la 1ra resurrección “siempre estarán con el Ami”. Así como los 144.000 “siguen al cordero donde quiera que vaya”. El cordero es Yeshua. Y debido a todo esto, es bastante obvio quiénes serán los 144.000. 1 Tesalonicenses 4:16-17, Mateo 24:30-31, Isaías 27:12-13, Isaías 11:12, Romanos 2:29, Romanos 11:24-26, Hechos 1: 6, Apocalipsis 7:4, Efesios 1:13, Efesios 4:30, Apocalipsis 14:3, 1 Corintios 6:20, Hechos 20:28, Apocalipsis 14:4, Mateo 22:30, Apocalipsis 7:4, Romanos 2:29, Romanos 11:24-26, Gálatas 4:29, Juan 3:5, Gálatas 4:28, Isaías 51:1-2, Gálatas 4:24-25, Números 1:18, Esdras 2:59, Génesis 16:15, Génesis 15:4 , Santiago 1:1, 1 Pedro 1:1, Juan 7:35, Juan 11: 51-52, Juan 10:16, Salmo 147:2, Isaías 11:12, Sofonías 3:10, Isaías 63:16, Apocalipsis 7:5-8, Romanos 11:5, Mateo 22:14.

Las 70 semanas de Daniel fueron cumplidas por completo, porque era una profecía de 70 semanas “consecutivas”, que fueron 490 años literales. Ya que cada día profético de Daniel es un año literal. Lo cual es una línea de tiempo que comenzó con el decreto emitido por Artajerjes para restaurar Jerusalén y su muralla, como la profecía declaró, “se volverá a reconstruir las calles y la muralla”. Es por eso que no fue el decreto de Ciro que comenzó la línea de tiempo, ya que su decreto era solo para la reconstrucción del templo. Artajerjes emitió su decreto alrededor de 458 AC, que fue alrededor de 3517 YB. Las 69 semanas desde el decreto hasta la primera venida de Yeshua fueron divididos en dos períodos de tiempo, 7 semanas, que fueron 49 años, y 62 semanas, que fueron 434 años. Como declaró la profecía, “para construir Jerusalén hasta la venida del Mashiaj, el principe, habrá 7 semanas y 62 semanas”. Los primeros 49 años fueron el tiempo de la reconstrucción de Jerusalén y su muralla, y luego, después de otros 434 años, aparecería el Mashiaj, que es Yeshua. “Mashiaj” significa “ungido”. Y “HaMashiaj” significa “el ungido”. Y como sucedió históricamente, al final de la semana 69, que fue al final de 483 años después del decreto de Artajerjes, Yeshua fue ungido, con el airesoplo puesto-aparte, en 26 DC, que fue en 4000 YB. Como declaró la profecía, “para ungir al puesto-aparte de los puestos-apartes”. El “puesto-aparte de los puestos-apartes” es Yeshua, porque él es el primogénito de toda la creación. Luego, después de la semana 69, Yeshua fue matado 3 años y 1/2 más tarde en la mitad de la semana 70 de Daniel. Como declaró la profecía, “luego, después de las 62 semanas, el Mashiaj será cortado y no tendrá nada”. Y fue en la mitad de la semana 70 de Daniel, que Yeshua estableció su nuevo pacto con muchos, con su muerte. Como está escrito, “hará un pacto firme con los muchos durante 1 semana”, y “esta es mi sangre del pacto”. Y al convertirse en un sacrificio por el pecado de una vez y por todas, y también al reemplazar el sacerdocio levítico con su propio sacerdocio según el orden de Melquisedec, puso fin a los sacrificios y ofrendas, exactamente como la profecía en Daniel dijo que sucedería, “en medio de la semana pondrá fin al sacrificio y la ofrenda”. Y al hacer esto, no solo expió por el pecado, como dijo Daniel que sucedería, “para expiar la falta de Toráh”, sino que también puso fin al pecado y la transgresión al derramar su propia sangre. Como Daniel declaró que sucedería, “para poner fin a la transgresión, y para terminar con el pecado”. Porque la sangre de los animales del antiguo pacto de Moisés nunca podría hacer que un hombre dejara de pecar. Como está escrito, “porque es imposible que la sangre de toros y de cabras machos quite los pecados”. Mientras que la sangre de Yeshua bajo su nuevo pacto hace que un hombre deje de pecar, porque su sangre es superior a la sangre de los animales. Como está escrito, “por que si la sangre de cabras y toros, y las cenizas de la vaca que se quemaba en el altar, las cuales son rociadas sobre los que estaban inmundos, los ponían aparte y hacían limpio su carne, cuanto más la sangre del Mashiaj, que por medio del airesoplo eónico se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha, nos puede limpiar nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que podamos servir al Dios viviente”. Y “pero ahora, una sola vez en la consumación de los eones, se ha manifestado para destruir el pecado por el sacrificio de sí mismo”. Y la manera que causa que un hombre deje de pecar es primero con el hombre obedeciendo todos los mandamientos de la Toráh, y luego también creyendo en Yeshua. La obediencia y creencia ambos son requeridos. Y luego Yeshua envía su airesoplo puesto-aparte para entrar dentro del creyente, para luego cortar el prepucio del corazón, que es el pecado a la que todos están esclavizados desde la concepción. Porque el pecado en el hombre interior es lo que empuja los malos pensamientos a la mente para hacer el mal, contrario a la Toráh de Dios. Y una vez que esto es eliminado, un hombre se hace “muerto al pecado”, y es causado a nunca volver a pecar. Entonces, el final del pecado y el final de la transgresión solo llega a aquellos que obedecen la Toráh de Dios y creen en Yeshua y verdaderamente reciben el airesoplo puesto-aparte. Como está escrito, “cualquiera que es nacido de Dios no peca”. Y “has sido liberado del pecado”. Y “pondré dentro de ustedes mi airesoplo y causaré que anden en mis estatutos, y que cumplan cuidadosamente mis juicios”. Y “porque por una ofrenda él ha hecho perfectos continuamente a los que son puestos apartes”. Y “para que el requisito de la Toráh se cumpliera en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al airesoplo”. El fin del pecado viene en fases en la tierra, primero para los pocos que creen antes de la segunda venida de Yeshua, luego a la mayoría del mundo bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua, luego el final completo del pecado al completar los 7.000 años designados para esta tierra. Y esta fue la “justicia eonica” que Daniel también mencionó que sería traída en el contexto de las 70 semanas, “para traer la justicia eonica”. Como está escrito, “pues nosotros, a través del airesoplo, esperamos por la creencia la esperanza de la justicia”. Y también, “pero ahora, aparte de la Toráh, la justicia de Dios ha sido manifestada, atestiguada por la Toráh y los profetas”. Y luego, en los últimos 3 años y 1/2 de la semana 70 de Daniel, el evangelio fue predicado primero en Jerusalén. Como está escrito, “y que en su nombre se predicara el arrepentimiento para el perdón de los pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén”. Y también, “no vayas por el camino de los gentiles, y no entres en ninguna ciudad de los samaritanos “. Ya que el contexto original de las 70 semanas fue “para tu pueblo y tu puesta-aparte ciudad”. La ciudad puesta-aparte es Jerusalén. Después de que se completaron las 70 semanas, en el año 33 DC, que fue en 4007 YB, el evangelio fue predicado a los gentiles. Como tal, muchos creyentes tontamente piensan que la línea de tiempo de 70 semanas no es consecutiva, con la última semana flotando y cumpliéndose en el futuro. Creen esta mentira porque no entienden que el fin del pecado y la transgresión fue traído a aquellos que creen en Yeshua y reciben el airesoplo puesto-aparte. Y en lugar de dejar de pecar, y entrar en completa obediencia a los mandamientos de la Toráh, descartan toda la Toráh, que es falta de Toráh, porque han sido engañados. Y al descartar la Toráh, también quedan ciegos del conocimiento y entendimiento de cuándo tienen que ocurrir los eventos de la segunda venida de Yeshua. Porque es el calendario de la Toráh y sus tiempos designados nos dicen cuándo tienen que ocurrir los eventos de la segunda venida de Yeshua, tal como los tiempos designados de la primavera de la Toráh nos dijeron cuándo tuvieron que suceder los eventos de su primera venida. Sin embargo, creen falsamente que la muerte de Yeshua fue para que ellos ya no tuvieran que obedecer la Toráh, entonces descartan la Toráh y viven sin la Toráh. Lo cual es peor que la incredulidad en Yeshua. Ya que un asesino que cree en Yeshua es peor que un hombre que no asesina que simplemente no cree en él. Y también creen que él murió para continuar perdonándolos por todos los pecados futuros que todavía tienen la intención de cometer. Sin embargo, ignoran las palabras de Yeshua, “no vine a abolir la Toráh”. Y también ignoran las palabras de Pablo, “porque si seguimos pecando deliberadamente después de recibir el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”. Dios quiere obediencia a los mandamientos escritos en su Toráh, de una vez y por todas. Es por eso que Yeshua dijo, “sé perfecto” y “no peques más”. La Toráh es lo que define el pecado, a través de sus mandamientos, por eso Pablo dijo, “la Toráh es el conocimiento del pecado”. Y creen falsamente que la última semana de Daniel será un tiempo de “gran tribulación de 7 años” en el futuro antes de la segunda venida de Yeshua. Sin embargo, no conocen del plan de Dios de 7.000 años. Y son ignorantes del año actual desde la creación. Y no saben que Yeshua regresará en el año 6.000 desde la creación para comenzar el shabbath milenario. Y tampoco saben que la “gran tribulación” está marcada por dos períodos de tiempo distintos, los últimos 3 años y 1/2 hasta el año 6.000 desde la creación, y también el año final hasta el año 6000 YB. En los últimos 3 años y 1/2 es cuando los dos testigos del Apocalipsis profetizarán. Cerrarán los cielos para que no llueva, que por lo tanto causará una sequía global, lo cual causará una hambruna que gradualmente empeorará día a día hasta el último año. Y también azotarán al mundo con plagas. Son la última advertencia al mundo. Profetizarán desde dos ciudades diferentes en el mundo, lo cual muchos no lo esperan. Entonces muchos no los reconocerán. Y luego eventualmente morirán en Jerusalén al final de su tiempo designado para profetizar. Y luego, en el último año hasta el año 6.000 desde la creación, es cuando la Ciudad del Vaticano será destruida por las 10 naciones que otorgarán su autoridad a los Estados Unidos de Europa recién formados. Su destrucción hará que todas los dineros fiduciarios entren en hiperinflación a nivel mundial, que por lo tanto, según el Apocalipsis, hará que los comerciantes de la tierra entren en llanto debido a su destrucción, porque “ya nadie compra su mercancía”. Lo cual significa colapso financiero global. Nadie podrá comprar y vender. Y el mundo estará en una hambruna aún mayor debido al colapso financiero, aparte de la sequía global. Y luego, alrededor de 6 meses después, en Tishri 15, después del descenso de Yeshua, él azotará al mundo con las 7 plagas del Apocalipsis, durante 7 días. Esta es la verdadera “gran tribulación”. Porque “tribulación” significa aflicción. Y los últimos 3 años y 1/2 conducen a la aflicción de las 7 plagas, y luego el juicio final y la condena final del mundo sobre un lago de lava, todo en el mismo año final. Es por eso que el llanto, la hambruna, las plagas y la muerte serán rendidas a la prostituta de Babilonia en 1 día profético, que es 1 año literal, que es el año final del año 6000 YB. Y ese día profético comienza con la formación de los Estados Unidos de Europa, la 8va y última cabeza de la primera bestia del Apocalipsis. Lo cual es el reino final que aparecerá en la tierra. Que es el imperio romano de nuevo. Y la segunda venida de Yeshua será alrededor de 6 meses después de la destrucción de la Ciudad del Vaticano, 17 y 1/2 días antes del año 6000 YB en Tishri 10. Porque Yeshua desciende sobre la tierra en Elul 22, que es 1/2 hora profética, que son 7 y 1/2 días literales, antes de las 7 trompetas del Apocalipsis que se sonarán en Tishri 1, durante 7 días, hasta Tishri 7. Y también creen falsamente que en algún momento de esos últimos 7 años, antes de la segunda venida de Yeshua, que todos los creyentes desaparecerán y dejarán sus ropas atrás. Sin embargo, no saben que según los tiempos designados de la Toráh del otoño, el pueblo de Dios será recolectado 17 y 1/2 días después del descenso de Yeshua, en el Día de la Expiación, en Tishri 10, en el sonido del gran shofar. Que será 6000 YB. Lo cual será el comienzo del año de Yovel. Lo cual será el comienzo del shabbath milenario. Este es el verdadero “rapto”. Y creen falsamente que en esos últimos 7 años el anticristo aparecerá y establecerá un gobierno mundial. Y que en esos últimos 7 años, todos serán obligados a recibir un microchip, que es la marca de la bestia, según ellos. Y que en esos últimos 7 años el anticristo establecerá un pacto de paz con Israel. No saben nada y no entienden nada. Están completamente engañados y ciegos. Porque el anticristo ya ha venido, que fueron los papas romanos. Porque “anticristo” significa “falso ungido” en griego, que es lo que ellos son, falsos ungidos. De lo cual Yeshua nos advirtió, “muchos vendrán en mi nombre diciendo, soy ungido, y engañarán a muchos”. Y son el “hombre sin Toráh”, porque han engañado al mundo entero a no obedecer la Toráh. Y Daniel nos dijo que el “cuerno pequeño” vendría en el contexto del 4to reino, que era Roma. Y que perseguiría al pueblo de Dios, lo cual los papas romanos lo hicieron, a través de inquisiciones y masacres cometidas por ellos, por “tiempo, tiempos y medio tiempo”, que son 42 meses proféticos, que son 1.260 años. Por lo tanto, la verdadera silla del anticristo es una sucesión de hombres con la máxima autoridad en Roma, que fueron primero emperadores romanos, luego papas romanos. Y la marca de la bestia ya está aquí, que es el dinero de papel y dinero fiduciario, lo cual rompe el mandamiento de la Toráh, “no tendrás pesos falsos”. Porque el oro es dinero verdadero según la Toráh. Y el gobierno mundial ya está aquí, ya que la Ciudad del Vaticano reina sobre todas las naciones, a través del dinero y los bancos centrales. Por eso es llamada una “prostituta” que tiene “sexo con los reyes de la tierra”. Ya que el “sexo” simboliza una unión, que en el contexto de la Ciudad del Vaticano y los reyes de la tierra esta unión se realiza a través de los bancos centrales. Ya que todos los bancos centrales de la tierra se rastrean a un solo banco, el Banco del Vaticano, en la Ciudad del Vaticano, en Roma. Y al igual que una prostituta, la Ciudad del Vaticano recauda dinero a través de sus bancos centrales, el dinero del oro. Y sus bancos centrales emiten dinero de papel y dinero fiduciario a todo el mundo para comprar y vender. Lo cual es la marca de la bestia del Apocalipsis. Y es por eso que la “prostituta” está montada sobre la 1ra bestia del Apocalipsis en una visión posterior en el libro del Apocalipsis, porque ella es la que “reina sobre los reyes de la tierra” a través del dinero y sus bancos centrales. Y las 7 cabezas en las que está sentada también simbolizan 7 montañas, qué son las 7 montañas de Roma, que es donde está la Ciudad del Vaticano. Y esta es también la razón por qué, según el libro de Daniel, el 4to reino, que es Roma, termina “devorando toda la tierra” al llegar la segunda venida de Yeshua. Lo cual la Ciudad del Vaticano, en Roma, ha hecho a través del dinero y sus bancos centrales. Es un sistema financiero que ha devorado toda la tierra. Clandestinamente. Lo cual muy pocos entienden, debido al engaño. Y en Tishri 10 en 2020 AD en 5994 YB, solo quedan 6 años para el regreso de Yeshua en 2026 AD en 6000 YB. Y es por eso que la mayoría de los creyentes no saben nada y no entienden nada, porque la verdad de lo que es y lo que será pronto es completamente contrario a las tontas fantasías que creen. Lo que verdaderamente sucederá en los años previos a la segunda venida de Yeshua no será lo que esperan, y estarán en completo horror, conmoción, llanto y confusión. Porque estaban equivocados en todo, a su propia agonía y destrucción. Son como la parábola de las vírgenes tontas. Daniel 9:27, Matthew 24:15-20, Luke 21:20-24, Luke 21:5-6, Daniel 9:24-26.

