Sabiduría de Dios Equipando al pueblo de Dios con entendimiento

Barbas y La Longitud del Pelo Según la Toráh

La Toráh ordena que los hombres no destruyan los bordes de sus barbas, lo cual implica que a los hombres también se les ordena que hagan crecer sus barbas, para así no destruir sus bordes,

Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles… no dañaréis los bordes de vuestra barba.

Levítico 19:2-27

Lo cual es la razón por que hombres como David, Aarón y el Mesías tenían barbas, para cumplir el mandamiento de la Toráh con respecto a la barba, que era un mandamiento dado a todo Israel, incluyendo los sacerdotes, lo cual es la razón por que el afeitarle o arrancarle la barba a otro hombre era una forma de insultarlo y avergonzarlo,

…Habla a los sacerdotes, los hijos de Aarón, y diles… no afeitarán los bordes de la barba…

Levítico 21:1-5

Es como el óleo precioso sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, que desciende hasta el borde de sus vestiduras.

Salmos 133:2

Y Joab dijo a Amasa: ¿Te va bien, hermano mío? Y Joab tomó a Amasa por la barba con su mano derecha para besarlo.

2 Samuel 20:9

David tomó en serio estas palabras y temió grandemente a Aquis, rey de Gat. Y se fingió demente ante sus ojos y actuaba como loco en medio de ellos; escribía garabatos en las puertas de la entrada y dejaba que su saliva le corriera por la barba.

1 Samuel 21:12-13

Entonces Hanún tomó a los siervos de David, les afeitó la mitad de la barba, les cortó los vestidos por la mitad hasta las caderas, y los despidió. Cuando le avisaron a David, envió a encontrarlos, por que los hombres estaban sumamente avergonzados. Y el rey les dijo: Quedaos en Jericó hasta que os crezca la barba, y después volved.

2 Samuel 10:4-5

Di mis espaldas a los que me herían, y mis mejillas a los que me arrancaban la barba; no escondí mi rostro de burlas y escupidos.

Isaías 50:6

Y escupiéndole, tomaban la caña y le golpeaban en la cabeza.

Mateo 27:30

Los hombres que tenían a Yeshuah bajo custodia, se burlaban de él y le golpeaban

Lucas 22:63

Y los bordes de la barba, que es la palabra hebrea “peah”, que significa “lado”, “esquina” o “borde”, están sobre la barba en la mejilla, sobre el bigote en el labio cutáneo superior, debajo de la barba en el cuello, y en cualquier parte donde los bordes de la barba terminan en la cara, lo cual es un mandamiento que muchos hombres de hoy no obedecen, o al afeitar los bordes de sus barbas en diferentes formas o al afeitar sus barbas por completo,

Y la Toráh también ordena que los hombres no “redondeen los bordes de la cabeza” al afeitar alrededor de los lados de la cabeza, o al afeitar los bordes del cabello de la cabeza, o al afeitar cualquier parte de la cabeza para causar calvicie, o al afeitar toda la cabeza para causar calvicie por toda la cabeza,

Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles… no redondeen los bordes de la cabeza…

Levítico 19:2-27

Habla a los sacerdotes, los hijos de Aarón, y diles… No causarán calvicie sobre la cabeza…

Levítico 21:1-5

Lo cual es otro mandamiento que muchos hombres de hoy no obedecen, ya sea afeitando los bordes del cabello de la cabeza en la cara o la parte posterior del cuello, o rasurando los lados de la cabeza como un “corte de fundido”, o rasurando toda la cabeza como un “corte militar”,

Lo cual aun desde la antigüedad, eran mandamientos de la Toráh que ni aun ciertos de los hijos de Israel obedecían, como Absalón, que era un hombre malvado, y afeitaba su cabeza cada año,

En todo Israel no había nadie tan bien parecido ni tan celebrado como Absalón; desde la planta de su pie hasta su coronilla no había defecto en él. Y se afeitaba el cabello de la cabeza, y era al final de cada año que se lo afeitaba, pues le pesaba mucho y por eso se lo afeitaba, y el cabello pesaba doscientos shekels según el peso real.