Bajo el nuevo pacto de Yeshua se nos permite comer de todos los animales, limpios e inmundos. Ya sea cordero o cerdo. Ya sea salmón o langosta. Como está escrito, “y requieren la abstinencia de los alimentos que Dios creó para ser recibidos con acción de gracias por aquellos que creen y conocen la verdad. Porque toda criatura de Dios es buena, y nada debe ser rechazado si se recibe con acción de gracias”. Y también, “el que come, come en honor al Amo, ya que da gracias a Dios, mientras que el que se abstiene, se abstiene en honor al Amo y da gracias a Dios”. Y también, “por lo tanto, que nadie juzgue sobre cuestiones de comida, bebida, banquete, luna nueva o shabbaths, ya que estas son una sombra de lo que estaba por venir, la realidad, sin embargo, se encuentra en el Mashíaj”. Estos mandamientos están bajo las “prefiguraciones de la Toráh” que no son requeridos guardar bajo el nuevo pacto. Los animales declarados “inmundos” representan a los pecadores, de diferentes maneras en los comportamientos y cualidades de cada animal inmundo. Es por eso que la Epístola de Bernabé relaciona los comportamientos de diferentes animales inmundos con los comportamientos de diferentes tipos de pecadores. Por ejemplo, un perro vomita y lame su propio vómito. Y así, de la misma manera, una persona que cree y se arrepiente, pero luego regresa a su pecado, es como un perro lamiendo su propio vómito. Una serpiente muerde con su boca y envenena a su víctima hasta la muerte. Y lo mismo ocurre con quienes enseñan falsas enseñanzas con sus labios, lo cual resulta en la muerte final de aquellos que los escuchan. Una hiena hembra tiene un clítoris que se asemeja a un pene largo, por lo tanto se ven como machos. Y lo mismo ocurre con los travestis y las personas transgénero que intentan convertirse en el otro género. Un cangrejo mata a sus crías comiéndolas. Y lo mismo ocurre con quienes cometen abortos y matan a sus bebés no nacidos. Un cerdo traga su comida rápidamente y no mastica. Y lo mismo ocurre con aquellos que no meditan en la palabra de Dios día y noche, se quedan inmundos. Mientras que un cordero es limpio, y no come otros animales, sino que come pasto, y mastica y sigue a un pastor, y tiene las pezuñas divididas en dos. Lo cual simboliza a los justos, que no causan la muerte final a los demás y lentamente mastican la palabra de Dios al meditar en ella día y noche, y siguen a Yeshua, nuestro gran y buen pastor, y están en pie en esta tierra y estarán en pie en la próxima tierra. Todas estas son prefiguraciones de la Toráh, en las que se pueden extraer pequeñas perlas de sabiduría de cada animal limpio o inmundo. Hay un número incontable de diferentes animales en los mares, en la tierra y en el aire, entonces hay una sabiduría muy profunda en estos mandamientos relacionados con animales limpios e inmundos. La Toráh prohibió tocar los cuerpos muertos de estos animales o comer su carne. En resumen, bajo el nuevo pacto, estas prefiguraciones de la Toráh pueden ser cumplidas y resumidas al no tener amistades con el mundo ni al estar en yugo desigual con los incrédulos, ya que los animales inmundos los simbolizan a ellos. Y “comer su carne” simboliza una unión con ellos, porque la comida se convierte en uno con el cuerpo. Y “tocar sus cuerpos muertos” simbolizaría participar en cualquier mal que hagan. Por ejemplo, si los incrédulos invitan a un creyente a sentarse a su mesa para comer carne que todavía tiene su sangre, ahora el creyente se ha hecho inmundo, a causa de ellos. Como tal, antes de Moisés, cuando a la humanidad se le dio permiso para comer animales, Dios dijo, “todo lo que se mueva será comida para ti”. Entonces, originalmente a la humanidad se le permitió comer animales limpios e inmundos, hasta Moisés, quien prohibió comer animales inmundos. Luego, bajo Yeshua, se volvió a permitir comer los animales inmundos. Y bajo su reinado de 1.000 años, se volverá a prohibir comer animales inmundos nuevamente, ya que más será requerido de esas generaciones. Génesis 9:3, 1 Timoteo 4:3, 2 Corintios 6:14-17, Salmo 140:1-3, 2 Pedro 2:21-22, Levítico 11:20-23, Deuteronomio 14:11-18, Deuteronomio 14:9, Deuteronomio 14:6-8.

La Toráh ordena “no comerás sangre” y “no comerás la carne con su sangre”. Por lo tanto, beber sangre o comer carne que no ha sido drenada totalmente de su sangre es un pecado. Esta orden fue dada a la humanidad antes de Moisés, cuando Dios permitió que la humanidad comiera animales, después del diluvio de Noé. Porque antes del diluvio de Noé la humanidad fue prohibido comer animales. Porque solo las frutas y verduras fueron dadas a la humanidad para comer. Sin embargo, cuando Dios le dio permiso a la humanidad para comer animales para nuestro disfrute, después del diluvio, le dio a la humanidad una condición, extraer toda la sangre de la carne. Porque según la Toráh, “el alma está en la sangre”. Extraer la sangre de la carne es un respeto por la vida. Es por eso que Dios ordenó esto, y la transgresión de este mandamiento eonico es castigado con la muerte. Los apóstoles repitieron este mismo mandamiento, “que te abstengas de lo que se ha sacrificado a los ídolos, y de la sangre, y de lo que ha sido estrangulado”. Porque un animal que ha sido estrangulado no ha sido drenado adecuadamente de toda su sangre. Este mandamiento de la Toráh todavía es vinculante hoy y siempre lo será durante los 7.000 años designados para esta tierra. Para drenar adecuadamente la sangre de un animal, el animal tiene que ser colgado boca abajo, y el animal tiene que ser decapitado o ser cortado con un cuchillo afilado en la garganta. Luego se tiene que permitir que la sangre salga de la garganta. Luego, después de cortar la carne, la carne tiene que ser lavado con agua. Luego, la carne tiene que ser sumergido y dejado en agua durante al menos 1/2 hora, pero no más de 24 horas. Luego, hay que cubrir la carne enteramente con sal, arriba y abajo, y dejar que la carne repose y se drene en una superficie inclinada o perforada durante al menos una hora. Luego, la carne tiene que ser lavado para eliminar todo el exceso de sal. Luego se tiene que cortar cualquier coágulo de sangre visible. Luego agregue la sal y sazón deseada a la carne. Y luego la carne estará lista para ser cocinada bien y luego consumido. Este proceso se llama “kasherizar” la carne, para cumplir con la mitzvah que prohíbe el consumo de sangre. Bajo el nuevo pacto de Yeshua, la carne de cualquier animal puede ser kasherizada quitando toda su sangre, ya que los judíos que no creen en Yeshua solo consideran animales limpios kasherizables. Si te sirven carne para comer, y no hay sangre visible, entonces come, sin hacer preguntas de conciencia. Si vas a un restaurante, pide que le quiten la sangre, y si no hay sangre visible cuando te lo sirven, entonces come. Las transfusiones de sangre también son una transgresión de este mandamiento eonico, ya que aunque la sangre no se ingiere por la boca para ingresar al cuerpo, es inyectada en el cuerpo. Y aunque las transfusiones de sangre si “salvan vidas” en la actualidad, eventualmente resultará en la muerte en el juicio final, debido a la desobediencia. Algunas veces Dios usa situaciones de vida o muerte para probar la obediencia de los habitantes de la tierra, tal como probó a Sadrac, Mesac y Abednego en Babilonia. Se negaron a adorar la estatua en Babilonia que a todos se les ordenó hacer, aún sabiendo que la desobediencia a la orden dada resultaría en ser arrojados al horno. Y debido a su obediencia, Dios los salvó. Sin embargo, si hubieran desobedecido el mandamiento de Dios de no adorar a otros ídolos, aunque se hubieran salvado del horno, eventualmente la muerte final en el juicio final los habría alcanzado, debido a la desobediencia al mayor mandamiento de Dios, “no adorarás ídolos”. Levítico 7:26, Levítico 17:10, Deuteronomio 12:16, Deuteronomio 15:23, Levítico 19:26, 1 Samuel 14:33, 1 Samuel 14:34, Hechos 15:20, Hechos 15:29, Génesis 9:3, Génesis 9:4, Deuteronomio 12:23, Levítico 17:14, Lucas 22:20, Isaías 53:12, Levítico 17:11, Levítico 18:19, Levítico 15:19, Levítico 20:18.