2 Samuel 14:25-26

Entonces Absalón dijo a Ahitofel: Dad vuestro consejo. ¿Qué debemos hacer? Y Ahitofel respondió a Absalón: Llégate a las concubinas de tu padre, a quienes él ha dejado para guardar la casa; entonces todo Israel sabrá que te has hecho odioso a tu padre, y las manos de todos los que están contigo se fortalecerán. Levantaron, pues, para Absalón una tienda en el terrado, y Absalón se llegó a las concubinas de su padre a la vista de todo Israel.

2 Samuel 16:20-22

Alguien dio aviso a David, diciendo: Ahitofel está entre los conspiradores con Absalón. Y David dijo: Oh Yehovah, te ruego, haz tontería el consejo de Ahitofel.

2 Samuel 15:31

Absalón y todos los hombres de Israel dijeron: El consejo de Husai arquita es mejor que el consejo de Ahitofel. Pues Yehovah había ordenado que se frustrara el buen consejo de Ahitofel para que Yehovah trajera calamidad sobre Absalón.

2 Samuel 17:14

Y aunque la Toráh no permite afeitarse la barba ni la cabeza, la Toráh sí permite recortar el pelo de la barba y el pelo de la cabeza para disminuir su longitud de modo que no crezcan muy largo, sin afeitar sus bordes ni causar calvicie en ninguna de estas áreas, por eso los profetas y los apóstoles hablaron de recortar el cabello de la cabeza,

No se afeitarán la cabeza, ni se dejarán crecer el cabello largo; sólo se recortarán el pelo de su cabeza.

Ezequiel 44:20

¿No os enseña la misma naturaleza que si el hombre tiene el cabello largo le es vergonzoso

1 Corintios 11:14

Y estas órdenes no fueron dadas por Dios por que afeitar o no afeitar una barba es intrínsecamente bueno ni intrínsecamente malo, razón por la cual la Toráh dio órdenes separadas de cuándo la barba o la cabeza deben ser afeitadas, como cuando un hombre es purificado después de haber tenido lepra, que también incluía afeitarse todo el cuerpo, junto con las cejas y la cabeza,

Esta será la Torah del leproso en los días de su purificación… Luego el que ha de ser purificado lavará su ropa, se afeitará todo el cabello, se bañará en agua y quedará limpio. Después podrá entrar al campamento, pero por siete días permanecerá fuera de su tienda. Y sucederá que en el séptimo día se afeitará todo el cabello: se afeitará la cabeza, la barba y las cejas; todo su cabello. Entonces lavará su ropa y se lavará el cuerpo en agua, y quedará limpio.

Levítico 14:2-9

Pero estos mandamientos fueron dados por Dios para poner aparte a un hombre de Dios de la gente ordinaria en la tierra, que puede compararse con un hombre que tiene 5 bombillos que están apagadas y boca abajo, pero decide pone aparte 1 bombillo de la los otros bombillos girándolo y encendiéndolo, y por lo tanto, ese bombillo ahora es “puesto-aparte” de los otros bombillas ordinarios,

Ya que la mayoría de los hombres en las naciones no obedecen estos mandamientos, ni ahora ni en la antigüedad, ya que incluso cuando José fue presentado al Faraón, fue afeitado y se le dio ropa para presentarse ante el Faraón, para conformarse a las tradiciones de los egipcios en esos tiempos,

Entonces Faraón mandó llamar a José, y lo sacaron aprisa del calabozo; y después de afeitarse y cambiarse sus vestidos, vino a Faraón.

Génesis 41:14

Y una vez que un hombre obedece los mandamientos de la Toráh, incluyendo el mandamiento de la barba, entonces se convierte puesto-aparte de todas las personas ordinarias de la tierra, que es requerido para ver a Dios,

y para que hagáis distinción entre lo puesto-aparte y lo ordinario, entre lo inmundo y lo limpio

Levítico 10:10

Seréis puestos-apartes, porque puesto-aparte soy yo Yehovah vuestro Dios.