La Toráh ordena, “no cocinarás una cabra joven en la leche de su madre”. La leche fue hecha para nutrir la carne, por eso los bebés toman leche. Por lo tanto, cocinar carne en leche es ir en contra del propósito y la naturaleza del por qué Dios creó la leche. Por lo tanto, se prohíbe comer comidas como “biscuits y gravy”, que es un plato típico de desayuno en los EUA. Porque la carne del cerdo se cocina en la leche. Sin embargo, la carne y productos lácteos pueden ser servidos juntos después de haber sido cocinados independientemente uno del otro. Es por eso que Abraham sirvió a los ángeles leche y un becerro juntos, porque esto está permitido, “tomó también cuajada y leche y el becerro que había preparado, y lo puso delante de ellos”. Entonces, se permite una hamburguesa con queso. Y de todos modos la carne y el queso terminan juntos después del consumo, que es dentro del estómago. Éxodo 23:19, Génesis 18:8.

La Toráh ordena, “harás franjas en las esquinas de tus prendas, con un hilo azul en cada franja” y “te harás franjas en las cuatro esquinas de la prenda con la que te cubras”. Esas franjas se llaman “tzitzit”. Se nos ordena poner tzitzit en una prenda de cuatro esquinas. Entonces 4 tzitzit en cada esquina. Y cada tzitzit tiene que tener un hilo azul. Y esa prenda de cuatro esquinas, que sería un cuadrado o un rectángulo, se llama “talít”. Todos los creyentes, hombres y mujeres, tienen que usar esta prenda, diariamente o tan a menudo como sea posible. Fue la intención que el talít fuera puesta sobre todas las demás prendas, como una prenda exterior. Ya que el propósito de este mandamiento es para visualmente poner aparte el pueblo de Dios de todos los demás pueblos ordinarios de la tierra, y para recordar a todos los que ven el tzitzit que obedezcan los mandamientos de Dios. Un verdadero hombre o mujer de Dios que obedezca la Toráh se pondrá un talít con tzitzit. Números 15:38-40, Deuteronomio 22:12.

La Toráh ordena “no te vestirás con el shaatnez de lana y lino unidos”. “Shaatnez” significa una “mezcla”. La Toráh prohibió esta mezcla porque es una mezcla puesta-aparte, lana y lino unidos, reservados solo para los sacerdotes. Así como los ingredientes del incienso del tabernáculo eran una mezcla puesta-aparte, reservada solo para el tabernáculo. Como está escrito, “y el incienso que harás según su composición, no lo harás para ti mismo. Será puesto-aparte a Yehovah. Quien haga algo similar para usarlo como perfume será cortado de su pueblo”. Es por eso que Flavio Josefo, que era un sacerdote judío, explicó que la lana y el lino eran una mezcla puesta-aparte reservada solo para los sacerdotes, “que ninguno de ustedes use una prenda hecha de lana y lino, porque esto está designado ​​solo para los sacerdotes”. Porque aunque los sacerdotes usaban lino, el hilo “tekeleth” que se usaba para adornar sus prendas de lino estaban hechos de lana. “Tekeleth” tenía un color azul celeste. El lino era difícil de teñir en la antigüedad, por eso permaneció blanco, mientras que los hilos de lana fueron teñidos en diferentes colores, porque la lana fue más fácil de teñir. Así que el tabernáculo estaba hecho de lino blanco bordado con diseños hechos de tekeleth de lana y otros colores de lana. Como está escrito, “harás el tabernáculo con diez cortinas de lino blanco torcido con hilos de azul, púrpura y escarlata. Las harás con querubines, obra de hábil artífice”. Y también las prendas de los sacerdotes eran lino blanco bordado con diseños de tekeleth de lana y otros colores de lana. Como está escrito, “harán vestiduras puestas-apartes para tu hermano Aarón y para sus hijos, a fin de que me sirvan como sacerdotes. Y tomarán para ello hilos de oro, azul, púrpura y escarlata, y el lino blanco”. El shaatnez de lana y lino solo se permitía para estos textiles específicos de la Toráh, para el tabernáculo y las vestimentas de los sacerdotes. Esta mezcla no se puede usar en ningún otro textil ordinario, en ese entonces, y hoy en día tampoco bajo el nuevo pacto de Yeshua. Ya que esta mezcla todavía es puesta-aparte, así como la composición del incienso todavía es puesta-aparte. Sin embargo, el shaatnez de lana y lino fue permitido en otro lugar, el tzitzit. Porque el hilo azul del tzitzit fue tekeleth de lana, unido a una prenda blanca de lino, y tzitzit de lino blanco. Como está escrito, “harás franjas en las esquinas de tus prendas, con un hilo azul en cada franja”. Y como declararon los antiguos rabinos en el Talmud, “estos versículos enseñan que a pesar de la prohibición de usar diversos tipos de lana y lino, fue permitido preparar franjas rituales de diversos tipos, hilos de lana teñidos de azul celeste en prendas de lino. Esto muestra que la mitzvah positiva de las franjas rituales es una excepción a la prohibición de diversos tipos”. Y como también escribió un académico bíblico judío llamado Dr. Jacob Milgrom, “los tzitzit son una excepción al mandamiento general de la Toráh contra el uso de prendas de semillas mezcladas. La semejanza con el turbante del sumo sacerdote y otras vestimentas sacerdotales no puede ser accidental. Es un intento consciente de animar a todo Israel a aspirar a un grado de santidad comparable al de los sacerdotes”. “Santidad” no es la palabra correcta en español, es “apartamiento”. Así que toda la nación de Israel también usaba la mezcla puesta-aparte de los sacerdotes, en su tzitziyot. “Tzitziyot” es la palabra plural de tzitzit. Lo cual se relaciona con las palabras de Dios, “serás para mí un reino de sacerdotes y una nación puesta-aparte”. Porque toda la nación de Israel también fue puesta-aparte, así como los sacerdotes fueron puestos-apartes. Por lo tanto, un verdadero talit según la Toráh tiene que estar hecho de lino blanco, con franjas de lino blanco y un hilo de lana azul para cada franja. El hilo de lana azul es lo que tiene que destacarse entre todo el lino blanco, ya que el azul celeste representa los mandamientos de Dios que vinieron de arriba. Y esto es semejante a las vestiduras de los sacerdotes, lino blanco con lana tekeleth. Porque eso es lo que también somos llamados a ser, sacerdotes. Como está escrito, “pero usted es una raza elegida, un sacerdocio real, una nación puesta-aparte, un pueblo para su propia posesión”. Y también seremos sacerdotes bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua. Como está escrito, “serán sacerdotes de Dios y del Mashiaj, y reinarán con él por 1.000 años”. Sin embargo, las vestimentas del nuevo sacerdocio bajo el reinado de 1.000 años de Yeshua solo serán de lino. Porque no solo los sacrificios y las ofrendas de la Toráh cambiarán en ese tiempo, sino también las vestimentas de los sacerdotes en ese tiempo. Como está escrito, “cuando entren a las puertas del atrio interior, se vestirán de ropas de lino. No se pondrán nada de lana encima, mientras ministran a las puertas del atrio interior y adentro. Tendrán turbantes de lino en la cabeza, y ropa interior de lino alrededor de sus cinturas. No se atarán con nada que cause sudor”. Éxodo 19:6, Éxodo 28:4-5, Éxodo 26:31, Éxodo 26:36, Éxodo 26:1, Levítico 19:19, Deuteronomio 22:11, Apocalipsis 20:6, 1 Pedro 2:9.

La Toráh ordena que coloquemos las palabras de Dios en los postes de nuestras puertas y nuestros portones. Como está escrito, “y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón, y las escribirás en los postes de tu casa y en tus portones”. Estos se llaman “mezuzáh” en hebreo. “Mezuzot” es la palabra plural en hebreo. La intención de esto es para visualmente poner aparte una casa para aquellos que están fuera de la casa, que alguien que obedece los mandamientos de la Toráh vive en esa casa. Deuteronomio 6:6-9, Deuteronomio 11:18-20.

La Toráh ordena que atemos las palabras de Dios en nuestras frentes y manos, tanto hombres como mujeres. Como está escrito, “y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón, y las atarás como una señal a tu mano, y serán por filacterias entre tus ojos”. Estos se llaman “tefilín” en hebreo. También son llamadas “filacterias”. Estos fueron mencionados por Yeshua, cuando criticó a los fariseos por usar filacterias anchas y tzitzit largos para buscar la alabanza de los hombres en lugar de buscar la alabanza de Dios. Como está escrito, “antes, todas sus obras hacen para ser mirados de los hombres, por que ensanchan sus filacterias, y extienden las franjas”. Estos se usan cuando una persona ora o profetiza, con la mayor frecuencia posible. La intención de esto es para visualmente poner aparte a una persona de Dios, que él o ella obedece los mandamientos de la Toráh. Deuteronomio 6: 6-8, Deuteronomio 11:18, Éxodo 13:16, Éxodo 13:9.

La Toráh ordena que los hombres crezcan sus barbas y no destruyan los bordes de sus barba. Como está escrito, “no dañarás los bordes de tu barba”. Es por eso que hombres como David, Aarón y el Mashíaj tenían barbas, para cumplir con el mandamiento de la Toráh con respecto a la barba. Por eso, en la antigüedad, afeitarle o arrancarle la barba a otro hombre era una forma de insultarlo y avergonzarlo. Porque así como el cabello largo es la gloria de la mujer, la barba es la gloria del hombre. Y afeitarle la barba a un hombre es como afeitarle la melena a un león, lo cual trae vergüenza al león. Y la Toráh también ordena que los hombres no “redondeen los bordes de la cabeza” al afeitar alrededor de los lados de la cabeza, o al afeitar los bordes del cabello de la cabeza, o al afeitar cualquier parte de la cabeza para causar calvicie, o al afeitar toda la cabeza para causar calvicie por toda la cabeza. Como está escrito, “no redondearás los bordes de tu cabeza”. Y también, “no causarán calvicie sobre la cabeza”. Un hombre, sin embargo, puede recortarse la barba y el pelo de la cabeza, pero tiene que tener longitud suficiente para no ser considerado “calvo”. Si a un hombre no le crecer la barba o es naturalmente calvo, entonces no está en pecado, porque no está deliberadamente trayendo calvicie a su rostro y cabeza. La Toráh si da una excepción cuando un hombre tiene que afeitarse todo el cabello de la cabeza, la barba y las cejas, y es cuando es purificado de la lepra. Levítico 19:2-27, Levítico 21:1-5, Salmo 133:2, 2 Samuel 20:9, 1 Samuel 21:12-13, 2 Samuel 10:4-5, Isaías 50:6, Mateo 27:30 , Lucas 22:63, Levítico 19:2-27, Levítico 21:1-5, 2 Samuel 14:25-26, 2 Samuel 16:20-22, 2 Samuel 15:31, 2 Samuel 17:14, Ezequiel 44:20, 1 Corintios 11:14, Levítico 14:2-9, Génesis 41:14.