Levítico 19:2

Y ustedes serán puestos-apartes para mí, por que yo, Yehovah, soy puesto-aparte, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.

Levítico 20:26

Porque tú eres pueblo puesto-aparte para Yehovah tu Dios; Yehovah tu Dios te ha escogido para ser pueblo suyo de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra.

Deuteronomio 7:6

Por lo tanto pónganse aparte, y serán puestos-apartes, por que yo soy Yehovah su Dios.

Levítico 20:7

Obedecerán mis Torot y lo pondrán en práctica. Yo soy Yehovah, el que los pone aparte.

Levítico 20:8

Te establecerá Yehovah como pueblo puesto-aparte para sí, como te juró, si guardas los mandamientos de Yehovah tu Dios y andas en sus caminos.

Deuteronomio 28:9

Ustedes recordarán y cumplirán todos mis mandamientos y de esa forma serán puestos-apartes a su Dios.

Números 15:40

Buscad la paz con todos y el apartamiento, sin la cual nadie verá al Amo.

Hebreos 12:14

Es por eso que, en relación con el apartamiento del pueblo de Israel y los sacerdotes a través de tales mandamientos relacionados con la barba, a los que hicieron el voto nazareo se les ordenó que ni siquiera recortaran el cabello de sus cabezas, a diferencia del pueblo de Israel y los sacerdotes a quienes efectivamente se les permitió para recortar su cabello, y el pelo largo de los nazareos sirvió como una señal de su voto puesto-aparte,

Y Yehovah habló a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel, y diles: “El hombre o la mujer que haga un voto especial, el voto de nazareo, para separarse a Yehovah… Durante todos los días del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza. Hasta que se cumplan los días por los cuales se apartó a sí mismo para Yehovah, será puesto-aparte; dejará crecer largas las guedejas del cabello de su cabeza.

Números 6:1-5

Sin embargo, si se hubieran recortado el cabello después de hacer el voto nazareo, hubiera sido pecado para ellos, por que sería una transgresión del mandamiento de no recortarse el cabello, por eso aunque Delilah fue la que cometió una transgresión contra Dios al cortar el cabello de Sansón, a quien no se le permitió cortar el cabello por que había hecho un voto nazareo, ya no estaba puesto-aparte a Dios, por que el cabello largo que lo ponía aparte estaba cortado, por eso Dios lo dejó, y Sansón ya no tenía más fuerza en él, pero después que su cabello comenzó a crecer nuevamente, Dios le devolvió su fuerza,

El le reveló, pues, todo lo que había en su corazón, diciéndole: Nunca ha pasado navaja sobre mi cabeza, pues he sido nazareo para Dios desde el vientre de mi madre. Si me cortan el cabello, mi fuerza me dejará y me debilitaré y seré como cualquier otro hombre.

Jueces 16:17

Y ella lo hizo dormir sobre sus rodillas, y mandó llamar a un hombre que le afeitó las siete trenzas de su cabeza. Luego ella comenzó a afligirlo y su fuerza lo dejó. Ella entonces dijo: ¡Sansón, los filisteos se te echan encima! Y él despertó de su sueño, y dijo: Saldré como las otras veces y escaparé. Pero no sabía que Yehovah se había apartado de él. Los filisteos lo prendieron y le sacaron los ojos; y llevándolo a Gaza, lo ataron con cadenas de bronce y lo pusieron a girar el molino en la prisión. Pero el cabello de su cabeza comenzó a crecer de nuevo después de ser afeitado… Sansón invocó a Yehovah y dijo: Amo Yehovah, te ruego que te acuerdes de mí, y te suplico que me des fuerzas sólo esta vez, oh Dios, para vengarme ahora de los filisteos por mis dos ojos. Y Sansón asió las dos columnas del medio sobre las que el edificio descansaba y se apoyó contra ellas, con su mano derecha sobre una y con su mano izquierda sobre la otra. Y dijo Sansón: ¡Muera yo con los filisteos! Y se inclinó con todas sus fuerzas y el edificio se derrumbó sobre los príncipes y sobre todo el pueblo que estaba en él. Así que los que mató al morir fueron más que los que había matado durante su vida.

Jueces 16:19-30

Y de la misma manera, quien desobedece el mandamiento de no afeitarse la barba o afeitarse la cabeza está cometiendo un pecado, a menos que se afeite para cumplir un mandamiento específico de la Toráh de cuándo tiene que afeitarse, como cuando se le ordena a un leproso afeitarse todo cuando se purifica, o cuando se le ordena a un nazareo que se afeite la cabeza cuando cumple su tiempo de separación, o cuando se le ordena a un levita que se afeite todo cuando se purifica, o si recibe un mandamiento directo de Dios para afeitarse or recortarse el cabello, como en el caso del profeta Ezequiel,

Toma de entre los hijos de Israel a los levitas y purifícalos. Así harás con ellos para su purificación: rociarás sobre ellos agua purificadora, y que ellos hagan pasar una navaja sobre toda su carne, laven sus ropas y quedarán purificados.

Números 8:6-7

Esta es la Toráh del nazareo cuando se hayan cumplido los días de su nazareato… Entonces el nazareo se afeitará el cabello de su cabeza separada a la entrada de la Carpa de Reunión, y tomará el cabello de su cabeza separada y lo pondrá en el fuego que arde debajo del sacrificio de las ofrendas de restitución.

Y tú, hijo de hombre, toma una espada afilada; tómala y hazla pasar sobre tu cabeza y sobre tu barba como navaja de barbero. Toma luego una balanza y divide el pelo cortado.

Ezequiel 5:1

Y aunque es pecado que un hombre se afeite la barba debido a la desobediencia del mandamiento de Dios con respecto a la barba, afeitarse la barba también es contrario a la apariencia natural que Dios quería que tuviera un hombre, que fue creado a la imagen de Dios, lo cual es la razón por que la barba crece, por que así como la gloria de una mujer es su cabello largo, la gloria de un hombre es su barba, que es un rasgo distintivo del rostro que pone aparte un hombre de una mujer,

¿No os enseña la misma naturaleza que si el hombre tiene el cabello largo le es vergonzoso, pero que si la mujer tiene el cabello largo le es su gloria? Pues a ella el cabello largo le es dado por velo.

1 Corintios 11:14-15

Pues el hombre no debe cubrirse la cabeza, ya que él es la imagen y gloria de Dios…

1 Corintios 11:7

En cuyo caso, en la antigüedad existían dos formas de como alguien podía “afeitarse”, ya sea usando una espada o un cuchillo o una navaja de afeitar, que sería el equivalente a nuestra navaja recta de afeitar moderna o una maquinilla de afeitar, que llamaríamos “afeitar el cabello” al usar estas herramientas, o el uso de cizallas, que eran como tijeras, que se usaban para cortar el vellón de oveja, que llamaríamos “cizallar el cabello” cuando usamos estas herramientas, que todavía se usan hoy en día, aunque el equivalente moderno de la cizalla ahora sería la maquina de peluquería, que llamaríamos “rasurar el cabello” al usar esta herramienta,

En aquel día, con navaja alquilada en las regiones más allá del Eufrates del rey de Asiria, los afeitará el Amo la cabeza y el pelo de las piernas, y también le quitará la barba.

Isaías 7:20

Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que es muda antes que sea cizallada, no abrió él su boca.

Isaías 53:7

El pasaje de la escritura que estaba leyendo era éste: Como oveja fue llevado al matadero; y como cordero, mudo antes que sea cizallada, no abre él su boca.