Para heredar el reino de Dios, todos tenemos que sufrir, por la obra de la justicia. Como está escrito, “porque a ustedes se les ha concedido por el Mashiaj, no sólo creer en él, sino también sufrir por él”. Y también, “si somos hijos, somos herederos, herederos de Dios y coherederos con el Mashiah, pues si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria”. Y también, “es necesario entrar en el reino de Dios con mucho sufrimiento”. Y también, “en verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en el Mashiaj Yeshua, serán perseguidos”. Y también, “más bien, únete a mí en el sufrimiento por el evangelio”. Y también, “para que puedas ser considerado digno del reino de Dios, por el cual también estás sufriendo”. Y también, “con alegría, porque Dios los había considerado dignos de sufrir deshonra por su nombre”. Y también, “pero regocíjate en la medida en que participas en los sufrimientos del Mashíaj, para que puedas regocijarte cuando se revele su gloria”. Porque el sufrimiento refina a una persona como el fuego refina el oro. Es por eso que disciplinamos a nuestros hijos, infligiendo un poco de dolor para mantenerlos en el camino recto de la justicia. Y la forma en que Dios nos disciplina es a través del sufrimiento. Como está escrito, “soporta el sufrimiento como disciplina, porque Dios te está tratando como hijos. ¿Por qué hijo no es disciplinado por su padre?”. Y también, “si te quedas sin disciplina, en la que todos han participado, entonces eres hijos ilegítimos y no hijos”. Y es por eso que después de que Adán y Eva transgredieron, ambos fueron maldecidos para sufrir, de diferentes maneras, para su propio bien. Porque los dolores de parto de la esposa producen la bendición de un hijo. Mientras que las labores de los maridos en el campo con el sudor de su frente, con dolores de espinas y cardos, producen la bendición de una cosecha. Y es por eso que en el tiempo actual una esposa es salvada a través de dar a luz a hijos, porque así es como debe sufrir quedarse en casa como una madre. Como está escrito, “sin embargo, ella será salvada engendrando hijos, sí continúa en la creencia y el amor y el apartamiento, con autocontrol”. Y ella cría a sus propios hijos enseñándoles en el camino de la justicia. Mientras que el esposo sufre haciendo la obra de justicia fuera de la casa en el gran campo de Dios, haciendo el bien a los pobres, y enseñando a otros en el camino de la justicia, y también trabajando para mantener su propia casa. Cada uno tiene que sufrir en su propio rol. Y si una mujer no está casada, tiene que sufrir de la misma manera que un hombre, laborando en el gran campo de Dios, porque no está sufriendo por tener hijos como una esposa. El sufrimiento se presenta de varias formas, como ser golpeado, arrojado dentro de una prisión, insultado, burlado y escupido en la cara, todo a causa del reino de Dios y la justicia de Dios. Y también, siendo martirizados, que algunos creyentes también están designados tener que soportar. Cuanto más sufra un creyente, mayor será la recompensa. Como está escrito, “hubo otros que fueron torturados, negándose a ser liberados para que pudieran obtener una resurrección aún mejor”. Ser matado por causa de la justicia de Dios es la forma más grande de sufrimiento, que trae mayores recompensas al regreso de Yeshua. Proverbios 3:11, Hebreos 12:6, Hebreos 12:7, 2 Timoteo 3:12, Romanos 8:17, 2 Timoteo 1:8, Hechos 14:22, Filipenses 1:29, Hebreos 12:8, Hechos 4:3, Hechos 5:40, Hechos 9:29, Hechos 7:58, Hechos 12:2, 2 Corintios 11:23-28, Hebreos 11:35-38, Juan 19:1-2, Mateo 5:10-12 , Hechos 5:41, Lucas 21:16, Mateo 24:9, Romanos 8:36.

Después de la transgresión de Adán y Eva, cada uno fue maldecido a sufrir, de diferentes maneras, por su propio bien. Porque el sufrimiento produce el fruto de la justicia, así como la disciplina produce el fruto de la justicia para un niño. Porque los dolores de parto de la esposa producen la bendición de un hijo. Mientras que el labor del marido en el campo con el sudor de su frente, con dolores de las espinas y cardos, producen la bendición de una cosecha. Y es por eso que en el tiempo actual una esposa es salvada a través de dar a luz a hijos, porque así es como tiene que sufrir quedándose en casa como una madre. Como está escrito, “sin embargo, ella será salvada engendrando hijos, sí continúa en la creencia y el amor y el apartamiento, con autocontrol”. Además del sufrimiento designado para la mujer, ella también fue sometida a su esposo por las palabras que Dios declaró, “él reinará sobre ti”. Y esta es la razón porque las esposas tienen que someterse voluntariamente a sus esposos, como un siervo se somete a un amo. Y así como un esposo, y también toda la humanidad, tienen que someterse voluntariamente a Yeshua, como un siervo se somete a un amo. Pues Yeshua es actualmente el Amo de esta tierra, y nosotros somos sus siervos. Por lo tanto, un esposo tampoco está excluido de servir a un Amo mayor, tal como una esposa sirve a su esposo. El esposo sirve a Yeshua haciendo el bien todos los días, y dando a los pobres y sirviendo a la asamblea. Y a través de este trabajo de justicia, sufrirá, porque todos los que hacen justicia serán perseguidos. Mientras que la esposa, al sufrir voluntariamente al tener hijos y al someterse voluntariamente a su esposo, entonces será salvada, así como el esposo será salvado después de sufrir y someterse voluntariamente a su Amo mayor, Yeshua. Como está escrito, “esposas, sometanse a sus maridos, como lo hacen al Amo”. “Someterse” a su marido significa servirle con toda humildad y también obedecer su voz. Como un siervo sirve y obedece a su amo. Como está escrito, “porque así es como las mujeres puestas-apartes que tenían su esperanza en Dios solían adornarse, sometiéndose a sus propios maridos, así como Sara obedecía a Abraham, llamándolo amo”. Una esposa rebelde que argumenta en contra de los deseos de su propio esposo no es una esposa sumisa, así como un siervo rebelde que argumenta en contra de los deseos de su propio amo no es un siervo sumiso. Ella es una esposa rebelde sin entendimiento, y solo agita carbones de ira sobre su propia cabeza. Sin embargo, una esposa puede humildemente hacer sus peticiones a su esposo, tal como nosotros humildemente hacemos nuestros peticiones a nuestro Amo Yeshua. Pero ella tiene que honrar los deseos de su propio esposo sobre sus propios deseos, así como nosotros honramos los deseos de Yeshua sobre nuestros propios deseos. Ella tiene que dejar que él sea la autoridad sobre ella. Es por eso que a las esposas tampoco se les permite enseñar a otros hombres, ya que ella estaría usurpando la autoridad de su propio esposo. Como está escrito, “yo no permito que la esposa enseñe ni que ejerza autoridad sobre un marido, sino que permanezca callada”. Sin embargo, puede enseñar a sus propios hijos e hijas, ya que están bajo su autoridad. Ella también puede enseñar a otras mujeres. Sin embargo, ella tiene que permanecer en silencio en la asamblea de Dios cuando los hombres están enseñando. Como está escrito, “las esposas tienen que permanecer en silencio en las asambleas. Porque no se les permite hablar, pero tienen que someterse, como también dice la Toráh. Si hay algo que deseen aprender, que pregunten a sus maridos en casa. Porque es vergonzoso que una esposa hable en la asamblea”. Y también, “una esposa tiene que aprender en silencio y sumisión total”. La señal de que una mujer está sometida a un esposo es la cubertura de la cabeza, que tiene que ser usado diario o con la mayor frecuencia posible. Es por eso que cuando Rebeca vio a Isaac, quien estaba a punto de ser su esposo, se hizo humilde cubriéndose la cabeza. Como está escrito “y dijo al siervo: ¿Quién es ese hombre que camina por el campo a nuestro encuentro? Y el siervo dijo: Es mi Amo. Y ella tomó el velo y se cubrió. Y el siervo contó a Isaac todo lo que había hecho. Entonces Isaac la trajo a la carpa de su madre Sara, y tomó a Rebeca y ella fue su esposa, y la amó”. Una esposa también está obligada a cubrirse la cabeza cuando ora y profetiza. Como está escrito, “que se cubra la cabeza”. Y también, “es por eso que una esposa tiene que tener una señal de autoridad sobre su cabeza”. Y también, “toda esposa que ora o profetiza con la cabeza descubierta deshonra su cabeza”. Ella deshonra su cabeza, que es su esposo, si no cubre su propia cabeza, como un hombre que cubre su propia cabeza deshonra su cabeza, que es el Mashiaj. Porque el hombre es la gloria y la representación de Dios, mientras que la mujer es la gloria y la representación del hombre. En verdad, la esposa representa la asamblea, que tiene que someterse a Yeshua, por eso ella es la representación del hombre. Mientras que el esposo representa a Yeshua, quien actualmente reina sobre la asamblea como un amo reina sobre siervos, por eso el hombre es la representación de Dios. Como está escrito, “pero quiero que entiendan que la cabeza de cada hombre es el Mashíaj, y la cabeza de una esposa es su esposo, y la cabeza del Mashíaj es Dios. Todo hombre que reza o profetiza con la cabeza cubierta deshonra su cabeza”. Y también, “porque un hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es la imagen y la gloria de Dios, pero la mujer es la gloria del hombre”. El cubrirse la cabeza es una señal de que ella tiene autoridad sobre su propia cabeza, que es su esposo. También es la señal de que está casada, así como los gentiles tienen anillos de boda para indicar que un hombre y una mujer están casados. La cubierta de la cabeza se llama “tzniut” en hebreo. También se llama “hijab” en árabe. Muchas esposas musulmanas se cubren la cabeza en nuestro tiempo actual, porque esa fue la tradición por miles de años. La cubertura de la cabeza tiene que cubrir toda la cabeza, con solo la cara visible. Por lo tanto, sería semejante a su propio cabello largo que cubre toda su cabeza, con solo la cara visible. Es por eso que Pablo llama el pelo largo de una mujer una cubertura, una natural, que prefigura la forma que tiene que tener el tzniut que las esposas ahora tienen que usar. Como está escrito, “pero si una mujer tiene el pelo largo, ¿acaso no su gloria? Porque su cabello le es dada como cubertura”. La verdadera tzniut según la Toráh es una cubertura de “cabeza”, no una cubertura de cabello, que ciertas mujeres judías usan para cubrir solo su cabello, erróneamente, para tratar de guardar la antigua tradición. Las mujeres solteras no están obligadas a someterse a los hombres como una mujer casada tiene que someterse a su esposo, ya que una mujer soltera no ha sido sometida a la autoridad de un hombre en matrimonio. Tampoco es requerido que una mujer soltera se cubra la cabeza. Y una mujer soltera también puede enseñar a otros hombres y mujeres, y hablar en la asamblea como lo hacen los hombres, porque su cabeza es Yeshua, así como la cabeza de un hombre casado es Yeshua. Porque no todas las mujeres tienen que someterse solo por ser mujeres, sino esposas específicamente que tienen que someterse a sus esposos en el matrimonio. Porque aunque el hombre fue hecho en la representación de Dios y la mujer fue hecha en la representación del hombre, ambos son representaciones de Dios y son iguales al mismo nivel, porque ambos fueron hechos en el mismo lugar, la tierra. Y es por eso que el hombre terrenal no es independiente de la mujer terrenal, ni la mujer terrenal es independiente del hombre terrenal. Como está escrito, “en el Amo, sin embargo, la mujer no es independiente del hombre, ni el hombre es independiente de la mujer. Porque como la mujer fue hecha del hombre, así el hombre ahora nace de la mujer. Y todas las cosas son de Dios”. Si una esposa no quiere cubrirse la cabeza, tiene que ser afeitada, para hacerla humilde como lo sería con la cubertura de cabeza. Es por eso que las mujeres de los enemigos de los hijos de Israel tenían que afeitarse si las tomaban como esposas, para hacerlas humildes. Como está escrito, “cuando sales a la guerra contra tus enemigos, y Yehovah tu Dios los entrega en tu mano y los llevas cautivos, y ves entre los cautivos a una mujer hermosa, y deseas llevarla como tu esposa, y si la traes a tu casa, ella se afeitará la cabeza”. Es por eso que Pablo escribe, “pero si la esposa no se cubre la cabeza, que entonces se cizalle el cabello, pero si es vergonzoso para la mujer cizallarse, o afeitarse, que se cubra”. Porque una mujer con la cabeza afeitada está en un estado de humildad, como una mujer con la cabeza cubierta. Entonces, una cabeza rapada es suficiente como señal secundaria de que una mujer está sometida a un hombre en matrimonio Sin embargo, de hecho, es mejor una esposa cubrirse la cabeza que ser afeitada, porque la belleza y la gloria de una mujer es su cabello largo, a su esposo. Como tal, el tiempo de sumisión para la esposa es solo temporal, ya que una vez que se complete su tiempo de sumisión en este cuerpo, se le dará autoridad para reinar junto con Yeshua en su reinado de 1.000 años en esta tierra, tal como a su esposo creyente también se le dará autoridad para reinar, después de haber primero servido a su Amo Yeshua en este cuerpo. Porque tal era la intención de Dios en el principio antes de la transgresión, que el hombre y su esposa reinaran la tierra juntos como uno. Entonces a todos se les dará autoridad para reinar, y no siempre seremos siervos y bajo sumisión. Sin embargo, para reinar, en los nuevos cuerpos, todos tenemos que servir primero, y sufrir por el reino de Dios, en nuestros cuerpos actuales, cada uno en diferentes roles. El esposo tiene un rol, dividido entre servir a Yeshua y proveer para su hogar. La esposa tiene otro rol, dividido entre servir a su esposo y servir a Yeshua. Y los hombres solteros y las mujeres solteras tienen otro rol, no divido, sirviendo solo a Yeshua. 1 Corintios 11:6, 1 Corintios 11:10, Números 5:18, 1 Corintios 11:5, 1 Corintios 11:3, Génesis 24:65-66, Génesis 24:67, 1 Corintios 11:6, Deuteronomio 21:11-12, 1 Corintios 11:5, 1 Corintios 11:15, Génesis 38:14, 1 Corintios 11:16, 1 Corintios 11:2.