Hechos 8:32

Y aunque el cuchillo alcanzó un corte mucho más cercano que las cizallas, al igual que una navaja recta de afeitar logra un corte mucho más cercano que maquinas de peluquería, cualquiera de estas herramientas hizo el “afeitado” que estaba prohibido por la Toráh sobre la cabeza y la barba, donde “cizallar” y “afeitar” dejaban el vello en la piel muy corto, pero con una longitud variable unos pocos milímetros aparte, razón por la cual en otro caso en el que la Toráh ordenó que ciertas mujeres fueran “afeitadas”, que eran mujeres cautivas que fueron tomadas como esposas, el apóstol Pablo dijo que si una mujer no quería ponerse la cubierta de cabeza como señal que está sometida en matrimonio a la autoridad de un marido, entonces debe “cizallarse”, que es la palabra griega “keiró”, o “afeitarse”, que es la palabra griega “xurao”, que son dos tipos distintos de cortes muy cercanos con dos herramientas diferentes, pero ambos tipos de cortes son el “afeitado” de la Toráh, que es la palabra hebrea “galach”, y cualquiera de estos tipos de corte de cabello en la cabeza serviría como la otra señal de que una mujer está casada, si la mujer no quiere cubrir su cabeza, en relación con el mandamiento de la Toráh sobre afeitar las cabezas de mujeres cautivas que fueron tomadas como esposas,

Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, y Yehovah tu Dios los entregue en tus manos, y los tomes en cautiverio, y veas entre los cautivos una mujer hermosa, y la desees, y la tomes para ti por mujer, la traerás a tu casa, y ella se afeitará la cabeza y se cortará sus uñas.

Deuteronomio 21:10-12

A la mujer dijo: En gran manera multiplicaré tu dolor en el parto, con dolor darás a luz los hijos; y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti.

Génesis 3:16

Rebeca alzó los ojos, y cuando vio a Isaac, bajó del camello, y dijo al siervo: ¿Quién es ese hombre que camina por el campo a nuestro encuentro? Y el siervo dijo: Es mi amo. Y ella tomó el velo y se cubrió. Y el siervo contó a Isaac todo lo que había hecho. Entonces Isaac la trajo a la tienda de su madre Sara, y tomó a Rebeca y ella fue su esposa, y la amó. Así se consoló Isaac después de la muerte de su madre.

Génesis 24:64-67

Esposas, sométanse a sus propios maridos como al Amo.

Efesios 5:22

Por tanto, la esposa debe tener una señal de autoridad sobre la cabeza

1 Corintios 11:10

Por que si la esposa no se cubre la cabeza, que entonces se cizalle el cabello; pero si es vergonzoso para la mujer cizallarse, o afeitarse, que se cubra.

1 Corintios 11:6

Por eso, en el caso cuando la Toráh ordenó que los nazareos que se afeitaran la cabeza cuando cumplieran el tiempo de su voto, que era la palabra hebrea “galach”, el apóstol Pablo “cizalló” su cabeza cuando completó el tiempo de su voto nazareo, que es la palabra griega “keiró”, mientras que otros 4 hombres en Jerusalén que también completaron su tiempo del voto nazareo, “afeitaron” sus cabezas, que es la palabra griega “xurao”, que de nuevo, son dos cortes de pelo distintos en la cabeza por dos herramientas distintas, pero ambos tipos de cortes son el “afeitado” de la Toráh, por que ambos son cortes muy cercanas a la piel,

Entonces el nazareo se afeitará su cabeza apartada

Números 6:18

Y Pablo, después de quedarse muchos días más, se despidió de los hermanos y se embarcó hacia Siria, y con él iban Priscila y Aquila. Y en Cencrea se hizo cizallar el cabello, por que había hecho un voto.

Hechos 18:18

Por tanto, haz esto que te decimos: Tenemos cuatro hombres que han hecho un voto; tómalos y purifícate junto con ellos, y paga sus gastos para que se afeiten la cabeza; y todos sabrán que no hay nada cierto en lo que se les ha dicho acerca de ti, sino que tú también vives ordenadamente, acatando la Toráh.

Hechos 21:23-24

Como tal, en la antigüedad, era una práctica común afeitarse la cabeza o la barba cuando un hombre estaba en lamentación,

Háganse calvos y córtense el cabello por los hijos de tus delicias; ensancha tu calva como la del buitre, por que irán al cautiverio lejos de ti.