La asamblea de los hermanos debe hacerse en los hogares, no en iglesias designadas para la asamblea, por eso la Toráh ordena comer el cordero pascual específicamente en los hogares. Si la asamblea llega a ser demasiado grande para el hogar, entonces la asamblea debe partirse en dos hogares, con nuevos ancianos nombrados para supervisar la nueva asamblea. La reunión de los hermanos debe hacerse cada noche o tan a menudo como sea posible, acompañada por la Cena del Amo, que también se llama el partimiento del pan. Esta cena debe ser hecha como el Amo la instituyó, con pan y con vino, y sólo por creyentes que están “sin culpa”, de lo contrario alguien que no es digno podría morir por participar en la Cena del Amo. Nadie debe intoxicarse con el vino. El lavado de pies también debe hacerse en las asambleas de los hermanos. Éxodo 12: 3-11, Filemón 1:2, Colosenses 4:15, Romanos 16:5, 1 Corintios 16:19, 1 Corintios 5:7, Lucas 22:19, 1 Corintios 11:26, Hechos 2:46, Hechos 2:42, 1 Corintios 11:20-21, 1 Corintios 11:33-34, Deuteronomio 12:11, Juan 4:20-24, Juan 13:14, 1 Timoteo 5:10.

La verdadera asamblea puesta-aparte de Dios tiene que ocurrir solo en los hogares de los creyentes, no en edificios de “iglesias” y “catedrales”, que se asemejan a los templos de los dioses extranjeros de las naciones. Lo cual es una falsa tradición que fue promulgada al mundo entero por los papas romanos, quienes construyeron catedrales en todo el mundo para su falso evangelio y falso sacerdocio, donde se realiza su falsa cena de Yeshua, que ellos llaman la “eucaristía”. Porque la Toráh ordena que el cordero de la Pascua solo se puede comer en la casa y que su carne no puede ser sacada de la casa. Lo cual era en los hogares de los hijos de Israel. Como está escrito, “se ha de comer en una misma casa, no sacaras nada de la carne fuera de la casa, y no quebrarás ninguno de sus huesos”. Y Yeshua es nuestro verdadero cordero pascual, cuyos huesos no fueron quebrados. Como está escrito, “porque el Mashiaj, nuestro cordero de la Pascua, ha sido sacrificado”. Y también, “porque esto sucedió para que se cumpliera la escritura, no será quebrado hueso suyo”. La desobediencia a cualquiera de estos mandamientos de la Toráh relacionados con la Pascua resultó en la muerte. Y simbólicamente comer su carne para celebrar el banquete de la Pascua de la Toráh es comer el pan que simboliza su carne. Lo cual es la nueva “cena” que instituyó en la que todos los creyentes tienen que participar bajo su nuevo pacto. Lo cual es cuando también bebemos el vino, que simboliza su sangre. Como está escrito, “tomó pan, y cuando dio las gracias, lo partió y dijo, este es mi cuerpo, que es para ti. Hazlo en memoria mía. De la misma manera también tomó la copa, después de cenar, diciendo, esta copa es el nuevo pacto en mi sangre. Haz esto, tan a menudo como lo bebas, en memoria de mí”. Y también, “así les dijo Yeshua, de verdad, de verdad, les digo, a menos que coman la carne del Hijo del Hombre y beban su sangre, no tienen vida en ustedes”. Y esta cena puesta-aparte de Yeshua en una asamblea puesta-aparte solo se puede hacer en los hogares de los creyentes. Y esta es la razón porque, según muchos pasajes del Nuevo Testamento, los creyentes solo se reunieron en sus hogares, que es donde participaron en la cena puesta-aparte de Yeshua. Porque la verdadera asamblea puesta-aparte de Dios está en los hogares de los creyentes. Como está escrito, “y a la hermana Apia, y a Arquipo, nuestro compañero de milicia, y a la asamblea que está en tu casa”. Y también, “saluden a los hermanos que están en Laodicea, también a Ninfas y a la asamblea que está en su casa”. Y también, “saluden también a la asamblea que está en su casa. Saluden a mi querido hermano Epeneto, que es el primer convertido al Mashiaj en Asia”. Y también, “las asambleas de Asia los saludan. Aquila y Priscila, con la asamblea que está en su casa, los saludan muy afectuosamente en el Amo”. Y también, “por tanto, cuando se reúnen, esto ya no es comer la cena del Amo”. Y también, “y eran fieles en conservar la enseñanza de los apóstoles, en compartir lo que tenían, en reunirse para partir el pan y en la oración”. Si una asamblea se hace demasiado grande para la casa de un creyente, entonces la asamblea tiene que ser dividida en una segunda casa, y así sucesivamente. Con nuevos líderes y nuevos ancianos escogidos para cada nueva asamblea. Y es por eso que la Toráh también ordenó, “cada hombre tomará un cordero según las casas de sus padres, un cordero para un hogar. Si el hogar es demasiado pequeño para un cordero, entonces tomarán de su vecino más cercano, según el número de personas, según lo que cada uno pueda comer harás tu cuenta para el cordero”. El pan y el vino tienen que ser porcionados correctamente para cada asamblea, porque una vez que se de gracias en oración por estos elementos que simbolizan el cuerpo y la sangre de Yeshua, ya son puestos-apartes. Estos elementos tienen que ser consumidos completamente antes de la mañana, o tienen que ser quemados en fuego si quedó algo, ya que son puestos-apartes. Como está escrito, “no dejarás que quede nada hasta la mañana, y todo lo que quede hasta la mañana lo quemarás”. Todos los creyentes en la asamblea solo pueden comer de un solo pan que se parte y cada creyente come. Y todos los creyentes en la asamblea solo pueden beber de una sola copa de vino. Como está escrito, “la copa de bendición que bendecimos, ¿no es una participación en la sangre del Mashíaj? El pan que partimos, ¿no es una participación en el cuerpo del Mashíaj? Porque hay un solo pan, nosotros, que somos muchos, somos un solo cuerpo, porque todos participamos del un solo pan”. Y la asamblea puesta-aparte y el “partimiento del pan” de la cena puesta-aparte tienen que ocurrir diariamente o tan a menudo como sea posible, no solo una vez por semana, como muchos creyentes creen erróneamente. Como está escrito, “todos los días continuaban reuniéndose en los patios del templo. Partían el pan en sus hogares y comían juntos con corazones alegres y sinceros”. Y así como la desobediencia a cualquiera de estos mandamientos de la Toráh relacionados con la Pascua resultó en la muerte, de la misma manera la desobediencia a cualquiera de estas especificaciones de cómo se tiene que hacer la cena puesta-aparte de Yeshua resultará en juicio. Porque si es una cena puesta-aparte a Dios. Como está escrito, “por que todas las veces que comes este pan y bebes de esta copa, la muerte del Amo proclamas hasta que él venga. De manera que el que coma el pan o beba la copa del Amo indignamente, será culpable del cuerpo y de la sangre del Amo. Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y entonces coma del pan y beba de la copa. Por que el que come y bebe sin discernir correctamente el cuerpo del Amo, come y bebe juicio para sí. Por esta razón hay muchos débiles y enfermos entre ustedes, y muchos duermen. Pero si nos juzgamos a nosotros mismos, no seremos juzgados”. Como tal, muchos otros falsos creyentes también han imitado lo que han hecho los papas romanos, y también han establecido edificios de “iglesias” donde los creyentes se reúnen para hacer su versión de la “eucaristía”, que ellos llaman la “comunión”. Sin embargo, no son nada más que hijas prostitutas de la gran prostituta en Roma, que es la Ciudad del Vaticano. Recolectando dinero para enriquecerse, como lo ha hecho la Ciudad del Vaticano, y trayendo juicio sobre sí mismos, por vender la palabra de Dios y distorsionar cosas puestas-apartes que ni entienden. Por eso la Ciudad del Vaticano es llamada la “madre de prostitutas”. Éxodo 12:3-11, Filemón 1:2, Colosenses 4:15, Romanos 16:5, 1 Corintios 16:19, 1 Corintios 5:7, Lucas 22:19, 1 Corintios 11:26, Hechos 2:46, Hechos 2:42, 1 Corintios 11:20-21, 1 Corintios 11:33-34, Deuteronomio 12:11, Juan 4:20-24, Juan 13:14, 1 Timoteo 5:10.