Miqueas 1:16

Por eso aquel día, el Amo Yehovah de los ejércitos, os llamó a llanto y a lamento, a afeitar la cabeza y a vestir de cilicio.

Isaías 22:12

se harán calvos por tu causa y se ceñirán de cilicio; llorarán por ti, en la amargura de su alma, con amargo duelo.

Ezequiel 27:31

Por que toda cabeza está afeitada y toda barba disminuida; en todas las manos hay sajaduras y sobre los lomos cilicio. En todas las terrazas de Moab y en sus calles todo es lamentación, por que he quebrado a Moab como a vaso indeseable —declara Yehovah.

Jeremías 48:37-38

Han subido al templo y a Dibón, a los lugares altos a llorar. Sobre Nebo y sobre Medeba gime Moab; en todas sus cabezas, calvicie; toda barba, dismuida.

Isaías 15:2

Lo cual era pecado hacer, por que la Toráh no ordenó ni permitió que un hombre se afeitara la barba o la cabeza cuando estaba en lamentación, razón por la cual, en relación con los hombres que se afeitan la cabeza y la barba cuando estaban en lamentación, la Toráh también dio un mandamiento que prohibía a los hombres de cortar sus cuerpos por los muertos, que era otra práctica antigua que hacían los hombres cuando estaban en lamentación,

se levantó Ismael, hijo de Netanías, y los diez hombres que estaban con él, e hirieron a espada a Gedalías, hijo de Ahicam, hijo de Safán, y mataron al que el rey de Babilonia había puesto para gobernar sobre la tierra. Ismael mató también a todos los judíos que estaban con él, es decir, con Gedalías, en Mizpa, y a los hombres de guerra caldeos que se encontraban allí. Y sucedió que al siguiente día del asesinato de Gedalías, cuando nadie lo sabía aún, ochenta hombres vinieron de Siquem, de Silo y de Samaria, con las barbas afeitadas, las vestiduras rasgadas y cubiertos de cortaduras, y con ofrendas e incienso en sus manos, para llevarlos a la casa de Yehovah.

Jeremías 41:2-5

No haréis cortaduras en vuestro cuerpo por un muerto

Levítico 19:28

Y aunque la Toráh prohíbe afeitarse la cabeza o la barba para traer calvicie, o destruir los bordes del cabello de la cabeza o la barba, incluso en el contexto de lamentar, arrancar algunos pelos de la cabeza o la barba no lo era, por que arrancar unos pocos pelos no trae calvicie a la cabeza ni a la barba y aún conserva la forma general de todos los cabellos y sus bordes, por eso Esdras, que era obediente a los mandamientos de la Toráh, arrancó pelos de su cabeza y barba cuando escuchó noticias de una transgresión cometida por sus hermanos israelitas,

sino que han tomado mujeres de entre las hijas de ellos para sí y para sus hijos, y el linaje puesto-aparte se ha mezclado con los pueblos de las tierras; es más, la mano de los príncipes y de los gobernantes ha sido la primera en cometer esta infidelidad. Y cuando oí de este asunto, rasgué mi vestido y mi manto, y arranqué pelo de mi cabeza y de mi barba, y me senté atónito.

Esdras 9:2-3

Vi también en aquellos días a judíos que se habían casado con mujeres asdoditas, amonitas y moabitas. De sus hijos, la mitad hablaban la lengua de Asdod, y ninguno de ellos podía hablar la lengua de Judá, sino la lengua de su propio pueblo. Y contendí con ellos y los maldije, herí a algunos de ellos y les arranqué el cabello, y les hice jurar por Dios, diciendo: No daréis vuestras hijas a sus hijos; tampoco tomaréis de sus hijas para vuestros hijos ni para vosotros mismos. ¿No pecó por esto Salomón, rey de Israel? Sin embargo, entre tantas naciones no hubo rey como él, y era amado por su Dios, y Dios le había hecho rey sobre todo Israel; pero aun a él le hicieron pecar las mujeres extranjeras. ¿Y se debe oír de vosotros que habéis cometido todo este gran mal obrando infielmente contra nuestro Dios casándoos con mujeres extranjeras? Aun uno de los hijos de Joiada, hijo del sumo sacerdote Eliasib, era yerno de Sanbalat horonita, y lo eché de mi lado.