A medida que nuevos creyentes venden sus posesiones y propiedades para reducirse solo a lo que necesitan y para poder dar a los pobres, también tienen que estar listos para compartir y distribuir a los necesitados en las asambleas de Dios. De esta manera, a nadie le faltará nada en las asambleas de Dios, que es la manera en que el verdadero amor se demuestra entre los creyentes, dando los unos a los otros, a medida que surgen las necesidades. Y esto es lo que hicieron las asambleas de los apóstoles. Como está escrito, “no había, pues, ningún necesitado entre ellos, porque todos los que poseían tierras o casas las vendían, traían el precio de lo vendido, y lo depositaban a los pies de los apóstoles, y se distribuía a cada uno según su necesidad”. Y también, “vendían todas sus propiedades y sus posesiones y los compartían con todos, según la necesidad de cada uno”. Hechos 2:45, Hechos 4:34-35.

Todos los creyentes tienen que ser bautizados en agua solo en el nombre de Yeshua. Es una inmersión completa en agua. Y ya que el agua limpia la suciedad de algo, el bautismo en agua es un acto que simboliza tener una conciencia limpia hacia Dios, después de haber eliminado todo pecado. Un bautismo solo puede ser realizado por alguien que ya esté limpio. Los bebés y los niños de los creyentes también tienen que ser bautizados con agua, tal como fue un mandamiento circuncidar a los bebés el 8vo día. Porque es Dios quien nos elige, antes de las fundaciones del mundo. Entonces, no somos nosotros los que realmente lo elegimos a él, para que sea necesario que solo los adultos sean permitidos ser bautizados con agua. Es por eso que incluso Juan el Bautista recibió el airesoplo de Dios mientras aún estaba en el vientre, porque es Dios quien nos elige. Y recibir el airesoplo de Dios es mayor que ser bautizado con agua. E incluso cuando los hijos de Israel cruzaron el Mar Rojo y fueron bautizados en Moisés, sus bebés y niños los siguieron. Por lo tanto, es la obligación de los padres criar a sus hijos en los caminos de Dios, lo cual incluye el bautismo en agua. Efesios 1:4, Lucas 1:15, Hechos 2:38-39, Mateo 19:13-14, 1 Corintios 10:1-2, Éxodo 14: 21-22, Éxodo 12:37, Hechos 10:47-48 , Hechos 16:31, 1 Corintios 7:14.

En la antigüedad, a los hombres se les permitía divorciarse de sus esposas, y estas mujeres divorciadas podían volverse a casar con otros hombres. Moisés permitió esto, como escribió, “y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa, y ella sale de su casa y llega a ser mujer de otro hombre”. Y a los hombres anteriormente se les permitía casarse con más de una mujer, lo cual es la poligamia. Moisés también permitió esto, como está escrito, “si toma a otra esposa para sí mismo, no disminuirá su comida, su ropa o su vivienda”. Abraham era polígamo y se casó con Sara y luego con Agar. Y Sara también era su hermana, lo cual, bajo Moisés, hubiera sido prohibido él casarse con ella. Como él escribió, “no descubrirás la desnudez de tu hermana”. Porque antes de que Moisés viniera y prohibiera el matrimonio entre un hermano y una hermana, a un hombre se le permitió casarse con su hermana. Esto era necesario permitir porque las únicas mujeres con las que los hijos de Adán se pudieran haber casado fue con sus propias hermanas, de lo contrario hubiera sido imposible poblar la tierra. Sin embargo, cuando vino Yeshua, cambió la Toráh del matrimonio, y tenía la autoridad para hacerlo, y no solo prohibió la poligamia, lo cual es repetido por los apóstoles, “marido a una esposa”, sino que Yeshua también prohibió volverse a casar, al decir, según el evangelio de Lucas, “todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio, y el que se casa con la que está divorciada del marido, comete adulterio”. Porque el matrimonio ahora es solo entre un solo hombre y una sola mujer, hasta que la muerte termine el matrimonio. Esto elevó el estándar de justicia requerido bajo el nuevo pacto en el contexto del matrimonio, porque verdaderamente esta fue la intención de Dios en el principio, “los dos se convertirán en una sola carne”. Es por eso que Yeshua dijo, “por la dureza de sus corazones, Moisés les permitió divorciarse de sus mujeres, pero no fue así desde el principio”. Es por eso que el apóstol Pablo escribió, “la mujer está atada mientras el marido vive, pero si el marido muere, está en libertad de casarse con quien desee, solo que en el Amo”. “Solo en el Amo” significa que un creyente solo puede casarse con otro creyente. Y Pablo también escribió, “pues la mujer casada está ligada por la Toráh a su marido mientras él vive, pero si su marido muere, queda libre de la Toráh en cuanto al marido. Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre, pero si su marido muere, está libre de la Toráh, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre”. Aun así, aunque un hombre está vinculado a su esposa y una esposa está vinculada a su esposo, hasta la muerte, si hay inmoralidad sexual en el matrimonio, se permite que se separen. Ya que esta es una razón porque la Toráh permite el divorcio, si el esposo encuentra una “inmundicia” en su esposa. Como está escrito, “cuando alguno toma una mujer y se casa con ella, si sucede que no le es agradable porque ha encontrado una inmundicia en ella, y le escribe certificado de divorcio”. Y es por eso que cuando los fariseos le preguntaron a Yeshua que si un hombre puede divorciarse de su esposa por “cualquier” razón, como está escrito, según el evangelio de Mateo, “y se acercaron a él algunos fariseos para probarle, diciendo, ¿es legal un hombre divorciarse de su mujer por cualquier razón?”, Yeshua les respondió según su pregunta,”y yo les digo que cualquiera que se divorcie de su mujer, except por inmoralidad sexual, y se case con otra, comete adulterio”. La inmoralidad sexual es una razón permitida para la separación, pero aún así, ni el esposo ni la esposa se pueden volver a casar, ya que hoy en día es considerado adulterio. Pueden permanecer solteros o reconciliarse. Es por eso que Pablo escribió, “a los casados instruyo, no yo, sino el Amo, una esposa no debe separarse de su esposo, pero si lo hace, tiene que permanecer soltera o reconciliarse con su esposo”. El apóstol Pablo también da otra razón para la separación, si un cónyuge incrédulo se va. Como está escrito, “sin embargo, si el que no es creyente se separa, déjalo que sea así, en tales casos el hermano o la hermana no están obligados. Dios nos ha llamado para vivir en paz”. Sin embargo, a ninguno de los dos se les permite volverse a casar. Pueden permanecer solteros o reconciliarse. Hasta que uno de ellos muera, y luego es permitido que se vuelvan a casar. Porque sin importar si están “separados” o “divorciados”, todavía están unificados como una sola carne, en el matrimonio, a los ojos de Dios, hasta la muerte. Muchos creyentes de hoy están engañados y se han vuelto a casar erróneamente mientras sus primeras esposas aún siguen vivas. Tienen que separarse para obedecer este nuevo mandamiento de Dios bajo el nuevo pacto, porque ningún creyente que está en un matrimonio adúltero heredará el reino de Dios. Si no dejan a sus esposas adulteras, serán destruidos por la desobediencia y por ignorar lo que Yeshua ordenó. Por eso los discípulos dijeron que era mejor no casarse, “le dijeron los discípulos, si tal es el caso de un hombre con su esposa, es mejor no casarse”. Porque cuando los dos se casan, ya están vinculados el uno al otro por el resto de sus vidas, en lo bueno y en lo malo. Entonces, quien quiera casarse en el tiempo actual, que cada uno considere cuidadosamente las implicaciones del matrimonio, “hasta que la muerte nos separe”. Deuteronomio 24:1, Mateo 19:3, Mateo 19:9, 1 Corintios 7:13, Mateo 19:9, Marcos 10:11-12, 1 Corintios 7:15, 1 Corintios 7:10-11, Génesis 2:24, Marcos 10:8-9, 1 Corintios 7:39, Romanos 7:2-3, Mateo 19:10, 1 Corintios 7:10-11.