Nehemías 13:23-28

Ningún amonita ni moabita entrará en la asamblea de Yehovah; ninguno de sus descendientes, aun hasta la décima generación, entrará en la asamblea de Yehovah eonicamente

Deuteronomio 23:3

Cuando Yehovah tu Dios te haya introducido en la tierra donde vas a entrar para poseerla y haya echado de delante de ti a muchas naciones: los hititas, los gergeseos, los amorreos, los cananeos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos, siete naciones más grandes y más poderosas que tú, y cuando Yehovah tu Dios los haya entregado delante de ti, y los hayas derrotado, los destruirás por completo. No harás alianza con ellos ni te apiadarás de ellos. Y no contraerás matrimonio con ellos; no darás tus hijas a sus hijos, ni tomarás sus hijas para tus hijos. Por que ellos apartarán a tus hijos de seguirme para servir a otros dioses; entonces la ira de Yehovah se encenderá contra ti, y él pronto te destruirá.

Deuteronomio 7:1-4

Aquel día leyeron del libro de Moisés a oídos del pueblo; y se encontró escrito en él que los amonitas y los moabitas no debían entrar en la asamblea de Dios eonicamente, por que no recibieron a los hijos de Israel con pan y agua, sino que contrataron contra ellos a Balaam para maldecirlos; pero nuestro Dios convirtió la maldición en bendición. Y sucedió que cuando oyeron la Toráh, excluyeron de Israel a todo extranjero.

Nehemías 13:1-3

Y aunque arrancar algunos pelos en lamentación no es pecado, que no se practica comúnmente hoy en día, es mejor expresar tristeza en formas menos dañinas al cuerpo, como golpear el pecho o incluso llorar derramando lágrimas,

Pero el recaudador de impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: “Dios, ten misericordia de mí, pecador.”

Lucas 18:13

Yeshuah lloró.

Juan 11:35

Como tal, los hombres deben hacer crecer el cabello de sus barbas y el cabello de sus cabezas, y deben recortar ambas para que no crezcan muy largas, y las mujeres deben dejar crecer el cabello de sus cabezas, y el hombre y la mujer no deben destruir los bordes del cabello de la cabeza, lo cual incluiría no destruir los bordes de otros tipos de cabello, como las cejas, y los hombres no deben destruir los bordes de sus barbas.

Sobre el autór

Christian Gaviria Alvarez

Un profesor de justicia basado en la Toráh de Dios, a través de la creencia en Yeshuah HaMashiaj. Criado como un gentil a través de la dispersión de las doce tribus de Israel entre las naciones, pero un descendiente de Abraham no solo a través de la creencia en el Mashiaj, sino también a través de ancestros sefardíes. Nacido en Florida, Estados Unidos de América. Actualmente viviendo en Medellín, Colombia. Anteriormente un desarrollador de software como profesión. Esperando la segunda venida del Mashiaj en el año 6000 YB, que será el 120vo Yovel, que será alrededor del 2026 DC. Estableciendo una asamblea en Medellín en preparación para la segunda venida del Mashiaj. Enseñando humildad con el ayuno absoluto en seco y la venta de posesiones y propiedades para reducirse a lo necesario, arrepentimiento al obedecer la Toráh, dar buenos frutos al dar a los pobres y hacer buenas obras, eliminar la marca de la bestia al deshacerse de todo el papel de papel y dinero fiduciario y la perfección al recibir el airesoplo de Dios.

Haz una pregunta

Sabiduría de Dios Equipando al pueblo de Dios con entendimiento

Boletín Informativo

Estudios Bíblicos Nuevos

Preguntas y Respuestas Recientes

Boletín Informativo

Suscríbase al boletín informativo para recibir notificaciones por correo electrónico sobre nuevos estudios bíblicos publicados en este sitio web.

¡Gracias por suscribirse!