Cuando Dios hizo el cuerpo, diseñó nuestros cuerpos para recibir placer. Por eso detalladamente hizo los nervios de la lengua y los nervios de los genitales, para dar placer al cerebro del cuerpo. Que es donde está nuestra mente. Es por eso que Dios hizo todo tipo de frutas deliciosas y hermosos en el Jardín del Edén, no solo para la nutrición de nuestros cuerpos, sino también para nuestro placer. Incluso la palabra hebrea “Edén” significa “placer” y “lujo”. Dios quiere que tengamos placer y que seamos felices por el placer que nuestros cuerpos reciben. El mayor placer que recibe este cuerpo proviene del sexo, porque el placer del orgasmo es mayor que el placer de la comida. Por eso, cuando Dios hizo los cuerpos de Adán y Eva, les ordenó tener sexo, porque Dios quería que tuvieran placer en el sexo, además de recibir placer en la comida. Como está escrito, “Dios los bendijo y Dios les dijo, sean fructíferos y multiplíquense”. Así que Adán y Eva tuvieron sexo como Dios les ordenó después de que Dios los hizo. Sin embargo, la razón porque no concibieron hasta después de la transgresión es porque Dios había hecho sus cuerpos muy jóvenes, antes de que Eva pudiera concebir, sin embargo, sus cuerpos eran lo suficientemente maduros para entender lo que Dios les ordenó. Sin embargo, al darnos un placer tan grande con el sexo, Dios también estableció parámetros para el sexo a través de los mandamientos de la Toráh. Que definen cómo se tiene que hacer el sexo y cómo no se puede hacer el sexo. La Toráh es un manual de instrucciones para nuestro cuerpo. Porque nuestros cuerpos no son nuestros para hacer lo que queramos con ellos, sino que nuestros cuerpos pertenecen a Dios, porque él los creó, en su representación. Él es el dueño de toda la creación, incluyendo nuestros cuerpos. Y como creador, y como el que está siendo representado, nos ha dado órdenes sobre cómo tenemos que actuar como sus criaturas hechas en su representación. Es por eso que tenemos que obedecer sus mandamientos, lo cual incluye todos los mandamientos de la Toráh relacionados con el sexo. Y es por eso que el apóstol Pablo nos dice que los inmorales sexuales no heredarán el reino de Dios, ni los adúlteros, ni los homosexuales, porque todos ellos cometen actos contra los mandamientos de la Toráh de Moisés. Y todos los pecados sexuales también son contra el propio cuerpo de una persona, porque estos pecados no alcanzan la voluntad y el propósito de Dios para la función sexual de nuestros cuerpos. Como escribió Pablo, “huye de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que una persona comete es fuera del cuerpo, pero la persona sexualmente inmoral peca contra su propio cuerpo”. Cuando Dios hizo el cuerpo del hombre, formó un pene, que eyacula semen en la culminación y altura del sexo. Este semen es “semilla”, que tiene espermatozoides hechos a embarazar el cuerpo de una mujer. Y cuando Dios hizo el cuerpo de una mujer, formó una vagina. Que recibe internamente la “semilla” de un hombre, que luego causa la concepción dentro de su cuerpo. Es por eso que el pene de un hombre y la vagina de una mujer son contrapartes biológicas. El cuerpo de una mujer fue hecho para el cuerpo de un hombre, sexualmente. Es por eso que el sexo entre un hombre y una mujer es según la “naturaleza”, como Dios quiso. Y no solo el sexo entre cualquier hombre y cualquier mujer, sino el sexo entre un hombre y una mujer que se han hecho una promesa en matrimonio, “hasta que la muerte nos separe”. Es por eso que la Toráh declara, “por lo tanto, el hombre dejará a su padre ya su madre y se unirá a su esposa, y serán una sola carne”. La unión del matrimonio fue establecida por Dios desde el principio de la creación, con el primer hombre y la primera mujer, que fueron Adán y Eva. Y esta unión entre un hombre y una mujer no es basada en el acto sexual en sí, sino en la promesa que se hace el uno al otro de estar juntos hasta la muerte. De modo que incluso sin importar lo que suceda con sus cuerpos, si una pareja casada puede seguir teniendo sexo o no por cualquier circunstancia que se les presente, siempre estarán juntos por la promesa que se hicieron el uno al otro. Esta es una verdadera demostración de amor, porque la base de esta unificación no es el sexo, sino la promesa. Lo cual es un verdadero matrimonio, como Dios quiso. Que es lo que muchas personas casadas hoy en día no entienden, y cuando llegan tiempos difíciles a su matrimonio o falta de sexo, se divorcian, para buscar pastos más verdes en otras mujeres, y luego se vuelven a casar. Que Dios odia. Como está escrito, “porque odio el divorcio, dice el Amo”. El sexo es simplemente la consumación de la unificación del matrimonio, aunque si es un aspecto muy importante del matrimonio, una unión física de ambos cuerpos, que da placer, como Dios también quiso. Es por eso que el apóstol Pablo declaró, “no se prive el uno del otro, excepto quizás por acuerdo mutuo por un tiempo limitado, para que se puedan dedicar a la oración, pero luego júntense de nuevo”. Porque un matrimonio sin sexo tampoco es bueno, por eso la Toráh ordena que cualquier hombre recién casado no debe ser enviado a la guerra durante un año, para que pueda disfrutar sexualmente de su nueva esposa. Como está escrito, “cuando un hombre está recién casado, no saldrá con el ejército ni será responsable de ningún otro deber público. Será libre en su casa un año para ser feliz con la esposa que ha tomado”. Y cuando hijos nacen de un esposo y su esposa, su matrimonio también les sirve de protección, porque la promesa que los padres se hicieron entre sí también es una garantía de que seguirán teniendo un padre y una madre que los críe, una unidad familiar completa. Y por todas estas razones, es por eso que el matrimonio es intrínsecamente bueno, puesto-aparte a los ojos de Dios y establecido por Dios desde el principio de la creación. Y bajo la promesa del matrimonio es donde Dios quiso que solamente ocurriera el sexo. Sin embargo, cuando los hombres tienen sexo casualmente con mujeres fuera del matrimonio, buscando solo placer como animales sin entendimiento, no solo pervierten la bendición del sexo hecho solamente para el matrimonio a algo común y ordinario, sino que también traen diversas enfermedades a ellos mismos y a los demás, y también causan que niños nazcan sin padres, qué es lo equivalente a huérfanos. Por eso la fornicación, que es sexo fuera del matrimonio, es intrínsecamente malvado. Porque trae desorden y desarmonía a la unión sexual entre un hombre y una mujer hecha únicamente para el matrimonio. Sin embargo, en la antigüedad, Dios permitió ciertas formas de fornicación. Por eso Sansón tuvo sexo con una prostituta, que era una forma de fornicación. Como está escrito, “Sansón fue a Gaza, y allí vio a una prostituta, y entró con ella”. Y también Judá tuvo sexo con una prostituta. Como está escrito, “cuando la vio Judá, pensó que era una prostituta, pues se había cubierto el rostro. Y se desvió hacia ella junto al camino, y le dijo: Vamos, déjame estar contigo; pues no sabía que era su nuera. Y ella dijo: ¿Qué me darás por estar conmigo?”. Y aunque a los hijos de Israel se les permitió tener sexo con prostitutas extranjeras, que fue la excepción con Sansón y Judá, a las mujeres de Israel no se les permitió ser prostitutas. Como está escrito, “ninguna de las hijas de Israel será una prostituta, y ninguno de los hijos de Israel será un prostituto”. Por eso, aunque Judá tuvo sexo con quien pensó era una prostituta extranjera, iba a quemar a Tamar por ser una prostituta. Como está escrito, “unos tres meses después le dijeron a Judá, Tamar, tu nuera, se ha prostituido. Además, está embarazada de la prostitución. Y Judá dijo, sácala y que la quemen”. Lo cual era verdaderamente un doble estándar e hipocresía, porque a ella no se le permitía ser una prostituta, pero a él se le permitía tener sexo con una prostituta. Esa es una de las razones porque Yeshua tenía que cambiar la Toráh con respecto al matrimonio, y tenía la autoridad de hacerlo. Y Yeshua de nuevo trajo la intención original de Dios para el sexo al comienzo de la creación, solo entre un hombre y una mujer, bajo el matrimonio, hasta que la muerte termine el matrimonio. Porque no solo se permitían ciertas formas de fornicación en la antigüedad, sino también la poligamia y recasarse después del divorcio. Lo cual todos estos actos no fueron la intención de Dios para el sexo en el principio de la creación, pero Dios permitió estos actos debido a la dureza de los corazones de esas generaciones. Es por eso que Yeshua dijo, “por la dureza de tú corazón Moisés te permitió divorciarte de tus esposas, pero al principio no fue así”. Y luego nos dio la nueva Toráh del matrimonio, “todo el que se divorcia de su esposa y se casa con otra comete adulterio, y el que se casa con una mujer divorciada de su esposo comete adulterio”. Por lo tanto, prohibió volver a casarse después del divorcio, y también la poligamia, porque ahora sólo un hombre puede casarse con una sola mujer, y estar unidos hasta la muerte. Por eso los apóstoles repitieron, “marido a una sola mujer”. Y subsecuentemente también prohibió toda forma de fornicación, porque en el principio el sexo también solo estaba hecho para ocurrir bajo el contexto del matrimonio. Aun así, el mandamiento que anteriormente prohibía a las hijas de Israel ser prostitutas era simplemente un preludio de lo que Yeshua eventualmente prohibiría por completo para todos los hombres y mujeres, judíos y gentiles, que es todo sexo fuera del matrimonio. Que es fornicación y prostitución. Como tal, la Toráh también prohíbe la anticoncepción y la masturbación, razón por la cual Onán fue condenado a muerte por desperdiciar su semen. Porque todos los actos sexuales tienen que terminar con un hombre eyaculando semen dentro de la vagina de una mujer. Como está escrito, “pero Onán sabía que la descendencia no sería suya. Así que cada vez que iba a la esposa de su hermano, desperdiciaba el semen en el suelo, para no dar descendencia a su hermano. Y lo que hizo fue malvado en los ojos del Amo, y también lo mató”. Negarse a cumplir con el deber del Levirato no fue castigado con la muerte, sino que el castigo del hermano que se negaba a embarazar a la esposa del hermano muerto era simplemente que ella le escupiera en la cara, lo que se llama “halitzah”. Así que fue Onan recibiendo el placer del sexo pero negándose a eyacular dentro de ella lo que lo hizo digno de la muerte, que era una forma de anticoncepción. Que es lo mismo que la masturbación. Porque estos son actos sexuales en los que se recibe el placer del sexo, pero sin tener en cuenta el propósito mayor del sexo, que es la concepción. Así como el propósito mayor de la comida no es el placer, sino la nutrición que le da a nuestro cuerpo. El placer es el propósito secundario del sexo. Y la concepción es el propósito primario del sexo. Sin embargo, Dios es quien concede la concepción. Entonces, incluso si una esposa no puede concebir porque es mayor o estéril, un esposo puede continuar teniendo sexo con su esposa y terminar dentro de ella cada vez, como si pudiera concebir. Y luego Dios es quien elige si concibe o no. Y es por eso que en la antigüedad las familias eran numerosas, con 10, 15 o 20 hijos. Porque esta era la intención de Dios en el principio, que las familias fueran numerosas. Es una bendición. Y así, la anticoncepción y la masturbación son pecados y dignos de muerte, como todos los demás pecados sexuales, como el adulterio y la homosexualidad. Y todos los actos sexuales en los que la vagina de una mujer no es utilizada por el pene de un hombre también son pecados dignos de muerte. Estos otros actos pecaminosos incluyen el sexo oral y el sexo anal. Los cuales son actos que también traen enfermedades, pues la boca y el ano no fueron hechos para interactuar sexualmente con los genitales de otro cuerpo. La boca fue hecha para comer, beber y hablar. Y el ano fue hecho para defecar. Sin embargo, muchos no entienden el propósito de las partes de sus propios cuerpos y, como animales sin entendimiento, sin vergüenza realizan actos sexualmente inmorales que no se deben hacer, y de tal manera pecan contra sus propios cuerpos. Y el sexo entre un hombre y un hombre, o entre una mujer y una mujer, también es contrario a la naturaleza. Que es la homosexualidad. Es un error, porque el cuerpo de una mujer fue hecho para el cuerpo de un hombre. Por eso la Toráh prohíbe la homosexualidad. Lo cual es castigado con la muerte. Como está escrito en la Toráh, “si un hombre tiene sexo con un hombre como lo hace con una mujer, ambos han cometido una abominación, ciertamente serán puestos a la muerte”. Es por eso que el apóstol Pablo escribió, “por eso Dios los entregó a pasiones deshonrosas. Porque sus mujeres cambiaron relaciones naturales por las que son contrarias a la naturaleza. Y los hombres también abandonaron las relaciones naturales con las mujeres y fueron consumidos por la pasión por unos a otros, cometiendo actos vergonzosos con los hombres y recibiendo en sí mismos la pena debida por su error. Y como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no se deberían hacer”. Y el matrimonio homosexual, que el mundo ha aceptado hoy en día, también es peor que la mera homosexualidad, porque pisotea la unión puesta-aparte del matrimonio, con una unión prohibida de la homosexualidad. Porque el matrimonio solo fue hecha para un hombre y una mujer. Y los homosexuales de hoy no solo pisotean la unión puesta-aparte del matrimonio, sino que también pisotean el pacto puesto-aparte que Dios estableció con Noé, al hacer que el arco iris sea la señal de la homosexualidad. Porque el arco iris era la señal del pacto que Dios estableció con Noé, que Dios nunca más destruiría la tierra con un diluvio. Y así, al cometer actos sexuales prohibidos, y también pisotear cosas puestas-apartes, traen peor ira sobre sí mismos. Y el sexo entre un hombre y un animal, o entre una mujer y un animal, también está prohibido. A esto se le llama la bestialidad. También es un error. Porque el cuerpo de una mujer fue hecho para el cuerpo de un hombre. Lo cual también es castigable con la muerte. Como está escrito, “no tendrás sexo con ningún animal para hacerte inmundo con él, ni ninguna mujer se entregará a un animal para tener sexo con él, es perversión”. Y el animal también tiene que ser puesto a la muerte. Un hombre y una mujer también están obligados a no tener sexo con sus padres o abuelos por encima de ellos, ni con sus hijos o nietos por debajo de ellos, ni con las hermanas y hermanos de sus padres y abuelos, que serían sus tíos y tías, ni con sus hermanos y hermanas, ni con alguien fuera de la familia que se haya casado con alguno de estos parientes. Que son todas formas de “incesto”. Ni a un hombre ni a una mujer se le permite ver su desnudez, aparte de no tener sexo con ellos. Es por eso que la Toráh dice específicamente, “no descubrirás la desnudez”, que incluye el sexo y también simplemente ver su desnudez. Una excepción son los padres ver la desnudez de sus propios hijos y hijas, no de sus nietos y nietas, y nada de sexo con cualquiera de estos. Y este fue el pecado de Cam, que miró la desnudez de su padre Noé. Sin embargo, un hombre puede casarse con su prima o sobrina, lo cual no está prohibido por la Toráh. Un hombre también tiene prohibido tener sexo con una mujer cuando está menstruando, y tampoco puede ver su desnudez durante 7 días desde el tiempo en que dejó de sangrar. Al 8vo día desde su última sangre, no su primera sangre, luego está limpia de nuevo. Como está escrito, “cuando una mujer tenga flujo, si el flujo en su cuerpo es sangre, ella permanecerá en su inmundicia menstrual por 7 días”. Y también, “si alguno se acuesta con mujer menstruosa y descubre su desnudez, ha descubierto su flujo, y ella ha puesto al descubierto el flujo de su sangre, por tanto, ambos serán cortados de entre su pueblo”. Y también, “cuando ella quede limpia de su flujo, contará 7 días, después quedará limpia”. Un hombre y su esposa también solo pueden tener sexo hasta una vez al día. Por eso la Toráh declara que después de que un hombre y una mujer tienen sexo, tienen que permanecer inmundos hasta la noche. Como está escrito, “si un hombre se acuesta con una mujer y hay emisión de semen, ambos se bañarán en agua y quedarán inmundos hasta el atardecer”. Y también, “y si un hombre tiene emisión de semen, bañará todo su cuerpo en agua y quedará inmundo hasta la noche”. Un hombre tampoco puede tener sexo con su esposa durante 40 días después de dar a luz a un hijo, o durante 80 días después de dar a luz a una hija. Como está escrito, “cuando una mujer dé a luz y tenga varón, quedará impura por 7 días; como en los días de su menstruación, será impura. Al octavo día la carne del prepucio del niño será circuncidada. Y ella permanecerá en la sangre de su purificación por 33 días; no tocará ninguna cosa puesta-aparte ni entrará al lugar puesto-aparte hasta que los días de su purificación sean cumplidos. Pero si da a luz una niña, quedará impura por dos semanas, como en los días de su menstruación; y permanecerá en la sangre de su purificación por 66 días”. Y un hombre también tiene prohibido tener sexo con cualquier otra mujer que no sea su única esposa, y una mujer también tiene prohibido tener sexo con cualquier otro hombre que no sea su único marido. Como está escrito, “no cometerás adulterio”. Un hombre también tiene prohibido tener sexo con una mujer que está comprometida a un hombre, porque es lo mismo que si estuviera casada. Ambos merecen morir, a menos que la mujer fue violada, entonces ella es inocente. Y una mujer comprometida tiene prohibido tener sexo con otros hombres. Como está escrito, “si hay una joven virgen que está comprometida a un hombre, y otro hombre la encuentra en la ciudad y se acuesta con ella, entonces llevaréis a los dos a la puerta de esa ciudad y los apedrearéis hasta que mueran; la joven, porque no dio voces en la ciudad, y el hombre, porque ha violado a la mujer de su prójimo”. Y otros actos sexuales prohibidos son la violación, los tríos, las orgías y la necrofilia. El sexo solo fue hecho para dos personas, un hombre y una mujer, no para tres o más personas. Y la necrofilia es como el pecado de la masturbación, porque la concepción y el nacimiento no son posibles con un cadáver. Y anteriormente la violación si fue tolerada por Moisés sin la pena de muerte, pero el violador estaba obligado a casarse con la mujer que violó, con el consentimiento del padre. Porque era preferible para ella ser la esposa del violador y que él la mantuviera el resto de su vida sin jamás poder divorciarse de ella, que ella quedarse soltera y embarazada y también sin su virginidad. Lo cual la haría no deseada por los hombres en esos tiempos. Por eso era preferible hacerse la esposa del violador. Y por estas razones la violación fue tolerada. Sin embargo, en la actualidad, la violación también está prohibida, ya que todo sexo fuera del matrimonio es fornicación. Y ahora es un pecado digno de muerte. Es por eso que los hijos de Israel pusieron a Siquem a la muerte cuando violó a Dina, porque esto fue un preludio de lo que Yeshua eventualmente también prohibiría bajo el nuevo pacto, todo sexo fuera del matrimonio, que incluye la violación. También está prohibido ver pornografía, ya que el propósito de estos videos es la masturbación. Que es un acto prohibido. Génesis 2:22-24, Levítico 15:16, Génesis 4:1, Génesis 1:28, Malaquías 2:15, Génesis 2:22, Génesis 2:24, Génesis 2:25, Génesis 2:24, Génesis 2:18-20, Génesis 2:22, Levítico 18:22, 1 Corintios 6:9, 1 Timoteo 1:9-10, Romanos 1:24-28, Levítico 18:23, Levítico 18:20, Éxodo 20:14, Deuteronomio 5:18, Deuteronomio 22:22, Levítico 15:18, Marcos 10:11-12, 1 Corintios 7:39, Romanos 7:2-3, 1 Corintios 7:10-11, 1 Timoteo 3:2, 1 Timoteo 3:12, Tito 1:6, 1 Timoteo 3:12, Deuteronomio 22:23-27, Deuteronomio 22:28-29, Éxodo 21:10-11, Levítico 20:17, Levítico 20:19-21, Levítico 18:6-16, Levítico 18:19, Levítico 15:19, Levítico 20:18, Levítico 12:2-5, Deuteronomio 22:23-24, Levítico 15:16, Génesis 38:9-10, Salmo 127:3, Génesis 4:1, Isaías 66:9, Hebreos 13:4, Génesis 19:4-9, Levítico 20:13, Levítico 20:10, Levítico 20:23, Romanos 1:32.

La Toráh ordena, “la mujer no vestirá de ropa de hombre, ni el hombre se pondrá ropa de mujer, porque cualquiera que hace esto es abominación al Amo tu Dios”. Los hombres no pueden vestirse como mujeres. Y a las mujeres no se les permite vestirse como hombres. Por lo tanto, toda forma de travestismo es prohibido. Y el transgenerismo también es prohibido, ya que no solo involucra que una persona se vista como el otro género, sino que también modifique su cuerpo quirúrgicamente para tratar de convertirse en el otro género. Es una forma extrema de travestismo, que es una abominación a Dios. Como tal, los estilos de ropa si cambian con el tiempo, entonces cualquier cosa que es percibido pertenecer a las mujeres no puede ser usado por los hombres, y viceversa. Y cualquier cosa que esté hecha para ambos sexos, “unisex”, puede ser usada por ambos, ya que no toda ropa es específica a un género. Como los calcetines, por ejemplo. Solo hay dos géneros, masculino y femenino. Como está escrito, “varón y hembra los creó”. Deuteronomio 22:5.

Solo Dios tiene la autoridad para dar vida y también para quitarla, porque él es el creador y nosotros somos su creación. Nosotros no tenemos la autoridad para quitar una vida, por cualquier motivo, por eso la Toráh ordena “no matarás”. Por lo tanto, el aborto es un asesinato, porque es quitarle la vida a otro ser humano en su estado más vulnerable, cuando está en el vientre. Porque la vida de un ser humano comienza en la concepción. Quien comete un aborto tiene que dar “vida por vida”, lo cual significa que la persona merece morir por matar a un ser humano en el vientre. Es por eso que la Toráh ordena, “si algunos hombres luchan entre sí y golpean a una mujer embarazada, y su hijo se sale sin herida, ciertamente el culpable será multado según lo que el esposo de la mujer demande de él; y pagará según lo que los jueces decidan. Pero si hay herida, entonces pondrás como castigo, vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, latigazo por latigazo”. Todos los bebés que no nacieron y fueron matados participarán en la 2da resurrección de los muertos, para luego entrar a la Nueva Jerusalén. Sus almas duermen actualmente en Seol. Por eso, cuando murió el bebé de David, David dijo que “iría a él”, que es Seol, el lugar de los muertos. Como está escrito, “¿quién sabe si el Amo tendrá compasión de mí y el niño viva?” Pero ahora que ha muerto, ¿por qué he de ayunar? ¿Podré hacer que vuelva? Yo iré a él, pero él no volverá a mí”. Entonces, aunque estos bebés fueron privados de la vida antes de tener la oportunidad de hacer cualquier cosa, son bendecidos, porque se saltarán el sufrimiento de esta tierra, para luego ser resucitados y vivir en la tierra nueva. Éxodo 21:22-25, 2 Samuel 12:22-23, Salmo 16:10, Salmo 86:13, Salmo 71:20, Génesis 35:18, Mateo 12:40, Apocalipsis 20:5-6, Isaías 7:14-16, Apocalipsis 20:13-15, Isaías 65:17, Isaías 66:22, Apocalipsis 21:1-3, 2 Pedro 3:13.

La verdadera forma de ayunar según las escrituras es sin comida y sin agua, lo cual es llamado un “ayuno absoluto” o un “ayuno seco”. No existe el “ayuno de Daniel”. Comer verduras y beber agua era lo que el profeta Daniel ya comía y bebía. No fue un ayuno. Cuando Daniel ayunó y dijo que “no bebió vino” y “no comió carne”, nos estaba dando ejemplos de lo que no comió ni bebió en el contexto de un ayuno seco absoluto, no es que estas fueran las únicas cosas que evitó, porque el verdadero ayuno de los hombres de Dios y los profetas de la antigüedad era no comida y no agua. Y si solo se menciona “sin comida” en cualquier ayuno en las escrituras, entonces también implica “sin agua”, porque eso es lo que es un verdadero “ayuno”. Un verdadero ayuno no es solo abstenerse de ciertos alimentos, ni beber solo jugos de frutas, ni siquiera solo beber agua. Un verdadero ayuno es absolutamente sin comida y absolutamente sin agua. Absolutamente nada puede entrar en la boca. Aada sólido y nada líquido. Un ayuno “seco” y “absoluto”. El ayuno absoluto seco es la verdadera manera de que Dios escuche la oración de un creyente, porque este tipo de ayuno mueve a Dios, porque no solo el creyente está quitando algo que le da placer al cuerpo, que es la comida, sino que también está quitando las dos cosas que el cuerpo necesita para vivir, comida y agua. Ahora no solo el creyente está dependiendo de la comida y el agua para vivir, sino también en la obediencia de la palabra de Dios. Éxodo 34:28, Lucas 4: 1-2, Deuteronomio 8: 3, Mateo 4: 4, Esdras 10: 6, Ester 4:16, Daniel 1: 8-16, Daniel 10: 1-21, Daniel 9: 1 -19, Mateo 17: 19-21, Salmo 109: 24-25, Jonás 3: 5-10, 1 Reyes 21: 20-29, Esdras 8: 21-23, Isaías 58: 3-14, Zacarías 7: 4 -12, Salmo 35:13, Salmo 69: 10-11, 2 Crónicas 20: 3-19, 2 Samuel 12: 13-23, Ester 4: 1-3, 1 Samuel 7: 5-6, 2 Samuel 1: 11-12, Joel 2: 12-13, Hechos 13: 2-3, Hechos 14:23, Nehemías 1: 4, Lucas 2:37, Mateo 6: 16-18, Hechos 9: 8-20, Lucas 18: 12, 1 Corintios 7: 5, Daniel 6: 18-22, Lucas 18: 1-8, 1 Reyes 19: 3-8, Nehemías 9: 1-38.

Que Dios te de sabiduría y abra tu entendimiento en el nombre de nuestro bendito Amo y Mashiaj Yeshua,

Christian Gaviria Alvarez

Sabiduría de Dios Equipando al pueblo de Dios con entendimiento

Boletín Informativo

Estudios Bíblicos Nuevos

Preguntas y Respuestas Recientes

Boletín Informativo

Suscríbase al boletín informativo para recibir notificaciones por correo electrónico sobre nuevos estudios bíblicos publicados en este sitio web.

¡Gracias por suscribirse!